Solo 48% de niños toman a clases presenciales; se resignan a perder ciclo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

Por COVID, solo 48% de alumnos volvieron a clases presenciales; padres se resignan a que pierdan el ciclo

De acuerdo con la SEP, actualmente unos 13 millones de estudiantes aún se encuentran en casa, en el mejor de los casos, tomando clases virtuales.
Cortesía
Por Dalila Sarabia
13 de septiembre, 2021
Comparte

Han pasado 15 días desde que se retomaron las clases presenciales y aunque cada día a las aulas se suman más alumnos, la asistencia apenas roza la mitad de la matrícula.

En el ciclo escolar 2019-2020 la SEP tuvo a 31 millones 236 mil 953 alumnos inscritos, de los cuales 5.2 millones de estudiantes ya no se inscribieron al ciclo escolar 2020-2021 por causas relacionadas con el Covid-19 o por falta de recursos, acuerdo con el informe de Impacto de la pandemia en niñas y niños que dio a conocer la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración.

Atendiendo a estos datos y con lo informado oficialmente la Secretaría de Educación Pública (SEP) sobre el registro de una asistencia de 12 millones 639 mil 915 estudiantes, actualmente unos 13 millones de alumnos (52%) aún se encuentran en casa, en el mejor de los casos, tomando clases virtuales -de no más de dos horas- una o dos veces por semana.

Te puede interesar: Primaria de CDMX tendrá clases virtuales, tras reclamo de padres por asistencia obligada

Los padres que han decidido no llevar al colegio a sus hijos por miedo de que se pudieran contagiar de Covid-19 han buscado estrategias para que los menores no se retrasen en su aprendizaje. En los buscadores de internet teclean preguntas como “¿Qué debe aprender un niño de tercero de primaria?”, o bien, buscan videos con palabras clave como “Clases de matemáticas de segundo año”.

Naomi de 8 años, por ejemplo, tiene la suerte de que su abuelo -quien se dedicó a la docencia- dedique sus mañanas para darle clases, pero como estos casos hay pocos por lo que la mayoría de los menores continúa a la deriva.

Guadalupe, mamá de Naomi, cuenta que al inicio pensó en mandar a su hija a las clases presenciales, pero el día que acudió a recoger los libros advirtió que las condiciones de la escuela no eran óptimas. Observó que los niños tomaban el recreo dentro del salón y que estaban sentados en el suelo sin que mantuvieran la sana distancia.

“Me inquieta que la distancia no se lleva a cabo, así como tampoco dan a conocer un protocolo de seguridad, en la entrada entran (sic) todos en conjunto y solo se limitan a decir que tienen agua, jabón y gel antibacterial”, explica la madre de familia.

“He estado investigando el contenido en internet de acuerdo con su grado para poder apoyarle en su aprendizaje, así como mi padre que en algún momento fue docente le está enseñando, lo malo de esto es que nada de ese esfuerzo será considerado y temo que la den de baja y pierda su lugar”.

Naomi, estudiante de tercer grado en la primaria Manuel Cervantes Imaz, de la alcaldía Benito Juárez, se levanta temprano y desayuna. Entre las 09:00 y 10:00 horas llega su abuelo y empiezan a recapitular lo que vieron el día anterior. Las clases se llevan a cabo los lunes, miércoles y todo el fin de semana.

“Le da sus recesos para distraerse y se apoya de libros que compró para estar actualizado, pero aún así hay rezago de conocimiento”, cuenta Guadalupe.

Antes de iniciar el ciclo escolar, las autoridades de la primaria Manuel Cervantes Imaz, en donde estudia Naomi, informó que las clases se impartirían en modelo híbrido: dos días irían los estudiantes que desearan las clases presenciales y dos días se ofrecerían clases virtuales, un modelo que contó con el consenso de los padres de familia.

Sin embargo, una semana después todo cambió y las clases virtuales se suspendieron en la totalidad. Incluso, a los docentes se les informó que si no se presentaban a la escuela estarían sujetos a distintas sanciones.

Con esta instrucción también quedaron canceladas todo tipo de asesorías o clases remediales para los niños, además de que se les comunicó que los estudiantes que no se presentaran no serían evaluados.

“Buenas tardes, estimados padres de familia, por este medio, se les informa que conforme a la ley vigente, los niños/niñas serán evaluados hasta que se presenten a la escuela, mientras no asistan, no tendrán evaluación asignada y sus boletas aparecerán con guiones, por lo mismo, el material de apoyo que les brindaremos y el contenido de Aprende en Casa, será coordinado por ustedes como tutores y no será objeto de evaluación”, exponen las autoridades del plantel en un mensaje que les hicieron llegar a los padres de familia quienes lo compartieron con Animal Político.

Ana es madre de Santiago, estudiante de cuarto grado, también en esta escuela. En entrevista la mujer explica que se siente impotente, desorientada y frustrada por no poder hacer más para que su hijo continúe sus clases.

“No entiendo por qué primero sí había clases híbridas y después ya no. No entiendo en qué cambia si nadie se había quejado, todos estábamos de acuerdo (…) desafortunadamente yo no puedo pagar una colegiatura en una escuela privada donde tienen protocolos claros, entonces mi única opción es que pierda el año y mandarlo cuando todo esto pase… es la única opción que me queda”, expone la madre de familia.

Lee más: Regreso a clases: con protocolos y al 50% escuelas reabrieron tras 17 meses de pandemia

Santiago tiene una hermanita de un año y 6 meses y Ana subraya que tampoco la lleva a la guardería porque no quiere exponerla -al igual que Santiago-, así que esperará, aunque esto signifique perder el año escolar.

“Lo levantamos a bañar a las 7:30 horas, desayuna y se queda con mi mamá ya que mi esposo y yo trabajamos de 8:00 a 19:00 horas. Hace actividades como recoger su cuarto y leer y a las 16:30 horas ve el programa de Aprende en Casa. Es todo lo que hace”, comparte con resignación,

En cambio, agrega, la semana que tuvo clases híbridas a las 08:00 horas ya estaba conectado para tomar clases que se impartirían del miércoles a viernes hasta las 12:30 horas. El lunes y martes hacía las actividades del Aprende en Casa.

Padres de familia inconformes por la cancelación de las clases virtuales han pegado cartulinas a las afueras del plantel en las que plasman su exigencia de que éstas se reactiven.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: qué se considera un crimen de guerra y puede ser Putin procesado por sus acciones

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, acusó a Rusia de atacar civiles y cometer "crímenes de guerra", algo que está investigando la Corte Penal Internacional.
11 de marzo, 2022
Comparte

Ciudades ucranianas como Kiev, Járkiv, Jersón y Mariúpol han sido objeto de intensos ataques por parte de las fuerzas rusas en los últimos días.

En la última de ellas se produjo el bombardeo de una maternidad y hospital infantil este miércoles, algo que fue calificado por el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, como un “crimen de guerra”.

No fue la primera vez que Zelensky lanzó esa acusación contra Rusia. También lo hizo después de los ataques aéreos en Járkiv, que causaron la muerte de civiles.

Rusia ha negado que su ejército ataque civiles e instituciones de salud.

No obstante, tras la petición de 39 naciones, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, dijo hace unos días que se están recopilando pruebas sobre presuntos crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio cometidos por fuerzas rusas en Ucrania.

Aquí te contamos qué son los crímenes de guerra y de qué se acusa a Rusia.

¿Qué es un crimen de guerra?

Las reglas que definen un crimen de guerra figuran en el Estatuto de Roma y los Convenios de Ginebra, un conjunto de leyes más amplias relativas a las normas y costumbres de la guerra terrestre.

En algunos casos, también se utilizan los estatutos de órganos como las cortes penales internacionales que juzgaron crímenes en la antigua Yugoslavia y Ruanda.

Los Convenios de Ginebra son varios tratados que establecen estándares legales internacionales para el trato humano durante la guerra.

Las primeras tres convenciones protegen a los combatientes y prisioneros de guerra, mientras que la cuarta, adoptada después de la Segunda Guerra Mundial, protege a los civiles en las zonas de conflicto.

Los Convenios de Ginebra de 1949 han sido ratificados por todos los estados miembros de Naciones Unidas, incluida Rusia.

Firma de los Convenios de Ginebra

Getty Images
Los Convenios de Ginebra fueron firmados en 1949.

La definición de crímenes de guerra de la Cuarta Convención de Ginebra incluye:

  • El homicidio intencional.
  • La tortura o tratos inhumanos, incluidos los experimentos biológicos.
  • Causar deliberadamente grandes sufrimientos o atentar gravemente contra la integridad física o la salud.
  • La destrucción y la apropiación de bienes, no justificadas por necesidades militares y efectuadas a gran escala, ilícita y arbitrariamente.
  • Forzar a un prisionero de guerra o a otra persona protegida a servir en las fuerzas de una potencia enemiga.
  • Privar deliberadamente a un prisionero de guerra o a otra persona protegida de su derecho a ser juzgado legítima e imparcialmente.
  • La deportación o el traslado ilegal o el confinamiento ilegal.
  • La toma de rehenes.

El Estatuto de Roma de 1998, otro importante tratado internacional relacionado con los conflictos armados, también incluye como crímenes de guerra:

  • Dirigir intencionalmente ataques contra la población civil o contra civiles que no participen directamente en las hostilidades.
  • Lanzar intencionalmente un ataque a sabiendas de que causará incidentalmente la muerte o lesiones a civiles.
  • Atacar o bombardear, por cualquier medio, pueblos, aldeas, viviendas o edificios indefensos.

Además, establece que ciertos tipos de edificios, como hospitales o aquellos dedicados a la religión o la educación, no pueden ser atacados intencionalmente.

También prohíbe el uso de ciertos tipos de armas, así como gases venenosos.

¿Qué es la CPI y cómo se procesan los crímenes de guerra?

La CPI se creó en 1998 bajo el Estatuto de Roma. Es una institución independiente que procesa a las personas acusadas de los crímenes más graves contra la comunidad internacional.

Investiga crímenes de guerra, genocidio, crímenes de lesa humanidad y el crimen de agresión.

Los Estados pueden procesar a los presuntos delincuentes en sus propios tribunales. La CPI solo puede ejercer jurisdicción donde los Estados no pueden o no quieren hacerlo. Por ello, es un “tribunal de último recurso”.

El tribunal no tiene su propia fuerza policial y depende de la cooperación estatal para arrestar a los sospechosos. Las sanciones impuestas por la CPI pueden incluir penas de prisión y multas.

Rusia y Ucrania no se encuentran entre los 123 estados miembros de la corte, pero Ucrania ha aceptado su jurisdicción, lo que significa que la CPI puede investigar ciertos presuntos delitos.

Otros países destacados que no son miembros incluyen Estados Unidos, China e India.

Sala de la Corte Penal Internacional

Getty Images
La Corte Penal Internacional decidió investigar si ha habido crímenes de guerra en Ucrania.

¿Ha habido enjuiciamientos por crímenes de guerra antes?

Durante la Segunda Guerra Mundial, el asesinato de varios millones de personas, principalmente judíos, a manos de la Alemania nazi y el maltrato tanto de civiles como de prisioneros de guerra, llevaron a las potencias aliadas a procesar a las personas responsables.

Los Juicios de Núremberg entre 1945 y 1946 llevaron a la condena a muerte de diez líderes nazis. Un proceso similar comenzó en Tokio en 1948, donde siete comandantes japoneses fueron ahorcados.

Estos juicios sentaron precedente para procesamientos posteriores.

En 2012, el señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga fue la primera persona condenada por la CPI cuando fue declarado culpable de reclutar y utilizar a niños soldados en su ejército rebelde entre 2002 y 2003. Fue condenado a 14 años.

Thomas Lubanga

Getty Images
Thomas Lubanga fue condenado por reclutar a niños soldados en la guerra del Congo

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) fue un organismo de Naciones Unidas que funcionó desde 1993 hasta 2017, creado para enjuiciar los crímenes cometidos durante las guerras de Yugoslavia.

El tribunal encontró a Radovan Karadzic, un exlíder serbobosnio, culpable en 2016 de crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad por su papel en el conflicto. Ratko Mladic, el comandante militar de las fuerzas serbias de Bosnia, también fue condenado en 2017 por los mismos delitos.

Otros tribunales ad hoc también han procesado a personas por genocidio y crímenes de lesa humanidad en Ruanda y Camboya. El Tribunal Penal Internacional para Ruanda fue la primera institución en reconocer la violación como un medio para perpetrar el genocidio.

¿De qué se ha acusado a Rusia?

El bombardeo del miércoles sobre una maternidad y un hospital infantil en Mariúpol causó indignación internacional.

“¿Qué tipo de país es este, la Federación Rusa, que tiene miedo de los hospitales y las maternidades y los destruye?”, cuestionó Zelensky en un discurso grabado desde Kiev.

Médicos Sin Fronteras, que tiene personal destacado en Ucrania, comentó que su equipo está “horrorizado” ante el ataque.

“En una ciudad en la que el sistema sanitario está al borde del colapso, privar a la gente de la tan necesaria asistencia sanitaria es una violación de las leyes de la guerra”, agregó la organización.

Moscú también está acusada de utilizar bombas de racimo en otros ataques. Las bombas de racimo son armas que, una vez que se lanzan, dispersan municiones más pequeñas.

Están prohibidas por muchos países en virtud de la Convención sobre Municiones en Racimo de 2008, pero no en Rusia o Ucrania, que no firmaron el acuerdo.

Los grupos de derechos humanos y el embajador de Ucrania ante la ONU también acusaron a Rusia de usar bombas de vacío en un ataque contra la ciudad nororiental de Ojtirka.

Las bombas de vacío son un arma termobárica que puede causar gran destrucción al encender una nube de combustible vaporizado.

No existen leyes internacionales que prohíban específicamente su uso, pero si un país los usa para atacar a poblaciones civiles en áreas urbanizadas, escuelas u hospitales, entonces podría ser condenado por un crimen de guerra según las Convenciones de La Haya de 1899 y 1907.

Un comercio en la ciudad ucraniana de Járkiv

Getty Images
La ciudad ucraniana de Járkiv ha sido atacada por las fuerzas militares rusas

El Kremlin ha negado haber cometido crímenes de guerra o haber usado bombas de racimo y de vacío. Ha descartado las acusaciones como “noticias falsas”.

El ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, dijo: “Los ataques se llevan a cabo solo contra objetivos militares y exclusivamente con armas de alta precisión”.

¿Puede Putin ser procesado?

Es mucho más fácil responsabilizar de un crimen de guerra a un soldado que lo ha cometido que a los líderes que le ordenaron disparar.

Pero la CPI también puede iniciar un proceso por la ofensa de “librar una guerra agresiva”.

Ese es un crimen por invasión o conflicto injustificado, que va más allá de una justificable acción militar en defensa propia.

Un cartel con la cara de Vladimir Putin y la palabra "Asesino" pegado en la entrada de la embajada de Rusia, en Santiago Chile

EPA
Este cartel colgado en la entrada de la embajada de Rusia, en Santiago, Chile, deja claro lo que algunos piensan sobre Vladimir Putin.

Curiosamente, esa tipificación se originó en Núremberg, después de que el juez enviado por Moscú convenció a los aliados de que los líderes nazis deberían enfrentar la justicia por “crímenes contra la paz”.

Pero este es el problema: el profesor y magistrado británico Philippe Sands, un experto en ley internacional de University College London, dice que la CPI no podría procesar a los líderes rusos por esa ofensa porque dicho país no es signatario del tribunal.

En teoría, el Consejo de Seguridad de la ONU podría pedirle a la CPI que investigue esa ofensa. Pero, una vez más, Rusia podría usar su veto como uno de los cinco miembros permanentes del consejo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lmqtZZzgAP8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.