Odebrecht: FGR mantiene opacidad y desobedece ultimátum de INAI
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Odebrecht

FGR mantiene caso Odebrecht en la opacidad: desobedece doble ultimátum del INAI para desclasificarlo

Contrario a lo dicho por el presidente López Obrador, es la FGR la que mantiene en total hermetismo el caso Odebrecht, pese a lo ordenado por jueces y por el INAI.
Odebrecht
29 de abril, 2021
Comparte

En un abierto desacato a lo ordenado por el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) y por jueces federales, la Fiscalía General de la República (FGR) mantiene en total secrecía el expediente de investigación relacionado con los pagos de sobornos en México de la constructora Odebrecht.

Pese a dos ultimátum que dicho instituto ya le ha enviado este año a la Fiscalía para que se revelen los nombres de las personas investigadas y se elabore una versión pública de los tomos de la carpeta de investigación, la Fiscalía se ha negado a hacerlo.

Ni siquiera la advertencia del Instituto de imposición de sanciones como multas o denuncias ha modificado la posición de hermetismo sobre el caso que la Fiscalía adoptó desde el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, y que ha mantenido en la actual administración.

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó ayer al INAI de ser el responsable de que el expediente del caso Odebrecht no se conozca hasta ahora. “Este (Instituto) de la transparencia negó los expedientes de la empresa Odebrecht o, mejor dicho, resolvió que se iban a mantener en secreto los expedientes de la empresa Odebrecht, de la que daba sobornos a los que yo hacía referencia”, señaló en su conferencia matutina.

La realidad es al revés. Desde 2018 el INAI ha resuelto 13 recursos de revisión – dos de ellos promovidos por Animal Político – en los que revocó la negativa de la FGR (antes PGR) de proporcionar datos sobre la carpeta de investigación requeridas en solicitudes de transparencia y le ordenó que los abra y los publique.

Lo anterior bajo la tesis de que se trata de un caso de corrupción y de alto interés público, situaciones que contempla la ley como excepciones para desclasificar una carpeta de investigación.

Pero la fiscalía se ha resistido desde un principio a hacerlo. Para ello promovió hasta cuatro juicios de amparo en los que argumentaba que de cumplir con dicha instrucción se podría poner en riesgo el éxito de la indagatoria y se causaría un daño irreparable al país. La entonces PGR se sumó también a otro amparo que promovió en contra del INAI uno de los principales implicados en esta trama de corrupción: el exdirector de Pemex Emilio Lozoya.

Inicialmente los jueces federales que revisaron los casos otorgaron a la Fiscalía suspensiones provisionales y definitivas que le permitieron no entregar la información requerida. La FGR llegó a utilizar esas mismas suspensiones para no acatar las nuevas solicitudes de información que se iban presentando.

Sin embargo, luego de procesos judiciales que llegaron a extenderse hasta tres años, en 2020 distintos jueces y tribunales federales determinaron no amparar, en definitiva, a la FGR. Estimaron que el interés público en un caso de corrupción como este validaba la desclasificación del expediente a través de versiones públicas que no pusieran en riesgo los datos sensibles.

Además, los jueces consideraron que era necesario transparentar el caso para que la sociedad pudiera fiscalizar la forma en que se estaba llevando a cabo la investigación en un caso de corrupción de alto impacto.

El doble ultimátum… y nada

El 18 de enero el Director de Cumplimiento del INAI, Juan José Rivera Crespo, le envió un oficio a la FGR en la que le recordó que todos los procesos judiciales que promovió para no acatar las resoluciones relacionadas con Odebrecht ya habían sido desestimados y, por lo tanto, no existía ningún obstáculo para entregar la información.

Y le puso un plazo: cinco días hábiles para notificar la forma en que cumplió o cumpliría con la referida instrucción. En caso de no hacerlo se le podrían imponer “medidas de apremio” (sanciones) que contempla la Ley Federal de Transparencia, entre ellas la imposición de multas y de denuncias ante las autoridades correspondientes.

Dicho plazo se terminó sin que la Fiscalía cumpliera con la instrucción y entregara los datos solicitados por Animal Político y los otros solicitantes. El argumento dado al INAI, según lo referido por funcionario federales, era que los jueces no habían notificado oficialmente a los fiscales de que desecharon los amparos.

Sin embargo y tras corroborar que esa notificación judicial ya había ocurrido, el INAI le envió un nuevo ultimátum a la FGR a través de un oficio fechado el 16 de marzo en el que le pidió, sin pretextos, el cumplimiento de lo ordenado en las 13 resoluciones relacionadas con Odebrecht.

“Requiérase, por última ocasión … a la Fiscalía General de la República, a efecto de que, en un plazo no mayor a cinco días hábiles, contados a partir de la notificación del presente acuerdo, remitan a este Instituto las constancias que acrediten el cabal e irrestricto cumplimiento, en sus términos, de las resoluciones ejecutorias recaídas en los recursos de revisión…” indica el oficio.


Dicho periodo – que se alargó por el periodo vacacional y los tiempos de notificación – concluyó la semana pasada sin que la Fiscalía haya cumplido con la entrega de la información a los solicitantes.

En ese contexto Animal Político preguntó al INAI si se procedería con la imposición de multas o que pasaría con la negativa de la Fiscalía para acatar los resolutivos. La respuesta, al momento de esta publicación, fue que el área jurídica del Instituto continuaba revisando el asunto.

También se buscó a la FGR para conocer una postura sobre el incumplimiento en la entrega de la información, pero no hubo respuesta.

Opacidad hasta en el juicio

El caso Odebrecht se ha manejado con hermetismo también en los tribunales. Las audiencias públicas que se han llevado a cabo en contra de dos de los implicados, Emilio Lozoya y su madre, se han llevado a cabo sin la presencia de público ni periodistas bajo el argumento de las restricciones sanitarias.

Acceder a ellas incluso se ha vuelto complicado aun cuando ya hayan transcurrido. El año pasado Animal Político solicitó copia de las grabaciones de las audiencias iniciales de Lozoya, pero el Poder Judicial solo habilitó consultarlas durante un periodo de algunas horas en una computadora de sus instalaciones.

La organización no gubernamental TOJIL: Estrategia contra la impunidad, también ha requerido a los jueces del caso que le reconozcan la calidad de víctima desde su posición de representante de la sociedad civil, lo que le permitiría conocer del proceso y participar en las audiencias. Pero esto también se lo han negado.

Dicha organización trequirió a través de una solicitud de transparencia las copias de los videos y promovió un recurso de revisión ante el INAI en contra de la negativa del Consejo de la Judicatura de facilitar dicho material. En este caso dicho Instituto avaló la restricción impuesta por el Poder Judicial.

“Ya presentamos un nuevo juicio de amparo en contra de esta decisión del INAI de avalar la negativa del Consejo. Consideramos que es una decisión desafortunada porque le compran al Poder Judicial este cuento de que transcurrida la audiencia solo puede haber consulta directa. Las audiencias son públicas y por ende los registros deben ser públicos”, dijo Estefanía Medina, cofundadora de TOJIL.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

La preocupación por el cohete chino cuyos restos se dirigen sin control hacia la Tierra

Un cohete ingresará en la atmósfera a gran velocidad y existe preocupación por el lugar donde sus restos podrían estrellarse.
Reuters
7 de mayo, 2021
Comparte
cohete chino

Reuters
El cohete fue lanzado la anterior semana

El cohete chino Long March 5B avanza sin control hacia la Tierra a una velocidad de 27.600 kilómetros por hora.

Mientras se estima que entrará a la atmósfera terrestre este fin de semana, aún se desconoce si sus restos se desintegrarán al hacerlo o si impactarán contra la superficie del planeta, y en caso de que ocurra esto último, en qué punto sucederá.

Aunque no se descarta que pueda ser en una zona habitada, los expertos coinciden en que el riesgo de que alguien salga lastimado es “extremadamente improbable” y llaman a la calma.

Será uno de los reingresos no controlados más grandes de los últimos 30 años.

La preocupación

La mayor parte del aparato debería quedar calcinada cuando haga su última inmersión en la atmósfera, consideran los expertos.

Pero siempre existe la posibilidad de que los metales con altos puntos de fusión y otros materiales resistentes sobrevivan hasta la superficie.

El Pentágono estadounidense es una de las entidades estatales que rastrea al cohete chino.

El Departamento de Defensa de EE.UU. cree el el impacto puede producirse “alrededor del 8 de mayo” y descartó de momento derribarlo.

cohete chino nuevo

BBC

Mike Howard, portavoz de la oficina gubernamental, señaló este jueves que el Comando Espacial monitorea la trayectoria del cohete.

Sin embargo, reconoció que ni siquiera se conoce el punto exacto de entrada a la atmósfera y que su avance no tiene control.

Por su parte, Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, indicó que la situación tampoco significa “el fin del mundo”.

“No creo que la gente deba tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que golpee a alguien es bastante pequeño. No es despreciable, podría suceder, pero el riesgo de que te impacte es extremadamente pequeño“, afirmó el investigador a la cadena CNN el miércoles.

McDowell explicó que señalar hacia dónde pueden dirigirse los restos del cohete que sobrevivan la entrada a la atmósfera es casi imposible debido a la velocidad a la que viaja.

Basura espacial alrededor de la Tierra

BBC
La tierra está rodeada de satélites, pero también de basura espacial.

Sin embargo, hace un año sucedió algo similar con otro cohete.

Una de sus tuberías apareció en el suelo en Costa de Marfil, África.

Ante la inquietud despertada en la comunidad internacional, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino recordó que dejar que un cohete se autodestruya al entrar en la atmósfera es “una práctica internacional común”.

“China está prestando mucha atención a la etapa final del reingreso del cohete a la atmósfera” afirmó.

Y es que las posibilidades de que alguien realmente sea alcanzado por un trozo de basura espacial son muy pequeñas.

Sobre todo porque gran parte de la superficie de la Tierra está cubierta por océanos y porque esa parte que es tierra incluye enormes áreas que están deshabitadas.

“Si quiere apostar sobre dónde aterrizará algo en la Tierra, apueste por el Pacífico, porque el Pacífico es la parte más extensa de la Tierra. Es así de simple”, añadió McDowell.

Además, la posible zona de caída está restringida por la trayectoria del cohete.

Se mueve con una inclinación hacia el ecuador de unos 41,5 grados.

Esto significa que ya es posible excluir que los escombros puedan caer más al norte que aproximadamente 41,5 grados de latitud norte y más al sur que 41,5 grados de latitud sur.

Posibles lugares de caída

BBC

Detalles

China utilizó el cohete para poner en órbita parte de su estación espacial la semana pasada.

La estación espacial del gigante asiático se ensamblará a partir de varios módulos que se enviarán en diferentes momentos.

Y espera tenerla en pleno funcionamiento a fines de 2022.

Y aunque la mayoría de los desechos espaciales se queman en la atmósfera, el tamaño del cohete de 22 toneladas es lo que provoca preocupación.

China pide calma

Analistas de China minimizaron las preocupaciones sobre los restos del cohete espacial.

“Es muy probable que los escombros del cohete que puso en órbita la primera sección de la estación espacial china caigan en aguas internacionales y la gente no debe preocuparse”, dijeron analistas espaciales del gigante asiático en un comunicado el miércoles.

Los expertos chinos señalan que es común que restos de lanzamientos de cohetes caigan de regreso a la Tierra y que la afirmación del Pentágono de que los escombros de la aeronave regresan “fuera de control” y “pueden causar daños si impactan en áreas habitadas” no son más que una exageración.

Wang Ya’nan, editor jefe de la revista china Aerospace Knowledge, señaló que las autoridades espaciales de China consideraron cuidadosamente el desarrollo de la caída de los restos de cohetes desde la fase inicial de diseño y la elección del sitio de lanzamiento. También las características del despegue y su trayectoria.

“La mayoría de los escombros se quemarán durante el reingreso a la atmósfera de la Tierra, dejando solo una porción muy pequeña que puede caer al suelo, que potencialmente aterrizará en áreas alejadas de las actividades humanas o en el océano”, afirmó.

Estación espacial china

BBC

Al igual que otros expertos de su país, Wang sostiene que, como el dispositivo aeroespacial de China está hecho principalmente de materiales livianos, la mayor parte se quemará fácilmente con el aire denso en la atmósfera después de su reentrada a alta velocidad.

Para tener lista su estación espacial en las fechas previstas, China estableció una apretada agenda de 11 lanzamientos para los próximos dos años.

La estación en forma de T está pensada para estar operativa durante 10 años y su vida puede extenderse a 15 años con la reparación y el mantenimiento adecuados, según la Academia de Tecnología Espacial de China.

Se espera que sea la única estación operativa en órbita abierta a socios extranjeros tras el retiro de la Estación Espacial Internacional.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.