21 días sin respuestas tras la desaparición de 10 yaquis en Sonora
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Comisión de Búsqueda de Sonora

A tres semanas de su desaparición, no hay respuestas sobre 10 miembros de la comunidad yaqui en Sonora

Ningún grupo delictivo ha asumido la autoría del secuestro, por lo que en la comunidad yaqui consideran que se trata de una forma de presión por parte de empresas mineras.
Comisión de Búsqueda de Sonora
Por Dalila Sarabia
3 de agosto, 2021
Comparte

El 14 de julio, 15 personas salieron de la comunidad yaqui Loma de Bácum, en el sur de Sonora, con rumbo al rancho conocido Agua Caliente -a unos 85 kilómetros al norte-. Ahí recogerían algunas vacas que llevarían a su comunidad para la fiesta tradicional que iniciaba ese día. No volvieron a su comunidad y desde ese día no se tiene noticia de su paradero.

“Hasta ahorita ningún funcionario, nadie del gobierno estatal o federal se ha presentado aquí para darnos su apoyo, aquí nomás mandaron a la Guardia Nacional, a la Marina, a la Sedena, a la policía y la agencia investigadora que según son los que están apoyando, sin embargo, no se ven los resultados”, denunció Guadalupe Flores Maldonado, miembro integrante de la Tropa Yoremia del Heroico Pueblo de Loma de Bácum.

En entrevista con Animal Político explicó que, aunque fueron 15 personas las que en un primer momento fueron levantadas, a cuatro de ellas dejaron en libertad y una más logró escapar de los captores. A tres semanas de su desaparición, subrayó, ningún grupo delictivo ha asumido la autoría del secuestro, por lo que en la comunidad yaqui consideran que se trata de una forma de presión por parte de empresas mineras -en contubernio con las autoridades- porque quieren instalarse en esta comunidad y explotar sus recursos naturales.

“Lo que está pasando creemos que es consecuencia de eso porque estamos en contra de las mineras, las mineras son un grupo muy fuerte pero también pensamos en expulsarlos, entonces una estrategia que están usando es la de dividir a la gente, es meterles cizaña, miedo… Como no lo han podido hacer amenazándonos, metiéndonos miedo ni tratándonos de sobornar, lo que hacen ahora es mandar a secuestrar gente”, sostuvo Flores Maldonado.

En los últimos meses se ha intensificado la violencia en contra del pueblo yaqui pues se ha registrado la desaparición y muerte de líderes de la comunidad, defensores de derechos y activistas como: Tomás Rojo, Agustín “El Roque” Valdez y Luis Urbano.

En defensa de la tierra 

La nación de la tribu yaqui está compuesta por ocho pueblos. Cada uno tiene su jurisdicción bien definida y es autónoma. En el caso de Loma de Bácum, en donde viven alrededor de 4 mil 750 personas, se aplican al 100% sus leyes y costumbres.

En total se estima que la comunidad yaqui del país es de más de 40 mil personas, mismas que viven en los ocho pueblos ubicados al sur de Sonora, además de otras 15 mil personas -también pertenecientes a la comunidad yaqui- que radican en Tucson, Arizona.

Durante años, cada uno de los pueblos ha tenido que defender su territorio ante la constante presión por distintas obras públicas y privadas, por ejemplo, gasoductos.

Esto, explica Guadalupe Flores Maldonado, ha llevado a que la relación de estos pueblos -en especial Loma de Bácum- sea muy ríspida con las autoridades estatales.

“Nosotros con el estado hemos tenido una relación muy ríspida debido a que nos hemos opuesto… les ganamos un proyecto del gasoducto que traían para que pasara por aquí, pero también estamos viendo que cada sexenio del gobierno estatal que va cambiando trae lo suyo (…) ahorita tenemos el problema de las mineras que le va a tocar al (gobernador) que sigue que es (Alfonso) Durazo”, subrayó.

“Esta nueva afrenta nosotros sabemos que no es ni el crimen organizado ni nada de eso, sino que es una forma de presionar a nuestra gente para que entren las tóxicas mineras”.

En los últimos cinco años han tenido que estar más alerta de todo lo que sucede en su territorio. En septiembre de 2016 advirtieron la presencia de personas que refirieron pertenecer a los servicios geológicos mexicanos. En la sierra comenzaron con la labor de prospección y desde entonces han estado en disputa permanente con ellos.

Antes de eso tuvieron que defenderse para evitar que un gasoducto cruzara sus tierras.

“Al gasoducto le ganamos por la vía legal y física. Nos amparamos, nos dieron el amparo y aún así el gobierno les permitió trabajar a la empresa trasnacional Sempra Energy e inclusive le dio vigilancia especial con todos los elementos policiales que tiene… desde policía ministeriales hasta el mismo Ejército que pidió la gobernadora (Claudia Pavlovich) a pesar de haber un amparo federal en contra de eso, lo cual nos obligó a usar nuestras leyes y costumbres y nuestro sistema normativo y con eso los expulsamos de aquí”, explicó Flores Maldonado.

“Nosotros veíamos que ese tubo era más para poner un obstáculo hacia el norte, hacia donde está la parte serrana que es donde quieren entrar las mineras transnacionales canadienses”.

De acuerdo con el testimonio del miembro de la comunidad yaqui, las empresas que buscan explotar los recursos de esta zona del país se dedican a ubicar a los líderes de los pueblos originarios y sobornarlos para que den su autorización para que se establezcan en sus tierras.

Loma de Bácum no fue la excepción, también les ofrecieron dinero en efectivo y algunos otros regalos, pero no fueron recibidos.

¿Dónde está mi hermano?

Una de las personas secuestradas es el ganadero Gustavo Acosta Hurtado de 49 años. Está casado y tiene un hijo de 11 años.

De acuerdo con su hermana Olivia, en Loma de Bácum y en todos los demás pueblos aledaños no hay nadie que no conozca al Güero, como le dicen a Gustavo. 

Toda su vida se ha dedicado a la compra-venta de ganado, pero desde el 14 de julio no se tiene información de su paradero.

La última noticia que Olivia tuvo de su hermano es por un conocido quien refirió que estaban a 20 kilómetros de Loma de Bácum, en un rancho conocido como Los Coyotes, pero que alrededor de las 16:30 horas fueron emboscados.

“Me entregaron el carro, pero el carro no es garantía. ¿Mi hermano dónde está?”, dijo la mujer a Animal Político.

Desde el momento de su desaparición, las autoridades de Loma de Bácum se organizaron y con apoyo de otros miembros de la comunidad comenzaron con las labores de búsqueda de los 10 desaparecidos. En los primeros recorridos encontraron pertenencias regadas de algunos de ellos, así como una vaca quemada.

“Secuestran a nuestra gente para tratar de intimidarnos para que los familiares de estos secuestrados presionen a la autoridad y ellos tratan de meterle cizaña a la gente para que los acusen de que por culpa de las autoridades está pasado esto por no aceptar estos proyectos de muerte, sin embargo, pues ellos también lo saben, lo han vivido en carne propia y saben de dónde viene esta nueva amenaza de exterminio a nuestra nación yaqui”, insistió Flores Maldonado.

“Sabemos que los tiempos cambian, pero las intenciones no (…) sabemos que siempre está el interés de arrebatarnos nuestros recursos naturales y nuestro territorio (…) porque piensan que hay hasta litio”.

Olivia dice que al otro día de la desaparición de su hermano se puso la denuncia por su desaparición y la de las otras nueve personas y que, aunque la Sedena, la Marina y la Guardia Nacional han participado en jornadas de búsqueda en la sierra, no hay ningún avance.

Por separado Flores Maldonado subrayó que el 10 de julio la comunidad de Loma de Bácum expulsó de su tierra al Ejército y a la Sedena al detectar que estaban haciendo labores de intimidación y por tratar de desarmar a la guardia tradicional de esta comunidad.

“Fueron expulsados y casualmente a los cuatro días desaparecen a nuestras gentes”, reclamó. “Creemos que son actos que están vinculados”.

“Sabemos que el crimen organizado que trabaja por este lado ejecuta luego luego a las personas, sin embargo, aquí no, hasta la fecha creemos que siguen vivos y que quienes están participando son personas que tienen un interés aparte y que no se atreven a decirnos qué es lo que quieren”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Medio ambiente: ¿cuál es el veredicto de los científicos sobre lo acordado para frenar el cambio climático?

Científicos consultados por la BBC temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y recuerdan que "ya estamos en un nivel peligroso de calentamiento global".
18 de noviembre, 2021
Comparte

Los científicos y los principales expertos sobre el clima expresaron preocupación por los resultados de la COP26, la cumbre sobre el cambio climático que tuvo lugar este mes en Glasgow.

Expertos consultados por la BBC elogiaron que los países hayan acordado reunirse nuevamente el próximo año para prometer recortes de emisiones más profundos.

También dieron la bienvenida a los acuerdos sobre bosques, innovación y las reducciones de las emisiones de metano provenientes de la extracción de combustibles fósiles y la ganadería.

Pero los científicos temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y aseguran que la meta de contener el aumento de temperatura a 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales es poco ambiciosa.

Los expertos destacan que la temperatura del planeta aumentó hasta ahora 1,1 ° C en promedio, y solo ese incremento ya ha puesto al mundo en un estado de calentamiento peligroso, con temperaturas récord, incendios forestales, inundaciones y sequías.

El profesor David King, exasesor principal del gobierno británico en temas científicos, me dijo: “Por supuesto, el calentamiento global ya está en un nivel peligroso. Las temperaturas en el verano en las regiones polares fueron de 32 °C. Los bosques estaban en llamas”.

“Incluso si recortamos las emisiones por completo, todavía estaríamos en un lugar difícil debido a la cantidad de gases de efecto invernadero que ya hay en la atmósfera”.

Un mensaje similar es expresado por Piers Forster, autor principal del informe de agosto del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés).

La gente ya está muriendo y las especies se están extinguiendo con las temperaturas actuales“, afirmó Forster. “Ya estaremos atrapados en un aumento del nivel del mar durante los próximos siglos”.

“1.5 °C se ha convertido en el talismán de lo más seguro que podemos esperar para este siglo. Pero cuanto más aprendemos, más nos damos cuenta de que no existe un límite seguro (para las emisiones)”, agregó Forster.

Planta emitiendo CO2

Getty Images
China e India presionaron para cambiar el compromiso de “eliminar gradualmente” las plantas a carbón por el de “reducir gradualmente”.

Los científicos que contactamos aprecian que la COP haya ofrecido algunas soluciones prácticas.

Es un alivio que, después de 22 COP anteriores, por fin se haga referencia a la necesidad de eliminar gradualmente los combustibles fósiles, aunque hay consternación de que India y China debilitaran el texto del compromiso sobre el carbón en el último minuto. Y hay temores generalizados de que los políticos no cumplan sus promesas.

La profesora Gail Whiteman, fundadora de Arctic Basecamp, un grupo de científicos expertos en el Ártico, dijo que la cumbre había producido “resultados mixtos”.

“Hay muchas promesas bastante buenas sobre la mesa, pero ¿habrá suficiente acción? No lo sé. Estoy preocupada”, señaló Whiteman.

Y el profesor Tim Lenton, del Instituto de Sistemas Globales de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, afirmó: “En el lado positivo, la coalición de la sociedad civil, las empresas, las finanzas, las ONGs y otros en torno a la COP26 está comenzando a impulsar un progreso real”.

“Pero todavía nos dirigimos hacia más de 2 °C de calentamiento global, y esto corre el riesgo de desencadenar múltiples puntos de inflexión climáticos (puntos a partir de los cuales un sistema comienza a comportarse de una manera completamente diferente y sin retorno a las condiciones iniciales)”.

Todavía estamos en una crisis climática“, enfatizó Lenton.

“Todos necesitamos persuadir a nuestros líderes políticos para que se unan a nosotros en una gran transformación”, agregó.

“El proceso de política internacional avanza más lento que los cambios en el sistema climático”.

Frans Timmermans mostrando la foto de su nieto en la COP

Reuters
Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, mostró la foto de su nieto al hablar en la COP: “Si fallamos, él deberá pelear con otras personas por agua y comida. Esto es personal, no es un tema de política”.

Es esa brecha, entre la política, la acción y la ciencia, lo que alarma a los expertos en el clima.

Reino Unido, por ejemplo, es reconocido como un líder mundial en temas ambientales, y estableció un objetivo nacional de lograr el cero neto de emisiones para 2050.

Pero el gobierno británico ha fracasado sistemáticamente en alcanzar sus objetivos previos sobre el cambio climático. Y si bien es alabado por políticas como la eliminación gradual de los automóviles convencionales, no ha introducido cambios significativos para reducir las emisiones a nivel de los hogares, con mejores materiales aislantes y sistemas de calefacción más eficientes.

El gobierno británico quiere además aumentar el número de vuelos en contra de la recomendación de sus propios asesores, está permitiendo un nuevo campo de explotación de petróleo cerca de las Islas Shetland, en el Atlántico Norte, e impulsa el polémico proyecto HS2, que prevé la construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad que unirá a Londres con varias ciudades a lo largo de más de 500 kms.

Para asombro de los científicos, el ministro de Economía Rishi Sunak no mencionó el cambio climático al anunciar un nuevo presupueto en vísperas de la COP26.

¿Demasiado poco y demasiado tarde?

El primer ministro británico Boris Johnson, mientras tanto, continúa insistiendo en que los recortes de emisiones se pueden lograr solo a través de innovaciones en tecnología, con poco o ningún cambio en el comportamiento de las personas.

Esto va en contra del propio Comité Asesor de Cambio Climático del gobierno británico, que insiste en que los objetivos de recorte de emisiones para 2030 no se pueden alcanzar sin una combinación de ambos factores.

John Kerry en la cumbre de cambio climático rodeado de otros miembros de su delegación

PA Media
John Kerry, en el centro de la foto, dijo que el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C.

Hay similares “enredos” a nivel de políticas en Estados Unidos. El presidente Joe Biden sigue intentando que sus medidas ambientales sean aprobadas por el Congreso.

Y su programa de infraestructura de un billón de dólares para carreteras, puentes, aeropuertos y puertos generará muchos millones de toneladas de gases de invernadero, ya que requerirá producir grandes cantidades de hormigón y acero. Las nuevas infraestructuras permitirán, además, más tráfico en el futuro.

Biden lideró el pacto para reducir las emisiones de metano en la COP26, pero no igualó la promesa de Johnson sobre los automóviles convencionales. Y los estadounidenses todavía siguen comprando enormes autos todoterreno.

El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, estima que si las naciones realmente concentran sus esfuerzos en lograrlo, el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C. Pero los científicos afirman que esa meta equivale a “demasiado poco, demasiado tarde”.

El profesor Richard Betts, del Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido, me dijo: “Aún podríamos evitar mayores impactos del cambio climático con mayor ambición“.

“Pero hasta que dejemos de acumular dióxido de carbono en la atmósfera seguiremos calentando el clima y causando riesgos e impactos cada vez más graves”.

Ed Hawkins, profesor de ciencia del clima en la Universidad de Reading, advirtió: “Hay una pendiente, en la que ya nos estamos deslizando. Cuanto antes dejemos de deslizarnos, a través de reducciones profundas, sostenidas e inmediatas de las emisiones de gases de efecto invernadero, menos graves serán las consecuencias “.

Manifestantes en Londres con un cartel que dice "mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando".

Getty Images
Manifestantes durante la COP26. El cartel dice: “Mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando”.

Un cuestionamiento aún más grande proviene de Julian Allwood, profesor de ingeniería y medio ambiente en la Universidad de Cambridge.

Allwood me dijo que las soluciones que se discutieron en Glasgow dependen de lograr cantidades poco realistas de electricidad limpia, mecanismos de captura de carbono y quema de biomasa.

“Si se comparan esas cantidades con lo que está disponible hoy, aún teniendo en cuenta cualquier tasa de crecimiento plausible, no hay posibilidad de llegar a esas magnitudes esperadas”.

“Por lo tanto, necesitamos un conjunto diferente de políticas, como por ejemplo disminuir a la mitad el consumo de electricidad. Debemos además reducir los vuelos, el transporte, la producción de cemento y el número de ganado rumiante porque no hay forma de lidiar con ellos”.

Es un mensaje poco agradable para los políticos que quieren estabilizar el clima introduciendo apenas retoques menores a la política de “todo sigue igual”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/user/bbcmundo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.