Decreto para despresurizar cárceles no soluciona fallas: expertas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Decreto de AMLO para despresurizar cárceles reconoce fallas, pero no las soluciona: expertas

El acuerdo prometido por el presidente repite vicios de la Ley de Amnistía que han frenado su funcionamiento. Las alternativas para liberar a las personas ya están contempladas desde hace años en las leyes.
Cuartoscuro
28 de agosto, 2021
Comparte

El decreto que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió para liberar a miles de personas que no deberían de estar recluidas en las cárceles del país fue publicado esta semana. Sin embargo, de acuerdo con el análisis de especialistas en el tema, el documento no plantea soluciones para que esto ocurra, redunda en disposiciones legales que ya existen, y repite fallas que se han presentado con otras disposiciones como la Ley de Amnistía.

Si bien, las expertas consultadas sostienen que el decreto es positivo en el sentido de que reconoce desde la Presidencia que hay un problema serio de abuso de la prisión preventiva y hacinamiento en los centros penitenciarios, se queda corto al momento de aterrizar una ruta novedosa para revertirlo.

“Este decreto no es más que la reiteración de lo que ya se encontraba en la ley con el plus de incentivar a que una autoridad administrativa, en este caso la Segob o la Secretaría de Seguridad y los sistemas penitenciarios tengan la posibilidad de proactivamente identificar casos y comunicarlos a las defensorías y a los poderes judiciales (…) pero hay muchos retos que hay que sortear para que efectivamente se pueda impactar a las personas privadas de su libertad”, dijo Viridiana Valgañón, abogada de la organización Equis Justicia.

El acuerdo presidencial que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación la tarde 25 de agosto y sin ningún tipo de anuncio plantea la creación de un comité dentro de la Secretaría de Gobernación para identificar y dar seguimiento a los casos de personas privadas en su libertad que, de acuerdo con el marco legal existente, estén en posibilidades de dejar la prisión.

En el universo de quienes podrían ser beneficiados se encuentran reos que hayan sido víctimas de tortura (siempre y cuando esté probado pericialmente); personas lleven mas de dos años en prisión preventiva sin que se les haya dictado una condena (exceptuando aquellas que hayan alargado su proceso como parte de su derecho de defensa); y adultos mayores de 70 años que continúen encarcelados.

El riesgo que Valgañón advierte es que el comité que se encargará de recibir los casos y analizarlos puede sobresaturarse si no cuenta con los recursos humanos y materiales suficientes para hacer esta tarea. Una situación que ya ocurrió con la Comisión de Amnistía la cual, tras más de un año de que se instaló, apenas ha sesionado en cuatro ocasiones.

El acuerdo presidencial publicado no incluye alguna instrucción para que se le proporcione al comité que revisara las posibles liberaciones de algún tipo de patrimonio propio. Lo único que contempla es que se emitan sus reglas de operación.

“De nuevo se recarga todo en Gobernación, pero si no se le prevé de presupuesto y personal para ello va a ser muy complicado de que opere como sucedió con la Comisión de Amnistía que en más de un año apenas ha sesionado cuatro veces, situación que solo ha permitido liberar a 33 personas de las más de mil solicitantes. Si esos errores se replican podríamos caer en el mismo supuesto”, advierte.

Por su parte Estefanía Vela, directora de la organización Intersecta, coincide con Valgañón en que el acuerdo publicado redunda sobre disposiciones que en realidad ya existen en las leyes, pero que por diversas razones ha sido complicado que se apliquen con la velocidad que se requiere.

Vela reconoce la importancia de que haya un mensaje de parte del Ejecutivo de que los tiempos para liberar a las personas deben ser más cortos y para ello es necesario crear un mecanismo que dé seguimiento a los casos. No obstante, cuestionó el alcance que en los hechos podría tener el decreto.

“Leyendo el acuerdo, no veo cómo va a tener el alcance que se presumió. Ello por distintas trabas: se limita a lo federal y se limita a supuestos ya establecidos en ley, que hacen para muchas personas difícil salir de prisión” señaló.

La abogada Valgañón destaca que este acuerdo, al igual que el decreto por el que entró en vigor la Ley de Amnistía, contempla hacer un exhorto a los estados para que adecuen sus legislaciones locales y repliquen el esfuerzo federal. Esto, según la experta, es vital que se cumpla pues en México casi el 90% de las personas en reclusión lo están por delitos locales, no federales.

Ni mujeres ni fiscalización ni reinserción

El acuerdo presidencial además de ser redundante adolece de algunos huecos y faltantes. Por ejemplo, la abogada de Equis Justicia destacó que no se contempla ningún tipo de beneficio para mujeres que están presas sin haber llevado un proceso con perspectiva de género.

“Otro de los grandes temas que estamos viendo es ¿quiénes están quedando fuera de este acuerdo? Hay muchas mujeres privadas de su libertad que fueron juzgadas sin perspectiva de género, que sus casos fueron valorados sin que se tomara en cuenta el contexto, las violencias de las que pudieron ser víctimas es una deuda que este decreto no termina de saldar”, indicó la experta.

Una carencia más es que tampoco se incluye o menciona algún tipo de mecanismo de transparencia que permita fiscalizar desde el Congreso o la ciudadanía el desempeño de este comité y las liberaciones que se vayan otorgando.

Y a ello se suma otro tema que ya se había alertado desde que el presidente prometió agilizar la liberación de reos: la urgencia de que se incluyera un plan o estrategia de reinserción para las personas que recobren su libertad luego de años de haber estado privadas de su libertad. Algo que no aparece en el decreto.

Las expertas señalan, por ejemplo, que debería incluirse un mecanismo para exhortar a diversas autoridades administrativas a trabajar para facilitar la vuelta de estas personas a sus vidas en el exterior. Una de ellas es el INE el cual debería agilizar la devolución de documentos como la credencial de elector, documento clave para muchos trámites.

También tendría que haber exhortos a las autoridades de salud para atender a las personas que egresen con padecimientos clínicos que requieren ser atendidos, así como planes para, por ejemplo, tener acceso a una vivienda.

“Una de las ventajas de la Ley de Amnistía es que explícitamente se refería a la reinserción social. El Acuerdo lo omite. Esperemos que las autoridades de cualquier manera trabajen para garantizar este derecho que tienen las personas”, dijo Estefanía Vela.

¿Cuánta gente hay en prisión?

De acuerdo con datos oficiales, al cierre del primer semestre de este año había en el país 220 mil 393 personas privadas de su libertad en el país. Dicha cifra sobrepasa los espacios disponibles en las cárceles actualmente. De los 288 centros penitenciarios hay 132 que cuentan con sobrecupo. 

El 87% de las personas encarceladas están imputadas por delitos del fuero común, mientras que solo el 13% está presa por delitos del fuero federal (que son las posibles beneficiarias del acuerdo presidencial publicado esta semana).

Uno de los datos más alarmantes es que del total de personas recluidas 94 mil 159 que equivalen al 43% son reos en prisión preventiva sin sentencia. Es decir, 4 de cada 10 personas que hoy en día están encarceladas son presuntos culpables, a los que no se les ha probado realmente que cometieron un delito.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Pruebas COVID: qué explica que haya tantos resultados negativos entre contagiados

La llegada de nuevas variantes, como las relacionadas a ómicron, parecen haber anticipado la aparición de los síntomas de infección antes de que la carga viral llegue a su pico.
5 de julio, 2022
Comparte

En los últimos meses, se ha vuelto común ver que algunas personas que empiezan a mostrar síntomas típicos de covid (tos, congestión nasal, fiebre…), se hacen una prueba rápida de antígenos y el resultado es negativo.

La persona continúa con el malestar y, uno o dos días después, se hace una prueba nueva que confirma la infección del coronavirus.

El peligro es que, en ese lapso en el que no se tuvo un diagnóstico acertado, no se tomaron las medidas necesarias, como el aislamiento y el uso de las máscaras, para evitar contagiar a otros con el virus.

Esto a su vez crea nuevas cadenas de transmisión e incrementa el número de casos de la enfermedad.

Pero ¿cómo se explica este fenómeno de “positividad retrasada”?

Aunque no hay respuestas claras, algunos expertos le plantearon varias hipótesis a la BBC, que ayudan a entender la situación. También recuerdan lo que hay que hacer para que te protejas a ti y a todas las personas a tú alrededor.

En resumidas cuentas, aunque aún existan muchas interrogantes sobre el tema, la recomendación es simple: si tienes los síntomas típicos de covid, mantente aislado y evita el contacto con la gente así la prueba rápida de antígenos que te hayas hecho el primer o segundo día te haya dado negativo.

Y en lo posible, intenta repetir la prueba entre el tercer y el quinto día para tener mayor certeza sobre el diagnóstico.

¿Se aceleró el virus?

El primer factor que explica esta situación es la llegada de nuevas variantes del coronavirus, especialmente aquellas que emergieron de ómicron como la BA.2 y la BA.5.

Luego de haberse esparcido por el mundo, vino un cambio importante en el periodo de incubación, que es el tiempo entre que el virus comienza a invadir las células de nuestro cuerpo y la llegada de los síntomas.

“El virus infiltra las células y adentro hace entre 100 y 1.000 copias nuevas de sí mismo, las cuales van e infectan otras células, y así continúa el proceso hasta la reacción del sistema inmune, la cual causa síntomas como congestión nasal, estornudos, fiebre…”, explica el experto en virus José Eduardo Levi, investigador y coordinador de desarrollo en DASA (Diagnósticos de América, una firma experta en diagnósticos en Brasil).

En comparación, según un reporte de la agencia de seguridad sanitaria del Reino Unido, el periodo de incubación de la variante alpha era en promedio de cinco a seis días.

Ese período disminuyó a cuatro días durante la ola de la variante delta.

Con ómicron, el periodo entre la invasión viral y la llegada de los síntomas se redujo aún más y es de tan solo tres días.

Coronavirus SARS-CoV-2

Getty Images
Las variantes de ómicron tienen unos de los periodos más cortos de incubacion que se han visto con el coronavirus hasta el momento

En otras palabras: si antes tomaba casi una semana para que una persona comenzara a desarrollar síntomas típicos de covid luego de haber entrado en contacto con alguien infectado, hoy ese proceso es mucho más rápido y puede ocurrir casi que de la noche a la mañana.

“Lo que más vemos en nuestras oficinas son pacientes diciendo que salieron en una caminata el domingo y que ya el martes o el miércoles estaban experimentando síntomas”, dice la especialista en enfermedades infecciosas y virus Nancy Bellei, quien también es profesora de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp).

Pero, ¿por qué pasa?

Virus distintos, defensas actualizadas

Dentro de las teorías que podrían explicar por qué ómicron fue menos agresivo que las anteriores cepas, algunos expertos aseguran que las mutaciones genéticas mismas de la variante fueron las que acortaron el tiempo de incubación.

Otros subrayan el papel del sistema inmune en este proceso.

En una serie de publicaciones en Twitter, el inmunólogo y epidemiólogo Michael Mina, quien trabajó en la Universidad de Harvard y es actualmente el director científico de una compañía de pruebas, asegura que la vacunación “ha cambiado fundamentalmente la relación entre el covid y la carga viral”.

Anteriormente, los síntomas del covid comenzaban a aparecer justo cuando las cantidades del virus en el cuerpo estaban alcanzando su pico.

“¿Por qué la gente está reportando síntomas pero arrojando resultados negativos?”, preguntó.

“Los síntomas que experimentamos son usualmente el resultado de la respuesta inmune. Las vacunas pueden hacer que nuestro cuerpo detecte el virus más rápidamente, antes de que el número de copias llegue a su punto máximo. Ese es literalmente el propósito de la vacunación”, escribió en la red social.

Mujer se limpia la nariz

Getty Images
Con el avance de la pandemia y la vacunación, los síntomas se han vuelto más moderados

Más adelante en su explicación, Mina señala que la respuesta inmune rápida ayuda a suprimir el virus por un tiempo, hasta que el patógeno se elimine del cuerpo o que eventualmente gane la batalla y comience a replicarse con mayor ferocidad.

“Entendiendo esto, una prueba creada para detectar una cierta cantidad de virus dará resultados negativos en los primeros días, antes de que incremente la carga viral”, aseguró el científico.

En otras palabras, una de las teorías dice que con el ómicron, el corto periodo de incubación y la aparición más temprana de síntomas significa que la carga viral (la cantidad de coronavirus en acción) durante los primeros días de una infección no es lo suficientemente alta como para ser detectada por las pruebas de antígenos.

Vale la pena decir que esta es apenas una de las posibles explicaciones para este fenómeno, y que la idea está lejos de ser comprobada o de ser adoptada por algún tipo de consenso entre los expertos.

“El sistema inmune también depende de que se active cierta cantidad de partículas virales para que se inicie una respuesta. Así que me parece que la inmunidad que se crea a través de la vacunación o de casos anteriores de covid contribuye más a acabar con la infección rápidamente que interferir con sus inicios”, dice Levi, quien también hace investigaciones en el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo (USP).

De cualquier manera, hay evidencia de que la cantidad de proteínas virales en esos primeros días de infección podrían estar más bien bajos en las olas de ómicron.

“Con esto, hay un riesgo de que las pruebas de antígenos fallen a la hora de detectar estos casos, ya que no hay partículas suficientes como para obtener un resultado positivo”, resume el virólogo Anderson F. Brito, investigador científico del Instituto Todos por la Salud.

“Así que tenemos que ser cuidadosos a la hora de interpretar estos resultados iniciales, de tal manera que no generemos un falso sentido de seguridad”, advierte.

Errores humanos e interpretación de las pruebas

Igual, dentro de esta discusión es imposible ignorar el impacto del factor humano en el número de errores que se ve en los resultados.

La prueba de antígenos, la cual puede hacer cualquier persona desde su casa, requiere ejecutar una serie de procedimientos muy específicos – separar materiales, lavarse las manos, restregar la parte trasera de la nariz con un hisopo por un periodo mínimo de tiempo, mezclar con la solución salina, esperar unos minutos…

Si cualquiera de estos pasos no se hace de manera correcta, el resultado puede arrojar un falso negativo.

“No puedes confiar en la conclusión de una prueba mal hecha”, dice Bellei, también miembro de la Sociedad Brasilera de Enfermedades Infecciosas (SBI).

El doctor resalta la variación que existe entre la calidad de las pruebas que hay disponibles en las farmacias.

Hay mucha diferencia entre la sensitividad y especificidad de las distintas pruebas rápidas. Algunas pueden detectar el 80% de los casos, mientras que en otras esta tasa cae al 70 o incluso al 50%”, advierte.

Aunque no existe una manera fácil y accesible para saber qué productos son los de mejor calidad, Bellei recomienda que las personas den preferencia, si es posible, a las marcas más conocidas, compañías que lleven trabajando en diagnósticos por décadas.

Una segunda recomendación importante es leer cuidadosamente las instrucciones que vienen con la prueba y seguir cada paso al pie de la letra para reducir las probabilidades de errores y resultados equivocados.

En este sentido, también hubo muchas dudas sobre si las pruebas de antígenos iban a ser capaces de detectar las variantes ómicron, debido a las mutaciones tan distintas que tienen a las de otras variantes.

Una mujer con una prueba de covid

Getty Images
Seguir las instrucciones de las pruebas al pie de la letra es el primer paso para prevenir resultados equivocados

Esta hipótesis, sin embargo, resultó siendo falsa. “La prueba de antígeno principalmente detecta la proteína N del coronavirus”, explica Levi.

“Y sabemos que ómicron tiene más mutaciones en la proteína S, la cual no es usualmente el objetivo principal de estas pruebas”, agregó.

En otras palabras, las pruebas rápidas continúan siendo relativamente efectivas a la hora de encontrar nuevas variantes.

A lo mejor el meollo del asunto está en intentar entender cuál es el momento adecuado para hacerse la prueba, y de ahí, aprender a cómo interpretar los resultados y a tomar las acciones necesarias.

¿Qué cambia con el diagnóstico?

Dados todos estos cambios observados en el comportamiento del virus y en nuestro sistema inmune, el mensaje principal es relativamente simple: si tienes los síntomas típicos de covid, como dolor de garganta, tos, estornudos y fiebre, evita el contacto con otras personas para no transmitirles el agente infeccioso.

Esta regla aplica incluso para las personas que se hicieron una prueba en los primeros días y obtuvieron un resultado negativo. Como se explicó, aún no es posible estar 100% seguro y puede ser que la carga viral no esté lo suficientemente alta como para ser detectada por la prueba.

Los periodos de cuarentena dependen de una variedad de condiciones, pero un periodo de entre 5 y 7 días es normalmente suficiente para la mayoría de las personas.

Si te hiciste la prueba el primer o segundo día de síntomas y el resultado fue negativo, vale la pena repetirlo nuevamente entre el tercer y el quinto día si es posible.

Un estudio no publicado del London School of Hygiene and Tropical Medicine, del Reino Unido, reveló que el pico de la carga viral ocurre usualmente al tercer día de la aparición de síntomas.

Con esto, si realmente tienes covid, será más factible detectarlo si te haces una prueba en el punto en el que la carga esté en su pico.

“Y es importante notificar los resultados a la unidad de salud más cercana a tu hogar, para eventualmente confirmar el diagnóstico a través de métodos más exactos como la prueba PCR, y que el caso pueda ser tenido en cuenta en las estadísticas oficiales”, aseguró Brit.

Por supuesto, también es importante limitar el contacto con otras personas, especialmente aquellos más vulnerables al covid como las personas mayores o inmunosuprimidas, durante el periodo de incertidumbre entre una prueba y otra.

Otro punto clave es mantener la vacunación al día.

“Todos aquellos que tienen sus dosis al día transmiten menos coronavirus que los que no tienen su esquema de vacunación completo”, dice la profesora e inmunóloga de la Universidad Federal de las Ciencias de la Salud de Porto Alegre.

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Seúl, en Corea del Sur, mostró justo eso. Los individuos vacunados que se contagian con covid transmiten el virus durante cuatro días en promedio. El periodo cambia dramáticamente incluso en los parcialmente vacunados, quienes pueden transmitir el virus hasta por 8 días.

“Esto adicional al hecho de que es la vacuna la que permite que la infección no se complique en la mayoría de las veces”, afirma el especialista.

Este artículo apareció publicado en su portugués original en: https://www.bbc.com/portuguese/internacional-61986889


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VgDyo-yIZLI&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=1

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.