Universidades del Bienestar, con planteles inconclusos y despidos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Universidades del Bienestar operan con planteles inconclusos y despidos de maestros

A casi tres años del lanzamiento de las Universidades del Bienestar, y que según el gobierno federal, son 100 sedes, no todas cuentan con un plantel, como la de Zacapu, Michocán, que tiene una matrícula de 900 alumnos y han tenido que tomar clases hasta en el piso.
Cuartoscuro
12 de agosto, 2021
Comparte

Para llegar a Jopala, en la Sierra Norte de Puebla, primero hay que llegar al municipio de Xicotepec y luego emprender ruta por caminos sinuosos durante cinco horas. Quien quisiera cursar estudios de nivel superior tenía que salir de la comunidad, por eso un plantel de la Universidad del Bienestar significaba una oportunidad para los menos de 10 mil habitantes del poblado. 

A la única carrera en el plantel, Ingeniería en gestión integral del agua se inscribieron 70 jóvenes en 2019, pero para atenderlos solo hay un maestro que imparte todas las materias, un administrativo y un coordinador de plantel. Pero este último fue despedido, lo que dejó a la Universidad sin enlace con el Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar, explica Roberto Arán, quien ocupaba el cargo. 

Leer más | Las Universidades del Bienestar aún sin planteles, certificación, ni claridad en el gasto: Coneval

Ese despido se suma al de otros maestros de universidades de Michoacán y la Ciudad de México que, según los afectados fue de manera injustificada, pues cumplen con la preparación académica y con más de una década de experiencia como docentes, pero que reclamaban mejoras en sus condiciones laborales y operativas, sobre todo porque se trata de un gobierno de izquierda que incluso derogó el outsourcing para las empresas, por lo que esperaban un trato justo. 

Por eso, dicen, la represalia por sus reclamos fueron los despidos, que ha derivado en que algunos planteles estén operando con hasta con la mitad de plantilla docente en pleno periodo de cursos de inducción y a unas semanas del inicio del ciclo escolar, acusan los maestros entrevistados. 

A esto se suma que a casi tres años del lanzamiento de las Universidades del Bienestar, y que según el gobierno federal, son 100 sedes, no todas cuentan con un plantel, como la de Zacapu, Michoacán, que tiene una matrícula de 900 alumnos y han tenido que tomar clases hasta en el piso. 

“Muchos creímos en el proyecto, porque reivindicaba la educación en México, pero fuimos despedidos sin ninguna explicación”, comenta Roberto Arán, excoordinador del plantel de Jopala. 

Sin embargo, Raquel Sosa, coordinadora de las universidades, incluso no considera esto como despidos porque ni siquiera hubo contratos. Los profesores firman convenios semestrales que no significan una contratación, pues pueden o no ser renovados y, en este caso, no lo fueron debido a que no acreditaron las evaluaciones sobre los perfiles requeridos, afirma. 

“No engañamos a nadie, les decimos cuáles son nuestras condiciones desde el primer día. No ofrecimos una plaza, no creamos esas expectativas. Esta es la forma de ejercicio de los recursos (los convenios) pero no hay ningún engaño, y es una condición para nosotros porque de acuerdo a la Ley de Responsabilidad Hacendaria no son espacios que sean regularizables (como plazas). Aquí no hay incertidumbre”, dice Sosa en entrevista con Animal Político.  

Patricia Estrada, doctora en Educación con 20 años de docente y que también fue despedida del plantel Zacapu, en Michoacán, junto con otros 14 maestros, lo que dejó a la institución con 50% de la plantilla, dice sentirse “en la indefensión porque de la noche a la mañana nos quedamos sin trabajo y los alumnos están desesperados tomando clases con maestros de otras materias cubriendo nuestras áreas de conocimiento”. 

En tanto, en la universidad de Xochimilco fueron despedidos 5 de 12 profesores, los que eran más críticos de sus condiciones laborales, afirma Silvia Arévalo. Tras el abrupto cese los maestros que quedaron deben impartir las materias que quedaron vacantes aunque no sean expertos en ellas lo que “tendrá un impacto en la calidad de la educación que están ofreciendo a los alumnos. Si no se corrige todo esto se va a venir abajo el proyecto”, dice la profesora. 

Según Raquel Sosa, a la primera convocatoria de docentes en 2019 llegaron 36 mil solicitudes y aunque niega que su proceso de selección hubiese tenido errores, la no renovación de los convenios obedece a que “cada vez somos más rigurosos en los procesos de evaluación”, pero las universidades tendrán 1,250 maestros este año, una cifra superior a los 815 del arranque, insiste. 

Sin embargo, los maestros mostraron la evaluación oficial hecha a profesores de la universidad de Xochimilco en mayo de 2021 y donde los despedidos acreditaban que “la formación profesional y experiencia de los docentes cubre los requerimientos de la mayor parte de la carrera”, por lo que se mantendrían danto 35 horas de clase, advertía el documento. 

La Universidad financiada por morenistas 

La Universidad del Bienestar campus Xochimilco en la Ciudad de México, en realidad era el plantel José Santos Valdés una de las 9 universidades financiadas desde 2015 por diputados y senadores de Morena, el partido  fundado por el presidente López Obrador.

Operaban aún sin que todas contaran con el reconocimiento de validez oficial de estudios, pero tras la decisión de crear 100 universidades en el gobierno del presidente López Obrador, dichas universidades formaron parte de la estrategia federal. 

La Universidad de Xochimilco que imparte la licenciatura en Formación Docente en Educación Básica opera en un inmueble rentado, en el mismo que antes pagaba Morena. Esto significa, en primera instancia, que parte del presupuesto público se dedica al pago del inmueble, explica el maestro José Carlos Flores. 

Además existen “graves contradicciones entre el proyecto educativo y el pedagógico”, agrega José Carlos Flores. “Los estudiantes deben pasar por un curso de recuperación de conocimientos de bachillerato, pero a raíz de los despidos de maestros se está pidiendo a los mismos estudiantes que lo impartan. Está produciendo más precariedad dentro del proyecto”. 

Y tras un año con estudiantes tomando clases los planes y programas de estudios no estaban aterrizados. “Apenas en julio de 2020 estaban mandando los planes y programas y aún con notas al margen, pero quienes le dimos sentido y lógica fuimos los especialistas de diferentes campos”, explica José Carlos.

La universidad privada  

La universidad de Zacapu, Michoacán, donde se imparten cuatro carreras, arrancó en las instalaciones de una universidad privada que supuestamente había donado el plantel para el proyecto presidencial. Sin embargo, después de desencuentros administrativos, la dueña desistió del acuerdo y los alumnos y maestros tuvieron que tomar clase donde se pudiera. 

Así lo explica Patricia Estrada quien fue docente del plantel desde 2019. Tuvieron que impartir clase en un inmueble que les prestó el ayuntamiento y equiparon con sillas de uno de los padres de familia que tenía negocio de alquiler de sillas y mesas para fiestas. Pero cuando las necesitó “los chicos tomaron clase en el suelo”, relata.  

Situación que fue superada debido a la suspensión de clases presenciales y en ese tiempo avanzó la construcción de aulas en Zacapu, pero que aún no están terminadas, advierten los docentes quienes mostraron fotografías del lugar. 

Raquel Sosa sostiene que 100 planteles ya están construidos en su primera etapa, mientras que 45 más están en proceso. Esto significa que los primeros ya tienen 4 aulas, sanitarios, oficina y auditorio para atender a al menos 320 alumnos y dependerá la demanda la construcción de más aulas. 

Aunque el proyecto de universidades cumplirá tres años de arranque, Sosa reconoce que no se han construido tan rápido porque se trata de “procesos de construcción comunitaria y no son hechas por empresas. Seguro que la velocidad de las empresas y la de las comunidades son distintas. Son procesos cuidados, pero más lentos. Además es un esquema que se va construyendo por etapas para llegar hasta 2 mil estudiantes”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Protestas en Cuba: miles salen a las calles en una manifestación masiva al grito de 'abajo la dictadura'

Luego de que las protestas se extendieran por toda la isla, el presidente Díaz-Canel llamó a sus seguidores "a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde vayan a ocurrir estas provocaciones".
AFP
11 de julio, 2021
Comparte

A gritos de “libertad”, “abajo la dictadura” y “patria y vida” miles se lanzaron a las calles de Cuba este domingo en varias provincias, en la mayor protesta ocurrida en la isla en los últimos 60 años y que está siendo reprimida en varios lugares.

Al extenderse la manifestación, el presidente Miguel Díaz Canel convocó a los seguidores del gobierno a salir a las calles a “enfrentarlas” y varios videos en redes sociales y fotografías mostraron a militares y agentes de civil golpear a los manifestantes.

“Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde vayan a ocurrir estas provocaciones, hoy, desde ahora y en todos estos días”, dijo el mandatario en un inusual mensaje que se trasmitió por todas las cadenas de radio y televisión de la isla.

A través de redes sociales, numerosos cubanos trasmitieron en vivo las marchas que se iniciaron en la ciudad de San Antonio de los Baños, en el suroeste de La Habana, y luego se extendió a otras, desde Santiago de Cuba, en el oriente, hasta Pinar del Río, en el occidente.

En las transmisiones se veía a un numeroso grupo de personas gritando consignas contra el gobierno, contra el presidente Díaz-Canel y pidiendo cambios.

Según contó Selvia, una de las participantes en San Antonio de los Baños, la protesta inicial fue organizada el sábado a través de las redes sociales para este domingo a las 11:30 AM (hora local).

“Nos reunimos frente a la plaza de la iglesia y seguimos toda una marcha por toda la Calle Real y seguimos hasta el gobierno y la policía”, dijo en diálogo telefónico con BBC Mundo.

“Esto es por la libertad del pueblo, ya no aguantamos más. No tenemos miedo. Queremos un cambio, no queremos más dictadura”, dijo.

Las manifestaciones tienen lugar en el peor momento de la pandemia en el país, con denuncias de centros de salud colapsados y tras meses de escasez de alimentos, medicinas y prácticamente todos los productos de primera necesidad.

Qué ha dicho el gobierno

BBC Mundo contactó con el Centro de Prensa Internacional, la única institución del gobierno autorizada a dar declaraciones a medios extranjeros para conocer su posición, pero no tuvo respuesta inmediata.

En la transmisión televisada Díaz-Canel dijo que en su gobierno estaban “dispuestos a todo y estaremos en la calle combatiendo”.

“La orden de combate está dada: a la calle los revolucionarios”, afirmó.

“Sabemos que en estos momentos hay masa revolucionaria en las calles haciendo frente a esto”, dijo el mandatario, quien fue designado para el cargo en 2018 luego de que Raúl Castro anunciara que no continuaría en el poder.

cuba

AFP

“No vamos a admitir que ningún contrarrevolucionario, ningún mercenario, ningún vendido al gobierno de EE.UU., vendido al imperio, recibiendo dinero de las agencias, dejándose llevar por todas estrategias de subversión ideológica van a crear desestabilización en nuestro país”, agregó.

El gobierno cubano generalmente acusa a sus opositores de ser mercenarios o agentes al servicio de Estados Unidos.

https://twitter.com/norges14/status/1414361022723461122

“Habrá una respuesta revolucionaria”, dijo Díaz-Canel, a la vez que pidió a los “comunistas”, enfrentar las protestas con “decisión, firmeza y valentía”.

El llamado del presidente cubano provocó cuestionamientos entre opositores y en las redes sociales, quienes le señalaron de estar “llamando a una guerra civil”.

“Qué irresponsabilidad… esto es el llamado a una guerra civil: ´La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios´, amenaza Miguel Díaz-Canel”, escribió en Twitter la reconocida opositora Yoani Sánchez.

Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU. dijo que su gobierno estaba “muy preocupado por los ´llamados a combatir´ en Cuba”.

“Apoyamos el derecho a las protestas pacíficas del pueblo de Cuba. Llamamos a la calma y condenamos cualquier violencia”, dijo en Twitter.

Las protestas

Según el sitio de investigación independiente cubano Inventario, se reportaron más de una veintena de focos de protestas por toda la isla.

protestas

@inventario
Los lugares donde se han registrado protestas según el sitio de investigación @inventario.

En La Habana, la capital del país, los manifestantes tomaron algunas de las principales avenidas a la vez que se enfrentaban o eran reprimidos por la policía.

“Hay mucha gente por Galeano y por Malecón. Han parado el tráfico y todo”, contó vía telefónica a BBC Mundo Mairelis, desde Centro Habana.

Alejandro, uno de los que participó en la protesta en Pinar del Río, contó a BBC Mundo que decenas de personas se ubicaron frente a uno de los parques de la ciudad y luego marcharon por una calle principal.

“Vimos la protesta en San Antonio y la gente empezó a salir. Este es el día, ya no aguantamos más”, dijo el joven vía telefónica.

“No hay comida, no hay medicinas, no hay libertad. No nos dejan vivir. Ya nos cansamos”, agregó.

cuba

AFP
Policías y agentes de civil reprimieron a manifestantes.

Tres personas que participaron en la protesta en Pinar del Río, La Habana y San Antonio aseguraron a BBC Mundo que las manifestaciones habrían sido reprimidas por la policía.

“Mandaron a las tropas especiales, estaban dando palo duro en Galeano (una céntrica calle de La Habana)”, contó Carlos Alberto, otro manifestante desde La Habana que asegura se retiró luego que se reprimiera la manifestación.

protesta

Facebook
Imágenes de policías haciendo frente a los manifestantes abundaron en las redes sociales.

Varios videos y fotos publicados en redes sociales también muestran lo que parecen ser agentes de tropas especializadas deteniendo a varios manifestantes.

En otras transmisiones en redes sociales se ve a un numeroso grupo de personas romper vidrieras y saquear algunas de las llamadas tiendas por moneda convertible (divisas extranjeras), que se han vuelto la única forma para muchos cubanos de acceder a productos de primera necesidad.

Cuba

Facebook/Yoan de la Cruz
La protesta es una de las mayores ocurridas en Cuba en los últimos 60 años.

También hay reportes de que ha habido cortes intermitentes de internet en diversos lugares del país.

“Nos están quitando la conexión. No podemos ni hacer llamadas nacionales”, dijo Selvia.

Cuba

AFP

Contexto

Durante el fin de semana, las redes sociales de la isla se llenaron de mensajes bajo las etiquetas #SOSCuba y #SOSMatanzas para pedir ayuda ante la crítica situación con el coronavirus en la isla, donde, según las denuncias, muchos hospitales han colapsado ante el creciente número de casos.

BBC Mundo conversó en días anteriores con varios cubanos que aseguran que sus familiares murieron en sus casas sin recibir cuidados médicos o en los hospitales por carencias de medicamentos.

Con el turismo prácticamente paralizado, el coronavirus ha tenido un profundo impacto en la vida económica y social de la isla, a lo que se ha unido la emergencia de una creciente inflación, apagones, escasez de comida, medicamentos y productos básicos.

El gobierno cubano atribuye la situación al embargo de EE.UU. y ha cuestionado #SOSCuba y #SOSMatanzas como una “campaña mediática” para “sacar provecho” en una situación de crisis de salud.

Las redes sociales han servido en los últimos tiempos para que los cubanos expresen su malestar contra el gobierno.

Las protestas en Cuba son muy inusuales y, cuando ocurren, son reprimidas.

Antes de la de este domingo, la mayor manifestación que ocurrió en Cuba desde 1959 tuvo lugar en 1994 frente al Malecón de La Habana, pero se limitó a la capital y solo participaron algunos cientos de personas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HIx6dQmYtPo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.