Médicos de barrio exigen vacuna COVID; luchan por mantenerse a salvo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Médicos de barrio luchan por mantenerse a salvo y exigen acceso a la vacuna contra la COVID

En un solo día, médicos que trabajan en consultorios de farmacia atienden más de una decena de pacientes sospechosos de COVID; en México, muchas personas acuden primero a estos negocios cuando se sienten mal.
Cuartoscuro
26 de abril, 2021
Comparte

En su día récord de contacto con COVID-19, Alejandra atendió a 14 pacientes sospechosos o confirmados de tener el virus que causa esta enfermedad. Ahora, que de acuerdo a los reportes de las autoridades la tendencia de contagios va bajando, ve tres o cuatro al día. Ella es una de los miles de médicos que trabajan en un consultorio anexo a un establecimiento de la cadena de Farmacias Similares. 

Alejandra, a quien llamaremos así para proteger su identidad pues teme que la despidan si habla con los medios, no comprende cómo es que las autoridades sanitarias del país pueden decir, para no vacunarlos todavía, que ellos no son primera línea, si muchas personas cuando se sienten mal a donde acuden es a estos consultorios. 

Desde diciembre de 2020, cuando inició la vacunación en las instituciones públicas al personal que atiende a los pacientes COVID en los hospitales, los integrantes de los servicios privados, sobre todo los que no están en los grandes sanatorios, han estado esperando que les den una fecha para inmunizarlos.

Te puede interesar: Médicos de servicios privados marchan para exigir vacunación contra covid-19

Las autoridades de salud no han definido cuándo se les va a vacunar, argumentando que el personal que trabaja en los consultorios de barrios, de farmacias, en los pisos de los hospitales, y muchos otros especialistas como los odontólogos, no son primera línea y, por lo tanto, no son prioridad.

“Cómo no vamos a ser primera línea, si somos el primer contacto con el paciente. Y yo, por ética, los tengo que revisar bien. Tengo que revisarles la faringe, por ejemplo. Y, por supuesto, que eso es un contacto de alto riesgo”, dice Alejandra, en entrevista con Animal Político, al terminar la marcha que un grupo de unos 50 integrantes del personal de salud de los servicios privados hizo este domingo del Monumento a la Revolución al Zócalo de la Ciudad de México, en demanda de que se les inmunice. 

La médica general asegura que hasta ahora no se ha contagiado de COVID, pero se lo atribuye a las precauciones que toma y a la inversión que hace de su bolsa para mantenerse a salvo. 

“Una buena parte de mi pago se va en cubrebocas, bata, careta. Farmacias de Similares solo se encarga de sanitizar el consultorio cada cuatro horas. Limpiar cada vez que sale un paciente corre por mi cuenta, lo mismo que el gasto en líquidos y material. Entre todo lo que compro debo gastarme unos 2 mil pesos al mes. Sueldo fijo no tengo, ni ninguna prestación. Gano según lo que tenga de consultas. Hay días que sacó 200 o 300 pesos”, dice.  

De la vacuna contra COVID hasta ahora nadie les ha dicho nada en firme. Alejandra cuenta que al principio Farmacias Similares les comunicó que lo estaban gestionando. Después ya no ha habido información. 

En el país, de acuerdo a datos del Inegi, hay más de 70 mil médicos en consultorios privados. La Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex) calcula que en los consultorios anexos a estos establecimientos trabajan unos 36 mil. 

Las autoridades de salud no han dado un dato sobre cuántos ya han recibido la vacuna por edad, porque también trabajan en algún servicio público o porque lograron obtener una dosis el día que personal de salud de los servicios privados llegó hasta la Escuela Médico Naval, en la alcaldía de Coyoacán, en la CDMX, y exigió que se les vacunará. 

Pero los médicos que han estado en protesta, informaron este domingo que, de acuerdo a un censo que están levantando, deben estar sin ninguna dosis al menos unos 32 mil profesionales de la salud del ámbito particular. 

Diana, otra de las médicas que marchó este domingo, trabaja en un consultorio de barrio, en la colonia Santa María La Ribera, en la capital del país. Dice que ha atendido unos 50 o 60 pacientes con COVID en toda la pandemia. Pese a tener los mayores cuidados posibles, ya se contagió.  Fue justo en mayo, cuando empezaba el primer pico de la epidemia. 

“Afortunadamente no tuve enfermedad grave. Tengo 35 años y no padezco ninguna comorbilidad. Creo que eso me ayudó. Solo perdí el olfato y tuve síntomas como de gripa. Me hice la prueba y fue positiva. Pero estuve sin trabajar un mes. Quise tomarme un tiempo antes de retomar mi actividad para no poner en riesgo a los pacientes, y pues en todos esas semanas no tuve ingresos. Yo, como muchos de mis compañeros, no tengo un sueldo, si no trabajo, no gano”.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ubicó a México como el país de América con más fallecimientos por COVID-19 entre el personal de salud, por encima de Estados Unidos y Brasil, donde la epidemia ha pegado muy fuerte. 

De acuerdo a datos de la propia Secretaría de Salud, que no los ha actualizado ya, hasta el 21 de abril pasado había 234 mil 749 casos totales confirmados de COVID entre el personal de los servicios sanitarios y 3 mil 793 defunciones. 

Lee más: Colegio Médico se suma a la petición de que haya un plan de vacunación para el sector privado

Los otros en alto riesgo

A los odontólogos tampoco se les ha considerado primera línea, pese a estar en contacto con la saliva y la boca de los pacientes.  Jesús Budar Ramírez es cirujano dentista. Tiene su consultorio propio en la Colonia Del Valle, en la Ciudad de México. Dice que no ha parado de trabajar en toda la epidemia. 

“Las urgencias dentales no paran, no pararon, así que los pacientes han seguido llegando. Incluso en las clínicas y hospitales no los quieren atender porque están enfocados a COVID. Los consultorios privados hemos sido los que hemos atendido esas urgencias dentales y el dolor de la población”. 

Budar dice que no se ha contagiado, aunque no se ha hecho nunca una prueba, y sí ha tenido reportes de cinco pacientes que han resultado positivos después de acudir a su consultorio. “No me la he hecho por costos, tiempo. Ahorita ya están los kioskos, pero antes…si me avisaban una semana o dos después de la consulta, incluso ya había pasado el tiempo para hacer cuarentena”, señala. 

Lo que sí, explica, es que ha tomado muchas medidas de seguridad por su cuenta: recibir a pacientes en tiempos espaciados para poder sanitizar e invertir mucho en equipo desechable y de protección. 

“Nunca hemos tenido apoyo del gobierno, ahora tampoco. Para poder montar un consultorio se nos piden muchos requisitos, pero apoyo no hay. Los costos se nos han elevado muchos para mantener nuestra seguridad y la de los pacientes. La caja de cubrebocas que costaba 50 pesos subió a 500 pesos. Un producto a base de peroxido de hidrógeno y cloro costaba antes 200 pesos el galón, ahora está en 500 pesos. Y no ha sido comprar solo eso, ha sido cubrir costos de: pijama quirúrgica, mantel desechable para la charola con el instrumental, la película para emplayar el respaldo de la silla, la lámpara”. 

Es mucha inversión, dice el cirujano dentista, y no hemos querido subir el costo de los servicios, porque si de por sí la población ya los siente caros. “Ha sido mucho riesgo, insiste, mucho gasto, mucho desgaste y encima no nos quieren vacunar”. 

El próximo viernes a las 10 de la mañana, informaron los médicos que se manifestaron en el Zócalo, se entregará en la Secretaría de Salud el censo que han estado levantando sobre el personal de salud de los servicios privados que aún falta por vacunarse, y esperarán una respuesta de las autoridades ante eso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Secuestran a grupo de misioneros cristianos estadounidenses en Haití

De acuerdo a varios reportes locales, al menos 15 mujeres, hombres y niños fueron retenidos por una banda armada cerca de la capital haitiana.
18 de octubre, 2021
Comparte

Un grupo de misioneros estadounidenses y sus familiares, entre ellos algunos menores de edad, fueron secuestrados este fin de semana por un comando armado en Puerto Príncipe, la capital de Haití.

De acuerdo con el informe dado por funcionarios haitianos a medios locales, al menos 15 personas fueron tomadas cautivas de un bus en el que se transportaban los misioneros y sus familias después de una visita a un orfanato.

Aunque no se conocen más detalles, funcionarios del gobierno de EE.UU. señalaron que habían recibido los reportes del secuestro.

Haití tiene una de las mayores tasas de secuestros en el mundo, con poderosos grupos armados que explotan la frágil institucionalidad que hay en el país para exigir dinero de rescate.

Desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el pasado mes de julio, bandas rivales han intentado ganar el control de territorios, en una escalada de violencia que, sumada a la débil seguridad estatal, ha aumentado la inestabilidad en la vida de muchos de los habitantes del país.

Los misionarios cristianos fueron retenidos poco después de abandonar la localidad de Croix-des-Bouquets y todavía no han sido liberados, de acuerdo con una fuente de una entidad de seguridad de Haití en conversación con la agencia de noticias AFP.

El Ministerio de Justicia de Haití y la Policía Nacional no han hecho comentarios al respecto.

Asimismo, se espera que el gobierno de EE.UU. emita una declaración, pero funcionarios de la secretaría de Estado por el momento solo han declarado a AFP que habían recibido los reportes y que la “seguridad de los ciudadanos estadounidenses fuera del país es una de sus principales prioridades”.

Personas caminando por la calle.

Getty Images
La violencia en Haití se ha recrudecido debido al asesinato del presidente Jovenel Moïse y al terremoto del pasado mes de agosto.

Mensaje de oración

Por su parte, la agencia de noticias AP señaló que la organización Christian Aid Ministrie envió un mensaje de voz a varios grupos religiosos en Haití como una “alerta especia de oración”.

El mensaje dice que el grupo está trabajando con la embajada de EE.UU. en Haití para “ver qué se puede hacer” para ayudar a los secuestrados.

Christian Aid Ministrie es una organización que trabaja mediante donaciones, construcción de refugios, comida y ropa y también la financiación de programas de capacitación para los niños.

Por su parte, pandillas armadas tienen el control de los distritos más pobres de Puerto Príncipe. Y recientemente han extendido su dominio hacia otras partes del país.

Más de 600 secuestros han sido registrados en lo que va de 2021, que superan ampliamente los 231 que ocurrieron en el mismo periodo durante 2020, de acuerdo a una empresa de análisis de datos local.

La violencia en Haití -el país más pobre del continente- se ha agravado después del asesinato de Moïse y el terremoto en el mes de agosto que dejó más de 2.000 personas muertas.

De acuerdo al diario New York Times, diversos sectores en Haití le han pedido a EE.UU. que envíe tropas al país para ayudar a calmar la situación, pero por ahora el presidente estadounidense Joe Biden no ha cedido a las peticiones.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/AYPKTw46nZ8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.