Vinculan a proceso a padrastro que abusó de niña, sin prisión preventiva
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Vinculan a proceso a padrastro que abusó de niña en Morelos, pero sin prisión preventiva

Tras la publicación del caso se concretó finalmente la audiencia inicial y surgieron historias de otras mujeres que presuntamente fueron violentadas por Freddy Potenza.
Cuartoscuro
15 de abril, 2021
Comparte

Después de un año de que se pospusiera o cancelara la audiencia inicial por acusaciones de violencia sexual infantil del cantante de tango Freddy Potenza a su hijastra cuando ella tenía 7 años, y luego de que Animal Político diera a conocer el caso, el pasado 26 de marzo fue vinculado a proceso. Es decir, que se consideró que sí hay elementos suficientes para que sea juzgado en Morelos, donde ocurrieron algunos de los presuntos abusos.

Sin embargo, el Juez de Control Ramón Villanueva Uribe decidió dictar como medidas cautelares solo que tenga que presentarse a firmar cada 15 días, retirarle el pasaporte y prohibirle que se acerque a Ale (como se llamará a la presunta víctima para proteger su identidad) y a su mamá Valesa Rivera; no impuso prisión preventiva, pese a que esta medida era una opción que está prevista en el artículo 19 constitucional y en el 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales para el delito de abuso sexual contra menores de edad.

Te puede interesar: En cinco años, solo 5 de cada 100 denuncias por abuso sexual y violación terminaron en sentencia

La propia madre de la niña, que es quien acude al juzgado en su representación, pidió la palabra para argumentar por la prisión preventiva. Le habían explicado que tenía derecho a ser escuchada y no que solo hablaran sus abogados, pero asegura en entrevista que el juez la interrumpió varias veces sin dejarla terminar de exponer las intimidaciones que sufrieron mientras estaban desprotegidas porque anuló la audiencia, y que hasta cuando concedió la prohibición de que el acusado se acerque a su domicilio, lo hizo con actitud de ceder solo para que ya terminara.

Para ella, no es suficiente con esa medida porque considera que el presunto agresor puede ser peligroso: el matrimonio acabó cuando la golpeó y después de eso lo ha denunciado por amenazas y ataques constantes a un terreno que tiene, donde asegura que él ha causado destrozos y, aunque hay testigos, la policía no lo ha detenido porque cuando llegan, logra huir.

De hecho, el mismo día que Animal Político hizo público el caso ocurrieron dos cosas: el juzgado notificó horas después la nueva fecha para realizar la audiencia inicial, por un lado, y por el otro, Freddy acudió nuevamente a dicho terreno a intentar meterse por la fuerza, aunque ellas no estaban ahí porque por temor han estado quedándose en otros lugares para que no pueda localizarlas.

Pero la Ministerio Público le dijo a Valesa que para considerar ese hecho en la audiencia y que pudieran tener algún peso cuando se dictaran las medidas cautelares, tendría que presentar una nueva denuncia, lo cual implicaría abrir otro proceso legal, a pesar de que ya existe una carpeta de investigación por las agresiones previas. Un camino que ya no se sintió con fuerzas de recorrer una vez más desde el principio, en términos emocionales y económicos.

El peregrinar de Ale y su madre buscando justicia lleva ya tres años, desde que la niña a los 12 hizo conciencia de que los tocamientos que había vivido de parte de su padre adoptivo no eran normales y, por el contrario, eran un delito. Pero al presentar la denuncia en la Ciudad de México, donde vivían entonces y ocurrieron algunos abusos, la Fiscalía trasladó el caso a Morelos, donde fue el más grave y del que había más pruebas y testigos. Aun así, en el último año, entre suspensiones de labores por la pandemia de COVID-19 y aplazamientos pedidos por el acusado al no tener un representante del Consulado de Argentina, su país de origen, el caso no había avanzado.

Cuando por fin se citó a audiencia ya en 2021, cambió la persona que llevaría el caso por parte del Ministerio Público y las víctimas no fueron notificadas. Valesa se enteró gracias a que recibió apoyo del Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos (IMM), donde además de informarle esa situación, le consiguieron una cita para que pudiera asegurarse de que la nueva encargada de la acusación estuviera familiarizada con el caso y revisar la carpeta con ella.

“Si no fuera por la denuncia pública, este caso ya estaría enterrado”, dice Valesa. 

Más víctimas de hace años o décadas

Una cosa más ocurrió después de conocerse públicamente la investigación que hay contra Potenza: una mujer se puso en contacto con Animal Político para contar que también había sido víctima de Potenza hace décadas, y le llegaron a Ale y Valesa historias de otras personas que dicen haber sido testigos de actos de acoso a menores y otros presuntos delitos.

Además, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México ofreció su apoyo para analizar si se puede reabrir la carpeta de investigación iniciada originalmente en esta entidad y contribuir en la búsqueda de información, ya que hay elementos que no se consideraron y otros hechos que Ale ha ido reviviendo en estos años. Ante el Consejo se han presentado al menos dos personas a dar su testimonio para asegurar que Potenza tiene un modus operandi desde hace décadas.

La mujer que contactó a este medio accedió a dar una entrevista con la condición de que se reserve su identidad, por miedo a represalias. Y explicó que desde que por fin rompió todo contacto con él, no había vuelto a hablar de lo que le hizo, hasta ahora.

Contó que hace años tuvo una relación con Potenza, a pesar de que él era bastante mayor que ella, que estuvo plagada de abusos, incluyendo que la estafó económicamente, y violencia tanto física como sexual. Llegó a haber personas que la vieron golpeada, recordó, pero en esa época no encontró apoyo para tomar acciones legales: si acaso le decían que se alejara de él. Cuando más cerca estuvo de denunciarlo, fue intimidada por policías que llegaron a hacerle insinuaciones sexuales y acabó por desistir, por lo que no quedaron registros oficiales.

“Fui a hacer mi declaración (ante el Consejo Ciudadano) y dije: lo primero que quiero contarles es que es un hombre encantador, es un hombre que tiene un discurso maravilloso, con una labia y una conversación magnífica, es adorable, es chistoso… primero que nada quiero dejar eso muy claro, porque eso hace que uno le crea todo. Número dos, es un estafador. Y luego les compartí los actos de violencia que tengo más claros.

”Me dijeron que tal vez ya proscribe el caso. Les dije: mira, igual lo mío no pasa, pero solo quiero dejar en claro que este tipo es peligroso”, detalló.

El Consejo explicó que no puede dar detalles de lo que sigue en términos legales, pero confirmó que recibió la declaración y le dio contención psicológica.

“También yo quería conocer a Ale ya a esta edad para platicar con ella y confirmé lo que ya suponía: ella… no, no, no, está en otra cosa, de: él me hizo esto, él me arruinó, él me hizo tal y tal… y empezó a decirme lugares, fechas, datos. Esa niña la tiene más clara que cualquiera de nosotras. También es que esta nueva generación puede denunciar, la mía no; a mí todos me decían lo mismo: pues reconcíliate con él, pues son cosas de pareja… ¿no?”

Lee más: Madre acusa que Fiscalía de Durango no indaga presunto abuso sexual contra sus hijas

Entre otras historias de las que han podido enterarse y constatar con más personas de su entorno está que siempre fue consumidor de pornografía infantil y varias veces sedujo a chicas menores de edad: a una de ellas la exhibía en la red social Hi5 en ropa interior. Y también, que cuando comenzó la relación con Valesa y quiso darle su apellido a Ale, que entonces era todavía una bebé, las utilizó de fachada, quiso justificar ante sus amigos y conocidos que había cometido errores en el pasado, pero ahora ya era un esposo y padre de familia comprometido, mientras seguía abusando de otras chicas.

Además, hace dos décadas Freddy ya cayó un día en la cárcel por problemas de drogas, y cuando lo detuvieron estaba viviendo en un hotel con una menor de edad a la que sus padres fueron a rescatar, aunque con dinero consiguió ser liberado. Después de eso, su familia intentó meterlo a rehabilitación, pero se escapó. Por ese escape y que les consta que alguna vez ha obtenido documentos falsos, tienen ahora la preocupación de que haya sido vinculado a proceso pero se le haya dejado en libertad.

Otras personas que accedieron a dar su testimonio fueron exvecinas del acusado en Coyoacán, Ciudad de México. Ese lugar fue el último en el que Ale tuvo contacto con él, ya que pese al divorcio siguió frecuentándolo un tiempo, hasta que decidió que ya no quería volver a verlo porque presuntamente intentó abusar de ella otra vez.

Quien fuera casera de Potenza relató a Animal Político que le rentaba un cuarto del conjunto donde también vivía ella y parte de su familia, hasta que descubrió que él se enviaba mensajes con su hijo adolescente, a quien había estado utilizando como intermediario para comprar drogas a cambio de dárselas a probar.

Otra vecina declaró ante el Consejo Ciudadano que fue testigo de que el acusado acosó a dos chicas menores de edad que vivían ahí, a una entrando a su cuarto y a otra dándole papelitos con su teléfono para que lo llamara.

Ante eso, la casera y su familia decidieron correrlo del lugar, pero no presentaron una denuncia formal, que consideran algo costoso y que muchas veces no logra justicia. Tampoco acudió nunca la policía a preguntarles, a pesar de que ese domicilio estuviera señalado como otro lugar de los hechos denunciados en la carpeta de investigación abierta por el presunto abuso sexual a Ale en la Fiscalía de la CDMX.

Todos estos testimonios aumentan la preocupación de la chica y su mamá sobre la peligrosidad de su presunto agresor, mientras buscan que puedan ser considerados en términos legales.

Mientras tanto, en Morelos, tras la vinculación a proceso el juez concedió un plazo de dos meses para que se realice la audiencia intermedia y se valoren las pruebas. Apenas un paso adelante en la búsqueda de justicia que emprendió Ale hace tres años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Aborto en América Latina: ¿puede la legalización en Argentina impulsar un cambio en toda la región?

Las activistas a favor del aborto en América Latina aseguran que la discusión no debería ser sobre el apoyo o la oposición al aborto, sino centrarse en la salud de la mujer.
7 de marzo, 2021
Comparte

Cuando el Congreso de Argentina votó para legalizar el aborto hasta la semana 14 de embarazo, Renata (no es su nombre real) se sintió emocionada.

“Qué genial”, recuerda haber pensado la joven de 20 años del norte de Brasil a finales de diciembre. Renata, estudiante y trabajadora de un supermercado, vio el cambio en Argentina como el inicio de algo nuevo en América Latina, donde el aborto es mayoritariamente ilegal.

Renata no pensó mucho en el tema hasta una semana después, cuando descubrió que ella misma estaba embarazada. Luego, relató, sintió que “su mundo colapsaba”.

“Bajo ninguna circunstancia podría tener al bebé”, me dijo, y me explicó que en la ciudad donde vive es imposible conseguir trabajo, más aún en el contexto de la pandemia. Renata tenía además la certeza de que en su trabajo la darían de baja con un salario menor si contaba la noticia a su jefe.

“Todo tiene que estar bien para traer un niño a este mundo”, afirmó. La joven agregó que después de haber visto a su madre criar a dos niños sola, nunca quiso tener que pasar por eso.

Mujeres en Argentina con un gran pañuelo verde que dice "Aborto legal, seguro y gratuito"

Reuters
Argentina se sumó en diciembre a la lista reducida de países en América Latina en los que el aborto es legal.

Pero Renata tenía pocas opciones.

El aborto está prohibido en Brasil a menos que el embarazo sea resultado de una violación, la vida de la madre esté en peligro o el feto sea anencefálico, una condición poco común que impide el desarrollo de parte del cerebro y el cráneo.

Renata decidió que viajaría a Colombia. Si bien las restricciones allí son similares a las de Brasil, la interpretación de la ley es más amplia y, por lo tanto, es más fácil acceder a abortos legales.

La joven incluso había pedido dinero prestado para pagar el vuelo, que iba a ser su primer viaje al extranjero.

Pero Colombia prohibió los vuelos desde Brasil debido a una nueva variante de covid-19 detectada en Manaos.

“Empecé a llorar”, recordó Renata. “Era mi última esperanza, estaba inconsolable”.

Ahora, con la ayuda de una organización benéfica llamada “Milhas pela vida das mulheres” (Millas por la vida de las mujeres), mediante la cual las personas donan millas aéreas para ayudar a mujeres a acceder a abortos seguros en el extranjero, Renata viajará a la Ciudad de México, donde el aborto durante las primeras 12 semanas de embarazo es legal.

“Es la mejor decisión para mí”, aseguró sin vacilar.

Poderoso movimiento por los derechos de las mujeres

Solo en Brasil, se estima que un millón de mujeres acceden a abortos clandestinos cada año. Los únicos lugares donde los abortos son legales actualmente en América Latina son Uruguay, Cuba, Guyana y partes de México. Y ahora, por supuesto, Argentina.

Muchas activistas proaborto esperan que el cambio de ley en Argentina presione a otros países para que sigan el ejemplo.

En Argentina, quienes apoyaron la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito lucían un pañuelo verde.

Es un símbolo que desde entonces ha sido adoptado por muchas otras activistas en la región. El pañuelo representa la resistencia pacífica de un creciente movimiento por los derechos de las mujeres que asegura que la sociedad debe cambiar.

Mujeres en Argentina muestran sus pañuelos verdes

Reuters
El símbolo del pañuelo verde usado en Argentina ha sido adoptado por muchas otras activistas en la región.

Debora Diniz, profesora de antropología de la Universidad de Brasilia, señaló que es inusual que un símbolo se extienda a otros países de esta manera.

“Tradicionalmente, América Latina no opera de esta manera”, afirmó la destacada activista feminista.

Era una región colonizada, que miraba mucho más al norte global. Y ahora nos miramos los unos a los otros. Incluso un país que se entiende a sí mismo como un continente, como Brasil, está usando el pañuelo verde para representar las causas de las mujeres”.

El conservadurismo y la Iglesia

Pero América Latina está profundamente dividida. Es una región donde reinan la religión y el conservadurismo.

Si bien Argentina avanzó en una dirección en diciembre, un mes después, el Congreso de Honduras agregó una prohibición del aborto a su Constitución, lo que hace que sea más difícil que nunca legalizar el procedimiento en el futuro.

Por tanto, no es un camino sencillo.

Mujeres en Honduras protestando contra la la incorporación a nivel constitucional de la prohibición del aborto

Reuters
Grupos de mujeres salieron a las calles en Honduras para protestar contra la incorporación a nivel constitucional de la prohibición del aborto.

“Cuando se aprobó la ley en Argentina, la gente en Honduras comenzó pensar si la presión para legalizar el aborto se extendería en la región y tal vez habría un cambio aquí”, afirmó Álvaro Hernández de “Ola Celeste”, un grupo antiaborto que respaldó el cambio a la Constitución.

“Honduras es un país cristiano y el aborto no ha sido un tema de debate a nivel local”, aseguró. Aunque la Iglesia puede ser muy influyente en Honduras, algunos grupos de mujeres salieron a las calles para protestar contra la prohibición del aborto.

En Argentina, muchos observadores dieron crédito al presidente de centroizquierda Alberto Fernández por contribuir a impulsar la legalización del aborto.

Pero en el vecino Brasil, el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro condenó la medida argentina, y los grupos conservadores siguen siendo fuertes.

No creo que vaya a ser tan fácil legalizar el aborto en Brasil“, señaló Celene Salomão, activista del capítulo de São Paulo de “40 Días por la Vida”, una campaña religiosa internacional contra el aborto.

Salomão opina que los senadores en Argentina “fueron sometidos a mucha presión” de grupos de izquierda para legalizar el aborto. Pero cree que el presidente Bolsonaro se mantendrá firme sabiendo que cuenta con el respaldo de grupos religiosos.

“Muchos brasileños son cristianos, no solo católicos sino también de otras denominaciones, y todos estamos en contra”.

Chile impulsa el cambio

En Chile, el presidente de derecha Sebastián Piñera también dejó en claro que se opone a un cambio en la ley, aunque en enero, a raíz de la decisión de Argentina, el Congreso comenzó a debatir la despenalización del aborto en las primeras 14 semanas de embarazo.

Uno de los temas que une a las activistas proaborto es el argumento a favor del acceso seguro.

Las activistas afirman que la discusión no debería ser sobre el apoyo o la oposición al aborto, sino centrarse en la salud de la mujer.

Y argumentan que las mujeres se someterán a abortos, sean legales o no, por lo que permitirles el acceso legal a la interrupción será más seguro y reducirá el número de muertes como resultado de abortos clandestinos.

La Dra. Karla Figueroa de la clínica GineClinic en México dice que desde que se despenalizó el aborto en la Ciudad de México, ninguna mujer ha muerto por este procedimiento.

“Eso es lo más importante en términos de salud pública”, agregó.

Pancarta en Argentinca que dice "Ni una muerte más por aborto clandestino"

Getty Images
Para muchos, el debate debe centrarse en la salud de la mujer. Desde que se despenalizó el aborto en la Ciudad de México ninguna mujer ha muerto por este procedimiento, afirmó la Dra. Karla Figueroa.

Y es un mensaje que se extiende por toda la región.

“El ángulo de la vida y la salud de las mujeres está muy presente en la discusión en Colombia”, afirmó Mariana Ardila, abogada de la organización Women’s Link Worldwide.

Ardila está haciendo campaña para eliminar la criminalización del aborto y asegurar que las mujeres que se someten a abortos y los equipos médicos que los realizan no sean procesados.

“El derecho penal es en realidad el peor instrumento en este caso y tiene muchas consecuencias como imponer un estigma y generar miedo entre el personal sanitario”, señaló.

Activistas a favor del aborto en la región aseguran que la legalización en Argentina ha galvanizado su lucha.

“Espero que el cambio en Argentina sirva como un punto de inflexión”, afirmó la Dra. Figueroa en la Ciudad de México.

Para Debora Diniz, la decisión argentina proporciona una mayor motivación.

“En Brasil, tenemos algunas de las feministas negras más activas y vibrantes de la región”, afirmó.

“Tenemos un feminismo diverso, y tal vez algo salga de él”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dC7xjJ7eIBk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.