En tres meses, 145 niños tuvieron afectaciones graves tras COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En tres meses, 145 niños tuvieron afectaciones graves tras COVID; pediatras piden vigilar síntomas

Médicas han detectado que alrededor de 80% de los niños que fueron hospitalizados por este síndrome ingresaron directamente a cuidados intensivos, debido a la gravedad de su estado.
Cuartoscuro
8 de abril, 2021
Comparte

Aunque en un principio se creyó que la COVID tenía poco efecto en menores de edad, pediatras han detectado que no es así. La diferencia es que en los niños el virus no se manifiesta en lo inmediato sino semanas después, cuando presentan fiebre incontrolable, que puede ser confundida con síntoma de alguna infección, y que de no tratarse puede llegar hasta provocar infartos o daños en los órganos de por vida. 

Se trata del Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS, por sus siglas en inglés), que es un efecto del COVID-19, aun cuando los niños hayan sido asintomáticos, que provoca inflamación grave en el organismo hasta 40 días después de infectarse. 

Leer más: Qué es el síndrome de inflamación multisistémico y cómo afecta a niños tras tener COVID

Entre enero y marzo de este año, 145 menores de edad, con mayor prevalencia entre los 8 y 9 años, llegaron a la hospitalización con este diagnóstico en el país, de acuerdo con la estadística del Hospital Infantil Federico Gómez. 

En todos los casos han tenido fiebre de “difícil control” es decir, aún con medicamento habitual, persiste, por lo que este es considerado el principal síntoma. Aunque también pueden presentar acelere en el corazón; dolor abdominal, que podría confundirse con apendicitis; diarrea, lesiones en la piel con manchas rojas sin comezón; ojos rojos, e inflamación de la mucosa. 

Por eso, la pediatra reumatóloga Sandra Enciso advierte que es fundamental que los padres y médicos sepan de esto. “Estamos muy preocupados porque están llegando muy graves al hospital. Queremos hacer este llamado para que los papás estén alertas, que consideren que su hijo puede tener esto y vayan al médico; o si eres médico de primer contacto, que no se escape este diagnóstico porque compromete la vida y puede tener secuelas”, explica. 

De ahí que Enciso convocó a sus colegas intentar ayudar a quien lo requiera a través del correo electrónico [email protected] donde infectólogos, reumatólogos, hematólogos, cardiólogos, entre otros especialistas pediátricos participan para dar orientación sobre los casos, y sobre todo para poder ser canalizados en hospitales de ser necesario. 

Esto porque han detectado que alrededor de 80% de los niños que fueron hospitalizados por este síndrome ingresaron directamente a cuidados intensivos, debido a la gravedad de su estado, explica Mashenka Moreno González medica en el Hospital Federico Gómez, uno de los más importantes en atención pediátrica en el país. 

El algunas ocasiones, los médicos de primer contacto dan tratamiento para infección, pensando que la fiebre es síntoma, pero al ser persistente, entonces acuden a un hospital y para entonces ya puede haber complicaciones e incluso llega en “estado de choque”, es decir, “su corazón ya no puede soportar estar latiendo y llevar sangre a todo su cuerpo y no llega suficiente oxígeno a todos los órganos y se ve una inflamación severa”. 

Sandra Enciso explica que se están registrando dos o tres ingresos de este tipo por semana, y han ocurrido fallecimientos porque pueden sufrir infarto cerebral, insuficiencia cardiaca o inflamación pulmonar, además, al pasar al terapia intensiva con un estado crítico se incrementa el riesgo de fallecimiento. 

“De identificarse a tiempo, la estancia hospitalaria en terapia intensiva podría ser de cinco a siete días, pero como están llegando tardío, la estancia se está yendo a tres semanas o un mes, y con secuelas”, explica Enciso. 

Aunque “si bien una de las complicaciones es la muerte, no es lo único. Puede quedar con fallas en el corazón, en los riñones o trombosis”, por eso la vigilancia de los síntomas puede hacer la diferencia, dice Moreno González. 

Pero aún más, las especialistas insisten en que lo más importante es aplicar las mismas medidas de prevención entre los niños como con los adultos, es decir, uso de cubrebocas siempre que salgan a la calle, lavado de manos y distancia con los demás, porque “la única manera de prevenir esto es que los niños no se infecten”. 

Buscan mayor difusión 

Desde mayo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que niños y adolescentes en Europa y en Norteamérica habían sido ingresado en unidades de cuidados intensivos aquejados de un cuadro inflamatorio multisistémico de características similares a la enfermedad de Kawasaki y al síndrome de choque tóxico. 

Y advertía que se trataba de cuadros clínicos agudos acompañados de un síndrome hiperinflamatorio que evoluciona a insuficiencia multiorgánica y choque y “las hipótesis iniciales, basadas en los resultados de pruebas iniciales realizadas en el laboratorio, apuntan a que este síndrome puede estar relacionado con la COVID-19”. 

Con este antecedente es que los pediatras han detectado el síndrome entre pacientes mexicanos desde el año pasado y también tiene mayor incidencia en las semanas posteriores a los picos de infección entre la población general. 

Sin embargo, los pediatras advierten que se requiere mayor difusión de los síntomas en el país, y que las autoridades sanitarias no han hecho. 

Por eso, los pediatras infectólogos, reumatólogos, hematólogos, cardiólogos, entre otros expertos se han organizado para difundir la existencia del síndrome y, sobre todo, para alertar a padres y médicos de primer contacto de atender inmediatamente cualquier síntoma, sobre todo si los niños han sido expuestos al virus con algún contagio entre la familia. 

Esto porque incluso aunque hubiesen dado negativo a PCR en el momento de infección entre la familia, cuando el niño presenta complicaciones y es internado, al realizarle pruebas se detecta que tiene anticuerpos por COVID aunque hayan pasado entre 10 y 40 días del periodo de contacto. 

Sandra Enciso asegura que acercar la información a la población es fundamental para atender a los niños, por eso es que entre la comunidad pediátrica se ha organizado para ello, pues “no hemos visto que el gobierno haga ningún comentario sobre los niños porque seguimos con la idea de que a los niños no les pasa nada. Si bien el número no es alto, el paciente se pone muy grave”, por eso lanzaron una iniciativa. 

La Fundación Slim, incluso, produjo una serie de videos sobre la COVID, y entre ellos está uno donde se explica los efectos del síndrome y sus síntomas, mientras que los médicos distribuyen una infografía por WhatsApp. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Encuentran restos de 215 niños en una fosa común dentro de una escuela en Canadá

La fosa común fue hallada durante una inspección de una antigua escuela residencial para jóvenes indígenas.
29 de mayo, 2021
Comparte

Una fosa común con los restos de 215 niños fue hallada en un internado creado para integrar a miembros de la comunidad indígena de Canadá.

Se trata de antiguos estudiantes de la Kamloops Indian Residential School en Columbia Británica, en el oeste de Canadá, que cerró en 1978.

El hallazgo fue anunciado por la jefa de la comunidad aborigen Tk’emlups te Secwepemc.

El primer ministro Justin Trudeau calificó el hallazgo como un “doloroso recordatorio” de un “capítulo vergonzoso de la historia de nuestro país”.

Los dirigentes de la comunidad se encuentran trabajando con especialistas en museos y la oficina forense para establecer las causas y el momento exacto de las muertes, que actualmente se desconocen.

Rosanne Casimir, jefa de la comunidad en la ciudad de Kamloops en Columbia Británica, afirmó que el hallazgo preliminar ponía en evidencia una pérdida impensable que nunca fue documentada por los administradores de la escuela.

Estas escuelas de Canadá funcionaban como internados obligatorios administrados por el gobierno y las autoridades religiosas durante los siglos XIX y XX con el objetivo de integrar por la fuerza a los jóvenes indígenas.

Justin Trudeau

Getty Images
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, lamentó el hallazgo en el antiguo internado.

El internado Kamloops era el más grande de todo este sistema, que se conoció con el nombre de Sistema Escolar de Residencias Indígenas.

Inaugurado bajo la administración católica en 1890, llegó a contar con hasta 500 estudiantes cuando alcanzó su punto máximo en la década de 1950.

El gobierno central asumió la administración de la escuela en 1969, utilizándola como residencia para estudiantes locales hasta 1978, cuando fue cerrada.

¿Qué se sabe de los restos?

Según los voceros de Tk’emlups te Secwepemc, los restos fueron encontrados con la ayuda de un georradar durante una inspección de la escuela.

“Hasta donde sabemos, las muertes de estos niños nunca fueron documentadas”, aseguró Casimir. “Algunos de ellos tenían apenas 3 años”.

“Buscamos una manera de confirmar los hechos con el más profundo respeto y amor por esos niños perdidos y sus familias, entendiendo que Tk’emlups te Secwepemc es el lugar de descanso final para estos menores”.

Kamloops Indian Residential School, British Columbia

Reuters
El análisis de los restos aún continúa.

También señalaron que se habían acercado a las comunidades cuyos niños habían asistido a esta escuela.

Y afirmaron que esperan obtener resultados preliminares a mediados de junio.

La directora forense de la Columbia Británica, Lisa Lapointe, le explicó a la emisora ​​canadiense CBC que se encuentran “en las primeras etapas del proceso de recopilación de información”.

Reacciones

Las reacciones han sido de conmoción, dolor y arrepentimiento.

“Las noticias sobre los restos que se encontraron en la antigua escuela residencial de Kamloops me rompen el corazón“, escribió Trudeau en un tuit.

https://twitter.com/JustinTrudeau/status/1398325696431263745

La ministra de Relaciones Indígenas de Canadá, Carolyn Bennett, dijo que las escuelas residenciales eran parte de una política colonial “vergonzosa” y que el gobierno estaba comprometido a “conmemorar a esas almas inocentes perdidas”.

Por su parte, Terry Teegee, el jefe regional de la Asamblea de Naciones Originarias, calificó el hallazgo de esos cuerpos como un “trabajo urgente” que “refresca el dolor y la pérdida” de las comunidades de la región.

Esos puntos de vista fueron compartidos por otros grupos indígenas, incluida la Autoridad de Salud de las Naciones Originarias (FNHA, por sus siglas en inglés).

“Lamentablemente, esta situación no es una sorpresa e ilustra los impactos dañinos y duraderos que el sistema escolar residencial continúa teniendo en las personas de las naciones originarias, sus familias y comunidades”, señaló su director ejecutivo, Richard Jock, en un comunicado.

¿Qué eran las escuelas residenciales?

Desde aproximadamente 1863 hasta 1998, más de 150.000 niños indígenas fueron separados de sus familias e inscritos en estas escuelas.

A menudo, a los niños no se les permitía hablar su idioma ni practicar su cultura, y muchos eran maltratados y abusados.

Una comisión lanzada en 2008 para documentar los impactos de este sistema arrojó que un gran número de niños indígenas nunca regresó a sus comunidades de origen.

El histórico informe Verdad y Reconciliación, publicado en 2015, determinó que la política equivalía a un “genocidio cultural”.

En 2008, el gobierno canadiense se disculpó formalmente por el sistema.

El Proyecto Niños Desaparecidos documenta las muertes y los lugares de entierro de los niños que murieron mientras asistían a estas escuelas. Hasta la fecha, se han identificado más de 4.100 menores, según explica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8N04-KXiNCw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.