Con Ildefonso Guajardo, Economía gastó 450 mdp en remodelar oficinas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Con Ildefonso Guajardo, la Secretaría de Economía gastó 450 mdp en remodelar oficinas

Existe un litigio relacionado con la obra, la cual generó sobrecostos millonarios para el erario y daños al medio ambiente.
Cuartoscuro
30 de julio, 2021
Comparte

Durante la gestión de Ildefonso Guajardo como secretario de Economía en el sexenio peñista, la dependencia federal gastó 450.6 millones de pesos en obras de remodelación de su sede principal; los trabajos se retrasaron un año, generaron sobrecostos millonarios para el erario y causaron daños al medio ambiente, de acuerdo con documentación oficial consultada por Animal Político.

La dirección de Comunicación Social de la Secretaría de Economía (SE) de la actual administración informó que existe un litigio relacionado con la obra, y advirtió que, de confirmarse conductas irregulares de funcionarios o exfuncionarios públicos, se iniciarán los procedimientos pertinentes, los cuales podrían derivar en sanciones administrativas e incluso penales.

Desde 2015, la Secretaría de Economía inició la proyección para remodelar y reforzar su Torre Ejecutiva, ubicada en Alfonso Reyes 30, colonia Hipódromo Condesa, en la Ciudad de México, tras haber detectado que el inmueble presentaba deterioros y una inclinación de 30 centímetros que comprometía la seguridad estructural ante sismos.

La dependencia encabezada por Guajardo, quien recientemente fue vinculado a proceso por un presunto enriquecimiento ilícito, adjudicó al menos cinco contratos relacionados con la elaboración del proyecto ejecutivo, el reforzamiento de la torre y adecuaciones al sistema de elevadores, instalaciones de energía, fachadas y pisos.

Durante las obras, la dependencia se mudó temporalmente a la Torre Latino Reforma, ubicada en Paseo de la Reforma 296, en la que ocupó los pisos 18 a 28, en los que también se hicieron adecuaciones eléctricas, hidráulicas, sanitarias, de muros, carpintería y acabados.

La suma de los cinco contratos suscritos por la Secretaría de Economía, y sus respectivos convenios modificatorios, asciende a alrededor de 450.6 millones de pesos. Todos los instrumentos fueron formalizados durante la gestión de Guajardo como titular de la dependencia.

El contrato más costoso, y el que presentó más retrasos, fue el DGRMSG-65-16 “Reforzamiento de la Torre Ejecutiva”, que entre 2016 y 2018 fue objeto de siete convenios modificatorios  —en poder de este medio— mediante los cuales se ampliaron los plazos de ejecución de los trabajos y se incrementó en 72.4 millones el monto de toda la obra.

El contrato original, suscrito con las empresas Desarrollo de Infraestructura ICG S.A. de C.V. y Grupo Copris S.A. de C.V., que participaron de manera conjunta en la licitación pública, estableció que el plazo de ejecución sería del 2 de mayo de 2016 al 31 de octubre de 2017, por un monto de 292.7 millones de pesos con IVA.

Sin embargo, en los meses subsecuentes, las partes firmaron hasta siete convenios modificatorios del contrato original que validaron retrasos en la entrega y aumentos en el costo final. En la última modificación, se acordó que la fecha de entrega de la obra sería el 31 de agosto de 2018 (lo que implicó un retraso de 346 días), y el monto del contrato se actualizó a 365.2 millones de pesos (cifra 24.75% mayor que la inicial).

En ningún caso la Secretaría de Economía aplicó penas convencionales a los contratistas por los retrasos.

Remodelación produjo toneladas de material tóxico

La Secretaría de Economía suscribió otros cuatro contratos de obras y servicios relacionados con la remodelación de su sede.

Se trata del contrato 0348/2015 para elaborar el proyecto ejecutivo de la obra, suscrito con el despacho Reyval Arquitectos S.A. de C.V. por un monto de 20.4 millones de pesos con IVA; el DGRMS-01-16 “Modernización y mejora del núcleo de elevadores” de la Torre Ejecutiva, suscrito con la empresa Kone México S.A. de C.V. por un monto de 31.2 millones de pesos; el contrato DGRMS-02-16 “Desmantelamiento de las fachadas y desmontaje de todos los pisos”, que tuvo un costo de 19.9 millones de pesos y fue firmado con el proveedor Enlace de Tecnología, Proyectos y Servicios S.A. de C.V., y el número DGRMS-05-16 “Adecuaciones menores e instalación de energía regulada para el inmueble ubicado en Reforma 296”, suscrito con Quadro Arquitectura S.A. de C.V. por 13.9 millones de pesos.

En la revisión de la Cuenta Pública 2016, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la SE comenzó con el desmantelamiento de fachadas y pisos sin haber obtenido previamente la autorización en materia de impacto ambiental por parte de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México.

Además, el órgano fiscalizador constató que la dependencia federal no presentó ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el plan de manejo de los residuos peligrosos que se generaron durante la ejecución de los trabajos.

En la auditoría de inversiones físicas 370-DE, la ASF señaló que, en el transcurso de la obra, fueron manejadas 85 toneladas de materiales que contenían asbesto, un residuo definido como peligroso en la Norma Oficial Mexicana NOM-052-SEMARNAT-2005.

Incluso, la secretaría tampoco reportó a la Semarnat un plan para el manejo, almacenamiento y disposición de dichos residuos tóxicos.

“La Secretaría de Economía no presentó ante esa secretaría un informe anual sobre la generación y modalidades de manejo a que se sujetarían esos residuos peligrosos; no contrató un seguro ambiental ni tampoco llevó una bitácora en que se registrara el nombre del residuo y la cantidad generada, sus características de peligrosidad, el área o proceso donde se generó, las fechas de ingreso y de salida del almacén temporal de residuos peligrosos, el señalamiento de la fase de manejo siguiente al de la salida del almacén, área de resguardo o transferencia señaladas en el proceso anterior; el nombre, denominación o razón social y el número de autorización del prestador de servicios al que, en su caso, se encomendó el manejo de dichos residuos; y el nombre del responsable técnico de la bitácora”, indicó la ASF.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La carrera científica para encontrar a las personas resistentes a la COVID-19

Científicos en 10 países están investigando qué es lo que hace que algunas personas sean naturalmente resistentes a la infección del SARS-CoV-2.
22 de noviembre, 2021
Comparte

¿Has estado en contacto directo con personas enfermas de Covid-19 y nunca te infectaste? ¿Te hiciste pruebas de PCR o inmunológicas y salieron negativas?

Si tu respuesta es sí, podrías ser una de las raras personas en el mundo que tienen una resistencia genética al SARS-Cov-2, el virus causante de la covid-19.

Y si lo eres, podrías tener información “muy valiosa” sobre cómo prevenir esta enfermedad que ha causado más de cinco millones de muertes en el mundo.

Es por eso que un grupo de científicos de 10 países está llevando a cabo una búsqueda para encontrar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2.

Los investigadores lo anunciaron en la revista Nature y desde entonces han reclutado a más de 500 personas para someterlas a análisis y verificar si son portadoras de esta resistencia genética.

“Estamos buscando a miembros de una familia, un matrimonio, por ejemplo, en el que uno estuvo críticamente enfermo y el otro lo cuidó, sin adquirir la infección en ningún momento”, le explica a BBC Mundo Sara Espinosa, del Instituto Nacional de Pediatría de México.

“O puede ser alguien del personal de la salud, como un médico que estuvo expuesto cuidando a pacientes enfermos y positivos y nunca ha tenido la infección”, añade la doctora, quien coordina en ese país el llamado Consorcio Internacional para el Estudio Genético Humano de Covid.

“En estos casos podríamos estar hablando de un paciente que posiblemente es resistente. Es decir, una persona que tiene algún mecanismo en sus genes por el cual el virus no puede causar el proceso infeccioso”.

Ilustración de una cadena de ADN

Getty Images
Los científicos investigan el ADN de las personas que no se contagian.

Resistentes, no asintomáticos

El candidato “ideal”, explican los investigadores, es una persona que se ha expuesto en repetidas ocasiones al virus y nunca resultó infectado.

Esta persona tuvo que haber obtenido resultados negativos en las pruebas de PCR después de haberse expuesto al virus.

Y una vez que se le somete a una prueba de anticuerpos, esta debe ser negativa y mostrar que la persona no desarrolló anticuerpos contra el virus porque a pesar de que estuvo expuesta al virus nunca se infectó.

“La persona resistente tuvo que haber estado en estrecho contacto con la persona infectada y no haber tenido síntomas, pero además debemos confirmar que el virus no confirió infección con una prueba negativa por PCR y una prueba inmunológica de anticuerpos negativa”, aclara la doctora Espinosa.

Ahora sabemos que muchas personas pueden infectarse con el virus y no desarrollar síntomas de la enfermedad.

Pero los investigadores subrayan que estas personas que no presentan síntomas no necesariamente son resistente al SARS-Cov-2, y pueden tener el virus y contagiarlo a otras personas.

“Una persona asintomática puede estar infectada, tener el virus y pasarlo a otras personas”, explica el inmunólogo Evangelos Andreakos, de la Fundación de Investigación Biomédica de Atenas y quien también forma parte del Consorcio para el Estudio Genético Humano de Covid (COVIDHGE).

El proceso biológico de un enfermo asintomático es diferente yno estamos buscando a estas personas para este estudio”.

“La categoría que estamos buscando es de personas resistentes que no se infectan con el virus. Es decir, aunque el virus puede estar en contacto con las vías respiratorias de esta persona, no logra entrar a las células ni logra replicarse dentro de ellas“, explica el investigador.

Casos raros

La introducción del SARS-Cov-2 en las poblaciones alrededor del mundo ha permitido a los científicos estudiar grandes diferencias en los procesos de infección del virus, que van desde los contagios asintomáticos hasta las infecciones potencialmente mortales.

Desde diciembre de 2019, cuando se detectó por primera vez el virus, el conocimiento sobre la enfermedad de covid-19 potencialmente mortal y la susceptibilidad genética que hace que unas personas se enfermen más que otras ha ido en aumento.

Sin embargo, todavía se sabe muy poco sobre las bases genéticas de la resistencia al SARS-Cov-2.

Sars-cov-2

Getty Images

Los científicos señalan que esta resistencia, aunque rara, existe, porque ya se ha visto con otras enfermedades infecciosas.

“Pensamos que esta resistencia es muy rara porque eso es lo que hemos visto con otras enfermedades infecciosas. Se han visto casos de individuos con variantes genéticas que los han hecho resistentes a la infección de VIH”, señala el doctor Andreakos.

“Y también tenemos precedentes de resistencia a la malaria y a la anemia de células falciformes”, agrega el investigador.

Los investigadores están llevando a cabo análisis del ADN de los voluntarios con el objetivo de detectar regiones que son diferentes y compararlos con individuos que sí se han infectado con el virus.

El objetivo final, dicen los investigadores, es poder desarrollar una terapia o tratamiento para evitar la infección del SARS-Cov-2.

“El objetivo primario es entender y conocer el mecanismo por el cual algún cambio genético no lleva al proceso infeccioso”, le dice a BBC Mundo la doctora Sara Espinosa.

“Y ese conocimiento puede llevar a encontrar medicamentos que tengan efectividad en contra de SARS-Cov-2”.

“Porque hasta hoy los medicamentos que tenemos son para disminuir las complicaciones de la enfermedad, pero no tenemos fármacos en contra del microorganismo como tal”.

“Y esta investigación pretende también ayudar a encontrar esos medicamentos”.

Los investigadores señalan que identificar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2 es “una tarea enorme”, pero tienen confianza en que las encontrarán.

“Sabemos que hay un número de personas que posiblemente tengan esa inmunidad, este cambio genético que confiere resistencia. Tenemos ya alrededor de 500 personas reclutadas y ya se están haciendo los estudios genéticos”, dice Sara Espinosa.

“La búsqueda no es fácil, pero es muy importante y aun si identificamos a pocas personas ellas pueden conferir mucha información y muy valiosa. Y es por eso que se está haciendo este esfuerzo en todo el mundo”.

En América Latina, además de México, el Estudio Genético Humano de Covid se está llevando a cabo también en Colombia y Brasil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.