Jóvenes, fiesta y delta, lo que impulsa la nueva ola COVID en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Jóvenes, fiesta y delta, la triada que impulsa la nueva ola COVID en México

Los de menor edad no deben confiarse, pues también tienen comorbilidades. Además si se contagian ponen en peligro a otras personas ya vacunadas pero de grupos vulnerables, fomentan la aparición de variantes y se exponen a tener secuelas de la enfermedad, advierten especialistas.
Cuartoscuro
9 de julio, 2021
Comparte

La tercera ola de contagios en México está impulsada, sobre todo, por encuentros sociales y por los jóvenes. “Los fines de semana son nuestra perdición”, señala Mauricio Rodríguez. 

“La gente quiere ya quitarse el cubrebocas y vivir la vida. Se están haciendo graduaciones, los muchachos andan de fiesta en lugares cerrados, sin sana distancia. Y de fin de semana en fin de semana se va amplificando la epidemia”, agrega el vocero de la Comisión para Atender la Emergencia por Coronavirus de la UNAM.

 El especialista lo explica en días: “Una persona se contagia el sábado o domingo, en una fiesta o reunión, y para el siguiente fin ya es súper contagioso: le va a transmitir el virus mínimo a tres personas más. Cada una de esas tres personas se lo va a transmitir, el siguiente fin de semana, a otras tres, y así va creciendo la epidemia”.

Leer más | Más de 30 estudiantes se contagian de COVID en viaje de graduación a Cancún

Eso sí, en el país los casos han aumentado pero las muertes se mantienen estables, algo que los especialistas atribuyen al efecto de la vacunación, pero también a que los contagiados son de menor edad. De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud, el 23 de junio se registraron 4 mil 963 casos positivos, para el día 30 de ese mes, el número subió a 6 mil 105 y para el 7 de julio se reportaron ya 8 mil 507.  

Mientras que de fallecimientos, el 16 de junio se registraron 200; el 23, 342; el 30, 244; y el 7 de julio fueron 234, lo que no muestra un incremento similar al de casos. 

“Una de las cosas notorias en México y en el mundo es que aún cuando existen estas terceras oleadas, estos repuntes, estamos teniendo casos pero la hospitalización y las defunciones no crecen a la misma velocidad, crecen de una manera más controlada en la medida que la vacuna ha hecho su efecto”, explicó Sylvain Aldighieri, jefe del equipo RSI, Alerta y Respuesta ante Epidemias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en conferencia de prensa este miércoles

Los jóvenes son el nuevo foco 

El repunte de casos en México empezó en zonas turísticas, justo por la afluencia de vacacionistas y la falta de medidas de protección; pero hay otras entidades donde las razones son diversas. En Tabasco, por ejemplo, la epidemia ha sido difícil de controlar por la imposibilidad de parar actividades en una zona petrolera; en la Ciudad de México tuvo que ver la reapertura de cada vez más actividades presenciales. 

Pero en estas semanas, como ya lo han señalado las autoridades de salud en México y como lo ratificó la misma OPS, son los jóvenes el nuevo centro de los contagios, lo que también ha ayudado a que haya menos muertes, por su menor nivel de riesgo de desarrollar COVID grave. Las razones de que ellos sean el nuevo foco es porque son los que tienen mayor vida social, con contactos de riesgo, y porque no están vacunados.

Una enfermera que trabaja en una clínica familiar del ISSSTE en la Ciudad de México, y que pide omitir su nombre porque no les permiten dar entrevistas, cuenta a Animal Político que hace unas semanas llegaban alrededor de 10 pacientes, de ellos, cinco iban ya con prueba positiva de COVID, del resto dos eran sospechosos y tres tenían rinitis alérgica o secuelas de coronavirus.

Este lunes 5 de julio, llegaron 14 pacientes, 10 ya con prueba positiva y el resto sospechosos. El promedio de edad de los afectados es de 18 a 39 años, y los casos son de leves a moderados, sin que ameriten hospitalización.

“De acuerdo a lo que nos platican los pacientes se han contagiado algunos sí por la cuestión social, pero también porque ya tuvieron que volver al trabajo presencial, a subirse al Metro, eso también ha disparado los contagios, y este grupo de edad está resultando también más afectado porque son los que no tienen vacuna”, dice la enfermera.

Rodríguez señala que además de que la gente se ha confiado, las fiestas han subido en número, y el porcentaje de población más joven falta por vacunarse también hay que considerar que ya están en el país variantes de COVID más transmisibles, como la delta.

Jaime Sepúlveda, director ejecutivo del Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos, explica que la variante delta ya se ha extendido por todo el mundo. En California es ya la predominante. En Rusia, el 90% de los contagios están asociados a esa variante; en India, el 97%.

“En México sabemos que ya está circulando, seguramente va a ser la predominante en poco tiempo y es una variante más agresiva en cuanto a su transmisión, es 40 a 60% más transmisible que variantes previas”, explica Sepúlveda. 

Solo por esa razón, por su mayor transmisibilidad esta variante sí es más peligrosa, aunque las autoridades digan que no, advierte Rodríguez.

De acuerdo a datos del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (CoViGenMex), en el periodo del 1 de mayo al 16 de junio, la variante delta se detectó en 222 de las 3 mil 925 (5.65%) muestras secuenciadas, con mayor prevalencia en Baja California Sur; mientras que en la Ciudad de México y el Estado de México presentaba ya una tendencia ascendente.

Mauricio Rodríguez, el vocero de la Comisión COVID de la UNAM, dice que los de menos edad no deben confiarse. Es cierto que pueden tener enfermedad menos severa, pero también hay que considerar que en México hay muchos jóvenes con comorbilidades como obesidad o incluso ya con diabetes y no lo saben, lo que puede agravar el cuadro de la infección. 

También, dice, deben considerar que pueden contagiar a otras personas ya vacunadas y vulnerables (apenas está en estudio que tanto las vacunas evitan la transmisión). 

Y, por otro lado, señala el especialista, ocho de cada 10 personas que han tenido COVID presentarán secuelas, hasta seis meses después, entre estas: dolor de cabeza, fatiga, falta de concentración, insomnio o dolor de articulaciones. 

“Esta enfermedad es una enfermedad con muchos misterios, no podemos ponernos a ver ahora qué tanto le afecta a los jóvenes, hay que cuidarse y vacunarse”, subraya Rodríguez. 

El punto de la vacunación es el que más preocupa a los especialistas que piden a los gobiernos acelerar la inmunización y a la gente acudir a recibir sus dosis. 

“Más que buscar la mejor vacuna, hay que buscar la que nos podamos poner a la brevedad posible, porque así no solo se protege la persona y su familia, sino también esto impide que sigan surgiendo nuevas variantes del virus, que son más transmisibles y posiblemente también más virulentas, es decir más severas en su expresión clínica”, cierra el director ejecutivo del Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos, Jaime Sepúlveda. 

Oleadas regionales

El repunte de casos no es homogéneo en todo el país. Los estados donde la epidemia ha repuntado son los que están en naranja en el Semáforo de Riesgo COVID: Baja California Sur, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Tamaulipas. 

Pero también hay otros que permanecen en amarillo que han incrementado en número de casos, entre estos: Ciudad de México, Sonora, Sinaloa y Colima.

De hecho –de acuerdo a datos del Sistema de Información de la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), donde las unidades médicas reportan su saturación– las 10 entidades con mayor ocupación hospitalaria en camas con ventilador son: Yucatán, con 56.17% de ocupación; Baja California Sur, con 54.38%; Sinaloa, 31.90%; Tabasco, 31.57%; Oaxaca, 26.15%; Ciudad de México, 25.88%; Sonora, 25%; Tamaulipas, 22.58; Nayarit, 22.05 y Colima, 21.66%.

Sin embargo, esos porcentajes no son comparables a lo que se vivió en el pico de la segunda ola de COVID en México cuando los hospitales registraban más de 50% de ocupación en camas con ventilador. El 24 de enero, por ejemplo, la ocupación en camas para intubación estaba en Colima en 65.21% y en la Ciudad de México en 84.35%. 

De la capital del país conviene aclarar que las autoridades locales y federales dan información diferente respecto a la ocupación hospitalaria: la Red IRAG, como ya se mencionó, reporta, para este 7 de julio, una saturación de 25.88% en camas con ventilador, mientras que el gobierno de la Ciudad de México señala que ese porcentaje es de 14.8%.

Al consultar a la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), que se encarga dentro del gobierno de la CDMX de esta información, sobre el por qué la diferencia, el área de comunicación sólo señaló que se debe a que la Red IRAG –que se usa incluso para determinar uno de los indicadores más importantes, la ocupación hospitalaria, para el Semáforo de Riesgo COVID– “reporta solo unos hospitales”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la teoría del origen del COVID en un laboratorio de Wuhan pasó de "conspiración" a ser investigada

Tras ser considerada como una hipótesis marginal, la posibilidad de que el covid-19 tenga su origen en una fuga de un laboratorio en China es vista ahora como una teoría probable.
28 de mayo, 2021
Comparte

Durante meses fue vista como una teoría conspiratoria, pero ahora la idea de que el nuevo coronavirus pudo haber surgido en un laboratorio en China empieza a ser considerada por Estados Unidos como algo que no se puede descartar.

El miércoles, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó a los servicios de inteligencia redoblar los esfuerzos para investigar los orígenes de la pandemia de covid-19.

Y esa orden incluye examinar la teoría de que provino de un laboratorio en Wuhan, algo que un informe de marzo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que era “extremadamente improbable”.

Biden reveló que dio la orden después de recibir un informe no concluyente sobre los orígenes del coronavirus que había solicitado después de asumir la presidencia, incluyendo si surgió del contacto humano con un animal infectado o de un accidente de laboratorio.

El mandatario argumentó que la mayor parte de la comunidad de inteligencia convergía en torno a estos dos escenarios, pero que no hay suficiente información para evaluar que uno sea más probable que el otro.

Además, anunció que Washington trabajará con sus socios alrededor del mundo para presionar a China para que participe en una “investigación internacional completa, transparente y basada en pruebas“.

Sus afirmaciones levantaron la ira de Pekín.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, acusó a Washington de no estar interesado en los hechos o la verdad, ni en un estudio serio basado en la ciencia sobre los orígenes del coronavirus.

“Su objetivo es utilizar la pandemia para buscar la estigmatización, la manipulación política y redirigir la culpa. Están siendo irrespetuosos con la ciencia, irresponsables con la vida de las personas y contraproducentes para los esfuerzos concertados para combatir el virus”, dijo.

Pero ¿qué se sabe acerca de esta teoría que sitúa el origen del coronavirus en un laboratorio de Wuhan?

De teoría conspirativa a hipótesis

El covid-19 fue detectado por primera vez en Wuhan a fines de 2019. Desde entonces, se han confirmado más de 168 millones de casos y se han registrado alrededor de 3,5 millones de muertes en todo el mundo.

Wuhan, China

EPA
Wuhan fue el primer lugar del mundo donde se detectó el virus.

Las especulaciones sobre la posibilidad de que el virus hubiera surgido en el Instituto de Virología de Wuhan, uno de los principales laboratorios de investigación de China, comenzaron el año pasado y fueron propagadas por el expresidente Donald Trump.

En abril de 2020, salieron a la luz reportes del departamento de Estado de EE.UU. que mostraban que los funcionarios de la embajada estaban preocupados por la bioseguridad allí, lo que parecía alimentar esa hipótesis.

China desestimó este tipo de señalamientos, pese a lo cual durante muchos meses no fue posible la realización de una investigación internacional in situ.

No fue sino hasta inicios de este año, cuando un equipo de investigadores enviados por la OMS elaboró un informe junto a científicos chinos que, sin alcanzar una conclusión definitiva sobre el origen del virus, señalaba que era “extremadamente improbable” que hubiera surgido de un laboratorio.

Sin embargo, algunos especialistas mostraron su escepticismo ante este informe dado lo tardío de la investigación y las limitaciones impuestas por Pekín para su ejecución.

visita del equipo de la OMS al Instituto de Virología de Wuhan.

Reuters
La visita del equipo internacional de la OMS fue estrictamente controlada por las autoridades chinas.

Un portavoz de la OMS reiteró este jueves a la BBC que se necesitan más estudios “en una variedad de áreas, incluida la detección temprana de casos y focos, el papel potencial de los mercados de animales, la transmisión a través de la cadena alimentaria y la hipótesis de incidentes de laboratorio”.


Entre la ciencia y el contexto político

Análisis de John Sudworth, corresponsal de la BBC en China

Los lectores que ya ahora están acostumbrados a artículos que descartan la teoría de la fuga de laboratorio como una conspiración peligrosa y marginal pueden estar un poco desconcertados al encontrarla de repente en la primera plana, presentada como una posibilidad completamente plausible.

La verdad es que siempre ha habido mucha evidencia circunstancial para apoyar ambas teorías en competencia. Un origen zoonótico, en el que el virus pasa naturalmente del murciélago a los humanos, está respaldado por el hecho de que los coronavirus han cruzado la barrera de las especies exactamente de esta manera antes.

También hay muchos precedentes en los que los investigadores de un laboratorio se infectan accidentalmente con el virus en el que están trabajando. El brote de Wuhan ocurrió prácticamente frente a las puertas del laboratorio líder en el mundo en la recolección, el estudio y la experimentación con los coronavirus procedentes de murciélagos.

Lo que ha cambiado no es la evidencia, de la que hasta ahora no hay ninguna que pruebe ninguno de los dos escenarios, sino la política.

La teoría de la fuga de laboratorio, nacida en un entorno envenenado por la desinformación, se vio socavada no tanto por las negaciones de China, sino por el hecho de que estaba siendo impulsada por Trump.

Medios de todo el mundo le dieron la espalda. Mis propios intentos de considerar seriamente la teoría de las fugas de laboratorio en mayo del año pasado se encontraron con largas y tensas discusiones editoriales antes de que finalmente llegaran a publicarse.

La narrativa predominante también gira mucho en torno a la ciencia. A pesar de las voces dominantes de algunos virólogos destacados que insisten en que solo es necesario investigar un origen zoonótico, un determinado grupo de científicos ha seguido argumentando que ambos escenarios deberían permanecer sobre la mesa.

Puede que sea demasiado tarde, por supuesto. Dondequiera que vaya el debate ahora, es muy poco probable que China permita otra investigación en su territorio.


¿Qué motiva este cambio?

Recientemente, varios factores han confluido para que la idea de que el coronavirus salió de un laboratorio en Wuhan pasara de ser considerada una teoría conspirativa a convertirse en una hipótesis.

Mercado húmedo de Huanan.

Getty Images
Algunos expertos creen posible que el coronavirus haya pasado del laboratorio en Wuhan al mercado húmedo de Huanan, ubicado a pocos kilómetros.

El pasado 14 de mayo, un grupo de 18 científicos procedentes de universidades de primera línea como Harvard, Yale, Stanford y Cambridge publicaron una carta en la revista Science en la que cuestionaban los resultados de la misión conjunta de la OMS y China; y pedían una “investigación apropiada” sobre el origen del virus.

Luego, el domingo pasado, The Wall Street Journal publicó una información basada en informes atribuidos a fuentes de inteligencia, según la cual tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan fueron ingresados en un hospital en noviembre de 2019, varias semanas antes de que China reconociera el primer caso de la nueva enfermedad en el país, pero justo en la época en la que algunos investigadores creen que el virus empezó a circular.

Este laboratorio se encuentra a unos pocos kilómetros del mercado húmedo de Huanan, donde se localizó el primer foco de infecciones en Wuhan.

Quienes apoyan esta teoría afirman que el virus habría podido escapar del laboratorio y esparcirse por el mercado.

Por su parte, el principal asesor médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, quien en el pasado había dicho que creía que el virus había saltado de los animales a los humanos, admitió el lunes pasado que ya no está seguro de que el nuevo coronavirus se hubiera desarrollado de forma natural.

“No estoy convencido al respecto. Creo que deberíamos seguir investigando sobre lo que ocurrió en China“, dijo Fauci durante un evento público.

The Wall Street Journal aportó esta semana otro elemento que vincula al laboratorio de Wuhan con el posible origen del coronavirus.

De acuerdo con ese diario, en 2012 hubo seis trabajadores que enfermaron mientras limpiaban heces de murciélago de una mina en la provincia de Yunnan. Tres de ellos fallecieron.

Entonces, expertos del Instituto de Virología de Wuhan fueron enviados a investigar al lugar, donde recopilaron muestras de los murciélagos de la mina y acabaron identificando varios tipos nuevos de coronavirus.

Aunque estos elementos no son suficientes para demostrar que el nuevo coronavirus se originó en un laboratorio en China, por lo pronto sí han sido suficientes como para que Facebook anunciara que dejará de eliminar los mensajes publicados en su app que afirmen que la pandemia fue obra del hombre y no de la naturaleza.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.