Avanza afiliación de trabajadoras del hogar a la seguridad social
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Adán Vega

Avanza afiliación de trabajadoras del hogar a la seguridad social, tras pruebas piloto

La prueba piloto para la incorporación de las trabajadoras del hogar al IMSS ha reportado números alentadores, pero aún quedan pendientes con este sector feminizado y precarizado. El caso de Perla Araujo muestra que sí se pueden generar cambios.
Adán Vega
Por Cristina Salmerón
11 de septiembre, 2021
Comparte

A Perla Araujo ya le pesan los años; reconoce que le duelen los brazos y las rodillas. Pero al vivir sola, tener que pagar renta y no contar con nadie que le ayude a solventar sus gastos, no tiene otra alternativa que seguir trabajando. 

“Hasta que yo pueda”, dice en entrevista. Ella pertenece a ese 1% de Personas Trabajadoras del Hogar (PTH) que ha logrado afiliarse al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el programa piloto.

Ana Laura Aquino, activista de la agrupación Trabajadoras del Hogar Juntas en la Defensa de Todos Nuestros Derechos, también cuenta con seguridad social. Mientras que Matilde González está en espera de lograr ese derecho que será una obligación en México a partir de que se vote la iniciativa de reforma a la Ley del Seguro Social en el Senado de la República, en la próxima legislatura que comienza en septiembre de este año. 

Leer más | Pese a pandemia y a ser voluntaria, afiliación de trabajadoras del hogar al IMSS subió

“El cambio legal es importante, pero eso no nos garantiza que las más de 2 millones de personas trabajadoras del hogar que somos en México vamos a poder acceder de manera inmediata, son procesos en los que vamos a tener que hacer mucho trabajo de coordinación y de diálogo con la sociedad, los empleadores. Cada quien tiene que aportar desde la responsabilidad que le corresponde”, asegura Norma Palacios, secretaria Colegiada del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (Sinactraho). 

El 30 de agosto de 2015 más de 50 o 100 trabajadoras del hogar tomaron la decisión de constituirse en un sindicato. “Era la manera que encontramos para defender nuestros derechos. No fue iniciativa de una persona sino de trabajo organizativo que ha sido acompañado por diversas organizaciones”, explica.

Quien tenga personas trabajando en labores domésticas, ya sea diario o en días fijos de la semana y no las dé de alta en la seguridad social, cometerá un ilícito. Para lograr dicha obligatoriedad existen tres vertientes en las que se ha trabajado por parte del Gobierno federal y el IMSS: realización de la prueba piloto para la incorporación de las trabajadoras del hogar al Régimen Obligatorio del Seguro Social; modificaciones a la Ley del Seguro Social; y ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que a partir del 4 de julio de 2021 entró en vigor.

Pedro Américo Furtado de Oliveira, director de la Oficina de País para México y Cuba de la OIT, aseveró que si bien un país no adquiere un compromiso formal al ratificar un convenio, sí se adhiere a principios que deben aplicarse en un carácter voluntario. 

“La OIT genera patrones mínimos para que los países pudiesen aplicar, adoptar y orientar sus políticas públicas y sabemos que para poder llegar a ello son procesos paulatinos”, dijo en el conversatorio “Hacia la implementación del Convenio 189 de la OIT en México y Seguridad Social”, el 7 de julio.  

Furtado de Oliveira señaló que se debe reconocer el esfuerzo que el Estado mexicano ha puesto en marcha para saldar la deuda histórica con las PTH, entre ellas el programa piloto que, dijo, pese a la pandemia ha crecido sostenidamente. 

La afiliación de las PTH se ha visto como un acto de buena voluntad. Por ello, se reitera que hacerlo es pagar una “deuda histórica” con este sector de la población feminizado y precarizado conformado por 2 millones 288 mil 680 personas, de las cuales 95 por ciento son mujeres, de acuerdo con datos de 2020 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

“Esta ley no es de buena voluntad. A partir de que votemos la reforma a la Ley del Seguro Social, va a ser obligatorio. Ok, tú no la registras, ella no sabe que tiene ese derecho, pero si le pasa algo en el trayecto a tu casa, se cae dentro de la casa, si se enferma, si se inhabilita y no la tenías registrada en el Seguro Social, se puede judicializar el tema y te va a costar retroactivo”, menciona en entrevista Patricia Mercado, senadora de Movimiento Ciudadano.

Perla Araujo, de 69 años, trabajó en el Hospital General de México como parte del equipo de limpieza. La contrató una empresa privada que, se suponía, la tenían afiliada al IMSS, pero cuando se cayó y se fracturó un hombro descubrió que había periodos en los que la daban de baja sin avisarle. El momento de su caída fue uno de esos. 

Fue despedida por quejarse. Los mismos médicos de este hospital de la Secretaría de Salud la atendieron y algunos otros la contrataron como trabajadora del hogar en sus casas. Aun en pandemia, la ayudaron a darse de alta en el Seguro Social. 

“Por mi edad, a mí ya no me dan trabajo en cualquier parte y esto es algo que puedo hacer. Por todo eso, yo les vivo eternamente agradecida”, explica. 

Araujo reconoce que aunque no fue un trámite tan sencillo y toma unos tres o cuatro días de papeleo, vale la pena hacerlo. Cada mes uno de los médicos que la afilió realiza una línea de captura; ella recoge la parte proporcional de cada patrón y paga su seguro.

Al simplificar el trámite, las afiliaciones son positivas 

La prueba piloto, en su fase I, donde la trabajadora del hogar era la responsable de inscribirse, estuvo vigente de abril de 2019 al 20 de octubre de 2020. En la segunda ya le correspondía a quienes las empleaban. 

Tras concluir la prueba piloto, se observó que la cuestión de género sigue siendo clave. Un dato importante que proporciona la senadora Patricia Mercado es que entre 96 y 98% de los trabajadores de jardinería y choferes son hombres. En el cuidado de personas y trabajo del hogar, 97 o 98% son mujeres. 

Solo 1% por ciento de este sector feminizado se registró, contra 16 o 18% de jardineros y conductores. “Es una diferencia enorme que obedece a una cuestión cultural, a la falta de reconocimiento del trabajo del hogar donde la gran mayoría son mujeres”, explica Mercado. 

Hasta marzo de 2021 el IMSS reportó cerca de 27 mil 205 afiliaciones, un número positivo, aunque poco alentador si se toma en cuenta el grueso de las PTH.

La legisladora integrante de la Comisión del Trabajo y Previsión Social en el Senado ha dado seguimiento.  “Los resultados son buenos en el sentido de que en el régimen obligatorio era tal el nivel de obstáculos, incluso del propio IMSS, que había muy pocas personas”. Aunque la senadora Mercado argumenta que incluso el IMSS se había negado a cooperar más en un inicio, bajo el argumento de que la mayoría eran mujeres jóvenes, por lo tanto se iban a embarazar y se le hacía imposible recibir a dos millones”, la institución calificó este plan como una forma de alcanzar la igualdad social. 

En un comunicado de marzo de 2019, cuando comenzó el piloto para la afiliación de PTH, el entonces director general del IMSS, Germán Martínez,  dio la bienvenida a la iniciativa.  “En el IMSS nada de campanas al vuelo ni de festejos anticipados porque apenas se empieza a pagar una gigantesca deuda de discriminación, racismo y, en muchos casos, humillación con las personas trabajadoras del hogar”, dijo.  

Ahora, el trámite para dar de alta a las PTH se ha simplificado y es más accesible, un incentivo para lograr mayor afiliación. “Ha sido difícil el avance porque por ahora 90 por ciento de cuota mensual de seguro social la paga la parte patronal y 10 por ciento la trabajadora. Entonces, no ha llegado a un nivel tripartita donde el Estado da su aportación. Si hablamos de que se necesita que alguien gane como mínimo 3 mil 200 pesos al mes para poder tener atención médica, no todos los empleadores quieren”, asegura la activista Ana Laura.

En el caso de Matilde, en años pasados sus empleadores le han dicho que, por lo difícil del trámite, prefieren subirle el sueldo. A algunas de sus compañeras les han puesto como condición para darles la seguridad social un descuento de su pago y por eso prefieren no reclamar. Pero si a los empleadores se les facilita el trámite, y hay mayor conciencia sobre esta gran deuda, todo irá en la dirección correcta.   

Aún quedan pendientes con las trabajadoras del hogar 

Para la integrante de Trabajadoras del Hogar Juntas en la Defensa de Todos Nuestros Derechos, Ana Laura Aquino, la deuda histórica de darles seguridad social se está pagando a plazos, ya que no termina de otorgar derechos plenamente. Aquino señala que el IMSS sólo asegura a las PTH los días que va a trabajar a las casas. 

“Si va solo dos días a la semana, los cinco restantes está desamparada”, explica. De ahí la sugerencia de que, si existen varias partes patronales, se pongan de acuerdo para cubrir la semana completa y se reparta el pago para cubrir todos los días.

La activista notó que la pandemia dejó a muchas trabajadoras del hogar sin empleo, lo que podría orillarlas, de nuevo, a la informalidad.  “Yo tengo vacaciones, descanso los días festivos, tengo mi aguinaldo. Si yo dejara de trabajar con ellos, no volvería a aceptar un trabajo donde no me den seguridad social, es predicar con el ejemplo”, reconoce Aquino. 

Además, Ana Laura Aquino advierte que para que esta ley sea operable, es imperativo tener revisiones y en esto coincide la senadora Patricia Mercado.  “Algo que tenemos que regular en la Ley Federal de Trabajo es el tema de la inspección. Tenemos que pasar a esa etapa de cómo la inspección de trabajo puede ir a los hogares. Que así como le cae a las empresas, les caiga a las casas, pero eso aún se tiene que resolver”, añade la legisladora.  

Para el Sinactraho, que ha logrado dos modalidades de contrato de trabajadoras del hogar (entrada por salida y planta) y avances en materia legal nacional e internacional, aún existen necesidades por cubrir. “Como país tenemos muchos años sin reconocimiento, muchos años de derechos olvidados y es algo que teníamos que hacer, lo hicimos y lo logramos”, dice Norma Palacios en referencia al sindicato. 

Actualmente son cerca de mil 500 trabajadoras del hogar sindicalizadas, la mayoría en la Ciudad de México, pero también en el Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Chiapas, Hidalgo, Jalisco, Guerrero, la ciudad de Tijuana y, próximamente, en Oaxaca. Entre los beneficios que tienen está la posibilidad de un amparo jurídico, orientación, respaldo, información de modificación en las leyes y nuevos derechos a cambio deben dar “uno por ciento de su sueldo mensual” como cuota. 

“Lo que buscamos es que esto impacte en la calidad de vida de todas las trabajadoras del hogar”, insiste Norma Palacios.

Otro pendiente es el derecho al ahorro para la vivienda (Infonavit), que aún no se incluye, y que haya mayor difusión por parte de la Procuraduría de Defensa del Trabajador, una campaña más masiva que amplifique el tema de la obligatoriedad. 

“Es saber que tener una trabajadora del hogar cuesta, y ya no cuesta lo que humildemente puedas dar”, agrega Mercado.

Pero el gobierno de México tendrá que dar resultados. Con el Convenio 189, cada dos años, está obligado a rendir informes ante la asamblea de la OIT.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Explosión en Polonia: qué se sabe sobre el impacto de un misil y por qué los líderes mundiales piden 'máxima cautela'

Un error en los sistemas de defensa aérea ucranianos podría ser el causante de la explosión que mató a dos personas en Polonia, según los indicios de la OTAN.
16 de noviembre, 2022
Comparte

La explosión que el martes mató a dos personas en Polonia cerca de la frontera con Ucrania no fue un “ataque deliberado”, y no hay indicios de que Rusia planee atacar el territorio de la OTAN, según ha dicho el secretario general de la alianza atlántica.

El incidente fue, posiblemente, uno de los momentos más tensos para la OTAN desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania.

Una investigación está en marcha para esclarecer los hechos, pero el organismo considera que es “probable” que el incidente fuera causado por las defensas antiaéreas ucranianas, ha explicado Jens Stoltenberg.

Polonia, que en un principio había dicho que se trataba de un misil de “fabricación rusa”, también asegura ahora que los indicios apuntan a los sistemas de defensa ucranianos, según ha confirmado su presidente, Andrzej Duda.

Polonia es miembro de la OTAN y, en caso de ser atacada, debe ser defendida por los países de la organización, lo que elevaría el conflicto a una escala completamente diferente.

Gráfico de la zona donde se produjo la explosión en Polonia.

BBC

En el momento de la explosión, Ucrania estaba siendo objeto de la ola de bombardeos rusos más intensa desde que se iniciara el conflicto, en el que se lanzaron más de 100 misiles contra objetivos civiles e infraestructuras de distintos puntos del país.

Ahora se cree que sus sistemas de defensa para interceptar los misiles rusos pudiera haber errado el curso.

La OTAN y su secretario general no consideran, sin embargo, que Ucrania sea responsable de intentar defenderse, y han intentado rebajar la tensión.

Rusia tiene la responsabilidad final al mantener su guerra ilegal contra Ucrania”, ha acusado Stoltenberg.

La explosión tuvo lugar en una granja de la población polaca de Przewodów. Inmediatamente después, las autoridades polacas llamaron a consultas al embajador ruso en Polonia para “dar explicaciones inmediatas detalladas” de lo ocurrido.

Jens Stoltenberg.

EPA
Jens Stoltenberg.

Desde el principio, sin embargo, la OTAN y el gobierno polaco evitaron culpar a Rusia de la explosión. Ambos se refirieron a lo sucedido como un “incidente trágico”, y líderes mundiales como los presidentes de EE.UU., Francia o el primer ministro británico pidieron “la máxima cautela”.

El propio primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, instó a la gente a mantener la calma en la noche el martes.

“Hago un llamado a todos los polacos para que mantengan la calma ante esta tragedia… Debemos actuar con moderación y precaución”, dijo Morawiecki después de la reunión de urgencia que mantuvo el Consejo Nacional de Seguridad polaco para analizar la situación.

Ucrania, sin embargo, se apresuró a responsabilizar a Moscú del ataque, pidiendo la implicación de la OTAN en el conflicto.

Los temores

Los embajadores de la Alianza Atlántica fueron convocados de urgencia para analizar lo sucedido, ante el peligro de que un ataque en territorio OTAN pudiera expandir el conflicto.

“Uno de los miedos más persistentes desde que se iniciara la guerra el pasado mes de febrero ha sido precisamente la posibilidad de que el conflicto aumentara drásticamente su alcance“, analiza Matthew Sussex, del Centro de Estudios Estratégicos y de Defensa de la Universidad Nacional Australiana.

Esos miedos son legítimos, asegura en un artículo de “The Conversation”, “especialmente dada la retórica belicosa y la política arriesgada que emana del Kremlin”.

Sussex opina que, aunque las preocupaciones sobre una posible escalada nuclear han dominado los titulares, “el camino más seguro hacia una guerra más grande sería un ataque, involuntario o no, contra un Estado de la OTAN. Si los miembros de la OTAN se involucraran, eso provocaría lo que los propagandistas del Kremlin han estado diciendo durante meses: un enfrentamiento existencial entre Rusia y el oeste europeo.

Pero la cautela se ha impuesto.

El presidente polaco, Andrzej Duda, ha señalado este miércoles que no hay indicios de que el misil que impactó en la granja fuera un ataque intencionado sobre Polonia, y que era “muy probable” que fuera causado por las defensas antiaéreas ucranianas. Se trata, ha dicho en una rueda de prensa, de un “desafortunado incidente”.

En ningún momento, según ha confirmado el secretario general de la OTAN, Polonia ha invocado el artículo 4 del tratado de la alianza, que los miembros pueden usar si consideran que su seguridad está amenazada.

Ucrania negó el martes la responsabilidad del incidente, pero ha pedido “acceso inmediato al lugar de la explosión” y poder llevar a cabo una “investigación conjunta” sobre el incidente, según ha dicho el jefe del Consejo NAcional de seguridad y Defensa de Ucrania, Oleksyi Danilov en Twitter.

El primero en pedir cautela fue el presidente estadounidense, Joe Biden, que el mismo martes aseguró que “era poco probable que, debido a la trayectoria, fuera disparado desde Rusia”, dijo a los periodistas desde Bali, donde se celebraba la cumbre del G-20.

Rusia, que desde el principio ha negado la autoría del ataque, alabó las palabras de Biden.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, también indicó que era importante “establecer los hechos”, pero aseguró que “nada de esto habría ocurrido sin la invasión rusa de Ucrania”, y acusó al presidente ruso Vladimir Putin de lanzar ataques indiscriminados contra civiles.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.