Trenes del Metro tuvieron mantenimiento incompleto, revela auditoría
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Auditoría interna revela mantenimientos incompletos o no realizados a trenes del Metro

Un auditoría interna de 2019 reveló que, en lo que respecta a los trenes, el mantenimiento no se lleva a cabo de forma permanente y hay dudas sobre la calidad de los trabajos realizados.
Cuartoscuro
Por Dalila Sarabia
17 de mayo, 2021
Comparte

A pesar de que las autoridades insisten que el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro recibe mantenimiento permanente, auditorías internas del propio organismo revelan que, al menos en lo que respecta a los trenes, estas labores no se llevan a cabo, hay dudas sobre la calidad de los trabajos que se han hecho, e incluso, exhibieron que se informa que se llevan trabajos de mantenimiento cuando éstos no se han realizado. 

“Se concluye que los informes que se generan en la ejecución de las actividades de mantenimiento cíclico no acreditan en su totalidad la información que se reporta, en virtud que los reportes de trabajo no acreditan todos los mantenimientos, situación que implica que la información proporcionada a la dirección de mantenimiento de material rodante (…) no sea confiable”, se lee en el informe de la auditoría interna A-3/2019 con fecha del 2 de octubre de 2019. 

Además, se detectó una programación de mantenimiento en desapego a los catálogos vigentes, lo cual no garantizaba que éste se haya realizado de forma eficaz y eficiente para lograr la máxima explotación del material rodante.

Te puede interesar: Línea 12 del Metro, la más cara por mantenimiento, reparaciones y renta de trenes

El 7 de enero, dos días antes de que el puesto central de control (PCC) del Metro se incendiara y quedara reducido a cenizas, la directora del Metro, Florencia Serranía sostuvo una mesa de trabajo con diputados del Congreso capitalino. Ahí, el ex director del Metro y actual diputado local, Jorge Gaviño le cuestionó por qué la subdirección de mantenimiento llevaba ocho meses vacante, a lo que contestó que además de ser la titular del organismo, había asumido esta subdirección.

“La vacante de subdirector general de mantenimiento, doctor Gaviño, es que yo soy la subdirectora general de mantenimiento. El Metro tiene tantos problemas que decidí durante este año tomar la posición doble para poder instrumentar integralmente lo que requiere el Metro”, contestó Serranía al legislador, “dejé de escuchar, porque ni modo que me queje de mí misma”, agregó.

 Apenas el 29 de abril, cinco días antes del colapso de una parte del viaducto elevado de la línea 12, el Metro anunció el nombramiento de Nahum Leal Barroso como subdirector de mantenimiento del STC, luego de que esta área permaneciera vacante por casi un año.

La auditoría abarcó la revisión al cumplimiento del programa de mantenimiento cíclico de los trenes que se llevó a cabo en los talleres del STC entre octubre de 2018 y marzo de 2019. Sobre este particular, el órgano interno de control emitió tres observaciones, titulando a la primera “falta de control de calidad de mantenimiento al material rodante y acciones correctivas que garanticen niveles óptimos de fiabilidad y disponibilidad del servicio”.

En ella se explica que del análisis a las desviaciones de los mantenimientos cíclicos contenidas en los informes “causas de desviaciones y medidas correctivas”, se identificaron 23 motivos o causas de desviación lo que ocasionó que se dejaran de realizar 21 mil 381 mantenimientos que equivalen al 29.56% del los 72 mil 321 programados.

Aunque las medidas correctivas son las mismas cada mes, tanto en la coordinación de mantenimiento sistemático y en la de mantenimiento mayor, se observó que 10 de esas desviaciones habían presentado un incremento en la cantidad de mantenimientos no realizados. Por ello, el órgano interno de control solicitó la documentación que acreditara la evaluación del control de calidad del mantenimiento al material rodante.

“El encargado del despacho de la dirección de mantenimiento de material rodante del STC informó que no hay registro en sus archivos de los documentales citados, por lo que no hay evidencia de la realización de dicha evaluación, verificación del cumplimiento de las actividades de mantenimiento (y) análisis de las desviaciones, por ende de la implementación de acciones correctivas tendientes a lograr los niveles óptimos de fiabilidad y disponibilidad del servicio del material rodante”, indica la auditoría.

 En la segunda observación del documento se muestra una discrepancia entre los informes de mantenimiento cíclico de las coordinaciones de mantenimiento sistemático Zaragoza y Tasqueña y los reportes generales.

De hecho, se detectó que los mantenimientos no realizados fueron reportados como cumplidos.

“Los reportes de trabajo cíclico señalan un número menor de mantenimientos realizados a los indicados en los informes (y) se contabilizan los reportes de mantenimiento incompletos, sin mantenimiento y cancelados como realizados”, subraya el órgano interno de control en su informe. 

Asimismo, del análisis de 42 reportes de trabajo cíclico de la coordinación de mantenimiento sistemático Tasqueña se detectó que no se apegaban a los criterios para el cambio de rueda de seguridad. En 27 de estos reportes se confirmó que las ruedas de seguridad rebasaban los estándares idóneos y en esas carpetas no se identificaba que hubiesen sido sustituidas en tiempo y forma. 

Lee más: Características, fallas y sobrecostos: lo que se sabe del accidentado recorrido de la Línea 12 del Metro

En la última observación realizada al material rodante del STC se observa que 43 claves (actividades de mantenimiento específicas) no se homologan a los catálogos de mantenimiento para los trenes de rodadura neumática y férrea pues se programaron con una periodicidad mayor, se usó una unidad de medida distinta (hora vs kilómetros o meses), no se programó lo indicado o se programaron sin estar contemplados.

 “Por lo anterior no se garantiza la máxima explotación del material rodante, comprometen los niveles de calidad, fiabilidad, disponibilidad y seguridad para el óptimo funcionamiento de órganos y confort de los usuarios o en su caso programan recursos humanos, materiales de consumo, refacciones, herramientas y equipos para mantenimientos que no son requeridos”.

Este informe de observaciones de auditoría interna fue firmado por Luis Hernández Pérez, coordinador de control interno normativo; Eduardo de Jesús León Salas, subgerente de investigación y evaluación; y por Eric Gonzalo Martínez Sánchez, titular del órgano interno de control del STC. Según consta en la página oficial del Metro, Martínez Sánchez dejó de laborar y desde el 16 de febrero de 2021, Saúl Flores Reyes es el encargado del área.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna contra la COVID-19: los riesgos de no ponerse la segunda dosis

Solo en Brasil más de 1.5 millones de ciudadanos no han completado el programa de vacunación contra el coronavirus. Los expertos explican cuáles son los peligros.
19 de abril, 2021
Comparte

En un desayuno con periodistas el 13 de abril en Brasilia, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, dijo que más de 1.5 millones de brasileños no acudieron a recibir la segunda dosis de la vacuna contra COVID-19.

Según el Ministerio de Salud, São Paulo es el estado en el que más se registra este fenómeno, con más de 343 mil atrasos. Le siguen Bahía (con 148 mil) y Río de Janeiro (143 mil).

Queiroga señaló que tiene la intención de reforzar la campaña para que todos completen el calendario de vacunación, y para ello contará con el apoyo del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass).

En la reunión también estuvo la coordinadora del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), Francieli Fantinato.

La especialista pidió a todos los que tomaron la primera dosis que esperaran el tiempo mínimo necesario para regresar al centro de vacunación más cercano y completar la vacunación con la segunda dosis.

Este intervalo varía según la vacuna aplicada. En el caso de CoronaVac, de Sinovac y el Instituto Butantan, el tiempo entre la primera y la segunda dosis es de 14 a 28 días.

Para la vacuna AZD1222, de AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Oswaldo Cruz, el período de espera es de tres meses.

Pero, ¿cuáles son los riesgos que corren quienes no reciben la segunda dosis?

Protección dudosa

La mayoría de las vacunas contra la COVID-19 probadas y aprobadas requiere dos dosis para que proporcione un nivel de protección aceptable.

Esto se aplica a los productos desarrollados por Pfizer, Moderna, Instituto Gamaleya (la Sputnik V), CoronaVac y AZD1222.

Por ahora, la única excepción en la lista es la vacuna de Johnson&Johnson, que ofrece una buena respuesta con la aplicación de una sola dosis.

Marcelo Queiroga

Getty Images
El ministro de Salud brasileño, Marcelo Queiroga, informó que 1,5 millones brasileños no regresaron para recibir su segunda dosis de vacunación.

Estos cronogramas de vacunas se evaluaron y definieron en ensayos clínicos que involucraron a decenas de miles de voluntarios y sirvieron para determinar la seguridad y eficacia de las candidatas.

Por lo tanto, si alguien toma solo la primera dosis de CoronaVac o AZD1222 y olvida la segunda, no estará adecuadamente protegido.

Los datos que tenemos muestran que la persona está protegida con dos dosis. Si toma solo una, no ha completado el plan y no está debidamente vacunada“, explica la doctora Isabella Ballalai, vicepresidenta de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones.

Aunque la primera dosis dé un poco de protección, esta tasa no se encuentra dentro de los parámetros establecidos por expertos e instituciones que definen las reglas del sector, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, ambas de Brasil.

Otro punto peligroso: al recibir la primera dosis (y no volver para completar el calendario de vacunación), el individuo corre el riesgo de quedarse con una falsa sensación de seguridad.

Incluso puede pensar, equivocadamente, que ya es inmune ante coronavirus y seguir con su vida normal, sin cuidados básicos contra COVID-19.

Las recomendaciones, sin embargo, siguen siendo las mismas para quienes recibieron dos, una o ninguna dosis de la vacuna: todos deben mantener la distancia física, usar mascarillas, lavarse las manos y asegurarse de que el aire se renueva en los interiores.

¿Comenzar de nuevo?

Aún no está claro qué deben hacer aquellos que no han completado el plan de las dos dosis: ¿tendrán que empezar de cero o podrán aplicarse la segunda en cualquier momento?

Esto dependerá del tiempo que hayan dejado pasar desde que recibieron la primera, especulan los expertos.

“Si se ha superado el plazo máximo para recibir la segunda dosis, puede ser necesario reiniciar la pauta de vacunación, ya que todos los datos de eficacia que tenemos están basados en un protocolo”, señala la inmunóloga Cristina Bonorino, profesora titular de la Universidad Federal de Ciencias de la Salud de Porto Alegre.

“Si no nos ceñimos a esto, no podemos garantizar la inmunización”.

vacuna

Reuters
Es importante tomar las dos dosis del mismo fabricante de vacuna.

En un escenario de escasez de vacunas, esto puede comprometer aún más las existencias y dejar a muchas personas sin inmunizarse.

En cualquier caso, vale la pena seguir la recomendación del Ministerio de Salud y acudir al centro de vacunación más cercano lo antes posible para completar la protección contra la COVID-19.

“No deben retrasarse, pero si tienen algún imprevisto, es importante recibir la segunda dosis lo antes posible para obtener una buena respuesta inmunológica“, refuerza Ballalai.

Bonorino, quien también es miembro de la Sociedad Brasileña de Inmunología, cree que el gobierno debería invertir en campañas de comunicación para concienciar a la gente sobre la necesidad de seguir adecuadamente los protocolos de inmunización del país.

“Necesitamos que esta información se difunda en televisión, en las redes sociales y en todos los medios, para que la población no se olvide de tomar la segunda dosis de la vacuna en las fechas indicadas”, destaca.

Según la última información del Ministerio de Salud, Brasil ha vacunado hasta ahora a un total de 27 millones de personas contra COVID-19, el 12% de de la población.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.