‘¡Estamos hartas y violentadas!’: testimonios de mujeres este 8M
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Siboney Flores

‘¡Vean cuántas estamos hartas y violentadas!’: testimonios de mujeres (enojadas) este 8M

Mujeres de todas las edades tomaron las calles y las plazas para visibilizar la lucha feminista y exigir justicia para las víctimas de feminicidios, desapariciones y violencia machista.
Siboney Flores
Por Andrea Vega, Siboney Flores y Erendira Aquino
9 de marzo, 2021
Comparte

“Nos piden una lucha pacífica, nos piden que no hagamos tanto ruido. Pero si no hacemos ruido, no vemos resultados. Esto (las marchas y las protestas) hacen que nos vean a todas, que vean cuántas estamos hartas, a cuantas nos han acosado, nos han violentado”, dice Eri, una de las participantes en la marcha de este 8 de marzo, en la Ciudad de México. 

Una vez más, las manifestantes salieron a gritar que están hartas de tener miedo, de perder amigas y familiares sin que se haga justicia.

Fue una caminata y una protesta con ese doble sentimiento. Están enojadas por la inacción de las autoridades para evitar que las mujeres sufran violencia, y  por la decisión de levantar vallas metálicas, a los que llaman “muros de paz”, para impedir que pinten o dañen los monumentos. 

“Ojalá así como los cuidan nos cuidaran a nosotras”, se oyó gritar varias veces a las manifestantes cuando se topaban con las estatuas de hombres ilustres amuralladas. 

El enojo es también por la ausencia. “Estoy aquí por las que ya no pueden estar”, decían muchas pancartas. Y ahí, en Jalisco estaba por ejemplo Mayra, pintando en el asfalto el nombre de Wendy y después un signo de pregunta. ¿Dónde está Wendy? 

“Ella iba sola en su carro, sin más y desapareció, no le pueden decir que iba tomada, con hombres o cualquier otra cosa, iba sola, en su carro y ya no se sabe nada de ella. Nada.” 

También estaban en la manifestación de Jalisco las amigas y conocidas de Yahaira, una joven de 23 años que desapareció el pasado 28 de febrero, en la colonia Oblatos de Guadalajara. Las jóvenes se dedicaron a repartir volantes con su rostro y a pedir ayuda para exigir justicia. 

Protesta con cartel por Yahaira, joven desaparecida

Protesta con cartel por Yahaira, joven desaparecida

Ese enojo general se mezcla con una sensación de gozo por ver que ni la amenaza de represión ni la emergencia sanitaria por el COVID-19 han evitado que más mujeres tomen la calle, algunas de ellas muy jóvenes, casi niñas. 

Es el caso de Andrea. Ella tiene 17 años y vive en Ecatepec, en el Estado de México. Participa en la protesta que se organizó en ese municipio por empatía, pero también porque ya no quiere tener miedo. 

“Una amiga que está muy metida en los temas de violencia de género me ha explicado como está la situación de que no hay justicia. Ella ha perdido amigas y yo me pongo en los zapatos de ella y de las familias y por eso estoy aquí. Además, he tenido que cambiar mi rutina. Juego futbol y ya no voy a partidos que sean tarde porque me da miedo. Salgo y mi mamá se queda angustiada. No quiero que ella viva así ni yo tampoco”, dice. 

En Jalisco, Valentina, una niña de siete años salió a marchar junto a su madre para pedir a las autoridades “ya no desaparezcan más niñas”. Lo mismo que Fátima, de 16 años, quien decidió marchar porque está harta de “salir a la calle y salir con miedo, y de que aunque salga en pijama, para ir a la tienda me dicen cosas, estoy cansada”

Karla, otra participante en la manifestación en la Ciudad de México, dice que ese es uno de los cambios que a ella le alegran de la lucha feminista. “Se están integrando las generaciones nuevas, esto es algo tan grande que ya vemos a generaciones más pequeñas tomando conciencia”. 

Aunque en general, dice, esa mayor conciencia ha permeado en todas las edades. “Hemos tenido avances, como la Ley Olimpia, y sí ha permeado más la conciencia de que realmente existe la violencia contra la mujer, que no es un invento de nosotras. Ya hay muchas mujeres que están tratando de construirse, de cambiar en ciertos pensamientos y las vemos que se van integrando más”.

María y Beatriz, de Ciudad de México, coinciden en esa transformación que va sumando mujeres a la lucha y gente convencida de que se tiene que hacer algo. “Hemos tenido más trascendencia, nos hemos vuelto más visibles, creo que si no nos visibilizamos, no nos van a voltear a ver, considero que del 2015 a la fecha hemos tenido una gran ola y eso ya se ve en este tipo de acciones”, opina María.  

Para Beatriz lo que ha cambiado es el empoderamiento para hablar de muchas situaciones de violencia y abuso que las mujeres viven. Pero lamenta que la situación del día a día en ese aspecto no esté mejorando. “Se han aprobado leyes, pero no creo que haya cambiado (la realidad), hay muchas mujeres pidiendo justicia y el gobierno sigue sin hacer nada”. 

Karla, del Estado de México, dice que en realidad el gobierno no ha entendido nada. “Acá en Ecatepec, el gobierno no sacó a la policía este 8 de marzo y está bien, pero ponen sus vallas, sus muros, eso demuestra que no entienden nada, solo repiten palabras y dejan que todo pase”. 

Karla, que vive en Naucalpan, Estado de México, dice que ella salía a marchar cada 8M pero a la capital del país. “Me vine ahora para acá para apoyar aquí. El Estado de México es una de las entidades con más feminicidios y más desapariciones de mujeres. Afortunadamente ya aquí en la periferia también vemos creciendo al movimiento feminista, eso muestra que no se está centralizando, que ya se está extiendo la lucha”. 

Una lucha que, en efecto, cada 8 de marzo convoca a más mujeres, cada vez más jóvenes, a levantar la voz para que pare la violencia feminicida y se haga justicia a las víctimas y sus familias. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Sube a 724 la cifra de fallecidos en Haití por el sismo de magnitud 7.2; hay miles de heridos

El sismo fue alertado en la mañana de este sábado por el Servicio Geológico de EE.UU. En un primer comunicado, las autoridades dijeron que los muertos eran 29 pero con el paso de las horas la cifra aumentó significativamente.
Reuters
15 de agosto, 2021
Comparte

Un terremoto de magnitud 7,2 sacudió este sábado el sur de Haití causando al menos 724 muertos y decenas de heridos.

La oficina de Protección Civil de Haití confirmó la cifra de víctimas mortales y señaló que hay al menos 2.800 heridos, situación que ha desbordado los hospitales de las zonas afectadas.

La situación se dificultó debido a una fuerte réplica que se sintió en las horas de la noche de Haití.

Del total de fallecidos, gran parte se produjeron en el sur, según el informe de este organismo.

El terremoto, que también se sintió en República Dominicana y Cuba, ocurre pocos días antes de la posible llegada de la tormenta tropical Grace.

Según el reporte del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por su siglas en inglés), el epicentro del sismo, de 10 kilómetros de profundidad, se ubicó a unos 12 kilómetros de la ciudad de Saint-Louis du Sud.

Las autoridades locales reportaron daños estructurales en las ciudades Jérémie y Les Cayes, además de la capital, Puerto Príncipe.

Jérémie quedó incomunicada por carretera y su muelle resultó completamente destruido.

En Les Cayes varios edificios se habían derrumbado o sufrido daños importantes, de acuerdo a las autoridades, que dijeron que hay una operación de búsqueda de sobrevivientes.

Map

El terremoto se produjo alrededor de las 8:30 am hora local (12:30 GMT).

Ayuda internacional

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, señaló que la situación es “dramática” y añadió que el sismo provocó “varias pérdidas de vidas humanas y materiales” en varios departamentos del país.

Ariel Henry, primer ministro de Haití

Getty Images
El primer ministro de Haití, Ariel Henry, le pidió a la población que no entre en pánico.

Henry declaró el estado de emergencia por un mes y pidió a la población que no entre en pánico.

“Lo más importante es recuperar el máximo número posible de sobrevivientes bajo los escombros”, dijo el primer ministro.

“Sabemos que los hospitales locales, en especial el de Les Cayes, están sobrepasados por la cantidad de heridos”.

En su cuenta de Twitter, el primer ministro hizo un llamado “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para afrontar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto que se registró este sábado.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

Reuters

Henry compartió fotos aéreas de Les Cayes, ciudad que sobrevoló para tener una mejor idea de cómo canalizar las medidas de emergencia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de ese país para ayudar a Haití.

Un equipo de expertos en desastres de EE.UU. se encuentra ya en el país caribeño para evaluar “los daños y necesidades” de la población.

Así lo anunció este sábado la administradora de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid, en inglés), Samantha Power, designada por Biden para coordinar la respuesta al sismo.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también ordenó este sábado enviar todo el apoyo que se pueda a Haití.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

EPA

El presidente dominicano, Luis Abinader, cuyo país comparte con Haití la isla La Española, ofreció ayudar “dentro de sus posibilidades”.

Organizaciones internacionales insistieron en la necesidad de instalar de forma “inmediata” albergues para socorrer a “muchas personas” que han perdido sus hogares.

Save the Children y Unicef destacan la especial vulnerabilidad de niños y adolescentes.

“Estamos profundamente entristecidos por la información sobre las víctimas y los daños causados por el terremoto en Haití”, dijo Bruno Maes, el representante de Unicef en la nación caribeña, en un comunicado enviado a los medios.

“Unicef está trabajando con socios gubernamentales y no gubernamentales para suministrar apoyo a las comunidades afectadas. Expresamos nuestra solidaridad con familias y niños en estos momentos de dificultad”.

Leila Bourahla, directora de la oficina en Haití de Save the Children, habló con The New York Times: “Está claro que esta es una emergencia humanitariaa gran escala“.

La tenista Naomi Osaka anunció que donará todas sus ganancias del próximo torneo que disputará la semana que viene para los esfuerzos de recuperación en Haití, el país del que es originario su padre.

Edificios destruidos

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes de edificios afectados por el sismo en la región norte del país.

“Muchas casas están destruidas, hay personas muertas y algunas en el hospital”, le dijo Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro, a la agencia AFP.

La agencia Reuters reportó que la situación más difícil se dio en la ciudad de Les Cayes, donde residen 129.000 personas. Allí testigos señalaron el colapso de varios edificios, entre ellos un hotel.

https://twitter.com/JCOMHaiti/status/1426533275858788352

“Igual o peor que 2010”

Milford Milo, habitante de Puerto Príncipe, le dijo a BBC Mundo, que la zona más afectada era sin duda el sur del país.

“En la capital no se presentaron daños, aunque hubo una ola de pánico que hizo que muchas personas salieran a las calles debido a lo que pasó hace 11 años”, anotó Milo.

Un auto destruido tras el terremoto en Haití.

Getty Images

En 2010 Haití fue víctima de un feroz terremoto que dejó cerca de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos.

Y para Milo, este terremoto podría tener una dimensión similar.

“Lo que me cuentan las personas que viven allá es que hay muchos edificios colapsados y mucho caos. Estas son provincias donde las construcciones son mucho más frágiles que las que hay o había en la capital en 2010”, señaló.

Edificio derrumbado en Jérémie, Haití.

Reuters

El Sistema de Alerta de Tsunamis de Estados Unidos emitió una advertencia de maremoto después del terremoto, levantándola poco después.

Profunda crisis

Este sismo se produce cuando Haití ya está sumido en una crisis política, humanitaria y de seguridad.

Haití en cifras. [ 11 millones de habitantes ],[ 55% de ellos vive bajo la línea de pobreza ] [ 2004-2017 Años en los que estuvieron las fuerzas de la ONU. ],[ 200.000 muertos dejó el terremoto de 2010. ], Source: Source: BBC Monitoring, Image:

Ocurre además un mes después del asesinato del presidente Jovenel Moìse, mientras que zonas del país se enfrentan a un hambre creciente y los servicios de salud están colapsados por la pandemia de covid-19.

“¡Este país nunca encuentra un descanso! Cada año de mala gestión no dolió, pero los efectos acumulativos nos hicieron vulnerables a todo “, dijo el empresario haitiano Marc Alain Boucicault en Twitter.

“Va a llevar años arreglar las cosas ¡y ni siquiera hemos empezado!”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.