Vinculan a proceso a padrastro que abusó de niña, sin prisión preventiva
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Vinculan a proceso a padrastro que abusó de niña en Morelos, pero sin prisión preventiva

Tras la publicación del caso se concretó finalmente la audiencia inicial y surgieron historias de otras mujeres que presuntamente fueron violentadas por Freddy Potenza.
Cuartoscuro
15 de abril, 2021
Comparte

Después de un año de que se pospusiera o cancelara la audiencia inicial por acusaciones de violencia sexual infantil del cantante de tango Freddy Potenza a su hijastra cuando ella tenía 7 años, y luego de que Animal Político diera a conocer el caso, el pasado 26 de marzo fue vinculado a proceso. Es decir, que se consideró que sí hay elementos suficientes para que sea juzgado en Morelos, donde ocurrieron algunos de los presuntos abusos.

Sin embargo, el Juez de Control Ramón Villanueva Uribe decidió dictar como medidas cautelares solo que tenga que presentarse a firmar cada 15 días, retirarle el pasaporte y prohibirle que se acerque a Ale (como se llamará a la presunta víctima para proteger su identidad) y a su mamá Valesa Rivera; no impuso prisión preventiva, pese a que esta medida era una opción que está prevista en el artículo 19 constitucional y en el 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales para el delito de abuso sexual contra menores de edad.

Te puede interesar: En cinco años, solo 5 de cada 100 denuncias por abuso sexual y violación terminaron en sentencia

La propia madre de la niña, que es quien acude al juzgado en su representación, pidió la palabra para argumentar por la prisión preventiva. Le habían explicado que tenía derecho a ser escuchada y no que solo hablaran sus abogados, pero asegura en entrevista que el juez la interrumpió varias veces sin dejarla terminar de exponer las intimidaciones que sufrieron mientras estaban desprotegidas porque anuló la audiencia, y que hasta cuando concedió la prohibición de que el acusado se acerque a su domicilio, lo hizo con actitud de ceder solo para que ya terminara.

Para ella, no es suficiente con esa medida porque considera que el presunto agresor puede ser peligroso: el matrimonio acabó cuando la golpeó y después de eso lo ha denunciado por amenazas y ataques constantes a un terreno que tiene, donde asegura que él ha causado destrozos y, aunque hay testigos, la policía no lo ha detenido porque cuando llegan, logra huir.

De hecho, el mismo día que Animal Político hizo público el caso ocurrieron dos cosas: el juzgado notificó horas después la nueva fecha para realizar la audiencia inicial, por un lado, y por el otro, Freddy acudió nuevamente a dicho terreno a intentar meterse por la fuerza, aunque ellas no estaban ahí porque por temor han estado quedándose en otros lugares para que no pueda localizarlas.

Pero la Ministerio Público le dijo a Valesa que para considerar ese hecho en la audiencia y que pudieran tener algún peso cuando se dictaran las medidas cautelares, tendría que presentar una nueva denuncia, lo cual implicaría abrir otro proceso legal, a pesar de que ya existe una carpeta de investigación por las agresiones previas. Un camino que ya no se sintió con fuerzas de recorrer una vez más desde el principio, en términos emocionales y económicos.

El peregrinar de Ale y su madre buscando justicia lleva ya tres años, desde que la niña a los 12 hizo conciencia de que los tocamientos que había vivido de parte de su padre adoptivo no eran normales y, por el contrario, eran un delito. Pero al presentar la denuncia en la Ciudad de México, donde vivían entonces y ocurrieron algunos abusos, la Fiscalía trasladó el caso a Morelos, donde fue el más grave y del que había más pruebas y testigos. Aun así, en el último año, entre suspensiones de labores por la pandemia de COVID-19 y aplazamientos pedidos por el acusado al no tener un representante del Consulado de Argentina, su país de origen, el caso no había avanzado.

Cuando por fin se citó a audiencia ya en 2021, cambió la persona que llevaría el caso por parte del Ministerio Público y las víctimas no fueron notificadas. Valesa se enteró gracias a que recibió apoyo del Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos (IMM), donde además de informarle esa situación, le consiguieron una cita para que pudiera asegurarse de que la nueva encargada de la acusación estuviera familiarizada con el caso y revisar la carpeta con ella.

“Si no fuera por la denuncia pública, este caso ya estaría enterrado”, dice Valesa. 

Más víctimas de hace años o décadas

Una cosa más ocurrió después de conocerse públicamente la investigación que hay contra Potenza: una mujer se puso en contacto con Animal Político para contar que también había sido víctima de Potenza hace décadas, y le llegaron a Ale y Valesa historias de otras personas que dicen haber sido testigos de actos de acoso a menores y otros presuntos delitos.

Además, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México ofreció su apoyo para analizar si se puede reabrir la carpeta de investigación iniciada originalmente en esta entidad y contribuir en la búsqueda de información, ya que hay elementos que no se consideraron y otros hechos que Ale ha ido reviviendo en estos años. Ante el Consejo se han presentado al menos dos personas a dar su testimonio para asegurar que Potenza tiene un modus operandi desde hace décadas.

La mujer que contactó a este medio accedió a dar una entrevista con la condición de que se reserve su identidad, por miedo a represalias. Y explicó que desde que por fin rompió todo contacto con él, no había vuelto a hablar de lo que le hizo, hasta ahora.

Contó que hace años tuvo una relación con Potenza, a pesar de que él era bastante mayor que ella, que estuvo plagada de abusos, incluyendo que la estafó económicamente, y violencia tanto física como sexual. Llegó a haber personas que la vieron golpeada, recordó, pero en esa época no encontró apoyo para tomar acciones legales: si acaso le decían que se alejara de él. Cuando más cerca estuvo de denunciarlo, fue intimidada por policías que llegaron a hacerle insinuaciones sexuales y acabó por desistir, por lo que no quedaron registros oficiales.

“Fui a hacer mi declaración (ante el Consejo Ciudadano) y dije: lo primero que quiero contarles es que es un hombre encantador, es un hombre que tiene un discurso maravilloso, con una labia y una conversación magnífica, es adorable, es chistoso… primero que nada quiero dejar eso muy claro, porque eso hace que uno le crea todo. Número dos, es un estafador. Y luego les compartí los actos de violencia que tengo más claros.

”Me dijeron que tal vez ya proscribe el caso. Les dije: mira, igual lo mío no pasa, pero solo quiero dejar en claro que este tipo es peligroso”, detalló.

El Consejo explicó que no puede dar detalles de lo que sigue en términos legales, pero confirmó que recibió la declaración y le dio contención psicológica.

“También yo quería conocer a Ale ya a esta edad para platicar con ella y confirmé lo que ya suponía: ella… no, no, no, está en otra cosa, de: él me hizo esto, él me arruinó, él me hizo tal y tal… y empezó a decirme lugares, fechas, datos. Esa niña la tiene más clara que cualquiera de nosotras. También es que esta nueva generación puede denunciar, la mía no; a mí todos me decían lo mismo: pues reconcíliate con él, pues son cosas de pareja… ¿no?”

Lee más: Madre acusa que Fiscalía de Durango no indaga presunto abuso sexual contra sus hijas

Entre otras historias de las que han podido enterarse y constatar con más personas de su entorno está que siempre fue consumidor de pornografía infantil y varias veces sedujo a chicas menores de edad: a una de ellas la exhibía en la red social Hi5 en ropa interior. Y también, que cuando comenzó la relación con Valesa y quiso darle su apellido a Ale, que entonces era todavía una bebé, las utilizó de fachada, quiso justificar ante sus amigos y conocidos que había cometido errores en el pasado, pero ahora ya era un esposo y padre de familia comprometido, mientras seguía abusando de otras chicas.

Además, hace dos décadas Freddy ya cayó un día en la cárcel por problemas de drogas, y cuando lo detuvieron estaba viviendo en un hotel con una menor de edad a la que sus padres fueron a rescatar, aunque con dinero consiguió ser liberado. Después de eso, su familia intentó meterlo a rehabilitación, pero se escapó. Por ese escape y que les consta que alguna vez ha obtenido documentos falsos, tienen ahora la preocupación de que haya sido vinculado a proceso pero se le haya dejado en libertad.

Otras personas que accedieron a dar su testimonio fueron exvecinas del acusado en Coyoacán, Ciudad de México. Ese lugar fue el último en el que Ale tuvo contacto con él, ya que pese al divorcio siguió frecuentándolo un tiempo, hasta que decidió que ya no quería volver a verlo porque presuntamente intentó abusar de ella otra vez.

Quien fuera casera de Potenza relató a Animal Político que le rentaba un cuarto del conjunto donde también vivía ella y parte de su familia, hasta que descubrió que él se enviaba mensajes con su hijo adolescente, a quien había estado utilizando como intermediario para comprar drogas a cambio de dárselas a probar.

Otra vecina declaró ante el Consejo Ciudadano que fue testigo de que el acusado acosó a dos chicas menores de edad que vivían ahí, a una entrando a su cuarto y a otra dándole papelitos con su teléfono para que lo llamara.

Ante eso, la casera y su familia decidieron correrlo del lugar, pero no presentaron una denuncia formal, que consideran algo costoso y que muchas veces no logra justicia. Tampoco acudió nunca la policía a preguntarles, a pesar de que ese domicilio estuviera señalado como otro lugar de los hechos denunciados en la carpeta de investigación abierta por el presunto abuso sexual a Ale en la Fiscalía de la CDMX.

Todos estos testimonios aumentan la preocupación de la chica y su mamá sobre la peligrosidad de su presunto agresor, mientras buscan que puedan ser considerados en términos legales.

Mientras tanto, en Morelos, tras la vinculación a proceso el juez concedió un plazo de dos meses para que se realice la audiencia intermedia y se valoren las pruebas. Apenas un paso adelante en la búsqueda de justicia que emprendió Ale hace tres años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jurado acusa a dos hombres por tráfico de personas y muerte de migrantes hallados en camión en Texas

Homero Zamorano y Christian Martínez enfrentarán una condena que puede llegar a ser la pena de muerte.
21 de julio, 2022
Comparte

Dos hombres fueron acusados por el tráfico y la muerte de 53 migrantes en Texas, informó este miércoles el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Un gran jurado federal en la ciudad de San Antonio acusó formalmente a Homero Zamorano y a Christian Martínez, ambos texanos, de cuatro cargos:

  • conspiración para transportar migrantes de forma ilegal con resultado de muerte,
  • transporte de extranjeros de forma ilegal con resultado de muerte,
  • conspiración para transportar migrantes de forma ilegal que resultó en lesiones graves y puso vidas en peligro,
  • transporte de extranjeros de forma ilegal que resultó en lesiones graves y puso vidas en peligro.
El conductor del tráiler con migrantes muertos

Reuters
Homero Zamorano ha sido acusado por la muerte de los 53 migrantes en San Antonio.

La pena máxima por estos cargos es la cadena perpetua o la pena de muerte, algo que analizará el fiscal general antes de pedir la condena en los próximos días.

Un juez federal determinará luego la sentencia.

Una tragedia

El incidente en San Antonio, ocurrido el pasado 27 de junio, es el caso de tráfico de personas más mortífero en la historia reciente de EE.UU.

“Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro”, narró entonces el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus.

Además de los 50 adultos y tres menores de edad que murieron, 10 adultos y un menor resultaron heridos.

Entre las víctimas había mexicanos, guatemaltecos, hondureños y salvadoreños.

Muerte por calor

Zamorano, de 46 años, conducía el camión y fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., aunque en ese momento no fue detenido.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La policía investiga un camión en el que fueron hallados decenas de migrantes muertos

Getty Images
San Antonio queda aproxidamente a 250 km de la frontera con México.

Martínez, de 28 años, fue identificado en comunicaciones con Zamorano en las que hablaban sobre la operación de tráfico de personas.

Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, también estaban siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente, aunque de momento no fueron incluidos en la acusación formal.

El jefe del Departamento de Bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo a fines de junio que las personas murieron de agotamiento y exceso de calor dentro del camión, que no tenía aire acondicionado.

Las víctimas estaban “calientes al tacto”.

La investigación reveló que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba.

Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Rutas peligrosas

El vehículo fue encontrado en una zona de poco tránsito, cerca de una vía de tren en el suroeste de San Antonio, que queda a unos 250 kilómetros de la frontera entre EE.UU. y México.

Zamorano había tomado la ruta que va desde Laredo, en la frontera de México y Texas, hasta San Antonio.

Mapa del sitio de incidente

BBC

La inmigración es un tema político polémico en EE.UU., donde el año pasado se detuvo a un número récord de inmigrantes indocumentados que cruzaban al país desde México, muchos de ellos viajando por rutas extremadamente peligrosas e inseguras.

Huyendo de la pobreza y la violencia en América Central, muchos de los inmigrantes indocumentados terminan pagando enormes sumas de dinero en efectivo a traficantes de personas para cruzar la frontera.

En los últimos años ha habido muchos ejemplos similares de migrantes que fallecieron durante su viaje, pero ninguno tan mortal como el de San Antonio.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, culpó al presidente estadounidense, Joe Biden, del Partido Demócrata, por las muertes y las describió como “resultado de sus letales políticas de fronteras abiertas”.

Beto O’Rourke, el candidato demócrata que compite contra Abbott en las elecciones de noviembre, dijo que los informes eran devastadores y pidió una acción urgente para “desmantelar las redes de contrabando de personas y reemplazarlas con vías ampliadas para la migración legal”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.