Qué dicen expertos y estudios sobre combinar vacunas COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Qué dicen expertos y estudios sobre combinar vacunas COVID para tener mayor protección

Hasta ahora solo se han publicado los resultados de estudios con la combinación Pfizer-AstraZeneca. Pero ponerse una vacuna y luego otra de otra marca no puede ser una decisión personal basada en el miedo de no estar lo suficientemente protegidos.
AFP
8 de julio, 2021
Comparte

“A mí me tocó vacunarme con Cansino y sí estoy preocupado. Se ha publicado en medios que esta vacuna tiene una eficacia menor que otras y que falta información sobre los resultados de los estudios de fase 3. En los grupos de chats de profesores corre la duda de si realmente estamos protegidos y hay quien buscará ponerse una vacuna de otra empresa”, dice un trabajador universitario que prefiere omitir su nombre. 

Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión para Atender la Emergencia por el Coronavirus de la UNAM, cuenta que prácticamente no hay un día que no le hagan una consulta sobre la eficacia de algunas vacunas y los posibles efectos de combinarlas en busca de una mayor protección. El especialista dice que en particular las de una sola dosis, como Cansino y la de Johnson & Johnson, han generado dudas. 

Leer más | Sputnik V y CanSinoBio continúan sin validación de la OMS para su uso de emergencia

Una mujer que viajó a Estados Unidos para aplicarse el biológico y le tocó justo la de Johnson & Johnson comentó a Animal Político que cuando el médico de la familia supo esto, recomendó que ella buscará ponerse en México el esquema completo con otra vacuna, “para tener más refuerzo”.

Eso no es necesario por ahora, dice Jaime Sepúlveda, director ejecutivo del Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California en San Francisco: “Las vacunas aprobadas por Cofepris y por autoridades sanitarias de Estados Unidos ofrecen un buen nivel de eficacia. No hay que estar buscando la mejor vacuna, lo importante es vacunarse, a la brevedad posible, con la que esté al alcance. Todas ofrecen protección contra enfermedad severa y muerte. Además, la vacunación ayuda a impedir que surjan nuevas variantes del virus, más transmisibles y posiblemente también más virulentas, es decir más severas en su expresión clínica”. 

Coinciden con Sepúlveda, Mauricio Rodríguez y Laura Palomares, directora del Instituto de Biotecnología de la UNAM, quien señala que de la vacuna de Cansino, hace un año se publicó en la prestigiada revista científica The Lancet, los resultados de la fase 2 que es inmunogenicidad y seguridad, en esos estudios se demuestra que la vacuna es segura e induce una importante respuesta inmune. 

“Nos falta una publicación formal, es verdad, sobre los resultados completos de la fase 3, pero basta ver los datos. En México, a pesar de que ha habido un aumento en casos en las últimas semanas, esto no se ha visto reflejado en el mismo aumento en hospitalizaciones o muertes. De hecho en prácticamente todos los estados ya no ha sido necesario mantener los hospitales COVID, esto es resultado de la vacunación. Y en el grupo de personas vacunadas con Cansino no se ha detectado algo que en particular muestre que estuvieran en mayor riesgo”. 

Mauricio Rodríguez dice que también se debe considerar respecto a los diferentes niveles de protección de las vacunas que es difícil comparar eficacias probadas en los estudios porque cada uno se hizo en condiciones distintas. 

“No se hicieron en las mismas poblaciones, ni en el mismo momento epidemiológico, no evaluaron lo mismo, unos evaluaron enfermedad sintomática, otros enfermedad virológica, así que los resultados no se pueden comparar directamente”, señala. 

Además, una cosa es la eficacia, que es lo que se demuestra en un ensayo clínico con cientos (en la fase 2) o miles de personas (en la fase 3) y otra es la efectividad, que es la que se presenta ya cuando la vacuna se aplica en población abierta y se ven los resultados en la vida real, eso es lo que sigue y seguirá en evaluación. 

En cuanto a las vacunas de una sola dosis, Rodríguez señala que están pensadas para ponerse una sola vez, vienen formuladas con una dosis de virus que se estudió que así funciona bien. 

De manera que los especialistas llaman a la calma respecto a la seguridad y efectividad de las vacunas, pero también aprovechan para pedir que la información sobre los resultados de los estudios clínicos se publique lo antes posible. 

“La Comisión para la Atención de la Emergencia por el Coronavirus de la UNAM hace un llamado a que se publiquen ya los resultados de la fase 3 de la vacuna Cansino y la evidencia clínica actualizada de todas las vacunas”, enfatiza Rodríguez. 

¿Se deben combinar vacunas?

Sobre los riesgos o beneficios de combinar biológicos, los especialistas advierten que hay muy poca información al respecto. Hasta ahora de la única mezcla de la que se han presentado resultados de estudios formales es la de Pfizer-AstraZeneca. 

En Reino Unido, el estudio de la Universidad de Oxford, Com-COV, publicado en la revista The Lancet, comparó la frecuencia de efectos secundarios en 830 adultos mayores de 50 años, sin comorbilidad o bien solo de leve a moderada, a quienes se les inmunizó con AstraZeneca y Pfizer, en distinto orden. 

Como resultado preliminar del estudio se detectó que la segunda dosis con una nueva vacuna resultaba en un leve incremento de eventos adversos como fiebre, dolor de hombro, etcétera, pero ninguno grave. 

Los resultados muestran también que cuando se administran en un intervalo de cuatro semanas, ambos esquemas mixtos inducen una respuesta inmune que está por encima del umbral establecido por el esquema estándar de la vacuna Oxford/AstraZeneca.

La revista The Lancet publicó también los resultados del ensayo clínico hecho en España, CombiVacs, que demuestra la viabilidad de combinar estas dos vacunas: Pfizer y AstraZeneca.

La información muestra que una pauta de vacunación combinada induce una respuesta muy potente, tanto en generación de anticuerpos capaces de evitar la infección como en activación de linfocitos T para luchar contra células ya infectadas.

La combinación de estas dos vacunas induce reacciones adversas similares a las que se presentan cuando las dos dosis son de una misma vacuna, de acuerdo a lo informado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), que promueve el ensayo CombiVacs.

Los entrevistados recalcan que por ahora no hay resultados publicados del nivel de eficiencia y efectos secundarios de otras combinaciones, aunque hay varios estudios corriendo en el mundo. 

En Argentina, por ejemplo, la ciudad de Buenos Aires iniciará un estudio sobre la combinación de distintas vacunas contra la COVID-19 disponibles en el país. El ministro de Salud local, Fernán Quirós, anunció que podrán inscribirse de manera voluntaria las personas mayores de 21 años que hayan recibido la primera dosis de Sputnik V.

El funcionario señaló que se pueden registrar quienes quieran recibir una de tres vacunas: Sputnik V componente 2, Sinopharm o AstraZeneca, a los voluntarios se les realizarán análisis de sangre antes y después de ser vacunados y se les dará seguimiento por cuatro semanas para documentar efectos adversos y respuesta inmune.

El gobierno de Buenos Aires tomó esa decisión ante los riesgos que presentan las variantes de COVID, en especial la Delta, y la demora en la llegada de nuevos lotes de la Sputnik V.

Mezclar vacunas es algo que los gobiernos van a buscar y evaluar, de hecho, justo ante la escasez de los biológicos y la flexibilidad que da poder aplicar primero una dosis de una y después otra diferente. 

Pero por ahora, casi todo está en evaluación. “Hay pocos estudios en el mundo sobre la seguridad y la eficacia de combinar vacunas. Los que se han hecho han mostrado buenos resultados. Eso es un aliciente para que hagamos más investigación sobre cuál sería el nivel de protección con otras posibles combinaciones. En México hay disponibilidad de cinco vacunas distintas, así que ahí, por ejemplo, hay una oportunidad para hacer un estudio. Pero no sabemos hasta el momento cuál sería el resultado de hacer combinaciones, más allá de la de Pfizer y AstraZeneca”, puntualiza Sepúlveda. 

En este punto los tres especialistas señalan que serán las autoridades las que determinen si se pueden y deben combinar vacunas, sobre todo por cuestión de disponibilidad y si hay que ponerse segundas dosis de Cansino o terceras dosis de otras, pero esto, puntualizan, no puede ser una decisión individual basada en el miedo de no tener suficiente protección, y sin considerar que todavía falta mucha gente por acceder a una dosis de cualquier vacuna. 

Quizá vaya a ser necesario ponerse refuerzos de todas las vacunas, “pero ahora no, eso será más adelante y lo determinarán las autoridades sanitarias de cada país”, dice la directora del Instituto de Biotecnología de la UNAM. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Mutar hasta extinguirse': el extraño curso de la variante delta de COVID que desconcierta a científicos en Japón

Tras vivir la peor ola de coronavirus en verano, los casos en Japón se han desplomado de forma desconcertante. Genetistas nipones manejan la teoría de que la variante delta podría estar autoextinguiéndose en este país.
25 de noviembre, 2021
Comparte

El pasado mes de agosto Japón se encontraba en medio de la quinta y mayor ola de coronavirus desde que comenzó la pandemia. Llegó a registrar más de 20 mil casos diarios.

Aquel rebrote estaba impulsado en gran medida por la variante delta que arrasó por el mundo entero y que por su alta transmisibilidad acabó reemplazando a otras mutaciones del patógeno.

Pero aquel mes fue también un punto de inflexión para el país asiático.

Desde entonces los casos se han desplomado a un ritmo vertiginoso y hoy, mientras varios países con porcentaje de vacunación similar combaten una nueva ola de contagios, Japón respira tranquilo y este martes 23 de noviembre registró poco más de 100 nuevas infecciones.

Y según un grupo de científicos, una explicación que toma fuerza en esta desconcertante caída de casos es que la variante delta podría estar, literalmente, “autodestruyéndose”.

¿Es esto posible? ¿Podría repetirse en otros lugares del mundo?

Múltiples causas

Varias hipótesis pueden estar detrás de esta repentina caída de casos e incidencia de la variante delta.

Más del 75% de residentes ya fueron vacunados en Japón y las medidas de distanciamiento social y el uso extendido de mascarillas son seguidos a rajatabla por la población, reportan medios nacionales.

Vacunación en Japón.

Getty Images

Pero otros países reúnen condiciones similares y registran muchos más casos diarios.

En España, por un ejemplo, un 80% de residentes ya recibió la vacunación completa y las mascarillas siguen utilizándose en espacios cerrados.

Y este martes, pese a tener una tercera parte de la población de Japón, registró casi 7.000 casos diarios.

Es este tipo de comparaciones la que ha llevado a que científicos japoneses, basándose en observaciones genéticas, manejen la hipótesis de la “autoextinción” de la variante delta.

“La variante delta en Japón era muy contagiosa y desplazó a otras variantes. Pero al acumularse las mutaciones, creemos que se volvió un virus defectuoso incapaz de replicarse“, dijo el genetista Ituro Inoue, del Instituto Nacional de Genética en Japón, al periódico The Japan Times.

“Considerando que los casos no han aumentado, creemos que en algún momento durante esas mutaciones el virus se dirigió directamente hacia su extinción natural“, agregó Inoue.

La teoría de Inoue arroja algo de luz sobre la desaparición tan repentina de la variante delta en Japón que sorprende a muchos.

Sobre todo teniendo en cuenta que recientemente muchos países occidentales, con vacunaciones avanzadas, han tenido que retomar estrictas medidas de confinamiento.

Restaurante lleno en Japón.

Getty Images

Pero Japón parece ser un caso peculiar en que los casos de coronavirus se desploman en caída libre a pesar de que trenes y restaurantes están llenos desde que acabó el último estado de emergencia el pasado octubre.

Proceso habitual

Que distintas variantes de un virus desaparezcan es algo que lleva sucediendo desde el comienzo de la pandemia.

“Sucede todo el tiempo en virus de animales y humanos. Recordemos que las variantes alfa, beta y gamma han sido mayoritariamente reemplazadas por las variantes delta”, contextualiza para BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

“Esto es realmente una cuestión de aptitud viral en cualquier anfitrión. Quizás hay algo en la inmunidad de la población japonesa que ha cambiado la forma en que el virus se comporta allí. El tiempo dirá si pasará también en otro país“, agrega Tang.

Estudios previos han probado que en Asia hay más personas que tienen una enzima de defensa llamada APOBEC3A y que ataca a distintos virus, incluido el coronavirus que causa la covid-19, en comparación con los habitantes de otras regiones como África y Europa.

De este modo, investigadores del Instituto Nacional de Genética y la Universidad Niigata estudiaron si esa enzima podía inhibir la actividad del coronavirus.

El equipo comparó datos de diversidad genética de las variantes delta y alfa en muestras clínicas infectadas en Japón entre junio y octubre.

Durante el estudio, observaron que las mutaciones del virus parecieron detenerse repentinamente en medio de su desarrollo evolutivo, se volvieron defectuosas e impidieron la replicación del virus.

Evolución de casos en Japón.

BBC

“Encontraron mutaciones en la proteína nsp14, que tiene que ver con la reparación de defectos de replicación. Si hay más mutaciones de lo normal en esta proteína, estas pueden inactivarla o hacerla ineficiente, lo que puede originar una debacle en el patógeno”, explica el profesor José Manuel Bautista, catedrático de bioquímica y biología molecular de la Universidad Complutense de Madrid en España.

A pesar de que Bautista cree que la caída abrupta de casos se debe también a factores como la vacunación masiva y las medidas de distanciamiento, le llama la atención el pronunciamiento de la curva de contagios.

“Lo normal es que baje poco a poco si la gente se aísla, porque los ya infectados siguen notificándose días más tarde. Es bastante dramática y exagerada la caída de casos y apunta a que la teoría de la autodestrucción es posible”, añade el académico.

A pesar de la sorprendente caída de casos en Japón, los científicos guardan cautela y evitan hacer diagnósticos sobre lo que pueda pasar en el futuro.

La pandemia está en constante evolución y ha demostrado que, a pesar de vacunaciones y medidas de contención, el mundo todavía no está a salvo de nuevos rebrotes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.