Solicitudes de asilo en México se multiplican: julio cierra con más 12 mil
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Solicitudes de asilo en México se multiplican: Comar registra más de 12 mil en julio

Si la tendencia se mantiene está previsto que 2021 cierre con más de 110 mil peticiones de protección
Cuartoscuro
Comparte

El número de solicitantes de asilo en México sigue batiendo récords cada mes. Al cierre de julio la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) registró 12 mil 804 peticiones de protección, la mayor cifra hasta el momento. Si la tendencia se mantiene en agosto se superarán las 70 mil que se tramitaron en 2019, que hasta ahora era el año con más solicitudes de refugio.

“Si hacemos la proyección llegaríamos a los 110 mil. Cada vez llega más gente”, dijo el coordinador general de la Comar, Andrés Ramírez, quien reconoció que cada mes están reevaluando las previsiones debido al incremento en el número de registros. 

Las más de 12 mil solicitudes del último mes supone que diariamente se tramiten en las oficinas de Comar más de 400 peticiones de protección. Por países, Honduras sigue siendo el que más solicitantes de asilo aporta, con 26 mil 557. Por detrás están Haití, con 13 mil 255 y Cuba, con 6 mil 446.

El cuarto país es El Salvador, con 4 mil 402; seguido por Venezuela (3 mil 558), Guatemala (2 mil 963) y Nicaragua (1 mil 803). Por último aparecen Chile (1 mil 717), Brasil (1 mil 016) y Colombia (681). Aquí aparecen dos fenómenos. Por un lado, que el 62% de las peticiones de protección llegan de dos países: Honduras y Haití, Por otro, que los registrados como chilenos y brasileños son en realidad hijos de haitianos establecidos allí tras el terremoto de 2010 y que ahora vuelven a ponerse en ruta ante las crisis en estos países. 

La mayor parte de los solicitantes de asilo llegaron por Tapachula, Chiapas, donde se registraron más de 45 mil peticiones de protección, el 70% del total. Por detrás se encuentra la Ciudad de México, con casi 8 mil y Tabasco, con cerca de 5 mil. 

Ramírez explicó que fenómenos recientes, como la crisis política desatada en Haití tras el asesinato de su presidente, Jovenel Moise, no han impactado todavía en los flujos que llegan a México pidiendo asilo. Entre las razones que explican este incremento de los extranjeros que solicitan protección está el fin de las medidas de aislamiento decretadas por COVID-19, la crisis económica derivada de la misma pandemia, los huracanes en los países centroamericanos y las “altas expectativas” derivadas de las medidas de flexibilización en la frontera decretadas por el presidente de EU, Joe Biden. “Las razones no han cambiado, siguen siendo las mismas, la diferencia es que ahora estamos en medio de una tercera ola de COVID”, explicó Ramírez. 

Los contagios por coronavirus son una dificultad añadida para la Comar, que frecuentemente se ha visto obligada a cerrar sus oficinas tras detectar algún contagio. 

Entre los casi 65 mil nuevos solicitantes, Ramírez observa tres categorías. Por un lado, quienes llegan a México para pedir asilo en el país de forma genuina. Por otro, quienes solicitan esta ayuda como medio para poder atravesar México de camino a EU, su verdadero destino. Por último, personas que no desean pedir asilo pero que se ven obligados a ello al no encontrar vías para su regularización y con el objetivo de obtener una visa humanitaria que gestiona el Instituto Nacional de Migración (INM).

Debido a la pandemia México suspendió los plazos de algunos procesos administrativos, entre ellos la solicitud de asilo. De este modo, ya no están implementados los 45 días de plazo más otros 45 de prórroga que tenía la Comar para finalizar un trámite. Ramírez reconoció que el incremento del flujo de personas, unido a los cierres temporales debido a contagios, están provocando que los procesos sean más lentos. “Lo que hace más complicada la vida es la COVID, porque frecuentemente hay que cerrar oficinas. No podemos darnos el lujo del contagio”, dijo. 

En 2019, antes de la pandemia, EU recibió 93 mil solicitudes de asilo. Este año está previsto que México supere esta cifra. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado
Getty Images

Cómo es crecer en una ciudad donde todo el año es Navidad

Para los residentes de Polo Norte, en Alaska, Navidad es algo que sucede todo el año. ¿Qué se siente vivir en una ciudad tan peculiar?
Getty Images
8 de diciembre, 2021
Comparte

¿Sabes cómo ir hasta la casa de Santa Claus?

Sí. Ve derecho por la calle Santa Claus (obvio). Luego gira a la derecha en la calle San Nicolás, justo donde está la hamburguesería Wendy.

Puede que estas no sean las indicaciones más comunes, pero, Polo Norte, en Alaska, tampoco es una ciudad común.

Si no pregúntale a Cody Meyer, un joven de 21 años que se crió en Polo Norte, y ahora trabaja en la Casa de Santa Claus.

Eso sí, no lo llames elfo. Ya bastante problemas tiene cuando le toca explicar de dónde es cuando conoce a gente nueva por internet.

“Por lo general es: ‘¡Oh Dios, eres del Polo Norte! ¿Estás bromeando?'”, le cuenta Meyer a la BBC.

“La gente me pregunta: ‘¿Es una ciudad de verdad?’ Y entonces les tengo que mostrar en Google. Sí, es una ciudad real”.

Estatua gigante de Santa Claus en Polo Norte

Getty Images
En Polo Norte se encuentra la escultura de fibra de vidrio de Santa Claus más grande del mundo.

La pequeña ciudad llamada Polo Norte -con una población de 2. mil 17 personas- está a 2.7 km del Polo Norte geográfico.

Aún así, encontrarás renos pastando en los bordes de la calle Muñeco de Nieve y velas por donde quiera que vayas y, naturalmente, la estatua de fibra de vidrio de Papá Noel más grande del mundo.

Polo Norte está a un par de horas al sur del de Círculo Ártico. Es una atracción turística popular y, por supuesto, el destino de cualquier carta que llegue al servicio postal estadounidense con la dirección: “Santa Claus, Polo Norte”.

Un equipo de voluntarios responde estas cartas cerca de la Base de la Fuerza Aérea Eielson. Lo hacen para darle a Santa un poco de descanso, como te imaginarás.

“Santa es un hombre muy ocupado, así que estoy seguro de que aprecia nuestra ayuda”, dice Mitzi Wilcox, quien está en la base de Polo Norte desde hace dos años.

Según cuenta, se trata de una experiencia única: “¿Cuánta gente puede decir que vive en Polo Norte? Nosotros respondemos las cartas de niños de todo el mundo”.

“Recuerdo cuando yo le escribía cartas a Santa y me puedo imaginar lo contenta que me hubiera puesto si él me hubiese respondido”.

Mitzi Wilcox

BBC
Mitzi Wilcox se encarga de responder las cartas de todo el mundo que llegan con pedidos para Santa Claus.

En esta época del año, no hay mucha luz en la ciudad.

“Por lo general el sol sale a eso de las 11:00 am o 12:00 pm en el momento más oscuro del invierno”, explica Meyer. “Luego se pone a eso de las 3:00 pm. Así que tienes unas cuatro (horas de sol)”.

“Se recomiendan luces que imitan la luz solar y vitaminas por la falta de sol”, explica Wilcox.

¿Y el frío? En este sitio las temperaturas pueden bajar hasta -25°C en diciembre.

“Yo me pongo muchas capas”, dice. Y agrega: “El invierno puede parecer largo, pero al estar tan al norte, podemos ver la aurora boreal”.

Aurora boreal

Getty Images
Una de las ventajas de vivir tan al norte, es que se puede ver la aurora boreal.

¿Cómo es entonces una salida nocturna en Polo Norte? Según Meyer, disfrutar del aire libre ayuda.

“Hacemos snowboarding”, dice. Y también otras actividades como pescar en el hielo, añade.

¿Pero no aburre un poco vivir todo el tiempo como si fuera Navidad?

Dos años en Polo Norte no han mermado el entusiasmo que Wilcox siente por las fiestas: “La Navidad es mi época favorita del año”.

¿Y Meyer? ¿No ha sentido el deseo de abandonar la Casa de Santa y marcharse al sur? No.

“Me encanta”, nos dice. “Probablemente me quede aquí por un tiempo muy largo, sino toda mi vida”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2l6SQqdn2Y8

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

https://www.youtube.com/watch?v=gHjW1l0Dk1g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.