“¡Aquí no nos va a doblar la UIF!”, así celebró Samuel García su triunfo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

“¡Aquí no nos va a doblar la UIF!”, así celebró Samuel García su triunfo en Monterrey

El virtual ganador de la elección, Samuel García, se mostró desafiante ante la acusación por financiación ilegal que todavía hay en su contra.
Cuartoscuro
Comparte

La nueva normalidad en Nuevo León tiene a Samuel García como ganador de la elección y la mascarilla como recuerdo de la COVID-19. En un acto multitudinario en la Macroplaza de Monterrey, el más masivo desde que en marzo de 2020 se declarara la emergencia por pandemia, el vencedor de las elecciones completó la celebración que la víspera había dejado pendiente.

Abrazados y juntos como si fuese 2019, miles de personas (45 mil, según el propio García) tomaron el centro de la capital regia para acompañar al virtual ganador de la elección y, de paso, bailar en un festival al aire libre que ignoró todas las restricciones impuestas durante el último año y medio.

En un ambiente 5% político y 95% festival musical, García se coronó como el ganador de la elección y se mostró desafiante ante el gobierno federal. “¡Aquí no nos va a doblar la UIF y no nos va a doblar el centro!”, dijo, en referencia a la acusación por financiación ilegal que todavía tiene en su contra.

Este señalamiento por el uso de 3 millones de pesos de dudosa procedencia podría haber facilitado la impugnación de las elecciones por parte de algún rival. Pero la distancia de nueve puntos respecto al segundo parece que ha sido suficiente como para disuadir a las otras formaciones.

Adrián De la Garza, el candidato de la alianza PRI-PRD que la víspera se había proclamado ganador a la vez que García, compareció para dar un breve mensaje y reconocer la derrota.

“Vamos a construir un nuevo Nuevo León. Que el dinero de Nuevo León se quede en Nuevo León”, dijo García, eufórico, flanqueado por su esposa, Mariana Fernández, y Luis Donaldo Colosio, futuro presidente municipal de Monterrey. En medio de la celebración el triunfador de las elecciones aprovechó para marcar distancias respecto al gobierno federal y mostró cómo puede ser el próximo sexenio: una etapa de confrontación con la Ciudad de México en la que cualquier carencia que sufra el Estado sea consecuencia de lo que García considera una desigualdad en el reparto financiero con otros estados.

Durante los últimos días el futuro gobernador regio eludió presentarse como uno de los focos de oposición a Andrés Manuel López Obrador, que en las elecciones del domingo expandió su poder territorial. Sin embargo, parece seguro que habrá disputa aunque sea para utilizarse en clave interna.

“No concibo que generemos 637 mil millones de pesos, nos los quiten y nos regresen el 10%”, dijo García.

Entérate: Esposa, padre y suegro de Samuel García, implicados en posible evasión y operaciones sospechosas por 180 mdp

A su alrededor, el público aplaudía una intervención entre las actuaciones de Duelo, Banda Bogotá, La Firma y Kumbia Kings. O, al menos, una parte de estos últimos. En el momento en el que García anunció el show, su líder A.B. Quintanilla desmintió que tuviese previsto tocar en Monterrey. En realidad, la banda lleva el nombre histórico y está comandada por Cruz Martínez, quien formó parte del conjunto original hasta 2006. Pero después de año y medio sin grandes conciertos al aire libre no parecía un detalle que pudiese preocupar a los asistentes.

La víspera, Nuevo León se había acostado con dos candidatos presentándose como futuros gobernadores y una plaza vacía en la que se habían prometido dos celebraciones. La bicefalia duró menos de un día y para las 5 de la tarde De la Garza reconoció que las cifras ofrecidas por el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) eran irrebatibles.  El domingo, tras asegurar que ganaba por cinco puntos, quedó mudo. Y ni siquiera dio explicaciones sobre por qué no congregaba a sus fieles después de que García se quejara de que no le habían prestado la plaza.

Tras un lunes de silencio, De la Garza convocó a los medios y dio un brevísimo mensaje de agradecimiento para luego retirarse. Un día antes parecía que las elecciones podían terminar definiéndose en los tribunales, como ya ocurriese con la carrera a la presidencia municipal de Monterrey en la que se impuso el propio De la Garza. Pero la ley dice que más de cinco puntos son inapelables y la distancia final quedó en nueve. Así que poco podía hacer el priista más allá de felicitar al contrario. Tampoco parece que los otros dos contendientes, Fernando Larrazábal (PAN) y Clara Luz Flores (Morena) vayan a moverse en este sentido. Así que Samuel García tiene vía libre para gobernar los próximos seis años.

Uno de los éxitos de la campaña de MC en Nuevo León ha sido azuzar el sentimiento de agravio respecto a la Federación, a la que se culpa de la falla de servicios. Si no hay buenos transportes es porque el dinero que se entrega a la Federación no lo permite. Si no hay buenos servicios médicos es porque los fondos no se gastan en el lugar en el que se producen.

“Queremos que las aportaciones que hacemos al sur se quedan así. Estamos recibiendo menos y todo se va para apoyos para personas que no estudian, que no trabajan, ahí se está yendo todo”, explica Héctor Soto, de 26 años y votante de Samuel García. Con Bad Bunny desde el escenario, el joven recordaba que seis años atrás votó por Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, el actual gobernador. Sin embargo, se mostraba decepcionado, ya que consideraba que no había cumplido con las expectativas.

Presentarse como outsider parece una garantía de éxito en Nuevo León. Lo hizo El Bronco y lo hizo también Samuel García, que proclamó el fin de la “vieja política”. Ante sus seguidores, todos enfundados en playeras naranjas que regalaban en la entrada, el futuro gobernador se reivindicó como hecho generacional y ajustó cuentas con quienes consideraban que sus seguidores no saltarían de las redes sociales a las casillas. Pero lo hizo. Y no solo sedujo a un voto juvenil descontento con propuestas tradicionales. “Queremos un cambio porque los políticos de siempre no han hecho nada”, resumía Margarita Chávez, de 45 años.

Estaba previsto que las elecciones en Nuevo León fuesen una de las competencias más disputadas. Pero los vaticinios se equivocaron. No habrá lucha en tribunales y Samuel García gobernará Nuevo León después de una victoria, esta vez sí, irrevocable.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: 'Brasil es como un Fukushima biológico, un reactor nuclear que está fuera de control'

Miguel Nicolelis, un reconocido neurocientífico y profesor de la Universidad de Duke, en EE.UU., advierte sobre el riesgo que representa la situación sanitaria de Brasil para el mundo.
16 de abril, 2021
Comparte

Miguel Nicolelis habla de la situación de Brasil como un “Fukushima biológico”. “Cuando la gente me pide que haga una metáfora, digo que para mí es como Chernóbil o Fukushima, un reactor nuclear, pero uno biológico, que está fuera de control en una reacción en cadena”, dice para BBC Mundo el reconocido neurocientífico y profesor de la Universidad de Duke (Estados Unidos) desde su casa en Sao Paulo.

Desde que comenzara la pandemia, la covid-19 ha dejado allí 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de EE.UU. (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Mientras se teme que una variante más contagiosa del virus, la P.1, esté impulsando el aumento de casos, no son pocos los expertos y trabajadores sanitarios que denuncian que el sistema de salud está, en algunas áreas, al borde del colapso.

En ese contexto, la de Nicolelis, quien ha asesorado a algunos estados de la región noreste del país en la lucha contra la enfermedad que causa el SARS-Cov-2, es una de las voces que alertan sobre la gravedad de la situación.

Semillero

Según el experto, los factores que explican cómo Brasil se volvió un reactor nuclear biológico fuera de control se pueden resumir en tres: la “falta de liderazgo gubernamental, la ignorancia (del gobierno) y la confianza en noticias e información falsa o el negacionismo científico”.

Miguel Nicolelis

Cortesía: Miguel Nicolelis
Uno de los proyectos más conocidos del neurocientífico Miguel Nicolelis es el que permitió que en la inauguración del Mundial de 2014, el saque de honor lo hiciera un paciente parapléjico que usó un exoesqueleto controlado por su cerebro.

Y para el científico, es fundamental que no sólo Latinoamérica sino el mundo sepan que lo que está pasando “no es culpa del pueblo brasileño”.

“Los brasileños quieren salir de esto, no quieren exportar variantes a todo el mundo”, señala, pero apunta a lo que considera ha sido una ausencia de estrategia y dirección para enfrentar la pandemia por parte del gobierno federal, al que acusa de carecer de empatía.

“El gobierno brasileño nunca diseñó una estrategia o tomó alguna iniciativa con la intención real de luchar contra la pandemia”.

Y así, advierte, Brasil se ha convertido en un semillero de variantes que amenazan al mundo. “Literalmente permitimos que este virus esté haciendo estragos por todo el país, que es enorme”.

“A pesar de que tenemos un sistema nacional de salud pública que es bastante bueno, el gobierno nunca lo aprovechó para financiarlo y fortalecerlo significativamente en medio de esta crisis”.

Enfermera en un hospital

Fabio Teixeira/Anadolu Agency/Getty Images
Unidad de Cuidados Intensivo del Hospital Municipal de Sao José, en Río de Janeiro.

Como consecuencia, “estamos en medio de un colapso de la salud nacional, algo que nunca ha sucedido en la historia de Brasil”.

Varios estados han reportado escasez de suministros de oxígeno y sedantes.

Nicolelis habla además de la alta tasa de ocupación de las unidades de cuidados intensivos en varias zonas del país, cercano al 100% en algunos casos.

Todo esto es “la razón por la que tenemos tantos casos y tantas mutaciones que ocurren simultáneamente en todo el país”.

“Y cuando hay un número alto de mutaciones como las que estamos teniendo, el surgimiento de variantes es lo esperado. Es algo que puedes dar por sentado que va a suceder”.

El instituto brasileño de salud pública Fiocruz dice que ha detectado 92 variantes de coronavirus en el país, incluyendo la P.1.

El gobierno

Nicolelis cuestiona que en Brasil no se haya creado un comando central, un grupo de trabajo científico o “un liderazgo proveniente del presidente y de su gobierno que fuese eficaz para atender toda esta tragedia”.

Hombre siendo vacunado

MAURO PIMENTEL/AFP via Getty Images
El presidente Bolsonaro dijo que 2021 será el año de la vacunación de los brasileños.

“El presidente negó la gravedad de la crisis desde el principio”, recuerda el experto.

Ya en marzo de 2020, Jair Bolsonaro criticó el cierre de escuelas y comercios en algunas partes de su país por el coronavirus, al que comparó con una “gripecita” o “resfriadito”.

“Hizo campaña contra cualquier medida de aislamiento social, se opuso a las mascarillas”, prosigue el experto. Y eso, en su opinión, creó una “confusión masiva” en todo el país.

Nicolelis está lejos de ser el único que ha cuestionado la forma en la que el líder ha manejado la pandemia.

Médicos responsables de unidades de cuidados intensivos consultados por BBC Brasil señalaron que a pesar de ser defendido por el mandatario, el llamado “kit covid” o “tratamiento temprano” para el coronavirus contribuye a aumentar el número de muertes de pacientes críticos.

Y es que “más de un año después del inicio de la pandemia en la nación sudamericana, el líder sigue respaldando el uso de medicamentos como la hidroxicloroquina y la ivermectina, pese a que varias investigaciones indican que estos fármacos no son efectivos en el tratamiento de la covid-19″, señaló la periodista Nathalia Passarinho.

“El mundo entero sufrirá las consecuencias”

De acuerdo con el profesor, “si Brasil no está bajo control, (si hay) cientos de miles de casos todos los días, vamos a tener un depósito de nuevas variantes que pueden surgir y extenderse a América del Sur y a América Latina, y luego al mundo entero en cuestión de semanas”.

Entrada de un servicio de Emergencia

MARCIO JAMES/AFP via Getty Images
Varios estados, en Brasil, han reportado escasez de suministros de oxígeno y sedantes.

“Si se permite que tanta gente se infecte todos los días y no se hace nada para controlar esta pandemia aquí, el mundo entero sufrirá las consecuencias”.

Se trata, en su opinión, de una amenaza contra los esfuerzos de la comunidad internacional para frenar la pandemia.

Nicolelis es uno de los tantos expertos brasileños que cree que Brasil debe entrar en un confinamiento nacional.

“Sería la única alternativa que realmente tenemos en este momento para intentar bajar drástica y rápidamente el número de casos nuevos y reducir la transmisión del virus”, señala.

Pero Bolsonaro se opone a cualquier medida de confinamiento, pues sostiene que el daño a la economía sería peor que los efectos del propio virus y ha tratado de revertir, en los tribunales, algunas de las restricciones impuestas por las autoridades locales.

El presidente argumenta que las medidas de ese tipo hacen a los pobres más pobres.

Vacunación

Una de las prioridades, según Bolsonaro, es la vacunación masiva. De hecho, ya dijo que 2021 será “el año de la vacunación de los brasileños“.

“Estamos y hemos estado desde el principio luchando sin descanso contra la pandemia. Somos un ejemplo para el mundo”, indicó el presidente.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

Reuters
El presidente Bolsonaro se opone a un confinamiento nacional que muchos expertos y científicos brasileños recomiendan para frenar la propagación del virus.

Según el Ministerio de Salud de Brasil, 24.809.790 personas han recibido ya la primera dosis y 8.000.733 la segunda, en un país de más de 210 millones de habitantes.

De acuerdo con el periodista de la BBC Jake Horton, para fines de marzo el país había recibido la mitad de las 46 millones de dosis que tenía como objetivo.

“Brasil ha ordenado ahora dosis suficientes para vacunar a toda su población, pero los críticos dicen que estos acuerdos llegaron demasiado tarde, ya que otros países grandes con un poder adquisitivo similar ahora están por delante en la cola”, señaló Horton.

Brasil, destacó, cuenta con “un sólido historial en la realización de campañas de vacunación y, en comparación con muchos otros países de América Latina, tiene una infraestructura de atención médica bien establecida”.

Sin embargo, explica Nicolelis, confiar en un programa de inmunización “claramente no es suficiente para solucionar el problema”.

Y Chile lo demuestra.

El ejemplo del vecino

Para el docente, Chile se ha convertido en un ejemplo de lo que se debería hacer: una combinación de medidas.

Prototipos de vacunas

Getty Images
En marzo, el Instituto Butantan informó que solicitaba la autorización de las entidades reguladoras brasileñas para iniciar los ensayos clínicos en humanos de su candidata a vacuna contra covid-19.

Aunque el país ha avanzado con rapidez en las jornadas de vacunación, ha tenido que imponer medidas de confinamiento porque registró un aumento de los casos.

Y es que se ha demostrado que la vacunación no puede sustituir otras medidas de prevención, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

Nicolelis, quien ha vivido en Estados Unidos desde 1989, cuenta que la pandemia lo agarró en Brasil cuando se encontraba visitando a su madre en Sao Paulo.

Fue invitado a coordinar un grupo de científicos para asesorar a los gobiernos de los estados del noreste del país de cara a la crisis generada por el nuevo coronavirus.

Por casi un año, trabajó como voluntario.

“Básicamente me encontré en medio de la crisis haciendo algo que había hecho cuando era estudiante de medicina, pues comencé mi carrera científica trabajando en temas epidemiológicos”.

Dice que, como muchos brasileños, se ha confinado por su cuenta en su apartamento por más de un año.

Entre las soluciones que vislumbra, insiste, está un confinamiento nacional, que dure al menos 30 días y que empiece cuanto antes, y que se pueda conseguir vacunar entre dos y tres millones de personas cada día.

“Hay soluciones”, dice, para evitar que se siga profundizando “la tragedia”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.