Víctimas no existen para AMLO: Sicilia a 10 años del MPJD
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

‘Para AMLO, las víctimas no existen’: dice Sicilia a 10 años del Movimiento por la Paz

Criticó a López Obrador por ignorar, despreciar y criminalizar a las víctimas de violencia, “en nombre de una transformación intoxicada de muerte y odio”.
Cuartoscuro
28 de marzo, 2021
Comparte

A 10 años de la fundación del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, su fundador, el poeta Javier Sicilia, aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue ignorando a las víctimas de la violencia.

Tras un minuto de silencio, el activista comparó al mandatario con sus antecesores y dijo que la única diferencia es “ya no hay pretexto” para no ver que hay un Estado contraproductivo, inoperante y criminal.

Leer más | 10 años del Movimiento por la Paz: convertir la “espera” en esperanza

“Al igual que para Calderón y Peña Nieto, para López Obrador –un hombre que cabe perfectamente en el mismo saco al cual dice no pertenecer–, las víctimas no existen. Son seres siniestros que representan el pasado y hay que ignorar, despreciar, criminalizar, desaparecer en las fosas del olvido, en nombre de una transformación intoxicada de muerte y odio”, sostuvo.

Criticó a López Obrador por ignorar, despreciar y criminalizar a las víctimas de violencia, “en nombre de una transformación intoxicada de muerte y odio”.

“Para él, las víctimas, como lo expresó a finales de enero del 2020 frente a la caminata por la Verdad, la Justicia y la Paz, convocada por el MPJD, para hacer valer compromisos contraídos públicamente por el propio López Obrador, son un show que mancha su investidura, un ‘show’ al que recibió en la Plaza de la Constitución con un grupo de provocadores llenos de violencia y odio. Son, como lo expresó este 8 de marzo, frente al movimiento feminista que reclamaba contra la violencia de género y la imparable ola de feminicidios, ‘retardatarias al servicio del conservadurismo’. A ellas les levantó un muro y lanzó gases lacrimógenos para preservar esa misma investidura, tan vacía, como manchada de sangre. Son, exclamó el 10 de febrero de 2019, sobre el cadáver de Samir Flores y de los pueblos indígenas, que se oponen a sus megaproyectos, ‘conservadores radicales de izquierda’. Nada, fuera de un lenguaje más virulento y procaz, lo separa de la complicidad con los fenómenos de macrocriminalidad de los gobiernos que lo antecedieron.

“Su ‘Ya chole’ es de la misma especie del ‘Ya supérenlo’ de Peña Nieto o del ‘Se están matando entre ellos’ de Calderón. Nada lo separa del afán de sus antecesores de mantener y legitimar al ejército en las calles. Nada lo separa de la traición, la persecución y devastación de los pueblos indígenas. Nada, con excepción de tener un gabinete con mujeres sumisas, lo separa de la misoginia y el machismo de Calderón, de Peña Nieto y de tantos otros presidentes que los antecedieron. Como ellos, su gobierno tiene los mismos casi absolutos índices de impunidad. Nada tampoco lo separa de los gobernadores de su partido o de otros partidos que por omisión, comisión o cobardía, se niegan a tomar el partido de las víctimas y consienten la violencia en sus territorios. Él es uno más de la ya larga cadena de administradores de este infierno, cada vez más profundo y ancho, llamado México; uno más de los constructores de ese inmenso tzompantli que el poder no ha dejado de edificar desde tiempos remotos; uno más que muestra la contraproductividad del Estado mexicano”, dijo Sicilia desde el centro de Cuernavaca, Morelos, donde el movimiento colocó un mosaico conmemorativo.

También aseguró que el presidente traicionó la esperanza que lo llevó al poder, al asegurar que sus promesas en temas de seguridad y justicia se rompieron.

“Prometió terminar con la violencia y la ha alimentado; prometió hacer justicia a la víctimas y las criminalizó y las abandonó al olvido; prometió regresar al Ejército a los cuarteles y les ha dado el control de instituciones; afirmó que haría valer los Acuerdos de San Andrés y no ha dejado de arrasarlos con megaproyectos; ofreció ser un gobernante en favor de los derechos de las mujeres y les levanta muros, les lanza gases lacrimógenos y se burla de sus sufrimientos; prometió terminar con la corrupción y la impunidad, y su gabinete y partido están plagados de ellas; prometió medicinas para todos y ha abandonado a los niños al cáncer; desdeñó la pandemia y tenemos más de doscientas mil víctimas que se agregan a las cientos de miles que han cobrado el crimen organizado y el Estado. Con Andrés Manuel y después de él, ya no hay futuro. El Estado está roto. Estamos solos. Desde hace mucho lo estamos”, señaló el activista.

Incluso Sicilia advirtió que las elecciones del 6 de junio volverán a ser las elecciones de la ignominia, “donde la amenaza, la coacción, el dinero sucio y la muerte legitimarán una vez más cárteles y poderes fácticos”.

Aquí puede leer el pronunciamiento completo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuáles son las diferencias entre la Navidad católica y la ortodoxa

Tras el cisma de Oriente, en el siglo XI, las dos iglesias siguieron caminos diferentes, pero con ritos muy similares. Sin embargo, la fecha de la Navidad tuvo que ver algo fuera de los divino: el fin de la I Guerra Mundial y la creación de la Unión Soviética.
20 de diciembre, 2021
Comparte

Iglesias cristianas hay tantas como creencias en el mundo: católicos, evangélicos, anglicanos, pentecostales, protestantes, mormones, ortodoxos…

Según el Centro para el Estudio del Cristianismo Global (CSGC, por sus siglas en inglés) hoy existen alrededor de 41.000 denominaciones y organizaciones cristianas en el mundo, que comparten el tener una serie de creencias basadas en torno a la figura de Jesucristo. En total reúnen a unos 2 mil 400 millones de creyentes.

Para muchas de estas iglesias, como la católica o la protestante (las denominaciones con mayor número de fieles en el mundo), la celebración -una de las principales de su calendario- es el 25 de diciembre.

Otros, como los testigos de Jehová, simplemente no celebran la Navidad.

Pero tal vez la que más llame la atención sea la de la iglesia Ortodoxa, que comparte con los dos grupos mayores del cristianismo gran parte de la doctrina, la fe y los ritos.

Sin embargo, la Navidad en la mayoría de los distintos de los patriarcados ortodoxos (que son 15) se celebra el 7 de enero.

Pero, ¿por qué?

Religión ortodoxa

Getty Images
Los niños y los adultos salen a la calle para juntarse el día de Navidad en las ciudades donde predomina la religión Ortodoxa.

“En realidad los Ortodoxos celebramos la Navidad del día 25 de diciembre, solo que seguimos el calendario juliano, que en el calendario gregoriano es el 7 de enero”, le dijo a BBC Mundo Xena Sergejew, miembro de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Argentina.

“No hacemos lo que muchos llaman la Nochebuena, sino que hacemos la celebración religiosa de la Navidad“, explicó.

Las diferencias tienen mucho que ver con calendarios, la I Guerra Mundial y varias interpretaciones de la verdadera fecha de nacimiento de Jesús.

Navidad ortodoxa: en enero

En el siglo XI, debido a diferencias rituales pero además a cuestiones teológicas o doctrinarias como el concepto de purgatorio y la llamada “controversia trinitaria”, se produjo la separación dentro de la iglesia Católica.

Ocurrió lo que se conoce como el “cisma de Occidente y Oriente”, que tuvo como consecuencia la creación de la iglesia Ortodoxa, que tiene cerca de 300 millones de fieles y que ejerce su misión en los países del este de Europa, incluidos Rusia y Grecia, así como en Turquía y en países de África y América.

Aunque comparten ritmos similares, las celebraciones de ambas iglesias se han ido distanciando.

celbración ortodoxa

Getty Images
Las velas son parte importante de la celebración ortodoxa.

Por ejemplo, mientras los católicos tienen su Navidad fijada en el 25 de diciembre, los ortodoxos celebran cada 7 de enero después de 40 días de ayuno.

Y no se dan regalos, como sucede en Occidente desde hace décadas.

¿Por qué ocurre eso? Pues bien, aquí es donde entra la I Guerra Mundial.

Cuando finalizó la Gran Guerra, una buena parte del mundo cambió para siempre: se acabaron imperios enteros y aparecieron nuevas naciones.

Tras el conflicto, muchos de los países donde la ortodoxia cristiana era la religión predominante quedaron bajo la influencia de países que ya tenían en uso o acogieron -como en el caso de la Unión Soviética- el calendario gregoriano, que había sido instaurado por el papa Gregorio XIII en el siglo XVI.

Sin embargo, la iglesia Ortodoxa decidió no aplicar el cambio y continuó rigiéndose para sus ritos eclesiásticos por el juliano -implementado por Julio César en el siglo I A.C.-, cuyo 25 de diciembre cae en el 7 de enero.

Los ortodoxos mantenemos el uso de un calendario civil, para las cosas del mundo, y otro eclesiástico para mantener las tradiciones originales de los creyentes en Cristo”, escribió Gonzálo Xavier Celi, de la iglesia Ortodoxa de Ecuador, en la página oficial de la congregación.

“Aunque es ampliamente aceptado que probablemente la real fecha del nacimiento del Señor haya sido en marzo o abril, creemos que es bueno mantener la acostumbrada fiesta que los primeros cristianos eligieron, aboliendo así la fiesta pagana al dios sol, para colocar a Cristo como centro o sol de nuestras vidas“, añadió. ”

Por ejemplo en Rusia, el 89% de los rusos celebra la Navidad el 7 de enero y el resto el 25 de diciembre. En este país se concentra cerca del 35% de los cristianos ortodoxos que hay en el mundo.

La celebración

Pero ésa no es la única diferencia. En contraste con la religión católica, la Navidad de los ortodoxos rusos va precedida por un fuerte ayuno de 40 días.

En los días posteriores los fieles participan en la liturgia, después de la cual muchos caminan en procesión hacia mares, ríos y lagos.

Durante estos días, los creyentes ortodoxos se reúnen para llevar a cabo ceremonias al aire libre con la idea de bendecir el agua. En algunos países, los ríos están congelados, por lo que perforan el hielo para llegar al agua que quieren bendecir.

Algunos llevan agua a sus casas para así proteger sus hogares.

“Esta fiesta es la que corresponde a la Teofonía, en la que se celebra el bautizo de Cristo, que se realiza 13 días después de la Navidad”, dijo Sergejew.

Navidad

Getty Images
Los regalos no están presentes en la celebración ortodoxa.

Luego se organiza una gran fiesta en el interior, donde se reúnen para comer y divertirse. Pero no se dan regalos. En Rusia y otros países, la entrega de obsequios ocurre durante la celebración del Año Nuevo.

“Esto tiene más que ver con un tema político. Durante años, la Unión Soviética, al ser un Estado ateo, cambió esa fecha por la deaño nuevo. Pero tradicionalmente no era así“, agregó.

Ahora, una de las principales costumbres es servir pasteles de Navidad y cantar villancicos. La tradición se mezcla con otras paganas de la antigua Rusia, de modo que las personas pueden visitar a sus vecinos disfrazados, bailar, cantar y pedir regalos, una tradición similar a la de pedir dulces.

Otra diferencia tiene que ver con la importancia que se le otorga: mientras en Occidente la fiesta religiosa más extendida es Navidad, para los ortodoxos es la Pascua.

La mayor similitud es que, tanto en Oriente como en Occidente, la Navidad tiene un fuerte de componente de reunión familiar y reencuentro social.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.