'Ya quería venir a la escuela': niños en este primer lunes de vuelta a clases
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

'Ya quería venir a la escuela': niños en este primer lunes de vuelta a clases

La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que, este 7 de junio, regresaron a clases presenciales alrededor de un millón 631 mil 235 alumnas y alumnos en 24 mil 406 escuelas de nivel básico hasta superior, en todo el país.
8 de junio, 2021
Comparte

Irving Fernández y Andrea Isabella Tinoco tomaron clases por primera vez de manera presencial este 7 junio, en la que ha sido su escuela por casi todo un ciclo escolar, pero a la que nunca habían entrado. Los menores de 7 años están en primer grado, en la primaria Ignacio Zaragoza, en la colonia Gabriel Ramos Millán, en la delegación Iztacalco, Ciudad de México, y sus padres accedieron a que volvieran al aula, aunque la pandemia de COVID-19 no ha terminado, porque los niños se han atrasado y estaban ya aburridos y ansiosos por estar con sus compañeros. 

“Las clases en línea no me gustaron. Ya quería venir a la escuela”, cuenta Andrea. Irving narra que le gustó mucho conocer ya en persona a sus compañeros y estar con ellos, lo único que no le gustó tanto es que les hayan dictado durante media hora y “ni agüita nos ofrecieron”, dice. Su papá cuenta que el niño se acostumbró a que en casa puede tomar o comer lo que guste, pero que estaba ya muy aburrido y se le dificulta mucho estudiar solo. 

“Es un niño muy activo. Se distrae fácil. A mí me cuesta mucho que se concentre en algo. No hay como el ambiente de la escuela para que él pueda aprender, por eso accedimos también a que ya regresara”, dice Ignacio Fernández, papá de Irving. 

La primaria Ignacio Zaragoza es una de las mil 103 escuelas (716 privadas) de preescolar, primaria, secundaria y especial que volvieron a clases presenciales este 7 de junio en la Ciudad de México, informó la Autoridad Educativa Federal de la capital (AEFCM), donde hay un total de 9 mil 728 planteles. En total unos 80 mil estudiantes y 10 mil personas entre docentes, administrativos y de apoyo volvieron a los planteles este lunes, ya con el semáforo en verde vigente en la entidad. 

La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que en todo el país, este 7 de junio, regresaron a clases presenciales alrededor de un millón 631 mil 235 alumnas y alumnos en 24 mil 406 escuelas de nivel básico hasta superior.

De las que abrieron para las clases presenciales, 21 mil 187 corresponden a educación básica; 2 mil 609 a media superior y 610 a educación superior.Los estados donde se reiniciaron las clases presenciales son Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Morelos, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz. En Campeche, donde ya se habían abierto las escuelas ahora se encuentran cerradas por el regreso en la entidad al semáforo epidemiológico amarillo.

El regreso a clases fue voluntario. En la Ciudad de México se hicieron encuestas en las escuelas para ver si la comunidad quería volver y la vuelta a las aulas se hizo solo donde y con quienes aceptaron que los niños tomaran lecciones presenciales. Los horarios de clase serán reducidos, lo mismo que los grupos. 

El regreso incluyó medidas sanitarias

Los padres de familia señalan que en la primaria Ignacio Zaragoza, en la CDMX, donde solo habrá clases los lunes, de 8 de la mañana a 12 de la tarde, sí se respetaron las medidas de seguridad e higiene a la hora de la entrada. Lo niños ingresaron respetando la sana distancia de un metro y medio. Antes de entrar a cada uno se le midió la temperatura y se verificó que trajeran dos cubrebocas, gel antibacterial, agua y lunch, para que no estuvieran prestándose los artículos de higiene o compartiendo los alimentos. 

Los alumnos aseguran que adentro no se les permitió quitarse el cubrebocas, pero sí la careta, cuando ya no la aguantaban por el calor. Salieron a recreo escalonados, por grados, y solo se podían sentar en grupos de tres a tomar el lunch. No hubo juegos ni correteadas, pero al menos vieron a los amigos. 

“En el recreo no nos dejaron jugar, pero pudimos estar juntos, comimos juntos. No platicamos mucho, pero contamos chistes. No había estado con mis compañeros de este grupo de segundo año, y aunque no vi a todos, porque no todos vinieron, solo éramos cuatro, al menos vi a algunos y me gustó mucho volver. En la casa ya estoy muy aburrida”, dice Fátima Constanza Tinoco, de ocho años. 

Fue a la salida cuando sí se rompieron un poco las medidas de sana distancia. A las 12 del medio día, la puerta de la primaria Ignacio Zaragoza se abrió para que los alumnos pudieran salir. Afuera sus padres los esperaban, lo mismo que el carrito de las congeladas, una estampa que no se veía aquí desde hace 14 meses. Cuando los niños empezaron a cruzar la puerta, los padres se arremolinaron por unos minutos, pero la pequeña aglomeración se dispersó pronto.   

Salida del primer día de clases en la primaria Ignacio Zaragoza, en Iztacalco. FOTO: Andrea Vega

A esta escuela, donde el ciclo escolar actual termina el 9 de julio, volvieron a clases presenciales alrededor de 140 alumnos de un total de 484 niños; es decir, alrededor de una cuarta parte, informó Nancy Guillén Vázquez, directora de la primaria. 

“Es importante el regreso para saber sobre todo el estado socio emocional en el que están los niños, lo académico ya lo sabemos, pero es importante ver el estado emocional y reforzar algunos contenidos”, explica Guillén.  

Aunque esta primaria es una escuela de tiempo completo, que trabajaba ocho horas diarias antes de la pandemia, ahora solo abrirá cuatro horas, cada lunes. Y solo acudirán los niños de los padres que accedieron a que sus hijos volvieran. 

“Los enviamos a la escuela porque ellos ya extrañan venir, pero también porque ha sido difícil para todos. Mi esposa y yo trabajamos todo el día y ellos se tenían que quedar en casa con un familiar. Tuvimos que contratarles asesorías con una maestra para que los ayudara en las clases y no se atrasaran, porque nosotros no podíamos estar con ellos. Se nos iba el 25% de nuestros sueldos en pagarles esas asesorías a nuestros tres hijos. Por ahora solo van a venir un día a la escuela, pero esperamos que ya esto se normalice porque ha sido muy difícil, ellos están ya muy aburridos”, dice un papá, que prefiere que solo lo identifiquemos como Hernández López. 

Su hijo, Irving Alexis, cuenta que le fue muy bien en el regreso a clases. “Ya quería regresar, quiero estudiar acá de vuelta. Está la escuela más bonita y limpia, me gustó mucho volver. Yo estoy en tercero de primaria, y ya quería ver a mis compañeros, aunque volvieron muy pocos, cinco conmigo fuimos en mi salón. Pero me divertí mucho. Mi mamá y mi papá se la pasan trabajando y aunque tengo dos hermanos, ya estoy aburrido”. 

Arely Pérez Acosta tuvo el mismo problema. Se le dificultó trabajar y poder ayudar a su hija, Jimena, con las clases en línea. Ella es estilista y dice que tuvo que dejar su trabajo y atender a algunos clientes en casa para poder estar con la niña, que cursa apenas el segundo grado. 

“Es difícil combinar lo laboral con la parte de estarles ayudando, además, nosotros no tenemos esa parte pedagógica, yo no sé cómo explicarle y a ella se le dificultó acabar de aprender a leer. Ahorita ya lee, pero le costó, y ya se va a ir a tercero, necesita ya tener una mejor lecto escritura, por eso accedí a que viniera, porque sí está un poco atrasada”, dice Arely. 

En el grupo de Jimena solo regresaron 13 niños. Los grupos en esta escuela tienen un promedio de 30 alumnos. “Hicieron una encuesta para ver si queríamos que los niños volvieran y cuántos volverían -explica Arely. El sábado nos mandaron una carta responsiva para que la firmáramos. Y ya desde hace dos semanas nos habían invitado a que viniéramos a limpiar la escuela, pero solo los que quisiéramos”.   

Don Ignacio Fernández, papá de Irving, cuenta que él fue de los que ayudó a limpiar. “Vinimos tres días a hacer limpieza. La escuela no estaba vandalizada, pero se habían acumulado basura y cosas en todo el tiempo que estuvo cerrada. Sacamos lo que ya era desecho, limpiamos y sanitizamos pisos, baños, mobiliario y lo que usan los niños para deportes: pelotas, cuerdas, todo eso”, narra. 

Los alumnos que ya conocían el plantel notaron el cambio. “Está más bonita la escuela, la arreglaron, está toda pintada, está mejor ahora. Yo me sentí feliz de volver, al menos por un día a la semana. De mi grupo solo había siete niños, pero yo ya no quería estar encerrado en la casa”, confiesa José Enrique Nakasone, de ocho años. 

Su mamá, Martha, dice que ella no tenía mucho ánimo de enviarlo a clases presenciales solo un día a la semana, “pero lo vi muy entusiasmado. Creo que es importante que vuelva a socializar, porque si he notado que ha cambiado en su forma de ser, y pues es difícil ayudarles con los estudios porque ya les explican las cosas distinto, por eso tomamos la decisión de que viniera, siempre y cuando siguieran las medidas y la verdad es que sí, estuvo bien”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
OBS

Tokio: las innovadoras tecnologías que se usan por primera vez en unos Juegos Olímpicos

Desde la organización de Tokyo 2020 aseguran que sus innovaciones tecnológicas supondrán un "punto de inflexión".
OBS
Por BBC
25 de julio, 2021
Comparte

Antes de lanzar una de sus flechas, los tiradores con arco profesionales apuntan al corazón: ahí está una de las mayores claves de su éxito.

El más mínimo aliento puede acabar dejando fuera su objetivo, por lo que los arqueros deben combatir la presión y los nervios para calmar su ritmo cardíaco y fijar su posición.

Por primera vez, esos cambios en el ritmo del corazón se podrán ver en directo en unos Juegos Olímpicos gracias a controles biométricos.

Es una de las tecnologías que los organizadores de Tokyo 2020 han adoptado para acercar aún más al público todos los detalles de la competición y mejorar su experiencia, una tarea ahora más urgente si cabe dada la falta de espectadores en las gradas por la pandemia.

Tokyo 2020

OBS. La innovación en las transmisiones es clave en unos juegos que se desarrollan sin público en las gradas.

“En los Juegos Olímpicos, siempre tratamos de estar a la vanguardia de la tecnología que nos permita contar mejor la historia de los mejores atletas del mundo”, explica Yannis Exarchos, director ejecutivo de Olympic Broadcasting Services (OBS), el organismo del Comité Olímpico Internacional encargado de producir y facilitar la imagen de las competiciones a las cadenas compradoras de los derechos de transmisión, como la BBC.

“Siempre intentamos realizar una mejora de unos Juegos a otros, pero creo que en Tokio estamos dando un enorme paso adelante”, asegura Exarchos, uno de los mayores expertos en olimpismo del mundo, en conversación con BBC Mundo.

Aquí te presentamos algunos ejemplos.

Tiro con arco

OBS. El tiro con arco será una de las disciplinas donde se podrán apreciar las nuevas tecnologías.

1- Directo al corazón

Siguiendo con el ejemplo del tiro con arco, OBS se basará en tecnología de detección vital sin contacto para proveer un seguimiento de la frecuencia cardíaca en directo.

Para ello, se colocarán cuatro cámaras a aproximadamente 12 metros de los atletas, enfocando sus rostros y analizando los pequeños cambios de color de su piel generados por la contracción de los vasos sanguíneos, explican desde OBS.

“La audiencia será capaz de ser testigo de las variaciones en los latidos del corazón y la carga de adrenalina experimentada” por el arquero a través de los gráficos que se mostrarán en la pantalla.

Exarchos considera que este primer paso abre la puerta a “otra nueva dimensión en la narrativa del deporte”, si bien señala que tiene sus desafíos, especialmente en el ámbito legal, por la protección de datos personales de los atletas involucrados, que deben dar su aprobación al uso de estas tecnologías.

celular

Getty Images. Los móviles tendrán una importancia en la transmisión de datos durante los Olímpicos.

2- Velocidad récord en directo y repeticiones “volumétricas”

En algunas competiciones de atletismo, se pondrán a disposición del público datos en tiempo real sobre la velocidad que cada atleta va alcanzando, analizando las diferentes fases de la carrera en detalle con diferentes métricas y colores en pantalla para identificarlo.

Los datos se basarán en la tecnología 3DAT (3D Athlete Tracking) de Intel, implementada junto a la china Alibaba, que facilita su servicio en la nube.

También a través de Intel, OBS ofrecerá repeticiones de baloncesto en 360 grados, a través de 35 cámaras en 4K, una técnica que se ha utilizado en otras competiciones deportivas.

3DAT

OBS. La tecnolgía 3DAT permite compartir datos de las carreras en tiempo real.

No obstante, “la gran diferencia aquí es que trataremos de hacer repeticiones volumétricas, lo que significa que podemos crear un número inmenso de puntos de vista, para que al final el director pueda definir la trayectoria de estas cámaras y ver puntos de vista incluso que no son físicamente posibles… como por debajo de un jugador”, señala Exarchos.

3- Dentro del estadio

El audio es uno de los grandes desafíos de estos atípicos Juegos Olímpicos, pues unas gradas vacías imposibilitan la creación de ese ambiente que motiva a los atletas y al público que lo disfruta desde su casa.

Television

Getty Images
La idea es que las audiencias tengan repeticiones de las acciones desde distintos puntos de vista.

Por primera vez, los Juegos se transmitirán en 5.1.4, capturando sonido desde todas las direcciones, incluso “el que está justo encima de ti, por lo que te sentirás completamente inmerso”, destaca Exarchos.

Ante la falta de espectadores, desde OBS han estado trabajando en recrear el ambiente de cada deporte y cada sede olímpica. Para ello, han usado el audio en directo de competiciones anteriores para que las cadenas puedan proporcionar esa sensación de presencia humana.

“No estamos hablando de reacciones o efectos falsos que a veces se han usado en fútbol u otros deportes”, remarca Exarchos, “sino una recreación de la sensación de presencia humana (…) una recreación del sentido cinematográfico de ambiente humano”.

4- Más cercano a la realidad

Estos serán los primeros Juegos Olímpicos que se producirán de forma nativa en 4K HDR, que acerca la imagen a la realidad a niveles nunca vistos antes, con un mayor rango de luz y fidelidad cromática.

“Cuando empezamos a planearlo, en realidad no sabíamos si habría la suficiente capacidad técnica alrededor del mundo para hacer algo así”, explica el director de OBS.

El HDR está vinculado al 4K, que ofrece más de 8 millones de píxeles de resolución (3.840 x 2.160) y quintuplica lo habitual en los televisores Full HD.

Además, la cadena pública japonesa NHK pondrá a disposición del público local un paquete de transmisión en 8K, que multiplica por cuatro la resolución del 4K.

Tokyo 2020

OBS. Tokyo 2020 son los primeros Juegos Olímpicos que se producen de forma nativa en resolución 4K HDR.

Para combatir los desafíos técnicos de estas tecnologías (por ejemplo, por su peso en términos de distribución), OBS hará uso de una plataforma en nube creada por Alibaba.

“Estamos en un período muy importante de transición a un modelo basado en la nube (…) No es un gran cambio en la pantalla, pero es enorme detrás de las cámaras, para llevar a cabo muchas de las cosas que antes tenían que ser presenciales de forma remota”, apunta Exarchos.

¿Revolucionarias?

Desde la organización de Tokyo 2020 aseguran que sus innovaciones tecnológicas supondrán un “punto de inflexión” para la retransmisión deportiva, si bien otros expertos se muestran más escépticos.

Solo podremos decir si realmente fue un punto de inflexión al final de las Olimpiadas“, considera John Rowlinson, quien fue el jefe de retransmisión de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y durante muchos años estuvo al frente la transmisión de Wimbledon.

Revolucionaria.

Getty Images. Se espera que la experiencia televisiva de Tokyo 2020 sea revolucionaria.

“En base a mi experiencia al frente no solo de London 2012, sino también de los campeonatos de Wimbledon, algunas de esas innovaciones que resultaban ser muy costosas realmente no tenían gran influencia en la transmisión y no aportaban a la experiencia de la audiencia”.

Otras sí continuaban a los Juegos siguientes… Creo que esta vez hay un esfuerzo por hacerlo muy evidente”, considera en declaraciones a BBC Mundo.

Hay que recordar que, de la misma manera que los atletas tienen que llegar a su máximo cada cuatro años, también lo tiene que hacer la retransmisión de los Juegos”, apunta.

En su opinión, el siguiente paso “revolucionario” en ese sentido será el sonido y conseguir que la oferta televisiva realmente sea “como estar dentro del estadio”.

“Pero, por razones obvias”, concluye, “eso no puede pasar en Tokio”.

Alejandro Millán, periodista de BBC Mundo en Londres, colaboró en este reportaje.


BBC Mundo en Tokio

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.