Empresas no pueden negar permiso a sus empleados para ir a vacunarse
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Empresas no pueden negar permiso a sus empleados para ir a vacunarse contra COVID ni descontarles horas

Poner trabas a trabajadores para acudir a recibir la inmunización contra COVID sería obstruir un programa de salud. Los centros de trabajo se harían acreedores a multas y responsabilidades en caso de que sus empleados enfermen.
Cuartoscuro
10 de mayo, 2021
Comparte

Las empresas no pueden negarle a sus empleados el permiso para salir cuando les toque ir a vacunarse contra COVID-19. Tampoco podrán descontarles las horas que se ausenten por esta causa ni podrán obligarlos a reponerlas.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) explicó, en una tarjeta informativa enviada a este portal, ahora que por edad ya le tocará vacuna a un mayor número de personas económicamente activas, que las empresas e instituciones no podrán legalmente negar el acceso programado al esquema de vacunación, puesto que la salud de los trabajadores es un asunto de interés público.

Te puede interesar: El martes 11 de mayo comienza la vacunación para adultos de 50 a 59 años en la alcaldía Cuauhtémoc

El Artículo 408 de la Ley General de Salud señala que las autoridades sanitarias competentes ordenarán la vacunación de personas expuestas a contraer enfermedades transmisibles, en casos como el de una epidemia grave, como la de COVID-19.

En línea con lo anterior, el Artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo, dispone que los patrones están obligados a cumplir con las disposiciones que en caso de emergencia sanitaria fije la autoridad competente, así como a proporcionar a sus trabajadores los elementos que señale dicha autoridad, para prevenir enfermedades en caso de declaratoria de contingencia sanitaria. Una de esas disposiciones es justo la vacunación.

“Si los patrones no dejan a los trabajadores ir a vacunarse están incumpliendo normas de seguridad e higiene y no solo eso, les están negando un derecho del artículo cuarto constitucional que es el derecho a la salud “, explica Enrique Larios, presidente del Colegio de Profesores de Derecho del Trabajo de la UNAM.

Los descuentos en los salarios de los trabajadores están prohibidos, salvo en casos y con los requisitos específicos que señala el artículo 110 de la Ley Federal del Trabajo, ningunos de los cuales aplica en el caso de la vacunación.

“Los patrones no tienen derecho a descontarles a los trabajadores las horas en las que se ausenten para irse a vacunar. Es como si les quisieran descontar por ir a una capacitación para asegurar la salud en el lugar de trabajo. Ellos van a vacunarse incluso para mejores las condiciones de trabajo y reducir el riesgo de contagios”, señala Larios.

Tampoco los pueden obligar a reponer las horas que estén fuera para ir a recibir la inmunización.

“Hay normas que les imponen a los patrones el cuidado de la salud de sus empleados y ponerles trabas para ir a vacunarse acarrearía responsabilidades a ese patrón: está exponiendo a sus trabajadores y atentando contra el derecho a la salud -dice el especialista de la UNAM. Las autoridades pueden multar al patrón por obstruir un programa de salud pública”.

Además, Larios señala, que si un trabajador se pone grave por COVID o hay contagios masivos por no haberlos dejado ir a vacunarse, “el patrón tendría una grave responsabilidad y tendría que indemnizarlos”.

Si las empresas no quieren dejar salir a los trabajadores para ir a vacunarse o les quieren aplicar alguna penalización por esto, pueden acudir ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET), donde se les brindará asesoría gratuita en un horario de 8:30 a 15 h, de lunes a viernes en la Ciudad de México; así como en las 47 representaciones en los estados.

También pueden encontrar apoyo en el sitio de la Procuraduría Digital de Atención al Trabajador COVID-19, en el que se da seguimiento a las afectaciones laborales por despido o permiso sin goce de sueldo que se hayan dado durante esta emergencia sanitaria.

En este sitio las y los trabajadores pueden levantar su reporte y desde ahí se dará atención a su caso, asegura la STPS.

Lee más: Rusia aprueba la Sputnik Light, una versión de su vacuna contra COVID de una sola dosis

También está disponible el servicio de atención vía telefónica y por correo electrónico, quienes deseen utilizarlo deben marcar a los números 800 911 7877 / 800 717 2942 / 55 59 9820 00 ext. 44740 y 44741 o escribir a [email protected]

Respecto a cómo debería ser el procedimiento para gestionar el permiso de salida para irse a vacunar y cómo comprobar que la ausencia fue por eso, la STPS asegura que el procedimiento dependerá de las normas internas de los centros de trabajo, de manera que en algunos casos bastará con el aviso y otros tendrán que llevar a cabo los procedimientos correspondientes ante sus áreas de recursos humanos.

Pero Larios recomienda a las empresas ser flexibles en esto. “Se puede hacer un papelito media carta que diga solicito permiso para irme a vacunar, y la empresa le pone un sellito, para llevar control, sin burocratizar”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Por primera vez desde 1912, dos atletas comparten medalla de oro en unos Olímpicos

Una increíble final olímpica de salto de altura terminó con Mutaz Essa Barshim de Qatar y Gianmarco Tamberi de Italia obteniendo medallas de oro.
Reuters
1 de agosto, 2021
Comparte

No pasaba desde hacía más de un siglo.

Una increíble final olímpica de salto de altura en Tokyo 2020 terminó con Mutaz Essa Barshim de Qatar y Gianmarco Tamberi de Italia obteniendo medallas de oro.

Después de una competencia agotadora de dos horas, ambos quedaron empatados. Pero en un momento de nobleza competitiva, acordaron compartir el título, lo que provocó grandes celebraciones.

Tanto Barshim, de 30 años, como Tamberi, de 29, finalizaron con saltos de 2,37 metros y no tuvieron intentos fallidos hasta que quisieron superar los 2,39.

Después de tres fracasos cada uno a esa altura, un oficial olímpico primero les ofreció un desempate para decidir el ganador.

Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi

EPA
Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi en el momento de la victoria.

“¿Podemos tener dos oros?”, preguntó Barshim.

El oficial asintió y los dos atletas se dieron la mano y gritaron de alegría.

“Lo miro, él me mira y lo sabemos. Simplemente nos miramos y sabemos, eso es todo”, dijo Barshim.

“Es uno de mis mejores amigos, no solo en la pista, sino fuera de la pista. Trabajamos juntos. Este es un sueño hecho realidad. Es el verdadero espíritu, el espíritu deportista, y estamos aquí transmitiendo este mensaje”, añadió.

Histórico

Ambos hicieron historia: fue el primer podio olímpico conjunto en atletismo desde 1912.

Maksim Nedasekau de Bielorrusia se llevó el bronce, también saltó a 2,37 metros, pero tuvo más intentos fallidos en toda la competición.

Tamberi y Barshim se abrazaron antes de empezar a correr para celebrar con sus entrenadores y compañeros de equipo, flameando sus respectivas banderas.

Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi

Getty Images
Mutaz Essa Barshim le preguntó al oficial olímpico si podían tener dos medallas de oro quien respondió asintiendo con la cabeza y diciendo: “Si puede acceder a compartirla”.

Barshim puede agregar la medalla de oro a sus consecutivos títulos mundiales y es el ganador de la segunda medalla de oro olímpica de Qatar, después de que el levantador de pesas Fares Elbakh ganó la primera el sábado en la categoría masculina de 96 kg.

Tamberi todavía estaba celebrando en la pista cuando su compatriota Lamont Marcell Jacobs corrió a sus brazos, tras su sorpresiva victoria en la final masculina de los 100 metros.

Gianmarco Tamberi se abraza con Lamont Marcell Jacobs

EPA
Gianmarco Tamberi se abraza con Lamont Marcell Jacobs, quien ahora es el hombre más veloz del mundo.

Tamberi y Barshim tuvieron que superar graves lesiones en sus carreras, pero este último dice que los sacrificios valieron la pena.

“Es asombroso. Este es un sueño del que no quiero despertar”, dijo.

“He pasado por mucho. Fueron cinco años que he estado esperando, con lesiones y muchos contratiempos. Pero hoy estamos aquí compartiendo este momento y todos los sacrificios. Realmente vale la pena ahora, en este momento”, analizó.

Tamberi tuvo que tomarse un tiempo para recuperarse de una lesión que amenazó su carrera y que lo eliminó de Río 2016.

“Después de mis lesiones, solo quería volver, pero ahora tengo este oro, es increíble. Soñé con esto tantas veces”, dijo el italiano.

“Me dijeron en 2016, justo antes de Río, que existía el riesgo de que no pudiera competir más. Ha sido un largo viaje”, añadió.

Tamberi en uno de los saltos.

EPA
#BBCMundoenTokio

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=48AJvj6BYwA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.