José murió protegiendo un ducto de Pemex; a 6 meses no hay detenidos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

José Guadalupe murió con tres compañeros protegiendo un ducto de Pemex; a 6 meses no hay detenidos

La carpeta de investigación tiene incluida la grabación de los hechos, pero solo llega hasta un minuto antes del ataque. Cerca de 300 casquillos impactaron en el vehículo de Pemex y sus ocupantes.
Especial
Comparte

José Guadalupe Pacheco Malagón, exmilitar de 49 años, fue asesinado el pasado 13 de agosto cerca de Cazadero, municipio de San Juan del Río, Querétaro, junto a otros tres compañeros. Lideraba un equipo de seguridad de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el que participaban también Eugenio Cruz Mora, Oscar Valentín Gómez Reyes y Leopoldo Felipe Guerrero López. A las 22.46 de la noche circulaban en una camioneta vigilando un ducto cuando fueron emboscados por un grupo armado. Recibieron casi 300 impactos de bala, aunque en la zona se encontraron más de 450 casquillos, ya que los guardias de seguridad también se defendieron. Han transcurrido seis meses y no hay detenidos ni una sola línea de investigación sobre quiénes pudieron ser los responsables.

Te puede interesar: Romero Deschamps ya no será trabajador activo de Pemex; seguía cobrando: AMLO

Este no es el único ataque sufrido por personal de Pemex. A lo largo de 2020 se registraron 81 agresiones, según datos obtenidos por Animal Político a través de solicitud de acceso a la información. Esto hace una media de un ataque cada cuatro días. Tabasco fue el estado que concentró más agresiones, un total de 22, seguido de Hidalgo (11), Puebla (8) y Tamaulipas (8). Querétaro se encuentra en el medio de la lista, con 7 ataques registrados. Sin embargo, la emboscada que mató a Pacheco Malagón y sus compañeros fue el atentado más mortífero de todos.

El combate al robo combustible fue una de las primeras apuestas estratégicas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que asegura haber logrado una fuerte disminución de este delito.

“Para mí lo más extraño es que no hay una línea de investigación. No hay un grupo señalado. Se me hace muy ilógico, a estas alturas tendríamos que saber quién ordeno el ataque”, dice Elena Pacheco Malagón, hermana de la víctima. Ella es la que está llevando el peso de sacar adelante la denuncia. Desde ocurrieron los hechos, la mujer presiona para que la Fiscalía General de la República (FGR) y Pemex aclaren lo sucedido. Dice que no quiere saber nada de indemnizaciones, que no es lo que le preocupa. Que su único objetivo es conocer la verdad sobre el asesinato de su hermano.

“Pareciera que no lo quieran investigar. Y yo me siento nadando a contracorriente”, explica.

Cuenta Pacheco Malagón que su hermano, que estaba casado y tenía dos hijos, entró en el Heroico Colegio Militar cuando tenía 17 años y que pasó la mayor parte de su vida vinculado al ejército, hasta que lo abandonó con rango de capitán. Incluso participó en operativos contra el crimen organizado en Ciudad Juárez, Chihuahua, en la década de los 90 del siglo pasado, antes de que Felipe Calderón declarase la llamada “guerra al narcotráfico”. Al final colgó el uniforme, pero tenía necesidades económicas. Así que, como muchos compañeros de armas, dedicó los últimos ocho años a trabajar en Pemex, haciéndose cargo de la seguridad de diversas infraestructuras. Pasó por Zacatecas, Tabasco y Veracruz hasta que lo destinaron a Querétaro, más cerca de su ciudad natal Corregidora. Allí se encontraba como líder de un grupo de vigilancia hasta el fatídico 13 de agosto, cuando fue emboscado.

Aquella noche los agentes de seguridad venían de buen humor, bromeando entre ellos, según viene registrado en la transcripción de sus conversaciones incluida en la carpeta de investigación FED/QRO/SJR/0001735/2020. Cuenta Pacheco Malagón, que es la única que ha podido leerla, que incluso alguien hacía una referencia a qué harían si les atacaban, ya que se habían registrado agresiones en esa zona.

A las 22:46 horas ese presagio se cumplió. Los disparon llegaron desde cuatro flancos y apenas les dio tiempo a reaccionar. Es decir, que fue un ataque bien coordinado. Durante varios minutos, dice Pacheco Malagón, hubo disparos. Y, lo que sorprende a la hermana de la víctima, nadie apareció para socorrer a los empleados de Pemex. Es cierto que todos ellos estaban armados y tenían formación militar, pero no bastó para repeler el ataque: cuando llegaron los agentes de la Guardia Nacional y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) los cuatro estaban muertos y les habían arrebatado sus armas.

A partir de aquí se abre un espacio oscuro sin detenidos y sin pistas que seguir. No se localizaron los vehículos que transportaban a los atacantes ni tampoco se encontró a sus ocupantes. No se giraron órdenes de aprensión ni se señaló a grupo alguno. Sabemos que esta es una zona huachicolera porque hasta Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, reconoció en febrero que esta práctica se había generalizado en el área. Lo que no se ha hecho público es qué grupos pueden operar en el sector y cuál es su estructura o quiénes pueden ser sus líderes. Para Pacheco Malagón estas podrían ser las personas que estén detrás del asesinato de su hermano y sus compañeros.

Desde que tuvo lugar el ataque la mujer ha sufrido una larga travesía de despacho en despacho. En la FGR abrieron una carpeta de investigación, pero no hay avances. Incluso cambiaron hasta en cuatro ocasiones de fiscal a cargo, para regresar a la funcionaria que tomó el caso por primera vez. Además, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) también ofrece asesoramiento, hasta el momento sin muchos resultados.

Dice Pacheco Malagón que sería clave obtener los videos que debían haberse grabado desde la camioneta en la que viajaba su hermano. Sin embargo, estas solo alcanzan hasta las 22:45, un minuto antes de que, supuestamente, se iniciase el ataque. “La tarjeta no está dañada así que esa información debería estar”, se queja. En la carpeta únicamente están impresas las fotografías de los agentes y la transcripción de su plática, aquella en la que bromean sobre la posibilidad de que les disparen.

La hermana de la víctima insiste en reclamar el video y recuerda que en investigaciones como la que dio lugar a la recomendación 2020 37VG de la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH) sobre el asesinato de varias personas en Puebla se recoge que los vehículos de Pemex van equipados con dispositivo de grabación. En este caso, sin embargo, el video desaparece misteriosamente justo antes de iniciarse la balacera.

Lee más: A un año de las muertes en hospital de Pemex, no hay sanciones ni pensión a familias ni información

Hasta el momento la única prueba pericial que se realizó con éxito fue la prueba de pólvora practicada a su José Guadalupe. Esta determinó que disparó con ambas manos antes de que 19 impactos de bala lo matasen. “Muestra qué desesperación tuvo que sentir”, dice su hermana.

Se queja la mujer de que Pemex tampoco está facilitando la investigación. Que la FGR pidió, por ejemplo, el expediente de su hermano y que la empresa petrolera se negó a entregarlo. Animal Político pidió un comentario a la petrolera, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta. 

Pacheco Malagón, siguiendo su investigación, solicitó a través de transparencia detalles sobre aquella noche tanto a Pemex como a la FGR. Ambas instituciones clasificaron la información alegando que se trata de una investigación en curso. Al menos, la semana pasada pudo ver la carpeta de investigación y constató que los avances eran exiguos.

El ataque genera sospechas en la hermana del militar. Dice que alguien tuvo que avisar del recorrido que haría el vehículo de vigilancia, que el atentado estuvo demasiado bien preparado. “¿Cómo un grupo criminal puede moverse a una zona estratégica y ponerse en cuatro flacos si no sabían por dónde iban a pasar?”, se pregunta. Además, se queja de que a día de hoy no haya una sola línea de investigación. Dice que Cazadero, la zona en la que se registró el asesinato, es un pequeño poblado de apenas mil 500 habitantes y alguien debe saber qué ocurrió. Aunque entiende el miedo, debido al control de los grupos dedicados al huachicol. Ella misma ha recibido presiones y amenazas. Por un lado, quienes le recomiendan que deje de buscar culpables porque podría ponerse ella misma en peligro. Por otro, las voces oficiales que le dicen que seguir con la investigación podría perjudicar a sus familiares ya que les podría dificultar el acceso a las indemnizaciones a cargo de Pemex.

A pesar de las dificultades, dice Pacheco Malagón que no va a dejar de exigir justicia para su hermano. “No fue un enfrentamiento, lo emboscaron”, afirma. Y está dispuesta a que el crimen no quede impune.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Remdesivir: cómo funciona el medicamento contra COVID aprobado por México pero desaconsejado por la OMS

Los entes reguladores sanitarios tanto de México como de Brasil autorizaron el tratamiento específico contra el covid-19 en sus respectivos países. Te explicamos cómo se espera que funcione y en qué situaciones se utilizará.
15 de marzo, 2021
Comparte
Ampolletas de remdesivir

Getty Images
Remdesivir solo se prescribirá en situaciones muy específicas, según el ente regulador sanitario de Brasil

A un año de la declaración del inicio de la pandemia de covid-19, México y Brasil acaban de aprobar el fármaco remdesivir -desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences- para uso específico de esta enfermedad.

Tanto la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de México (COFEPRIS), como la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (ANVISA), anunciaron la autorización este viernes.

El aval del medicamento en México enfrentó muchos obstáculos y su uso fue rechazado en dos ocasiones por falta de evidencia de su efectividad, por lo cual las autoridades solicitaron más información antes de autorizarlo finalmente.

Según la página del gobierno de México “la COFEPRIS acotó la indicación terapéutica para evitar un mal uso del medicamento, incluyendo especificaciones para su prescripción médica”, al tiempo que advirtió contra la automedicación y autoprescripción.

Por su parte, Gustavo Mendes, gerente general de Medicamentos y Productos Biológicos de ANVISA, expresó: “El registro del medicamento es el resultado de la eficacia, seguridad y calidad presentada. Su uso estará restringido a los hospitales, para que los pacientes sean debidamente monitoreados”.

Aunque el fármaco ya está aprobado en más de 50 países (incluyendo EE.UU., Canadá, Japón y la Unión Europea), su uso fue desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en noviembre de 2020.

En Brasil, la infectóloga Raquel Stucchi, de la Universidad Estatal de Campinas, asegura que remdesivir no va a ayudar a controlar o modificar el curso de la pandemia. “Es un medicamento que puede reducir levemente la posibilidad de que el paciente gravemente enfermo necesite un respirador, pero en los estudios no ha cambiado la mortalidad y tiene un costo muy elevado”, señaló.

En efecto, el precio por dosis fijado por Gilead Sciences es de US$390, pero según sus propios estudios los pacientes deben recibir un promedio de seis dosis, lo que eleva el costo total a US$2.340.

Pero, ¿cómo funciona este tratamiento? ¿Y en qué casos de covid-19 se administrará?

Obstáculo conta el virus

El medicamento desarrollado por Gilead Sciences pertenece a la clase de antivirales, cuyo objetivo es disminuir o detener la multiplicación del virus dentro de nuestro cuerpo.

“El papel exacto que juega contra el covid-19 sigue siendo incierto“, observa el especialista en enfermedades infecciosas Leonardo Weissmann, del Instituto Emílio Ribas, en São Paulo.

Al comienzo de la infección, el coronavirus invade las células ubicadas en la boca, la nariz y los ojos.

A partir de ahí, aprovecha la maquinaria celular para crear nuevas copias de sí mismo, que perpetúan este proceso al apoderarse de nuevas células.

Este ataque avanza a través de varias partes del cuerpo y llega a órganos como los pulmones y los intestinos.

Para colmo de males, se produce una reacción inflamatoria que puede dañar otros sistemas y tejidos vitales del cuerpo.

La consecuencia de toda esta agresión son los síntomas típicos del covid-19, como fiebre, dolores musculares, tos y dificultad para respirar.

Logotipo de Gilead Sciences

Getty Images
Remdesivir fue desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences.

En la mayoría de los casos, el sistema inmunológico puede controlar la situación después de unos días.

Sin embargo, a muchos pacientes les va mal. Necesitan permanecer en el hospital y recibir oxígeno y otros cuidados para sobrevivir.

Una parte de ellos, lamentablemente, no resiste y termina muriendo.

Remdesivir actuaría en cualquiera de estas etapas del proceso infeccioso, frenando la replicación del virus en el organismo humano.

¿Qué dice la ciencia?

Remdesivir fue probado en un estudio patrocinado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. que involucró a 1.048 voluntarios hospitalizados con covid-19.

Entre febrero y mayo del año pasado, 532 participantes de la investigación recibieron dosis del medicamento durante 10 días.

A los otros 516 se les suministró un placebo, que es una sustancia sin efecto terapéutico.

Al observar cómo les fue a los dos grupos, los científicos notaron que los que fueron tratados se recuperaron después de un promedio de 10 días.

En el grupo que recibió el placebo, este período se extendió a 15 días.

Estos datos fueron publicados el 5 de noviembre en la revista científica The New England Journal of Medicine.

Dos semanas después, la OMS publicó una actualización de sus directrices contraindicando el uso de remdesivir por no considerar que aún existían pruebas científicas sólidas.

“La evidencia sugiere una falta de beneficios en cuanto a la mortalidad, la necesidad de ventilación mecánica, un momento para la mejora clínica y otros resultados importantes”, anunció la organización.

Para la infectóloga Stucchi, la decisión de la OMS tiene que ver con los efectos discretos y el alto valor del tratamiento. “En términos de costo-beneficio, el remdesivir aún no ha sido efectivo”, opinó.

Trump en el balcón de la Casa Blanca quitándose el tapabocas

EPA/KEN CEDENO
Cuando estuvo contagiado de covid, el ahora expresdiente Donald Trump fue tratado con remdesivir.

A través de una nota enviada a la prensa luego de la aprobación de ANVISA, la directora médica senior de Gilead Sciences en Brasil, Rita Manzano Sarti, dijo creer que se pueden salvar muchas vidas y “generar alivio en un momento de máxima pandemia, aliviando el sistema de salud y brindando la oportunidad de que más pacientes reciban un tratamiento adecuado”.

Durante la rueda de prensa, ANVISA también brindó su punto de vista sobre las diferentes evaluaciones realizadas por los organismos reguladores internacionales y la OMS:

“El estudio realizado por la OMS evaluó la ocurrencia de mortalidad y pacientes con un perfil ligeramente diferente a los evaluados en los otros estudios que consideramos para dar a conocer el medicamento. El estudio que consideramos válido se centró en reducir el tiempo de hospitalización de los pacientes , y vimos que hubo una reducción de la hospitalización”, aseguró Renata Soares, gerente de evaluación de seguridad y efectividad de Anvisa.

¿Cómo va a ser aplicado?

El ente regulador de México, COFEPRIS, declaró que el medicamento está autorizado para uso exclusivo de hospitales y médicos especializados durante las primeras etapas de la enfermedad.

Lo mismo estableció ANVISA en Brasil, añadiendo que remdesivir solo se prescribirá en situaciones muy específicas.

También señala que el medicamento no estará disponible en farmacias y la terapia solo está permitida para su uso entre cinco y diez días en personas mayores de 12 años y que pesen más de 40 libras.

Además de sufrir de covid-19 avanzado, el paciente elegible para el tratamiento debe tener neumonía y necesitar oxígeno no invasivo suplementario.

En otras palabras, no puede recibir ventilación mecánica ni oxigenación por membrana extracorpórea (conocida como ECMO).

Para el especialista Leonardo Weissmann, el fármaco todavía está rodeado de incertidumbres. “Los datos que tenemos sugieren que reduce el tiempo de recuperación, lo que puede ser de beneficio clínico. Sin embargo, no se ha demostrado claramente una reducción de la mortalidad”, dice.

El uso o no de la terapia dependerá de la valoración caso por caso que realizará el equipo de profesionales sanitarios.

Tedros Adhanom Ghebreyesus durante una teleconferencia en septiembre 2020

Getty Images
La Organización Mundial de la Salud no aconseja el uso de remdisivir.

Otros tratamientos

Por ahora, no se ha demostrado que ningún otro fármaco pueda prevenir o tratar específicamente el covid-19.

En los casos más graves, que requieren hospitalización e intubación, los médicos suelen utilizar oxígeno y algunos medicamentos antiinflamatorios.

En condiciones leves y moderadas, la indicación es quedarse en casa, descansar, beber mucha agua y, si es necesario, utilizar medicamentos que controlen la fiebre y los dolores corporales.

Si experimentas dificultad para respirar o los síntomas empeoran, vale la pena buscar orientación de un profesional de la salud o ir a una sala de emergencias.

Fármacos como la hidroxicloroquina, la ivermectina y la azitromicina, que componen el llamado “tratamiento precoz” o “kit-covid”, no tienen eficacia y están contraindicados por las más importantes instituciones sanitarias nacionales e internacionales, debido al riesgo de efectos graves efectos secundarios, como arritmia cardíaca.

*Con información de André Biernath de BBC News Brasil, en Sao Paulo


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dWSHsixAaIM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.