Familia de Raúl Ferreyra busca 'a ciegas' por fallas de la autoridad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Familia de Raúl Ferreyra dice que busca 'a ciegas' por fallas de Fiscalía en Edomex

Las autoridades no lograron conseguir los videos de las cámaras de los lugares en donde estuvo Raúl, tampoco logró hablar con quienes estuvo la noche que desapareció.
Especial
16 de marzo, 2021
Comparte

Este martes se cumplen dos semanas y tres días desde que Raúl Ferreyra García, de 21 años, desapareció en San Pedro Tlaltizapan, una localidad del municipio de Tianguistenco ubicada a unos 30 kilómetros de Toluca, la capital del Estado de México. 

Raúl es estudiante de sexto semestre de la carrera de ingeniería en Software en la Universidad Autónoma del Estado de México, ganador de la Olimpiada del Conocimiento en 2012, y amante del Taekwondo; arte marcial que practica desde los cinco años y en el que ha llegado a ser seleccionado estatal en varias ocasiones. 

Leer más: Contra el reloj y contra la burocracia de las autoridades: así es la búsqueda en Edomex de Raúl Ferreyra

Desde su desaparición, su familia no ha cesado de buscarlo, aunque critica que lo está haciendo prácticamente “a ciegas” y por su cuenta, ante la falta de una investigación sólida que acompañe las labores de búsqueda.  

“Hemos perdido mucho tiempo por la burocracia de la Fiscalía del Estado de México”, apunta en entrevista telefónica Gezzer García, tío materno del joven, que lamenta que, más que el cansancio físico de no dormir para salir a rastrear pistas de Raúl, lo que les está generando un desgaste enorme es la lentitud en las pesquisas, el papeleo eterno, y que sean ellos los que están prácticamente llevando el peso de la investigación. 

Por ejemplo, Gezzer explica que tras la desaparición de Raúl la familia se dio a la tarea de recorrer las calles de San Pedro Tlaltizapan en busca de alguna cámara que pudiera haberlo captado el día de su desaparición. 

Fruto de ese rastreo, localizaron hasta seis cámaras de video de tiendas y comercios, tomaron nota de las direcciones donde estaban, y le pasaron la información a la Fiscalía estatal. 

Sin embargo, la familia refiere que cuando los agentes de investigación llegaron a los comercios a revisar el contenido de los aparatos que sí funcionaban -hubo varios que estaban inservibles-, los dueños les dijeron que la ‘caducidad’ del material era de una semana y que, por lo tanto, ya se habían borrado. 

Es decir, los policías llegaron demasiado tarde: las posibles pistas en video ya habían desaparecido. 

Otro de los puntos que la familia solicitó a la Fiscalía desde que denunciaron el caso el pasado martes 2 de marzo, es que entrevistaran a las personas que estuvieron con Raúl el sábado 27 de febrero en una casa ubicada en una zona rural de San Pedro Tlaltizapan, junto a una zona de milpas y de canales de agua que desembocan en el Río Lerma.

La familia fue también la que investigó y consiguió números telefónicos y direcciones de algunas de esas personas, y también se las proporcionó a la Fiscalía estatal para que las localizaran rápidamente y las pudieran entrevistar con el fin de conseguir declaraciones que tal vez condujeran a posibles hallazgos.  

No obstante, a 17 días de la desaparición, la familia sigue sin tener constancia de que ninguna de las personas haya rendido declaración, o que haya aportado alguna pista. 

“Nosotros solo queremos información, no estamos culpando a nadie de esos posibles testigos, ya que la denuncia es por desaparición y ésta tiene que seguir su curso. Pero nos gustaría que esas personas nos pudieran apoyar aportando lo que saben de lo que sucedió el día que Raúl desapareció. Esa información podría ser de gran ayuda”, dice también en entrevista telefónica Araceli García, madre de Raúl. 

“No vamos a cruzarnos de brazos”  

En cuanto al análisis de cuál fue la última antena de telefonía a la que se conectó el celular de Raúl -otro aspecto clave que ayudaría a triangular su última ubicación y reducir el inmenso radio de búsqueda-, Gezzer expone que apenas el viernes pasado, a 10 días de poner la denuncia, les informaron que la compañía telefónica entregó la información a la Fiscalía. 

Pero ahora tienen que esperar a que termine el proceso de revisión de esa información, puesto que se deben respetar los protocolos y los tiempos de actuación. 

“Nos dicen que los trámites siguen su curso, pero los días pasan y seguimos sin investigación ni pistas de mi hijo”, interviene de nuevo Araceli, que asegura que no pueden sentarse de brazos cruzados en espera de la burocracia mientras la vida de su hijo está en juego. 

“Si hubiera esperado a la Fiscalía, seguiría en el sofá de mi casa esperando a que algún día me llamasen”, enfatiza Araceli, que añade que de haber esperado a las autoridades tampoco hubieran encontrado la única pista que tienen hasta el momento de Raúl: una playera y una chamarra que localizaron al borde de una laguna, a un kilómetro de distancia aproximadamente de la casa donde fue visto por última vez. 

Precisamente, en ese lugar llevan buscando desde hace dos semanas, aunque hasta el momento no han encontrado ningún indicio de que el joven esté en los canales de agua, ni en los alrededores, por lo que este fin de semana pasado más familiares, amigos, y voluntarios anónimos, se unieron a la búsqueda con sus propios recursos y sin saber muy bien por dónde seguir buscando. 

“La familia de mi cuñado compró un dron para hacer nosotros mismos la búsqueda aérea a diario. Pero hasta la fecha no hay ninguna pista nueva, seguimos completamente a ciegas”, apunta Gezzer.

“Todo lo hacemos por intuición, o porque decimos: ‘Bueno, creemos que pudo irse para tal lado, o quizá para este otro. Órale, vamos para allá a pegar boletines y a entrevistar a la gente’”, agrega por su parte Araceli, que subraya que han recibido “muchísima ayuda y respuesta de la sociedad civil”, como es el caso de la Red de Eslabones por los Derechos Humanos, coordinada por Valentina Peralta, que los ha orientado en el proceso de búsqueda. Aunque lamenta que “todos los esfuerzos se han visto minimizados por la falta de datos puntuales de la Fiscalía estatal”.  

“No obstante, no vamos a quedarnos de brazos cruzados -advierte la mujer-. Seguiremos buscando a Raúl hasta encontrarlo”. 

Fiscalía investiga a sus funcionarios

El pasado 11 de marzo, Animal Político publicó una crónica en la que familiares de Raúl Ferreyra García contaron que acudieron el lunes 1 de marzo a denunciar la desaparición en primera instancia al MP del municipio de Santiago Tianguistenco.

Sin embargo, allí no les tomaron la denuncia y les instaron a que regresaran en 72 horas, a pesar de que por ley la búsqueda en un caso de desaparición debe ser inmediata. Además, Araceli García denunció en entrevista que en ese MP les dijeron que fueran ellos mismos a buscar a su hijo en hospitales, comandancias, y en depósitos de cadáveres. 

“Fuimos en busca de orientación, para preguntarles desesperados que podíamos hacer, cómo nos podían ayudar. Y su respuesta fue, literal, váyanse a buscar a los hospitales y a los depósitos de cadáveres”, dijo.

Ante esta situación, la familia acabó interponiendo la denuncia un día después -se perdieron 24 horas- en la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas, con sede en Toluca, y la Fiscalía General de Justicia del estado anunció ese mismo 11 de marzo que abrió una investigación para determinar cuál fue el funcionario o funcionaria del MP de Santiago Tianguistenco que no quiso abrir la carpeta de inmediato. 

“Esta Fiscalía está investigando la identidad del servidor público que pudo haber dado esta respuesta en ese sentido, por lo que se ha solicitado el apoyo a la familia para ello y estar en posibilidad de iniciar el procedimiento correspondiente en su contra”, señaló la Fiscalía en un escrito enviado a este medio, en el que recalcó que es “falso” que tengan que pasar tres días para poder denunciar una desaparición.

Sobre las quejas y denuncias de la familia, la Fiscalía mexiquense señaló en su escrito del día 11 de marzo que “no tiene como objetivo minimizar, o desacreditar lo expresado por las familias de las víctimas de cualquier tipo de delito cuando éstas tienen la idea, o sienten que el trabajo realizado por los servidores públicos de esta institución no es el óptimo”.

“Por el contrario -añadió la autoridad-, esta institución agradece y acompaña estas manifestaciones, pues son de gran ayuda para hacer más eficiente y eficaz el trabajo de los servidores públicos que aquí laboran”. 

Por último, la Fiscalía apuntó que han estado en comunicación permanente con la familia de Raúl Ferreyra, “para ofrecer puntualmente datos de avances de la investigación, así como escuchar sus planteamientos, atenderlos debidamente y registrar las posibles omisiones por parte de los servidores públicos responsables de la indagatoria”. Ferreyra

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: la creciente angustia en el refugio de los últimos civiles y militares en Mariúpol

Uno de los últimos combatientes ucranianos que quedan defendiendo la sitiada ciudad de Mariúpol, dijo a la BBC que las condiciones dentro del refugio son extremas pero que no se rendirán.
22 de abril, 2022
Comparte

Uno de los últimos combatientes ucranianos que resisten la toma de Mariúpol dijo a la BBC que el exterior de la sitiada siderúrgica donde están atrincherados está en gran parte destruido y que los civiles están atrapados bajo los edificios colapsados.

El capitán Svyatoslav Palamar, que milita en el polémico regimiento nacionalista Azov, afirmó desde la planta de Azovstal -la única parte de Mariúpol que no está bajo control de las fuerzas rusas- que los defensores habían repelido una oleada de ataques.

“Siempre he dicho que mientras estemos aquí, Mairúpol seguirá bajo control de Ucrania”, declaró.

Con anterioridad, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, canceló el planeado asalto a la siderúrgica -que es un laberinto de túneles y talleres- y en cambio exigió a sus tropas cercarla completamente.

“Bloqueen esta zona industrial para que no escape ni una mosca”, ordenó el mandatario.

Gran parte de Mariúpol ha quedado destruida tras semanas de intensos bombardeos rusos y combates calle a calle. La toma de control del puerto sobre el mar de Azov es un objetivo clave de la guerra de Rusia y liberaría más tropas para la ofensiva de Moscú en la oriental región de Donbás.

El capitán Palamar contó que los rusos habían disparado contra la planta metalúrgica desde buques de guerra y lanzado bombas “rompebúnkeres”.

La BBC no ha podido verificar ninguno de los detalles de esa declaración. Sin embargo, coincide con los testimonios dados a comienzos de semana por un comandante de la marina ucraniana que también está dentro de la siderúrgica, quien dijo que los combatientes estaban superados en número y quedándose sin provisiones.

“Todos los edificios en el territorio de Azovstal están prácticamente destruidos. Lanzaron bombas pesadas, bombas rompebúnkeres que causan gran destrucción. Tenemos a heridos y muertos dentro de los búnkeres. Algunos civiles están atrapados debajo de los edificios colapsados”, aseguró Palamar.

El regimiento de Azov fue un grupo neonazi de extrema derecha que luego se incorporó a la Guardia Nacional de Ucrania. Sus combatientes, al lado de la brigada de la marina, guardias fronterizos y policías, son de los últimos defensores ucranianos que quedan en la ciudad.

Imagen aérea de la siderúrgica de Azovstal

Getty Images
Rusia no ha podido tomar control de la siderúrgica de Azovstal.

Cuando se le preguntó cuántos defensores ucranianos quedaban en Mariúpol, el capitán Palamar simplemente respondió “suficientes para repeler ataques”.

Explicó que los civiles estaban un sitios alejados de los combatientes, en sótanos que contienen entre 80 y 100 personas cada uno. Sin embargo, no estaba claro cuántos civiles en total había pues algunos de los edificios están destruidos y los combatientes no podían llegar hasta ellos debido al fuego de artillería.

Las entradas de algunos de los búnkeres están bloqueadas por voluminosas placas de concreto que solo se podrían remover con maquinaria pesada, detalló.

“Nos mantenemos en contacto con los civiles que se quedan en sitios donde podemos llegar. Sabemos que hay niños pequeños, hasta de tres meses de edad”, dijo.

El capitán exhortó a que a los civiles se les dé salvoconducto para evacuar la siderúrgica y pidió que un tercer país o un ente internacional actuara como garante de su seguridad.

“Estas personas ya han pasado por mucho, por crímenes de guerra. No confían en los rusos y están asustadas”, manifestó, añadiendo que temían ser torturadas y asesinadas a manos de las tropas rusas o deportadas a Rusia a través de los llamados campamentos de filtración.

Los civiles ancianos dentro de la siderúrgica necesitaban medicamentos, mientras que también había unos 500 combatientes gravemente heridos que no estaban recibiendo la atención debida -incluyendo cirugías serias como amputaciones.

“Después de 52 días de bloqueo y fuertes combates, nos estamos quedando sin medicamentos. Y también hay cadáveres expuestos de nuestros combatientes que necesitan ser enterrados con dignidad en territorio controlado por Ucrania”, aseveró.

Mapas de Mariúpol

BBC

Palamar dijo que los defensores ucranianos también querían asegurar su propia evacuación, de ser posible -pero que la rendición está descartada.

“En cuanto a la rendición, a cambio del salvoconducto de nuestros civiles, creo que todos sabemos con quién estamos tratando. Definitivamente sabemos que toda garantía, toda declaración de la Federación Rusa no vale nada”.

Manifestó que muchos de los defensores de Azovstal vinieron de Crimea, que Rusia anexó en 2014, así como de las orientales regiones de Dontesk y Luhansk. Él mismo se casó allí y su hijo también nació allí.

“Fui testigo de cómo esta ciudad se desarrollaba. Cómo esta ciudad se convirtió en la perla de Azov, y también es mi ciudad natal”, declaró.

“Rusia no está renovando ni reconstruyendo nada. Su meta es destruir y aterrorizar. Si caemos, esta horda seguirá adelante y todo el mundo civilizado estará en peligro”.

Ucrania ha acusado a las fuerzas rusas de bombardear los refugios civiles y de usar armas prohibidas o restringidas por la ley internacional -incluyendo bombas de fósforo y de racimo– en los ataques contra Azovstal.

Tanto Ucrania como Estados Unidos y Reino Unido han anunciado investigaciones sobre posible uso de armas químicas en Mariúpol, algo que Rusia ha negado. La BBC no pudo confirmar esas acusaciones independientemente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TG6s6GRSaAY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.