En medio año, estados reciben 3% de medicinas oncológicas solicitadas en 2021
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En medio año, estados reciben solo 3% de medicinas oncológicas solicitadas para 2021

Desde enero de 2020, las autoridades de Salud sabían del "potencial desabasto" de 28 claves de estos medicamentos.
Cuartoscuro
3 de septiembre, 2021
Comparte

De los 205 mil 064 medicamentos oncológicos que 30 estados del país solicitaron al INSABI y a la oficina de las Naciones Unidas, la UNOPS, para este 2021, hasta el primero de junio pasado solo habían recibido 6 mil 533 piezas, el 3.1% del total solicitado. 

Así lo consigna el documento del Tercer Informe de Gobierno, que este miércoles se entregó al Congreso. En este se lee textual: “para 2021 la distribución de fármacos oncológicos se programó realizar a 30 entidades federativas que lo requirieron, correspondientes a 205 mil 064 piezas, de acuerdo con las órdenes de suministro emitidas por la UNOPS y el INSABI, dicha emisión inició en marzo. De esta forma, de enero al 1 de junio de 2021 se recibieron, 6 mil 533 piezas equivalentes a 3.1% de las piezas emitidas en órdenes de suministro”. 

Las entidades federativas que requirieron los medicamentos fueron: Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas. 

Te puede interesar: Desabasto de medicinas en México: malos procesos, compras de emergencia y contradicciones del gobierno

Animal Político solicitó tanto a la UNOPS, la Oficina de Las Naciones Unidas a la que el gobierno mexicano le encargó la compra consolidada de medicamentos 2021, como al INSABI, la dependencia al frente de la misma por parte del gobierno, la actualización hasta agosto del porcentaje de distribución de fármacos oncológicos a los estados, pero hasta el cierre de la edición no se obtuvieron los datos.

El 3 de junio, este portal publicó una nota en la que se documentó el desabasto de medicamentos en el Instituto Nacional de Cancerología (INCan), en donde de cinco pacientes entrevistados en la puerta del hospital, los cinco refirieron que les faltaban  fármacos e insumos, que iban desde la misma quimioterapia hasta catéteres, antibióticos y suplementos alimenticios.

Más allá de ese bajo porcentaje de medicamentos que se enviaron a los estados hasta el primero de junio, en el documento del Tercer Informe de Gobierno también se reconoce que las autoridades de salud sabían desde enero de 2020 que había un “potencial” desabasto de estos fármacos. 

“En enero de 2020 se identificaron 28 claves de fármacos oncológicos en potencial desabasto, por lo que se realizaron compras internacionales. La distribución a las 26 entidades federativas adheridas al INSABI de 277 mil 035 piezas inició en marzo de 2020”, dice el documento del informe. 

De marzo a diciembre del año pasado, se señala, se les entregó a los estados 205 mil 282 piezas que equivalen a 74% de las emitidas en órdenes de suministro.

Familiares de niños con cáncer o en remisión, así como organizaciones de la sociedad civil han denunciado, desde 2019, desabasto de medicamentos oncológicos, las autoridades de salud tardaron en reconocer el problema y es hasta ahora que se tienen cifras precisas de la dimensión de los faltantes. 

Desorden y compras de emergencia 

En el documento del Tercer Informe de Gobierno del presidente López Obrador también se precisa que de septiembre de 2020 a junio de 2021, el INSABI integró la demanda de medicamentos y materiales de curación del propio INSABI, la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud y la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE) de la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE, Petróleos Mexicanos (Pemex), Órgano Administrativo Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social, Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Secretaría de Marina (Semar). 

Esta demanda integrada alcanzó un total de 3 mil 485 claves. De estas, 194 fueron medicamentos de fuente única (un solo proveedor), mil 476 de medicamentos genéricos, 123 de medicamentos de patente y mil 692 claves de material de curación, por un monto estimado de 98 mil 338 millones de pesos.

Lee más: Válidas, pero exageradas las exigencias por medicamento oncológico: Alcocer

De julio de 2020 a junio de 2021 el INSABI, en colaboración con la UNOPS, realizaron la compra consolidada sectorial de medicamentos y materiales de curación de un total de mil 842 claves, con un valor de 76 mil 969 millones de pesos. Esta compra representó un ahorro, dice el informe, de 18 mil 919 millones de pesos, que equivale a 19.73% del cálculo inicial.

El INSABI quedó a cargo de la compra de mil 401 claves de medicamentos y material de curación, que no fueron incluidas en la compra internacional de la UNOPS.

Adalberto Javier Santaella Solís, coordinador de abasto del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), emitió, en marzo, un oficio en el que solicitó a las instituciones de salud organizar por su cuenta la compra de 620 claves de medicinas y material de curación, que no fueron incluidas o no recibieron oferta en la compra consolidada.

La Secretaría de Salud participó en el procedimiento con 68 claves de medicamentos e insumos para la salud de los programas de enfermedades cardiometabólicas, enfermedades transmitidas por vector, tuberculosis, rabias y otras zoonosis y urgencias epidemiológicas y desastres.

El IMSS participó con 848 claves de medicamentos por 31 mil 463 millones de pesos, 763 claves de material de curación por 3 mil 431 millones de pesos y 22 claves de vacunas por 4 mil 194 millones de pesos. En total las compras ascendieron a 39 mil 089 millones de pesos. Mientras que el ISSSTE participó en las compras consolidadas con la adquisición de 916 claves de medicamentos por un monto de 8 mil 641 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Pueden los niños desarrollar COVID-19 de larga duración?

Según un estudio del King's College de Londres es posible, pero las cifras son bajas: menos de uno de cada 20 sufre síntomas por más de cuatro semanas.
28 de agosto, 2021
Comparte

Los niños que se enferman de coronavirus rara vez experimentan síntomas a largo plazo, y la mayoría se recupera en menos de una semana, según revela una nueva investigación.

Científicos del King’s College de Londres dicen que si bien un grupo pequeño puede experimentar una prolongación en el tiempo de los síntomas, los números son bajos.

Los síntomas reportados más comunes fueron dolor de cabeza y cansancio.

De acuerdo con un experto del Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil británico, la información recabada por el estudio refleja lo que los médicos ven en la práctica.

Uno de cada 20

En comparación con los adultos, los niños son menos propensos a enfermarse de covid-19.

Muchos niños que se infectan no desarrollan síntomas y, aquellos que lo hacen, tienden a padecer un cuadro más leve de la enfermedad.

Este estudio, revisado por pares y publicado en la revista Lancet de Salud Infantil y Adolescente, buscó analizar cómo la covid afecta a los niños y cómo se compara con otras enfermedades respiratorias.

La información analizada fue provista por los padres o encargados de los niños a la app británica Zoe.

El estudio analizó los casos de 1,734 niños de entre cinco y 17 años que habían desarrollado síntomas y dieron positivo en la prueba de covid entre septiembre de 2020 y febrero de 2021.

Menos de uno de cada 20 de los que tenían covid experimentó síntomas por cuatro semanas o más, y uno de cada 50 tuvo síntomas durante más de ocho semanas.

En promedio, los niños mayores estuvieron enfermos durante un poco más de tiempo que los niños de la escuela primaria.

Prueba de covid en una niña

Getty Images
Es común que muchos niños den positivo en la prueba de PCR pese a no tener síntomas.

Los niños de entre 12 y 17 años tardaron una semana en recuperarse, mientras que para los niños más pequeños la enfermedad duró cinco días.

Los síntomas más frecuentes que se reportaron fueron cansancio y dolor de cabeza. Otros síntomas comunes incluyeron dolor de garganta y perdida de olfato.

No se reportaron síntomas neurológicos como ataques o convulsiones.

“Escuchar a las familias”

El equipo también observó un número igual de niños que tenían síntomas pero dieron negativo en la prueba de covid.

Solo unos pocos niños, 15 de 1.734, tuvieron síntomas durante al menos 28 días, menos de uno de cada 100.

Emma Duncan, profesora de endocrinología clínica en el King’s College de Londres, quien trabajó en la investigación, dijo que el “mensaje que deja el estudio” es: “¿Pueden los niños tener una enfermedad prolongada después de sufrir covid-19? Sí, pueden, pero no es común y la mayoría de estos niños mejora con el tiempo“.

“Los niños también pueden tener síntomas prolongados de otras enfermedades. Necesitamos cuidar a todos los niños que tienen enfermedades prolongadas, independientemente de si esa enfermedad es covid-19 o cualquier otra cosa”.

Michael Absoud, médico especialista en neurodiscapacidad pediátrica del Hospital Infantil Evelina en Londres, y autor principal del estudio, dice que es importante escuchar a las familias que dicen que sus hijos tienen síntomas.

“Si estás preocupado por tu hijo, lo primero que debes hacer es ir a tu médico de cabecera y describir sus síntomas particulares”, explica.

Niña hablando con su abuela por internet

Getty Images
Aunque las consecuencias de la covid no sean graves en los niños, el problema es que pueden contagiar la enfermedad a los miembros más vulnerables de la familia.

“Ellos pueden darte información o derivarlo a un pediatra. Es importante recordar que puede haber algo más”.

En opinión de Liz Whittaker, especialista en enfermedades infecciosas del Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil, que no estuvo involucrada en la ivestigación: “El estudio es tranquilizador para la mayoría de los niños y jóvenes que desarrollan infección por SARS-CoV-2, y refleja lo que los pediatras estan viendo en la práctica”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9RF0a9vccwA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.