De nuevo, adultos mayores esperan horas por vacuna en Guadalajara
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

De nuevo, adultos mayores esperan por horas aplicación de vacuna en Guadalajara

Adultos mayores que acudieron a Guadalajara para vacunarse contra la COVID encontraron largas filas en las que no dividen a quienes tienen cita y los que llegan a formarse. Algunos no alcanzaron a recibir su dosis.
Cuartoscuro
6 de mayo, 2021
Comparte

María Elena y Timoteo esperan en la fila para ser vacunados. Se paran, se sientan y se recargan en los barrotes.  Llevan más de 5 horas formados para entrar a  la sede del Museo del Ejército y Fuerza Aérea. Timoteo es un hombre de 82 años de edad, que se queja de los dolores que le provoca la espera. Tiene un marcapasos y padece de la presión.

“Nos encerraron un año y ahora sí (para la vacunación) nos sacaron como perros… ¿qué ya no valemos nada? ¿por qué nos ponen en estas condiciones? ¿tú crees que esto es digno? ¡nos quitaron cinco centros de vacunación en comparación con la vez pasada, pues más nos juntamos la gente! Estoy sentida, estoy ofendida” comenta María Elena.

La pareja acude al tercer día de vacunación, conforme a los apellidos que se vacunan este día – de la letra H a la O-, y esperaban que no fuese como los pasados dos días anteriores donde se presentaron largas filas en las cuatro sedes de vacunación que tiene la capital de Jalisco.

Cuando acudieron para la primera dosis, entre el 19 y 22 de marzo, tuvieron que formarse durante tres días para ser vacunados. “A veces (las autoridades) no se dan cuenta que uno no tiene quien le haga la fila, nada más estamos nosotros dos solitos y como nosotros hay muchos” agrega María Elena.

Pero la situación de este jueves no fue muy diferente. Las cuatro sedes en la ciudad -Parque Agua Azul, Parque San Rafael, Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (Cucei) y el Museo del Ejército y Fuerza Aérea- presentaron largas filas.

A la pareja no le habló la Secretaría del Bienestar para darle una cita de asistencia, como se aseguró que sucedería. En cambio a Salvador sí, pero tampoco sirvió de mucho.

Le dijeron que debía presentarse el miércoles a las 2:00 de la tarde, pero debido a las largas filas que se anunciaron, decidió irse a las 10:00 de la mañana a asomarse. Le desesperó tanta fila, que decidió regresar más tarde, pasadas las 2:00 de la tarde.

Pero la sorpresa fue que no había fila que se dividiera entre los citados y las personas que se iban formando. Al final se formó, no alcanzó vacuna y le firmaron para que acudiera hoy a las 8:00 de la mañana.

Este jueves Salvador tuvo suerte, porque supo dónde formarse. Una  fila discreta, que era exclusiva para quienes tenían sellada su papeleta del día anterior. Mientras, Pedro y Alejandra permanecieron más de seis horas en la fila general, pues preguntaron por “donde se formaban los de la papeleta sellada” y los mandaron a la fila común.

Te puede interesar: Arranca en Jalisco operativo para vacunar a 200,000 maestros

Según reportaron medios locales ayer hubo adultos mayores que permanecieron 17 horas formados para acceder a la vacunación.  Y desde antier las largas filas, que implicaron tráfico en las zonas viales donde estaban los complejos viales.

Incluso quienes se formaron el martes 4 de mayo desde las 7 de la mañana, les dijeron a las 7 de la tarde que no alcanzaban, que se formaran al día siguiente.

Un cambio de estrategia… que no funcionó

Aunque sí hubo un cambio de estrategia en la vacunación, entre la aplicación de la primera y la segunda dosis, tampoco se realizó con éxito.

En la primera aplicación, las autoridades solo reportaron dosis para vacunar a una de cada tres personas que vivían en la ciudad. Prácticamente se dijo que quien llegara primero, ganaba.

En esta ocasión llegaron 102 mil dosis para aplicarse, suficientes para los adultos mayores de la ciudad. Pero, en lugar de ofrecer las 9 sedes que instalaron anteriormente, ofrecieron cuatro, lo que ocasionó las largas filas.

Esto también implicó que las personas gastaran más en su traslado, como Emilia y su madre quienes gastaron 100 pesos en taxi para su llegada a la comida.

“Más la comida, el baño, las copias y hasta me compré un banquito porque ya no aguantaba, no pues si me he gastado mis 250 pesos y me faltan otros 100 para el taxi de regreso, es un lujo venir a la vacuna” comenta Emilia.

Falta de cooperación entre Bienestar y autoridades locales

En la primera dosis aplicada, Animal Político documentó  falta de cooperación entre la Secretaría del Bienestar y las autoridades de Secretaría de Salud Jalisco y el Ayuntamiento de Guadalajara.

En aquella ocasión, las autoridades locales reconocieron que no podían tener mucha injerencia en la planificación y que solo colocaron baños, vallas y estuvieron ayudando en la formación. Mientras que Secretaría del Bienestar negó que hubiera caos y se dijo sorprendida por el cuestionamiento de largas filas.

En Jalisco, el control de la pandemia está a cargo de la alianza de cooperación entre la Universidad de Guadalajara, los Hospitales Civiles y la Secretaría de Salud Jalisco.

El mayor número de pruebas de COVID-19 se realiza en las instalaciones universitarias y son gratuitas. Incluso la Universidad creó un equipo de voluntarios para poder hacer posible la campaña de vacunación en el Estado, pero han señalado no ser requeridos para la vacunación.

En medio de la disputa, la Universidad de Guadalajara con apoyo de la Secretaría de Salud Jalisco propusieron a la Secretaría del Bienestar abrir una nueva sede en el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), la cual había sido utilizada en la primera aplicación con éxito.

La autorización se anunció este jueves y abrirá sus puertas mañana, en el último día de vacunación a adultos mayores y con apellidos que vayan de la P a la Z.

Luego del anuncio, las autoridades universitarias pidieron no formarse desde hoy, pero la desesperación que impera en los tapatíos lo impide. La fila supera las dos cuadras cercanas al centro universitario.

Cuando se les pregunta por qué formarse un día antes, responden que no existe la certeza de cuando lleguen más dosis, y temen que el tiempo siga pasando sin recibirla.

De acuerdo con los manuales de vacunación de la Secretaría de Salud, la vacuna Pfizer -que actualmente se está aplicando- debe ser puesta entre 3 y 6 semanas después de la primera dosis, pero esta es la séptima semana que pasó desde la primera dosis.

Lee más: Entre largas filas y desesperación esperan alcanzar vacunas en Jalisco

Una vacuna que no llega a Ocotlán

Francis acudió a vacunarse el 19 de marzo de este año. Supo por familiares, que debido a la falta de gente que quisiera vacunarse, la sede de Expo Eventos, en el municipio de Ocotlán recibía a cualquier persona mayor de 60 años para vacunarse.

Francis condujo 80 kilómetros en compañía de sus compadres Justina y Antonio para llegar. En el momento todo fue alegría, pero han transcurrido 7 semanas sin que les notifiquen de la segunda aplicación.

Según el manual de la Secretaría de Salud, la aplicación de la vacunación de Sinovac debe de ser entre 4 a 5 semanas entre la primera y segunda dosis, pero esta es la 7 semana.

A otros municipios fuera de la Zona Metropolitana de Guadalajara ya se les vacunó desde finales de abril, como Encarnación de Díaz, San Juan de los Lagos, La Barca, Tizapan, Tuxcueca, Zapotlán del Rey y Jocotepec.

Ante esto, se preguntó a Secretaría de Salud sobre el tema, pero al cierre de la edición no ha contestado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Texas: muere de un infarto el esposo de una de las maestras asesinadas en el tiroteo en Uvalde

Joe García, esposo de Irma García, la maestra que murió protegiendo a sus alumnos en la Escuela Primaria Robb, falleció de un ataque cardiaco. Su familia dice que murió "con el corazón roto".
26 de mayo, 2022
Comparte

Joe García, esposo de Irma García, una de las dos maestras que murieron en la masacre de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, un hecho que dejó 21 muertos, falleció este jueves de un ataque al corazón.

El sobrino de la pareja, John Martínez, comunicó la noticia en su cuenta de Twitter.

“EXTREMADAMENTE desgarrador y vengo con un profundo dolor para decir que el esposo de mi tía Irma, Joe García, falleció debido al dolor, realmente no tengo palabras para saber cómo nos sentimos todos, POR FAVOR OREN POR NUESTRA FAMILIA. Dios ten misericordia con nosotros, esto no es fácil”, decía el tuit.

Martínez también confirmó la noticia a The New York Times en una entrevista y un amigo cercano a la familia a la cadena ABC.

La noticia de la muerte de Joe García, de 50 años, también fue anunciada en una página creada para recaudar fondos por Debra Austin, quien dice ser prima de Irma García.

Joe “ha muerto trágicamente esta mañana (5/26/2022) como resultado de una emergencia médica“, decía el mensaje.

“Realmente creo que Joe murió con el corazón roto y perder al que fue el amor de su vida durante más de 30 años fue demasiado”, agregó.

La pareja tenía cuatro hijos; el mayor, de 23 años de edad.

Con los niños en sus brazos

Irma García

UCISD

La maestra, de 46 años, fue hallada por los agentes de policía “abrazando a niños en sus brazos hasta su último aliento”, le dijo su sobrino a The New York Times.

Este explicó que García había visitado el memorial de su esposa el jueves por la mañana para dejar flores. Cuando regresó a casa, “prácticamente se derrumbó”.

Irma era maestra de la escuela desde hace 23 años y en 2019 fue nominada como maestra del año por su distrito escolar.

Ella y Eva Mireles, la segunda maestra que perdió la vida en el tiroteo, llevaban trabajando juntas desde hacía cinco años.

 

El tiroteo en la Escuela Primaria Robb tuvo lugar el martes sobre el mediodía, hora local.

El atacante, identificado como Salvador Ramos, de 18 años, fue abatido por la policía en la escena del crimen. Antes de atacar la escuela, disparó en la cara a su abuela, que está en estado crítico.

Se desconocen los motivos detrás del tiroteo, que dejó un saldo de 21 muertos (19 niños y dos maestras).


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=c3DVp21RZ1M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.