Gobierno reconoce alza en 15 delitos; cae dinero asegurado por lavado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Gobierno reconoce alza en 15 delitos, incluyendo crimen organizado; cae dinero asegurado por lavado

Entre los delitos que han aumentado están delincuencia organizada, narcotráfico, trata de personas, violencia familiar y violaciones. Algunos se incrementaron hasta en 60%.
Cuartoscuro
2 de septiembre, 2021
Comparte

El Tercer informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que en el último año se ha incrementado la incidencia de 15 delitos locales y federales, entre ellos delincuencia organizada, narcotráfico, narcomenudeo, trata de personas, violencia familiar y violaciones. A su vez reveló que la baja en los robos originada tras la pandemia se ha estabilizado.

Y si bien las denuncias por posibles operaciones con recursos de procedencia ilícita – coloquialmente llamado lavado de dinero – han crecido, el número de cuentas bancarias aseguradas y los recursos congelados descendieron. De hecho, los recursos bloqueados en dólares cayeron más de 97 por ciento.

Ninguno de estos datos fue referido por el presidente López Obrador en su mensaje de ayer, quien solo se concentró en referir la cifra de delitos donde las denuncias han disminuido.

Te puede interesar: “Tengan para que aprendan”: AMLO presume récords en su gobierno y que solo tiene dos pendientes

En cuanto a los delitos federales analizados, el documento revela que en el último periodo analizado (de septiembre de 2020 a junio de 2021) se iniciaron 143 carpetas de investigación por posible delincuencia organizada, cifra que representa un incremento del 7.5 por ciento en la incidencia de este delito respecto al mismo periodo anterior.

En los delitos contra la salud – que incluyen casos de narcotráfico y manejo ilícito de drogas en diversas modalidades – la incidencia fue de 7 mil 385 carpetas iniciadas, un incremento del 6.5 por ciento respecto al periodo anterior en que se abrieron 6 mil 934.

Los ilícitos relacionado con temas “migratorios”, como el informe los denomina, pasaron de 659 a mil 107 en los referidos periodos, lo que representa un disparo del 68 por ciento en la incidencia. A su vez, los delitos de tipo electoral ascendieron de 732 a 1 mil 200, un alza del 63.9 por ciento.

El documento también refiere un incremento del 1.7 por ciento en los delitos federales contra la integridad corporal y del 4.1 por ciento en otros tipos de ilícitos.

En contraparte, el informe destaca una reducción en seis delitos federales: ilícitos financieros, fiscales, relacionados con armas de fuego, en materia de hidrocarburos, patrimoniales y cometidos por servidores públicos. Las caídas van del dos al 16 por ciento.

Por lo que hace a los delitos locales, el informe confirma lo dicho por el presidente respecto a la reducción en las denuncias de nueve delitos, siendo el más significativo el descenso en secuestros con un desplome de hasta 30 por ciento. Sin embargo, el documento también muestra un incremento de la incidencia en diez delitos y no solo en tres como refirió.

El incremento más importante se registra en las carpetas abiertas por violaciones que sumaron 16 mil 305 en el periodo de septiembre de 2020 a junio de 2021, un alza de casi el 20 por ciento respecto a las 13 mil 614 que se habían registrado de septiembre de 2019 a junio de 2020.

La violencia familiar también presenta un incremento que resulta significativo debido a volumen de denuncias de este ilícito: los casos ascendieron de 173 mil 177 a 205 mil 273, lo que equivale a un disparo del 18.5 por ciento. Las investigaciones iniciadas en las fiscalías del país por trata de personas sumaron 638 en el último año, un incremento del 17.5 por ciento respecto a las 543 iniciadas anteriormente.

El robo a transporte público individual también presenta un avance importante: los casos pasaron de 2 mil 9 a 2 mil 299, un alza del 4.4 por ciento. En tanto, las carpetas abiertas por narcomenudeo a nivel local crecieron de 61 mil 467 a 67 mil 881, un repunte superior al diez por ciento.

Otros ilícitos con incrementos destacados en el informe son robo en transporte individual, lesiones dolosas, extorsiones, feminicidio y robo a transeúnte.

Y aunque el universo total de las denuncias por todo tipo de robos tuvo un descenso del 9.6 por ciento en el último año, el informe incluye un gráfico mensual que muestra que el descenso significativo registrado en 2020 tras el arranque de la pandemia ha comenzado a estabilizarse.

Lavado: suben denuncias, pero caen congelamientos

Entre septiembre de 2020 y junio de 2021 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) 142 denuncias por posibles operaciones de lavado de dinero y hechos de corrupción. Esto es un incremento del 35 por ciento en los casos reportados.

En contraste hay un descenso en otros rubros. Por ejemplo, se destaca el bloqueo de cuentas bancarias por 1 mil 473 millones de pesos en el periodo mencionado, lo que representa una caída del 21 por ciento respecto a los 1 mil 881 millones de pesos que se consiguieron congelar en el periodo anterior.

En moneda extranjera la UIF reportó el congelamiento de 7.7 millones de dólares en diversas cuentas, una reducción de más del 97 por ciento respecto a los 295.7 millones que se lograron congelar en el periodo anterior. También se aseguraron 10.1 millones de euros, que en este caso sí es un incremento de casi el doble respecto a lo logrado antes.

El número de sujetos bloqueados como resultado de los referidos congelamientos ascendió a 3 mil 411, entre individuos y empresas, cifra que representa un descenso en comparación con las 4 mil 470 que se bloquearon anteriormente.

El documento destaca, a su vez, que se elaboraron 10 mil 336 reportes de inteligencia sobre posibles actividades de lavado de dinero solicitados por diversas autoridades, y en los cuales están implicados 12 mil 691 sujetos.

Lee más: ¿Fuiste víctima de algún delito? Esta guía te dice cómo y dónde denunciar

Decomisan casi 15 mil celulares en cárceles

En otro rubro del apartado de seguridad, el Tercer Informe de Gobierno destacó que durante el último año se implementaron 1 mil 551 operativos distintos al interior de diversos centros penitenciarios, los cuales permitieron de 14 mil 964 aparatos telefónicos y la desactivación de 16 mil 470 líneas. Esto en 21 cárceles, tres de ellas federales y 18 locales.

El informe también reconoce que al corte de junio el numero de personas privadas de la libertad ascendió a 220 mil 393, de las cuales el 92.5 por ciento se encuentran en centros penitenciarios estatales y 7.5 por ciento en los centros federales. Más del 40 por ciento de las personas encarceladas están procesadas por un delito, pero sin sentencia.

Como Animal Político había consignado ya en esta nota, por primera vez en los últimos cinco años hay más personas privadas de la libertad que espacios disponibles en las cárceles. Es decir, regresaron las condiciones de hacinamiento en el promedio nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: qué ha pasado con la inmunidad de rebaño a 2 años del inicio de la pandemia

La evolución de la pandemia ha mostrado que la inmunidad de rebaño es una meta que parece inalcanzable. ¿Cómo es la realidad que enfrenta el mundo ante la aparición de nuevas variantes y otros factores que complican la lucha contra el virus?
16 de diciembre, 2021
Comparte

En 2020, durante los primeros meses de la pandemia, se popularizó un concepto que sonaba esperanzador: la inmunidad de rebaño.

El término se refiere a que cuando una gran parte de la población se vuelve inmune a una enfermedad, en este caso la covid-19, es poco probable que esa enfermedad se siga transmitiendo.

De esa manera, toda la población queda protegida, incluso los que no son inmunes a la enfermedad.

La inmunidad de rebaño se puede lograr luego de que suficiente cantidad de personas hayan tenido la enfermedad y desarrollen anticuerpos, o que gran porcentaje de la población se haya vacunado.

Tras dos años de pandemia, sin embargo, la complejidad del SARS-CoV-2 ha impedido que ocurra alguno de esos dos escenarios.

Según expertos consultados por BBC Mundo, hay varios factores que hacen que sea poco probable que se logre una inmunidad de rebaño contra la covid-19, y que por eso, los esfuerzos deben encaminarse hacia mantener la pandemia bajo control, no necesariamente eliminarla.

El comportamiento de las vacunas y su distribución desigual, y la aparición de nuevas variantes, son algunas de las principales razones que hacen ver la inmunidad de rebaño como una meta poco realista.

Existe, sin embargo, la posibilidad de lograr una “inmunidad de rebaño en la práctica”, que podría ofrecer ciertos niveles de normalidad en la vida diaria.

Más allá de cual sea el escenario futuro, los expertos insisten en que la vacunación y las medidas de cuidado siguen siendo herramientas poderosas para avanzar en la lucha contra la covid-19.

La evolución del virus

En los dos años de pandemia el SARS-CoV-2 ha evolucionado en variantes que, en algunos casos, le han permitido ser más contagioso y ser un poco más resistente al efecto de las vacunas.

El ejemplo más claro es la variante delta, que ha mostrado ser al menos dos veces más transmisible que el virus original.

Y en cuanto a ómicron, los primeros estudios sugieren que parece tener mayor capacidad de escapar la inmunización.

No obstante, las vacunas contra la covid-19 han demostrado ser efectivas para reducir significativamente el riesgo de desarrollar una enfermedad grave o morir.

Las personas vacunadas, sin embargo, pueden contagiarse y contagiar a otros, aunque en menor medida que los no vacunados.

Eso es un primer factor de complicación.

“Con las vacunas que tenemos, aunque reduzcan la transmisión, el concepto de inmunidad de rebaño no tiene sentido“, le dice a BBC Mundo Salvador Peiró, médico especialista en salud pública e investigador en farmacoepidemiología de FISABIO, una fundación de investigación biomédica dependiente de la Generalitat Valenciana, en España.

Y añade que con las tasas de transmisión que se están viendo con ómicron probablemente tenga aún menos sentido.

Entonces, aunque las vacunas salven vidas, no pueden evitar que el virus siga avanzando.

Personas

Getty

Y el hecho de que el virus siga circulando genera una segunda complicación, y es que mientras el virus se siga transmitiendo, existe la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes que sean más contagiosas, produzcan síntomas más severos o evadan el efecto de las vacunas.

“Cualquier parte con grandes números de infecciones, ya sea en vacunados o no vacunados, es una potencial fuente de nuevas variantes“, le dice a BBC Mundo Caroline Colijn, investigadora en epidemiología y evolución de patógenos en la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Canadá.

Y Colijn añade otro elemento, y es que el SARS-CoV-2 también contagia a los animales, con lo cual otras especies pueden actuar como una “reserva” del virus desde la cual puede volver a introducirse en los humanos.

Gente

Getty

Protección menguante

Un tercer factor es que la inmunidad que logra una persona luego de vacunarse o tras recuperarse de la covid-19 puede disminuir con el tiempo, como lo indican los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos.

Según Shabir A. Madhi, decano de la facultad de Ciencias de la Salud y profesor de vacunación en la Universidad de Witwatersrand, Sudáfrica, la respuesta inmunitaria tras la infección o la vacuna dura aproximadamente entre seis a nueve meses.

Pero eso puede cambiar frente a la aparición de nuevas variantes, por lo que ya se están aplicando dosis de refuerzo que aumentan y fortalecen los anticuerpos tras varios meses de haber recibido la vacuna o haber padecido la enfermedad.

Vacunación desigual

Un cuarto factor es la distribución inequitativa de las vacunas.

En países como Estados Unidos y Reino Unido, cerca del 70% de la población ya está vacunada con dos dosis.

Pero a nivel mundial, poco más de la mitad de la población ha recibido al menos una dosis.

Y en los países de más bajos ingresos solo el 6,3% ha recibido una dosis, según datos de Our World in Data.

Eso hace que en muchas partes del mundo aumente el riesgo de que el virus se siga propagando y que surjan nuevas variantes potencialmente peligrosas.

“No vamos a ganar esto vacunando a los países ricos cada 6 meses”, dice Colijn.

“Es de extrema importancia tener una mirada global y asegurarse de que las vacunas estén disponibles y se usen en todas partes del mundo”.

En esencia, de nada sirve que un país esté completamente protegido mientras otras regiones del mundo sigan siendo vulnerables, porque el virus no conoce fronteras.

Utopía

“La inmunidad de rebaño para covid-19 es una utopía”, le dice a BBC Mundo el doctor Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y vocero de la comisión de dicho centro para temas relacionados con el coronavirus.

mujer

Getty

Según Rodríguez, la inmunidad de rebaño aplica muy bien para grupos pequeños o delimitados.

“El problema con el covid es que tiene presencia en todos los grupos de edad, en todas las poblaciones, en todos lados, todo el tiempo”, dice el experto.

“Es prácticamente imposible lograr la inmunidad de rebaño con el covid”.

Rodríguez indica que quizás a lo que se puede aspirar es lograr la inmunidad en ciertos grupos, como las personas mayores de 60 años o que tengan alguna condición que las haga más vulnerables ante el virus.

¿Cuál es la salida?

Según los expertos consultados por BBC Mundo, en vez de aspirar a suprimir el virus por completo, los esfuerzos deben encaminarse a acostumbrarnos a vivir con el virus, pero sin que represente una grave amenaza para la humanidad.

La meta es que se vuelva un virus endémico, es decir, que sigue circulando entre la población pero a un nivel manejable.

Llegar a ese punto es a lo que Peiró llama “tener un control funcional de la pandemia”.

“No se trata de eliminar todos los casos, lo que esperamos es tener una situación inmunitaria con muy pocos casos graves“, dice el experto.

“No es que la gente no se infecte, es que no se nos llenen los hospitales de casos graves”.

Peiró sostiene que la idea es que la covid se parezca cada vez más a un resfriado.

“El éxito de la pandemia es ver a los hospitales vacíos de casos de covid”, dice.

Inmunidad en la práctica

Colijn sostiene que es poco probable lograr una inmunidad de rebaño, pero que sí es posible lograr una “inmunidad de rebaño en la práctica”.

oficina

Getty

Eso significa que si se aplican las vacunas de manera masiva y equitativa se pueden lograr niveles casi normales de actividad, sin necesidad de medidas más radicales como los confinamientos.

“Tenemos que pensar en qué medidas estamos dispuestos a mantener por siempre, quizás algunas de esas medidas son el uso de mascarillas, o los tests rápidos”; dice la experta.

“Dejar de ver a nuestros amigos o familiares probablemente no sea una de esas medidas, no podemos hacer eso por siempre”.

Para lograr esa “inmunidad de rebaño en la práctica” y el “control funcional de la pandemia”, los expertos coinciden en que es importante priorizar a los grupos más vulnerables en las campañas de vacunación.

test de covid

Getty

La idea es lograr que la mayor cantidad de gente esté protegida contra la enfermedad grave.

“Las vacunas han logrado que podamos combatir la pandemia casi sin restricciones“, dice Peiró.

“En otras circunstancias estaríamos todos encerrados, con más muertos y más hospitalizados, pero hemos tratado a delta con todo abierto, esto es gracias a las vacunas”.

Ese escenario, en el que la combinación de la vacunación masiva e igualitaria, junto con medidas de cuidado se parece más a la etapa en la que estamos entrando.

“Estamos en una etapa de transición, pasando de una etapa de emergencia para luego estar en una etapa de endemia, que es cuando ya el virus va a estar circulando de forma más regular”, dice Rodríguez.

“No hay que asustarse, tenemos que aprender a vivir con el virus”, concluye el experto.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XT3T-3-D7MI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.