De Sinaloa para México y el mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Contenido patrocinado
Especial
De Sinaloa para México y el mundo
En 80 años Coppel pasó de ser una cadena de tiendas en Sinaloa, a una empresa que presencia en todo el país.
Especial
29 de octubre, 2021
Comparte

El año de 1941 fue tal vez el más intenso de la Segunda Guerra Mundial. Los nazis comienzan a usar la cámara de gas en el campo de exterminio de Auschwitz, al mismo tiempo que inician una ofensiva para tomar Moscú, la capital soviética; pero hacia el final del año inicia un crudo invierno que fue letal para el ejército alemán. En el otro frente, Japón realiza el ataque sorpresa a Pearl Harbor con lo que Estados Unidos entra de lleno al conflicto.

Aunque la mayoría de la agenda era bélica, en ese año se transmitió el primer anuncio televisivo en la historia: fue el 1 de julio a las 13:29 horas, durante el partido de baseball entre los Dodgers de Brooklyn y los Phillies de Philadelphia, y el anunciante fue la marca de relojes Bulova que pagó 9,000 dólares por ese espacio.

En los cines se estrenó Dumbo y el Ciudadano Kane, entre otras películas, mientras que Jorge Luis Borges publicaba uno de sus cuentos más icónicos: El Jardín de los Senderos que se Bifurcan.

Ese año nacieron personalidades como el tenor Plácido Domingo, los músicos Neil Diamond y Bob Dylan, los futbolistas Bobby Moore y Alex Ferguson, y en México nacieron Guillermo Ortíz Mayagoitia, exministro de la Suprema Corte, el actor Rafael Inclán y el cantante César Costa.

En nuestro país arrancaba el sexenio de Manuel Ávila Camacho y estaba por crearse el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. En la radio sonaba Bésame Mucho y en los cines se estrena Cuando los hijos se van.

Mientras toda esta agitación ocurría en México y el mundo, en Sinaloa, Enrique Coppel Tamayo decide traspasar fronteras luego de dos años de éxito con su tienda El Regalo, en Mazatlán, y abre otra tienda con el mismo nombre en Culiacán. En estas tiendas, que venden productos traídos de Estados Unidos y de la Ciudad de México, se comienzan a ofrecer compras a crédito y es ahí donde nace el modelo de negocio de Coppel.

En la actualidad, la empresa cuenta con más de 1,600 tiendas en todo el país, así como en Argentina, en las que da empleo a unas 113,000 personas.  

Así, Coppel llega a 80 años celebrando a México, contando historias como la de Salvador, un profesor de Querétaro que durante la pandemia de COVID-19 se montó en su camioneta, viajó cientos de kilómetros y convirtió la calle en un aula; o la de Bibi Wetzel, una niña gimnasta de 15 años que vive con Síndrome de Down e hipotonía y que tiene el pecho lleno de medallas y también la de Abigail, quien luego de una infancia difícil tiene ahora en Oaxaca un restaurante galardonado donde preserva las tradiciones culinarias zapotecas.

LOS ORÍGENES

Tanto en México como en el mundo, la Segunda Guerra Mundial generó afectaciones económicas importantes, por lo que durante los primeros años de las tiendas El Regalo, el crédito fue una herramienta importante para que los consumidores se hicieran de diversos productos, lo que permitió el crecimiento de la empresa.

Seis años después de la apertura del pequeño local en Culiacán donde se vendían artículos de oficina, árboles de Navidad, bicicletas, roperos con llave (de ahí el origen de su logotipo), y de traspasar la tienda de Mazatlán, El Regalo se muda a un local más amplio en la calle Ángel Flores, muy cerca de la Catedral y de la plazuela del Centro Histórico. Ese mismo año (1947) Coppel Tamayo se casa con Yolanda Luken Aguilar, con quien tendrá a lo largo de su matrimonio siete hijos: Enrique, Yolanda, Rubén, Alberto, Mónica, José y Agustín.

Para 1947 en las tiendas se ofrecen equipos de oficina Remington, radios Philco, relojes Haste y Steelco, y todo podía adquirirse con un crédito a 12 meses, incluidos muebles y bicicletas.

Foto: Especial

En esos años, cuando comienza a crecer el negocio, Enrique Coppel Tamayo también aprende a conocer el mercado y a analizar a la competencia para definir su negocio: dirigirse a las clases populares con muy pocas posibilidades para comprar de contado, pero con capacidad de pago, si los clientes reconocen que pueden pagar a plazos.

En 1956, una remodelación temporal por goteras terminó en la apertura de la segunda tienda en Culiacán, lo cual resultó innovador para una mueblería, pues tenía dos tiendas relativamente cerca y las dos vendían algo nunca antes visto. Con esta expansión nació Comercial Coppel, S. A.

Para 1961, a la par del crecimiento de Culiacán, Coppel abre su tercera sucursal y, seis años más tarde, la empresa adquiere dos camionetas cerradas para realizar las primeras entregas gratuitas a domicilio en la ciudad.

Al finalizar la década de los sesenta, se había construido una sucursal más desde cero y concretado la compra de las tres tiendas de la empresa Mayco de Culiacán. En los aparadores de todas las sucursales ya se venden televisores y, para sus operaciones, cuentan con una de las primeras 350 computadoras que había en México.

En lo administrativo, Enrique Coppel Luken se une a la empresa y desarrolla e implementa un sistema de capacitación para los colaboradores. Ya en ese entonces      tenían confirmado que la mayoría de las personas de bajos ingresos era puntual en sus pagos y prefería regresar el producto si no podía pagarlo.

 

LA EXPANSIÓN

Los años setenta y ochenta representaron la salida de Culiacán para Coppel Tamayo y su cadena de tiendas; otras ciudades sinaloenses, así como de Sonora, representaron las sedes del inicio de la expansión hacia todo el país.

En 1985, a la edad de 63 años, Enrique Coppel Tamayo hereda la empresa a sus hijos; ya en esa época, Coppel cuenta con 15 sucursales, la última inaugurada en Los Mochis. Ese año se cierra con la apertura de la sucursal 16 en el centro de Hermosillo, Sonora, ya con Enrique Coppel Luken como director general.

Al finalizar la década de los ochenta son ya 23 tiendas, todas aún en el noroeste del país. En 1992 llegan a Ciudad Juárez, Chihuahua, y, cuando suman 45 sucursales, se tiene presencia además en Aguascalientes, Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Colima y Michoacán.

El reto principal es terminar el siglo XX con 100 tiendas abiertas, meta que se cumple en 1999 cuando se corta el listón de la tienda Centro Max en León, Guanajuato. Previamente ya había sucursales en Guerrero, Zacatecas, Querétaro, Baja California, Tamaulipas, Puebla y en la ciudad de Toluca, Estado de México… y todo está listo para la conquista de la Ciudad de México.

Este paso se da en 2002, gracias a la adquisición de la cadena de zapaterías Canadá, con 149 tiendas, las cuales son remodeladas y comienzan los planes para abrir, al menos, 40 sucursales nuevas. En esas fechas, Coppel cubre prácticamente todo el país, pues hay tiendas desde Tijuana hasta Chetumal, y un año después de su arribo a la Ciudad de México ya había 15 tiendas. 

Los primeros años del milenio representaron también la diversificación de operaciones, pues en 2004 Coppel constituye un Fideicomiso con el fin de otorgar microcréditos a sus clientes, a la par que ya cuenta con 400 tiendas abiertas –entre tiendas Coppel y zapaterías Coppel Canadá–, por lo que se hace necesaria la ampliación de las bodegas regionales y la construcción de una segunda, en la Ciudad de México. 

Foto: Especial

LA ACTUALIDAD

Sesenta y cuatro años después de la apertura de la tienda El Regalo      en Culiacán, en 2005 Coppel tenía (entre zapaterías y tiendas) 28,000 trabajadores y unas ganas de crecer que no se detendrían. Unos años después se suman 93 tiendas y nace Afore Coppel, en materia de diversificación de negocios, mientras que BanCoppel lo hace en 2007 con siete sucursales, cinco en Culiacán y dos en la Ciudad de México. 

En 2008, Agustín Coppel Luken asume el cargo de director general y Coppel inicia operaciones en Argentina. Luego, en ese mismo año, el 24 de agosto fallece Enrique Coppel Tamayo, creador de la empresa.

Siete años más tarde, se concreta la adquisición de Viana, que tenía 51 tiendas, lo que representó un paso más en su expansión. 

Actualmente, la mitad de las tiendas Coppel se ubica en comunidades con menos de 300,000 habitantes. 957 de sus sucursales son de formato completo (es decir, ofrecen todos los productos y servicios), 506 son zapaterías, 117 de formato compacto y hay 10 tiendas Fashion Market. Esto sin contar las 24 tiendas en Argentina, los almacenes y oficinas en China y el centro de distribución en Estados Unidos.

Además de las tiendas, existen 1,223 sucursales de BanCoppel y más de 3,000 módulos de atención de Afore Coppel. La flotilla de la empresa se compone de 519 vehículos de flota primaria y 1,370 de secundaria. Su tienda en línea está entre los los primeros 10 lugares de ventas en línea en México. La empresa tiene registrados más de 3,000 proveedores, 63% de ellos de ellos empresas mexicanas.

Nada mal para apenas 80 años de historia.

Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.