Refugiada y con dos hijas: Victoria, mujer asesinada por policías en Tulum
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook: Victoria Esperanza Salazar

Refugiada por motivos de género y con dos hijas menores: así era Victoria, la mujer asesinada por policías en Tulum

Ahora la preocupación de la familia es cuidar a las dos menores que siguen solas en Tulum tras el asesinato de su madre. También gestionan con el gobierno de Nayib Bukele los permisos necesarios para repatriar el cuerpo.
Facebook: Victoria Esperanza Salazar
Comparte

Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, salió de Sonsonate, El Salvador, buscando protección en 2016. Con ella iban sus hijas, que entonces tenían 11 y 10 años, respectivamente. Las tres llegaron a Tapachula, Chiapas, donde solicitaron asilo ante la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) el 4 de septiembre de 2017, un año después de abandonar su país. Los trámites se alargaron dos meses y medio y el 17 de noviembre de ese mismo año, la mujer se convirtió en refugiada por motivos de género. 

En aquel momento las solicitudes de refugio se redactaban sin tanta profundidad como en la actualidad, así que solo hay constancia de Victoria Esperanza pidió protección por su condición de mujer. Su familia, que realizó diversas declaraciones a medios salvadoreños, dijo desconocer los detalles de por qué escapó de su país, pero este detalle apunta a un posible caso de violencia machista.

“Ella como era madre soltera, entonces ella aquí no encontraba un empleo digno, un trabajo, entonces por eso se fue por un mejor futuro de las niñas, de sacarlas adelante”, dijo su madre, Rosibel Salazar, en declaraciones citadas por el medio Elsalvador.com.

“Me imagino que cuando la entrevistaron ella debió haber dicho la situación del país, por eso ella se iba, eso pienso yo de para nadie es oculto, esas cosas que han estado pasando”, dijo, sobre su petición de asilo, tras reconocer que desconocía si su hija había recibido amenazas que le obligaron a escapar. 

La realidad es que Victoria Esperanza salió de El Salvador buscando protección y encontró la muerte en México, el país que se había comprometido a cuidarla.

Cuatro policías de Tulum la mataron en la tarde del 27 de marzo. La acusaban de causar desorden en la vía pública y la sometieron de forma brutal. En los vídeos difundidos ese mismo día se aprecia los lamentos de la víctima hasta quedar inconsciente. Según la autopsia, los policías quebraron el cuello de la víctima. 

“La principal idea era dar mejores oportunidades a sus hijas”, explicó su hermano, René Olivares, en el exterior de la cancillería salvadoreña, donde familiares de la víctima fueron citadas para ser asesoradas sobre los trámites de apoyo y repatriación de los restos.

Según explicó, su hermana no le comunicó nunca su intención de tratar de alcanzar Estados Unidos, como hacen miles de centroamericanos cada año. Tras ser reconocida como refugiada en Tapachula, Victoria Esperanza se desplazó hasta Tulum, Quintana Roo, donde trabajaba en la industria turística laborando en un hotel. 

Sonsonate, el lugar del que escapó la mujer, es un municipio de poco más de 70 mil habitantes, ubicado a 60 kilómetros de San Salvador, la capital. Se trata de una localidad con altas tasas de violencia, aunque en los últimos dos años los índices de homicidios se han desplomado en todo el país. De hecho, El Salvador pasó de ser uno de los países más violentos del mundo a tener tasas de asesinatos inferiores a la de México.

El departamento de Sonsonate es también uno de los territorios salvadoreños con mayores tasas de violencia contra las mujeres según dijo Morena Herrera, presidenta de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto e integrante del equipo de coordinación de la Colectiva Feminista de El Salvador, citada por DW

“Se supone que las autoridades están para proteger a los seres humanos”, protestaba Rosibel Arriaza, tras la muerte de su hija. 

Ahora la gran preocupación de la familia son las dos menores que siguen solas en Tulum tras el asesinato de su madre. Por eso gestionan con el gobierno de Nayib Bukele para tramitar los permisos necesarios que les permitan viajar a México para hacerse cargo de la repatriación del cuerpo y del cuidado de las hijas de la víctima. 

“Lo siento mucho, hermana, nos harás mucha falta en nuestras vidas y dejas un vacío que nada podrá llenar jamás. Sin duda fue un acto de violencia injustificada y cobardía y lucharemos para que esto no quede impune como muchos casos más. Te amo, un beso y un abrazo estés donde estés”, dejó escrito su hermano René Olivares en su perfil de Facebook. 

Lo siento mucho hermana, nos harás mucha falta en nuestras vidas y dejas un vacío que nada podrá llenar jamás.
Sin duda…

Publicado por Rene Olivares en Domingo, 28 de marzo de 2021

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo saber si tu celular ha sido hackeado y qué puedes hacer para evitarlo

Algunos consejos útiles para estar pendiente si hackean tu teléfono y minimizar cualquier riesgo.
11 de julio, 2021
Comparte

¿Te dura muy poco la batería del teléfono? ¿Consumes tus datos en pocos días?

No te asustes. Quizás sea hora de cambiar de terminal o ajustar tu plan de datos.

Pero ojo, esos síntomas también pueden indicar que un hacker manipula tu celular.

Una brecha de seguridad en tu teléfono puede comprometer tu identidad, privacidad y recursos sin que te enteres.

Y es que los métodos de los hackers cada vez son más efectivos e indetectables.

Por suerte para todos, hay signos para sospechar si nos han hackeado el teléfono y algunos consejos para evitarlo.

¿Cómo saber si te han hackeado el teléfono?

Como te dijimos al principio, si tu teléfono consume datos de navegación demasiado rápido, esta podría ser una señal de alarma.

“Es cierto que hay muchas razones para un alto consumo de datos (por ejemplo, usar más alguna aplicación). Pero si usas el teléfono de la misma forma y tu consumo de datos se ha disparado, es tiempo de investigar”, recomienda Norton, empresa estadounidense de seguridad informática.

Norton, además, pide estar atentos al consumo de batería. Si tus hábitos con el teléfono no han cambiado y la carga te dura menos de lo normal, puede ser que tu teléfono haya sido hackeado.

Persona sosteniendo un teléfono sin batería.

Getty Images

Kaspersky, otra compañía líder en seguridad informática, da otro posible síntoma de hackeo.

“Un teléfono hackeado puede estar dando toda su potencia de procesamiento a las aplicaciones sospechosas del hacker. Esto puede causar que tu teléfono se ralentice. Otros signos pueden ser congelamientos o reinicios inesperados”, apunta Kaspersky.

Tanto Kaspersky como Norton coinciden en seguir también de cerca cualquier actividad inesperada en tu teléfono.

Estas pueden ser aplicaciones repentinas que no recuerdes haber instalado o llamadas o mensajes que no hayas hecho.

Kaspersky aconseja revisar tus cuentas de correo y redes sociales. Puede ser signo de peligro si te piden modificar la contraseña o te aparecen localizaciones de acceso inusuales.

“Cuando un hacker entra en tu teléfono, tratará de robarte el acceso a tus cuentas más valiosas“, dice la compañía, fundada en Rusia.

Persona con teléfono poniendo nombre de usuario y contraseña.

Getty Images
Al margen del peligro de hackeo, conviene no tener las contraseñas apuntadas en tu teléfono. Es vital mantener tus cuentas más valiosas bien protegidas.

¿Cómo evitar una brecha de seguridad en tu teléfono?

Tu terminal puede ser hackeado de varias formas.

Debes tener cuidado al descargarte aplicaciones, ya que algunas de ellas pueden contener virus. Lo ideal es elegir aplicaciones de las tiendas de Google o Apple, por ejemplo.

“Si recibes un correo o texto de una persona que no conoces, evita clicar en cualquier link o descargar un archivo adjunto. Estos también pueden incluir malwares”, apunta Norton.

“Es muy fácil para los hackers conectarse a tu teléfono usando wifi o bluetooth, así que desactívalos si no lo necesitas porque el ataque puede llegar sin aviso“, aconseja por otro lado la empresa de seguridad McAfee.

“Si te hackean en un espacio público, si apagas el teléfono puedes detener al hacker. Este es un método de prevención efectivo”, añade.

Persona revisando su teléfono en medio de varias personas caminando.

Getty Images
Las redes públicas de wifi pueden ser escenario de potenciales ataques de hackers.

A lo recomendado, Kaspersky también aconseja mantener tu teléfono todo el tiempo contigo y no perderlo de vista, no guardar contraseñas en tu dispositivo y mantener todas tus aplicaciones actualizadas.

¿Cómo actuar si ya te han hackeado el teléfono?

Si a pesar de seguir los consejos un hacker ha conseguido manipular tu teléfono, es importante tener claros los pasos para deshacerte del atacante.

Primero, Norton recomienda avisar a tus contactos de que tu teléfono fue hackeado. Así pueden evitar hacer click en cualquier link sospechoso que reciban de ti.

Acto seguido, debes desinstalar cualquier aplicación sospechosa.

Persona tocando la pantalla de su teléfono.

Getty Images
Atento a cualquier aplicación que aparezca en tu teléfono y no recuerdes haberla instalado.

También conviene activar algún software antimalware en tu terminal que detecte y ataque el agente malicioso que lo infecta.

Resetear tu teléfono puede ser otra solución, aunque esto también implicaría borrar tus datos y archivos.

Por último, es vital que cambies todas tus contraseñas. Es muy posible que esta información se haya comprometido durante el ataque.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RSJrBEhdZxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.