ASF remodela oficina del auditor David Colmenares; costó 2.6 mdp
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

ASF instaló regadera, clóset y vestidor en oficina del auditor David Colmenares

El área intervenida fue de 165 metros cuadrados; de acuerdo con el contrato realizado en diciembre de 2019, se trató de una “optimización de espacios”.
Cuartoscuro Archivo
Por Nayeli Roldán y Arturo Daen
18 de octubre, 2021
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) “remodeló” el piso 12 de su edificio, donde despacha el auditor David Colmenares, para instalar servicios como regadera, calentador de agua, extractor de vapores, clóset y vestidor, todo con acabados de lujo, que sumaron 2 millones 646 mil pesos de recursos públicos.

De acuerdo con el contrato realizado en diciembre de 2019, se trató de una “optimización de espacios” pero implicó retirar el baño para personas con discapacidad, muros, cancelería, pisos de mármol, recubrimientos de madera, accesorios eléctricos, de voz, datos y aire acondicionado, que apenas tenían dos años de uso, toda vez que el edificio, ubicado en el 167 de la Carretera Picacho-Ajusco, en la colonia Ampliación Fuentes del Pedregal, había sido inaugurado en 2017 con todo lo necesario para albergar a 2 mil 500 empleados, y cuyo costo ascendió a casi mil millones de pesos.

El área intervenida fue de 165 metros cuadrados, según se establece en el requerimiento para colocar falso plafón como parte de los acabados, además del zoclo de mármol, recubrimientos de encino y piso de cerámica. Dicha extensión es equivalente a cuatro casas de interés social de hasta 48 metros cuadrados.

Esta “remodelación” ocurrió a un año y nueve meses del nombramiento como Auditor Federal de David Colmenares, quien es originario de Oaxaca y tiene casa en la colonia residencial San Felipe, misma que visita con regularidad los fines de semana, según han atestiguado residentes oaxaqueños y personal de la Auditoría.

Animal Político solicitó entrevista a la Auditoría pero se negaron a dar algún posicionamiento al respecto y tampoco permitieron la entrada al piso 12 para poder observar el espacio remodelado, pese a que se trata de un edificio de la administración pública y las obras fueron pagadas con presupuesto público.

Sin embargo, la autoridad facultada para revisar la actuación de la Auditoría es la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados, toda vez que la Auditoría un órgano técnico que depende del Legislativo y -si lo determina necesario- podría citar a comparecer al Auditor Federal. La comisión está presidida por el diputado del PRI, Guillermo Angulo Briceño y como secretarios, Raymundo Atanacio, Lidia García e Inés Parra, de Morena.

Por el momento, el único con acceso al área remodelada es el auditor, relatan empleados que pidieron anonimato por temor a represalias. Además, el paso está restringido por una puerta corrediza de cristal templado de 12.7 milímetros de grosor, con sistema de mando con funciones ‘selft-learning & self monitoring’ y electro-cerradura para bloquear la puerta en modo noche o con control de acceso.

Esa puerta por la que la Auditoría pagó 174 mil pesos, más 23 mil pesos de instalación, también tiene un selector de cinco posiciones (auto-apertura, parcial, solo salida, apagado, cerrado), además de un sistema de amortiguación de sonido y vibraciones.

El arquitecto Sergio Beltrán-García revisó los documentos y explicó que se trata de una puerta de “altísima especialidad y tendría que justificarse por qué una institución como la Auditoría necesitaría una puerta con ese nivel de seguridad”.

Otro investigador urbanista, que pidió no publicar su nombre, concluyó que “al desmantelar la oficina anterior, quitar mobiliario, cambiar canceles de lujo y poner lambrín de madera de encino es claramente la remodelación de una oficina personal. Eso no lo pones en una oficina de atención al público, por el cuidado y mantenimiento que requiere, sino en una de lujo”.

En esto coincidió el ingeniero Luis Gallo socio de la desarrolladora Sequoia con más de 20 años de experiencia. Los requerimientos fijados en la convocatoria de la Auditoría, afirmó, corresponden al tipo de oficina de lujo que la iniciativa privada dispone para sus más altos directivos.

“La oficina de lujo”

El procedimiento de la obra ocurrió a través de la invitación a tres empresas en la convocatoria ASF-DGRMS-OP-02/2019 publicada el 12 de diciembre de 2019 y la empresa ganadora fue Construideas Innovación y Desarrollo S. A. de C. V., según consta en el contrato obtenido por Animal Político, firmado el 20 de diciembre del mismo año.

Desde la convocatoria, la ASF hizo requerimientos muy específicos sobre las obras incluso precisando marcas, como la mezcladora para regadera modelo e-50, barra de seguridad recta modelo br-470, regadera de plato cuadrado h-3013 y manerales modelo C-69, todos marca Helvex; además de un sistema extractor de vapores marca Systemair para regadera en baño y suministro e instalación de coladera.

También suministro e instalaciones del calentador de agua de salida de agua potable para alimentación de calentador de agua marca Bosh modelo Tronic 4000C 9.5 & 12 kW., advierten los anexos de la invitación para participar en el contrato.

Lee: Diputados eligen a David Colmenares como nuevo auditor, esta es su trayectoria

Entre los “muebles sobre diseño” estuvo un clóset con vestidor de madera por el que Auditoría pagó 51 mil 923, mientras que por otro mueble de madera referido como “guarda grande” pagó 88 mil 812 pesos y por la “guarda chica”, 28 mil 238 pesos. Mientras que el equipo de extracción de olores y gases en cocina, incluyendo una campana decorativa para pared marca Teka, costó 36 mil 196 pesos.

Los acabados solicitados fueron loseta cerámica marca Interseramic, zoclo de mármol, cancelería con cristal templado y lambrín de madera de encino (recubrimientos de muros) y bastidor de madera de pino.

Estas obras fueron realizadas en 15 días -entre el 20 de diciembre y el 5 de enero de 2020 durante el periodo vacacional decembrino- según consta en el documento firmado por José Ignacio Silva Márquez, director general de Recursos Materiales y Servicios de la ASF; Gerardo Gangoiti, director de recursos financieros; Laura Sosa, subdirectora de Apoyo Jurídico y el administrador único de Construideas, Lucio Revilla.

El primer contrato, del 20 de diciembre, ascendió a 2 millones 282 mil pesos, pero el 5 de febrero de 2021 firmó un contrato adicional por requerimientos adicionales por lo que el monto total ascendió a 2 millones 646 mil pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La princesa Mako de Japón renuncia a la realeza para casarse con su novio plebeyo de la universidad

Tras años en el ojo del huracán por su relación, la princesa y su novio desde la universidad, Kei Komuro, contrajeron matrimonio este martes en una discreta ceremonia.
26 de octubre, 2021
Comparte

Este martes la princesa Mako de Japón se casó finalmente con Kei Komuro, su novio desde la universidad, renunciando así a su estatus real.

Según la ley japonesa, los miembros femeninos de la familia imperial pierden su posición si se casan con un “plebeyo”, aunque esa regla no aplica a los miembros masculinos.

Mako obvió los tradicionales ritos de una boda real y rechazó el pago que se le ofrece a las mujeres de la realeza cuando se retiran de la familia.

Ella es la primera miembro femenina de la familia real en rehusar ambas costumbres.

Se prevé que la pareja se irá a vivir a Estados Unidos, donde Komuro trabaja como abogado.

Esa salida ha suscitado comparaciones inevitables con la pareja real británica formada por Meghan Markle y el príncipe Harry, por lo que los recién casados han sido apodados los “Harry y Meghan de Japón”.

Igual de Markle, Komuro ha sido objeto de un intenso escrutinio desde que su relación con Mako se hizo pública. La crítica más reciente que recibió fue por lucir una cola de caballo cuando regresó a Japón.

Algunos tabloides y usuarios en las redes sociales opinaron que su peinado —considerado poco convencional en Japón— era impropio de alguien dispuesto a casarse con una princesa.

“Kei es irremplazable”

En una rueda de prensa que la pareja dado el mismo día de la boda, Mako pidió escusas por cualquier molestia que su matrimonio pudo haber causado al pueblo.

“Siento mucho la inconveniencia causada y estoy agradecida a aquellos que han continuado apoyándome”, declaró, según un informe del medio público NHK.

“Para mí, Kei es irremplazable. El matrimonio fue una opción necesaria para nosotros”.

Komuro añadió que ama a Mako y quiere pasar el resto de su vida con ella.

“Amo a Mako. Sólo contamos con una vida y quiero que la pasemos con la persona que amamos”, dijo Komuro, según lo reporta la agencia AFP.

“Me siento muy triste de que Mako haya estado en una mala situación, mental y físicamente, debido a las acusaciones falsas”.

La princesa Mako (der.) abraza a su hermana, la princesa Kako, en la hacienda Akasaka, 26 de octubre, 2021

Getty Images
La princesa Kako, hermana menor de Mako, felicitó a la pareja.

La princesa Mako abandonó su residencia en Tokio a eso de las 10:00 de la mañana hora local de este martes para casarte, haciendo la venia varias veces a sus padres, al príncipe heredero Fumihito y a la princesa heredera Kiko. También abrazó a su hermana menor antes de partir.

La pareja ha recibido una extensa cobertura mediática a lo largo de los años y su relación ha sido objeto de polémica, lo que le ha causado a la princesa desorden de estrés postraumático, reportó con anterioridad la agencia oficial de asuntos reales, IHA.

Este mismo martes varias personas protestaron contra la boda, portando pancartas apuntando a asuntos financieros de la familia de Komuro, particularmente de la madre del novio.

Una protesta contra la boda de la princesa Mako y Kei Komuro in Tokio, el 26 de octubre, 2021.

Getty Images
Algunos japoneses conservadores que no creen que Komuro sea una pareja digna de la sobrina de un emperador.

La ahora exprincesa se comprometió con Komuro en 2017 y los dos planearon casarse el año siguiente.

Pero la boda se pospuso tras unas denuncias sobre los problemas financieros de la madre de Komuro.

El palacio negó que la postergación estuviera vinculada a eso, aunque el príncipe heredero Fumihito afirmó que era importante que los asuntos de dinero se aclararan antes de que la pareja se casara.

Según el corresponsal de la BBC en Tokio, Rupert Wingfield-Hayes, la verdadera razón de la animosidad contra Komuro parece venir de un sector conservador de la sociedad que no cree que sea una pareja digna de la sobrina de un emperador.

Komuro —que recibió una oferta de trabajo de un destacado bufete de abogados— es de origen humilde y los tabloides locales han pasado años buscando chismes sobre su familia, incluyendo las acusaciones contra su madre.


Análisis: Hideharu Tamura, BBC News, Tokio

La reacción de algunos medios y parte del público a la relación entre la princesa Mako y Kei Komuro ha dejado patente la presión que enfrentan las mujeres de la familia imperial.

La IHA ha informado de que la princesa Mako sufrió de desorden de estrés postraumático por la fuerte crítica desde los medios y las redes desde el anuncio de su compromiso hace cuatro años.

Ella no es la primera mujer de la familia real japonesa en ser afectada de esta manera.

Su abuela, la emperatriz emérita Michiko, perdió la voz temporalmente hace casi 20 años cuando desde los medios se la tachó de no apta para ser la esposa de un emperador.

Su tía política, la emperatriz Masako, sufrió depresión después de ser culpada por no haber tenido un hijo varón.

Las mujeres de la realeza están forzadas a cumplir con ciertas expectativas: deben apoyar a sus esposos, dar a luz a un heredero y ser guardianas de las tradiciones japonesas. Si se quedan cortas, se las critica salvajemente.

Lo mismo sucedió con la princesa Mako, quien dijo que renunciaría a su estatus real. Pero ni siquiera eso ha sido suficiente para frenar los ataques contra ella, su esposo y su matrimonio.

Si quieres leer esta historia en japonés, la encuentrasaquí.


Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.