Solo 8 personas con discapacidad llegaron a la Cámara de Diputados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Ocho personas con discapacidad llegaron a la Cámara de Diputados; deberían ser al menos 82

Hay 8 legisladores y legisladoras con discapacidad en la más reciente legislatura en la Cámara de diputados y diputadas. Aunque la representación creció de 1 a 8, sigue siendo sólo el 10% de su representación en la sociedad.
Cuartoscuro Archivo
Por Itzel Ramírez /Yo También
5 de septiembre, 2021
Comparte

Las estadísticas sobre discapacidad en México han estado tanto tiempo en la opacidad, por no decir que no existen, que esta semana que se estrena una nueva legislatura en la que las personas con discapacidad tienen una mayor presencia hubo una confusión con respecto a cuántos legisladores y legisladoras con discapacidad habían llegado a la Cámara de diputados y diputadas.

En esta histórica legislatura donde se pretende lograr la paridad perfecta (250 diputadas y 250 diputados) pensamos e incluso publicamos en Yo También que había 12 legisladores y legisladoras con discapacidad, pero en realidad son sólo ocho: 5 mujeres y 3 hombres.

El pasado 15 de junio, el Instituto Nacional Electoral reprodujo en su página oficial un artículo donde la consejera Carla Humphrey aseguraba que 3 candidaturas ganadoras de mayoría relativa y 4 de representación proporcional correspondían a personas con discapacidad, es decir, 7 en total; ya para el 23 de agosto, en sesión extraordinaria del Consejo General, la consejera Adriana Favela informaba que gracias a las acciones afirmativas, 8 personas con discapacidad habían llegado a la Cámara de Diputados.

Lee: Uno de cada dos mexicanos con discapacidad vive en situación de pobreza

Como sea sí son muchos y muchas más que el único diputado que teníamos en la anterior legislatura, uno, Hugo Lustre, por Morena, un hombre con discapacidad visual que fue presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

Pero, al mismo tiempo también son muchos, muchos menos de los que deberíamos tener si consideramos que el Censo 2020 identifica a 16.5% de la población de México con alguna limitación para hacer cosas de la vida cotidiana. Así, de los 500 diputados y diputadas debería haber al menos 82 legisladores con esta condición y no 8, que es sólo 10% de su representación en la sociedad.

Rubén Álvarez, coordinador nacional de Comunicación Social del INE, no respondió a la solicitud de información oficial sobre cuántas personas con discapacidad de las postuladas por los partidos políticos habían alcanzando una curul como parte de la nueva conformación de la Cámara de Diputados. Un fallo de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación adujo “protección de datos personales” como razón para no conocer las identidades de esas candidatas y candidatos.

¿Cuántos se registraron y cuántos llegaron?

Por medio de una acción afirmativa que se votó y anunció tarde (apenas el 15 de enero de 2021 cuando las elecciones fueron en junio), el INE votó que cada partido debería de registrar, al menos seis fórmulas (titular y suplente) de mayoría relativa, es decir, que son votados de manera directa y dos de representación proporcional en los primeros 10 lugares de cualquiera de las cinco listas de igual número de circunscripciones en las que está dividido el país. No dos en cada una de las listas, sino sólo dos de los primeros 10 lugares de las cinco listas. No todos los partidos alcanzaron la votación suficiente para lograr tener candidatos plurinominales así que muchos de ellos, aunque propuestos, no llegaron.

Públicamente, se conoce que Mónica Herrera Villavicencio (candidata de Morena por Martínez de la Torre, Veracruz), Pedro David Ortega Fonseca (candidato de Morena por Uriangato, Guanajuato), Carlos Sánchez Barrios (candidato de Morena por Chilpancingo, Guerrero) y Andrés Pintos Caballero (Alianza Juntos Haremos Historia por García, Nuevo León), fueron aspirantes con discapacidad que ganaron por mayoría relativa.

Por representación proporcional están Yolanda de la Torre por la circunscripción 1 y Norma Aceves por la circunscripción 5, ambas del PRI y con una trayectoria política que está más allá de cualquier acción afirmativa; Catalina Díaz Vilchis de Morena en la circunscripción 5 y Cecilia Marquez Alkadef, jalisciense de Morena, a quien hasta ahora nadie había identificado.

Falta representación

Ante la falta de precisión sobre el tamaño de la representación de personas con discapacidad, Olga Montúfar, presidenta de la Red Global de personas indígenas con discapacidad y excandidata a diputada federal por Movimiento Ciudadano, asegura que la incertidumbre puede obedecer a la simulación de los partidos políticos para cumplir con las acciones afirmativas.

“Tenemos gente que suplantó identidades para la conformación de candidaturas, entonces quizá una de las razones por las que no aparecen es por ello, porque no son personas con discapacidad”, afirma la activista.

Para el avance en la agenda del pleno reconocimiento de los derechos universales y de políticas públicas, se requiere que quienes compiten por puestos de elección popular y sean personas con discapacidad, hagan pública su condición, aseguró Montúfar.

“Creo que en el caso de las postulaciones no son personas con discapacidad pero se registraron como personas con discapacidad. Tenemos personas con discapacidad psicosocial que son grandes líderes y ellos sin miedo se presentan como tal, por eso cuando estuvimos trabajando las acciones afirmativas dijimos que era necesario que las personas con discapacidad que fueran candidatos fueran personas que pertenecieran a organizaciones, a movimientos, porque así les conoceríamos”, relató.

¿Qué proponen para las pcd? 

Una revisión a las plataformas de la plataforma del INE para conocer las propuestas de candidatas y candidatos permite ver que la agenda de las personas con discapacidad apenas se vislumbra.

Mónica Herrera Villavicencio solo dedica una de sus 3 propuestas a atender a este grupo de la población: “propongo legislar en materia laboral y de inclusión, solicitando que sea exigible que el 5 (por ciento) de los empleados de cualquier sector laboral ya sea  público o privado, sean personas que tengan algún tipo de discapacidad, para que de esta manera se logre una verdadera inclusión de este grupo en el ámbito laboral”, se lee en el perfil de la candidata, expuesto en la página https://candidaturas.ine.mx.

En el caso de Pedro David Ortega, el candidato dijo que buscará “impulsar mayor presupuesto para la pensión para el bienestar de las personas con discapacidad”.

Carlos Sánchez Barrios aseguró que como diputado se encargará de “vigilar que en el Presupuesto de Egresos de la Federación se incluyan las partidas para asegurar el derecho constitucional de las personas con discapacidad permanente a recibir una ayuda económica”.

Andrés Pintos ni siquiera menciona la palabra discapacidad en su plataforma, lo mismo que Catalina Díaz Vilchis, medallista paralímpica. Pintos y Díaz registraron propuestas idénticas en la página del INE: “1. Legislar para así contribuir a la consolidación de la 4ta Transformación, 2. Seguiremos trabajando en leyes que garanticen la seguridad y pacificación del país y 3. Fortalecer el marco jurídico en materia de violencia de género”.

Yolanda de la Torre hizo propuestas generales sobre el impulso de una agenda de respeto a los derechos humanos, mientras que Norma Aceves fue la única que expuso propuestas más enfocadas a las personas con discapacidad.

“Impulsar la armonización legislativa del marco jurídico nacional en torno a la Convención sobre los Derechos de las personas con discapacidad. Recuperar los presupuestos que ya estaban asignados para los rubros enfocados a la inclusión de personas con discapacidad. Integrar de forma transversal los derechos de las mujeres con discapacidad para asegurar el acceso a la salud, a la educación y al empleo”, fueron las propuestas registradas por Aceves.

Para Olga Montúfar, aunque el establecimiento de las acciones afirmativas para las candidaturas de grupos vulnerables es un avance, la falta de una agenda clara es muestra del desfase que hay entre los partidos políticos y la sociedad.

“Sí falta conocimiento por parte de las personas que se han quedado (como diputadas y diputados) porque han manejado solamente bajo el entorno nacional algunos temas, casi la mayoría de propuestas son relativas al trabajo y accesibilidad, pero no sobre los demás derechos”, afirma Montúfar.

Si te gustó esta nota y te interesa saber sobre discapacidad, inclusión y accesibilidad visita https://www.yotambien.mx/

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: el drama de los miles niños huérfanos por coronavirus en Perú

Un estudio publicado en la revista médica "The Lancet" estima que 1.134.000 niños experimentaron la muerte de sus cuidadores principales en todo el mundo. Perú ha sido uno de los más afectados
3 de enero, 2022
Comparte
Los hijos de Katherine, como muchos otros, tienen dificultades para hablar de su difunta madre.

INABIF
Según la revista The Lancet, desde el 1 de marzo de 2020 hasta el 30 de abril de 2021, un estimado de 1.134.000 niños experimentaron la muerte de sus cuidadores principales en todo el mundo, incluido al menos uno de los padres o abuelos con custodia.

En una casita a las afueras de Lima, Gabriela Zarate vive con su esposo y ocho hijos. Cuatro son suyos. Y los otros cuatro, dos niñas de 7 y 15 años y dos niños de 9 y 12 años, son hijos de su hermana menor Katherine.

Es difícil meterlos a todos. Los dos niños duermen de a dos en una litera, y las niñas comparten habitación en la parte trasera de la casa. “Siempre ha sido una lucha poner comida en la mesa para mi familia”, dice Gabriela. “Y con cuatro hijos más es aún más difícil”.

En junio de 2020, cuando Perú ya estaba luchando por contener la Covid-19, Katherine se infectó. Los hospitales estaban abarrotados, los suministros se habían agotado y los familiares vieron morir a sus seres queridos, incapaces de ayudar.

Cuando los médicos rechazaron a Katherine, Gabriela no tuvo otra opción que llevarla a casa. Katherine estaba tendida sobre un colchón. Luchaba por respirar, pero su familia no tenía suficiente dinero como para darle oxígeno. Todos vieron a Katherine debilitarse cada vez más.

Una semana después, murió.

Una de las últimas cosas que hizo Katherine fue pedirle a Gabriela que cuidara a sus hijos. Su padre sufre problemas de salud y adicción y no siempre está presente. Katherine no quería que terminaran en un hogar de niños, por lo que Gabriela accedió a cuidarlos.

No ha sido fácil. Cuando el Gobierno impuso una estricta orden de quedarse en casa durante las peores olas de la pandemia, se quedaron preguntándose qué harían.

“Solía conducir un taxi y vender dulces en las calles”, dice Gabriela. “Pero luego nos dijeron que nos quedáramos en casa y me preocupé. ¿Cómo íbamos a alimentarlos a todos?”.

Gabriela ahora cuida de ocho hijos: cuatro de los suyos y los otros cuatro de su hermana, Katherine.

INABIF
Gabriela ahora cuida de ocho hijos: cuatro de los suyos y los otros cuatro de su hermana, Katherine.

Para ganar algo de dinero, su pareja comenzó a entregar comida a las personas durante el toque de queda, lo que era ilegal. Fue entonces cuando él también contrajo covid-19 y ya no pudo trabajar. “Todos teníamos miedo de que muriera, pero al final se recuperó”, dice.

En los peores momentos, cuando ninguno de los dos podía salir a trabajar, Gabriela colgó una bandera blanca fuera de su casa para indicar que necesitaba ayuda. Los vecinos comenzaron a traerle sacos de papas y otros alimentos.

Perú ha sido golpeado por Covid-19, con más de 202.500 muertes en una población de menos de 33 millones. Uno de los efectos más trágicos de la pandemia aquí ha sido la cantidad de niños que se han quedado sin una madre, un padre o algún otro cuidador.

Los niños están haciendo clases en línea durante dos días a la semana.

INABIF
Los niños están haciendo clases en línea durante dos días a la semana.

En Perú hay al menos 93.000 de ellos, según la revista médica “The Lancet”. Y aunque uno de sus padres aún esté vivo, se les conoce como “huérfanos de covid”.

Muchos enfrentan una lucha diaria por sobrevivir. Financiera y emocionalmente.

Los hijos de Katherine, como muchos otros, tienen dificultades para hablar de su madre. Su hija de 15 años la vio morir y Gabriela dice que está traumatizada. Ella no habla de lo que pasó con nadie.

Los hijos la recuerdan con nostalgia. “Extraño a mi madre”, dice el hijo de nueve años de Katherine. “Solía llevarnos a la calle a jugar con nosotros”.

A pesar de extrañar a su madre, los niños dicen que les gusta vivir con su tía.

INABIF
A pesar de extrañar a su madre, los niños dicen que les gusta vivir con su tía.

Ayudar a los niños como ellos es un tema que están tratando de abordar profesionales como Andrea Ramos. Es trabajadora social del ayuntamiento de dos zonas pobres de Lima. Su escritorio está repleto de papeleo y confía en que los lugareños se pongan en contacto con ella a través de WhatsApp para indicar quién necesita ayuda.

La pobreza, dice, está empeorando debido al aumento del desempleo en la pandemia. Esto, a su vez, está generando más frustración y violencia en los hogares.

“Tenemos muchos niños con problemas de salud mental que tienen miedo de salir porque han estado encerrados durante las peores olas de la pandemia”, dice.

Hay talleres de ayuda a las familias para que lidien cuando los niños estén en casa todo el día con clases en línea; y cómo resolver peleas y mantener los ánimos bajo control

Los profesionales están preocupados por los efectos a largo plazo de la pandemia en los niños.

INABIF
Los profesionales están preocupados por los efectos a largo plazo de la pandemia en los niños.

Para algunas familias, la vida está mejorando lentamente. Gabriela ahora recibe una pensión covid aprobada por el gobierno para cada uno de sus sobrinos y sobrinas. Solo representa alrededor de $50 al mes por niño, pero significa que puede permitirse comprar comida extra para ellos e imprimir páginas para su tarea.

Los niños están viendo clases en línea dos días a la semana. Es difícil encontrar espacio para todos. A pesar de extrañar a su madre, dicen que les gusta vivir con su tía. Es divertido jugar al fútbol en la calle con sus primos, aunque a veces terminan discutiendo.

Aunque profesionales como Andrea están preocupados por los efectos a largo plazo que tendrá la pandemia en los “huérfanos de covid”, los sobrinos y sobrinas de Gabriela son ambiciosos sobre su futuro. La mayor quiere ser abogada, los dos niños policía y la niña pequeña médica.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=T06-Q9QEzes

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.