Conacyt deja sin recursos a estudiantes tras extinción de fideicomiso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Conacyt deja sin recursos a estudiantes, ante la extinción de fideicomiso de becas

Se trata del fideicomiso Conacyt-Sener, que tenía una bolsa de 13 mil 189 millones de pesos y estaba enfocado en promover acciones para la transición energética, incluyendo la formación de capital humano, como es el caso de los estudiantes de maestría y doctorado.
Cuartoscuro
1 de julio, 2021
Comparte

Tatiana Lezama tiene 30 años y estudia el doctorado en Ingeniería Petrolera en la Universidad  de Aberdeen, en Escocia, gracias a una beca del Conacyt-Secretaría de Energía, pero la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de desaparecer los fideicomisos y la nula respuesta del Consejo desde enero pasado, la tienen en vilo: dejó de recibir los recursos de la beca y está en riesgo de ser deportada, pues su visa estudiantil vence el 15 de julio próximo. 

El presidente López Obrador acusó corrupción en los fideicomisos en diferentes áreas, aunque hasta el momento su gobierno no ha mostrado las pruebas de desvío en cada uno de los que decidió extinguir desde el 20 de octubre de 2020, a través de un decreto que reformó 17 leyes para desaparecer los fideicomisos que lo mismo apoyaban las becas estudiantiles que al cine nacional, deportistas de alto rendimiento o afrontaba las catástrofes naturales, entre otros. 

Su decisión está impactando directamente a más de 300 estudiantes de maestría y doctorado en el extranjero que recibían recursos de uno de dichos fideicomisos a través de una beca, y que les representó la única oportunidad de hacer estudios fuera del país, pues ni ellos ni sus familias podrían solventar ese gasto. 

Se trata del fideicomiso Conacyt-Sener, que hasta el primer trimestre de este año tenía una bolsa de 13 mil 189 millones de pesos, de acuerdo con los informes de la Secretaría de Hacienda, y estaba enfocado en promover acciones para la transición energética, incluyendo la formación de capital humano, como es el caso de los estudiantes de maestría y doctorado. 

Según el decreto, el Conacyt tenía de plazo hasta este 30 de junio de 2021 para que transfiriera los recursos a la Tesorería de la Federación, es decir, que dichos montos estén disponibles para gastarlos en lo que el gobierno federal decida, pues ni siquiera están etiquetados en el Presupuesto de la Federación. 

Sin embargo, hay 120 jóvenes estudiando en el extranjero con base en este fideicomiso, de los cuales, 42 están próximos a cumplir el plazo de tres años de doctorado y en espera de la respuesta para ampliar su estancia debido a que la pandemia atrasó sus proyectos de investigación; mientras que 204 más ya concluyeron sus estudios, pero el Conacyt no les ha hecho el trámite de liberación. 

En las disposiciones de las becas está previsto la ampliación del periodo de cada doctorado o maestría, que va de los 3 a 5 años, sobre todo por “causas de fuerza mayor”, por eso es que creían que en medio de la pandemia, el Conacyt aprobaría la extensión de su beca, pues los laboratorios estuvieron cerrados y la movilidad dentro de las ciudades europeas fue restringida de manera estricta, lo que obviamente impactó en el desarrollo de sus proyectos de investigación.

Rafael Verduzco, estudiante de doctorado en Ciencias Sociales en la Universidad de Glasglow, en Escocia, explica que su beca concluye en septiembre de este año, y aunque aún recibe la beca, nadie en Conacyt ha respondido a su petición de extender un año más su estancia. 

Su proyecto de investigación está enfocado en la gestión del trasporte público, específicamente en el Metro de la Ciudad de México, y cuyos hallazgos tendría una utilidad directa para el país. 

Sin embargo, su caso no es el único. Cada becario que buscaba la ampliación de su estancia comenzó los trámites ante el Concayt, con seis meses de anticipación de la fecha de conclusión, como establece el reglamento, pero no tuvieron respuesta. 

Solo hasta que se organizaron como “Becarios CONACyT-SENER en Reino Unido”, lograron que Patricia Mayela Badillo, secretaria administrativa del Fondo Sectorial Conacyt-Sener, les informara el 9 de septiembre de 2020 que las sesiones para evaluar las solicitudes y determinar la respuesta en cada caso se realizarían próximamente. 

Esto porque cada decisión sobre las becas y los becarios debe ser deliberada al interior de las comisiones técnicas y evaluadoras respectivas de los fondos o fideicomisos, pero en los meses siguientes tampoco obtuvieron respuesta, por ello, los becarios solicitaron vía transparencia las fechas de las sesiones de los comités, así supieron que habían ocurrido en septiembre, octubre y diciembre de 2020 y la última fue en abril de 2021. 

Pero hasta el momento siguen sin tener respuesta. No saben ya cumplido el plazo de desaparición del fideicomiso, el Conacyt reservó recursos para pagar la extensión de sus becas o no. Si lo considera como compromiso establecido o como compromiso nuevo. Esto porque según el decreto de extinción de los fideicomisos, cada institución no debía contraer ‘nuevos compromisos de pago’. 

“Tenemos incertidumbre. No sabemos qué es lo que va a pasar, por eso una de los llamados es establecer un diálogo y que nos expliquen qué es lo que tienen en mente sobre nuestros casos para que podamos concluir estos proyectos”, explica Rafael. 

De hecho, por eso han circulado la petición que le enviaron el pasado 20 de junio a la directora del Conacyt, Elena Álvarez Buylla, en la que piden entablar una mesa de diálogo “para aclarar el proceso y definir acciones encaminadas a resolver esta situación antes del 30 de Junio de 2021” y que “como titular del Consejo convoque o genere las condiciones necesarias para celebrar l as reuniones de los comités”, pero hasta el momento tampoco han tenido respuesta. 

En el caso de Tatiana, por ejemplo, su beca concluyó en enero y desde entonces dejó de recibir los recursos, y aunque seis meses antes inició el trámite para solicitar la ampliación y no le han respondido. 

Para continuar con su proyecto de investigación de separar emulsiones mediante nanopartículas magnéticas ha sido apoyada económicamente por su familia en los últimos cinco meses, pero necesitaría seis meses más para acabar el doctorado y en este momento se agrega una complicación más: su visa de estudiante está por vencer en 15 días y sin ella no podría continuar en la universidad. 

Por lo tanto su estancia depende únicamente del Conacyt quien debe extenderle la beca, o una carta de “no objeción” para que pueda permanecer en ese doctorado, porque sin ello, tendrá que regresar a México y probablemente dejar inconclusos sus estudios.  

“Yo estoy muy agradecida con el Conacyt, pues me ha dado la oportunidad de seguir aprendiendo, pero sí quisiera saber cuál es mi destino y si me pudieran ayudar un poco a ver qué es lo que va a pasar”, dice. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué países están vacunando a niños contra COVID-19, por qué y cuáles son los de América Latina

Te contamos por qué cada vez más países están inoculando a menores contra Covid-19, a partir de qué edad los vacunan y qué está ocurriendo en la región latinoamericana.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Hasta ahora, la vacunación contra el Covid-19 se ha enfocado en la población adulta, sobre todo en los mayores de 60 años, que son quienes tienen más probabilidades de sufrir consecuencias graves o morir a causa de esta enfermedad.

En el extremo opuesto están los niños, el grupo etario que menos riesgos corre a causa del coronavirus.

Si bien un pequeño grupo de menores infectados -se estima que 1 de cada 5.000- desarrolla una rara pero grave enfermedad llamada síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (o PIMS, por sus siglas en inglés), la vasta mayoría padece síntomas muy leves o es asintomática.

No obstante, varios países empezaron a vacunar a sus niños, luego de que algunos fabricantes de vacunas confirmaron que son seguras para los menores.

La estadounidense Pfizer probó su vacuna con éxito en menores a partir de los 12 años, y las dos vacunas chinas, Sinovac y Sinopharm, se aprobaron para mayores de 3.

Estos países no solo están vacunando a los niños que tienen un mayor riesgo por tener condiciones preexistentes. La mayoría vacuna a toda su población infantil a partir de los 12 años, aunque algunas naciones incluso están vacunando a edades más tempranas, como los 2 o 3 años.

La vacuna Pfizer

Reuters
La vacuna Pfizer fue aprobada para niños de 12 años en adelante en mayo.

¿A qué se debe?

Existe una serie de motivos que han llevado a estos países a decidir inocular a su población más joven.

Reino Unido, que acaba de recomendar que los chicos de entre 12 y 15 años reciban una dosis de la vacuna Pfizer, justificó su decisión afirmando que esto debería evitar interrupciones en su educación.

La decisión del gobierno británico se dio luego de que el comité científico que lo asesora se opusiera a vacunar a niños sanos solo por motivos de salud, afirmando que el virus representa una amenaza muy baja para ellos.

El director médico de Inglaterra, Chris Whitty, dijo que fue una “decisión difícil”, pero que perder tiempo de escuela “ha sido extraordinariamente difícil para los niños”, especialmente en las zonas más desfavorecidas del país.

Agregó que la interrupción prolongada de la escolaridad puede causar problemas de salud mental y tener efectos a largo plazo.

Una encuesta publicada en julio por la Oficina Nacional de Estadísticas de Reino Unido había mostrado que casi 9 de cada 10 padres estaban de acuerdo con vacunar a sus hijos.

El gobierno británico espera que esta medida sirva para ayudar a frenar la propagación de la variante delta, la más contagiosa del coronavirus, que ha causado una nueva ola de infecciones en ese país.

Señalan que una sola dosis reduce el riesgo de contraer esta variante -si se entra en contacto con ella- en aproximadamente un 55%.

También reduce las posibilidades de enfermarse con gravedad y de contagiar el virus.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Variante delta

Los estragos que está causando la variante delta también explican por qué varios otros países empezaron a vacunar a sus menores.

Estados Unidos y Canadá empezaron a vacunar a niños, a partir de los 12 años, en mayo pasado.

Según el último informe del Centro para el Control de Enfermedades (CDC, en inglés), la cantidad de niños hospitalizados con covid-19 en EE.UU. es de 3,4 a 3,7 veces mayor en los estados que menos han vacunado a su población.

Algunas juntas escolares en ese país incluso decidieron que la vacuna sea obligatoria para que los niños de 12 años o más puedan asistan a clases, algo que ha sido objetado por algunos padres.

La farmacéutica Pfizer ya ha empezado a testear su vacuna en niños de 5 a 11 años, y se espera que esos resultados estén listos este mes.

El presidente Joe Biden ya señaló que las vacunas para ese grupo etario estarán disponibles “pronto” después de que los reguladores revisen los datos clínicos.

China, que también enfrenta un aumento de casos por la variante delta, aprobó la inoculación de niños a partir de los 3 años en junio pasado, con las vacunas Sinovac y Sinopharm.

Se convirtió así en el primer país en permitir la vacunación de un grupo de edad tan joven, seguido por Emiratos Árabes Unidos en agosto, que también empezó a vacunar a niños desde los 3.

El gigante asiático empezó a vacunar a menores de entre 12 y 17 años a principios de 2021 y para mediados de agosto ya había administrado 60 millones de dosis a ese grupo etario, según la Comisión Nacional de Salud.

Ahora un nuevo brote, que según los medios locales está “centrado en las escuelas”, ha llevado a algunos expertos a pedir que el programa de vacunación se amplíe para cubrir a los niños de entre 3 y 12 años.

Alumnos de un colegio en Shanghái reciben la vacuna contra el covid-19.

Reuters
Alumnos de un colegio en Shanghái reciben la vacuna contra el covid-19.

Inmunidad de rebaño

El periodista especializado en Salud de la BBC Jim Reed señala que China se ha fijado como objetivo vacunar al 80% de sus 1.400 millones de habitantes para fin de año, “una cifra imposible de cumplir sin inocular a un gran número de menores de 18 años”.

Lo cierto es que, si bien los chicos no suelen padecer formas graves de covid-19, siguen siendo una vía de contagio.

Y en algunos países donde una gran proporción de los adultos ya está vacunada, los niños representan una importante fuente de infección.

Esto explica por qué varios países de la Unión Europea (UE) empezaron a vacunar a menores de entre 12 y 15, luego de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobara el uso de la vacuna Pfizer para esas edades en mayo.

Alemania, que solo permitía la vacunación de menores con problemas de salud previos, en agosto extendió su programa de vacunación para incorporar a todos los niños de 12 en adelante.

En tanto, España, Dinamarca y Francia ya han vacunado a la mayoría de su población de esa edad con al menos una dosis.

Las autoridades francesas informaron que, a partir de octubre, todos los adolescentes deberán presentar evidencia de que han sido vacunados o que tienen una prueba negativa de coronavirus para acceder a lugares como cines, museos, restaurantes y centros comerciales, como ya ocurre con los adultos.

Otro país que aplica un sistema similar -llamado “pase verde”- es Israel, una de las naciones que más rápido logró vacunar a la mayor parte -casi el 90%- de su población adulta.

En medio de un fuerte aumento de casos por la variante delta, en junio el país empezó a vacunar a los chicos a partir de los 12 años, edad que se redujo a los 3 a mediados de agosto.

Niñas en un colegio en Jerusalén

EPA
Israel empezó a vacunar a los niños desde los 3 años en agosto, en medio de un aumento de casos.

También empezó a requerir que los niños de esas edades muestren su pase verde para poder acceder a muchos lugares cerrados, incluyendo bibliotecas, gimnasios y piletas.

América Latina

Varios países latinoamericanos también están vacunando a su población más joven.

Uruguay fue el primero en empezar a inocular a menores de entre 12 y 17 años con la vacuna Pfizer a comienzos de junio.

Chile, que al igual que Uruguay también tiene una de las mayores tasas de vacunación del mundo, comenzó a hacer lo propio unas semanas después.

El pasado 13 de septiembre el país se convirtió en el primero de Sudamérica en dar luz verde a la inoculación de menores de hasta 6 años, con la vacuna de Sinovac.

Los primeros en ser vacunados son quienes tienen comorbilidades, pero a partir del 26 de septiembre se vacunará a todos los menores de esa edad.

“Los niños también se pueden enfermar. Un 12% de los casos que hemos tenido en nuestro país durante este año y medio son niños menores de 18 años”, explicó la subsecretaria de Salud Pública chilena, Paula Daza.

La funcionaria destacó que las vacunas “son seguras, eficaces y, además de proteger a cada una de las personas, son un acto solidario”.

Un niños es vacunado en Santiago

Getty Images
Chile empezó a vacunar a los menores de 12 a 17 en junio, y ahora extendió la vacunación a partir de los 6 años.

Argentina, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana también empezaron a vacunar a niños con comorbilidades a partir de los 12 años, entre junio y julio.

Algunos luego extendieron la cobertura a todos los menores de esa edad.

A mediados de septiembre, el presidente salvadoreño anunció que empezarían a vacunar a niños más pequeños, a partir de los 6 años.

En tanto, Cuba se convirtió a principios de mes en el primer país del mundo en vacunar a niños a partir de los 2 años.

Las autoridades sanitarias empezaron a administrar a los menores la vacuna Soberana 02, producida en la isla.

El programa de vacunación pediátrico coincidió con el inicio del ciclo escolar, aunque la educación se ha mantenido en formato virtual.

El presidente Miguel Díaz-Canel señaló a través de un comunicado que el objetivo es llegar a noviembre con más del 90% de la población vacunada.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpkidolMaRw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.