No pedimos aumento del 100%, sino certeza: investigadores a Conacyt
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Investigadores desmienten a Conacyt: no pidieron aumento salarial de 100% sino certeza laboral

Los jóvenes científicos fueron contratados por el Conacyt y luego los comisionaba a centros e institutos para desarrollar proyectos, pero los consideraba como trabajadores de temporales, pese a que sus contratos abarcan hasta 10 años de vigencia.
Cuartoscuro
1 de octubre, 2021
Comparte

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología informó que una de las razones en rechazar la negociación del Contrato Colectivo de Trabajo para investigadores de Cátedras-Conacyt era que habían demandado un aumento salarial de 100%. Sin embargo, los científicos negaron que fuese así. Sus peticiones, aseguran, buscan certidumbre laboral, no ganar más. 

Los investigadores de Cátedras Conacyt reciben un sueldo de dos fuentes: la mitad a través del salario oficialmente reconocido y la otra mitad con un “estímulo” que funciona como compensación ante la falta de aumentos salariales, lo cual implica que únicamente la mitad de sus ingresos esté siendo considerado para su jubilación. 

“Es mentira que busquemos aumento de 100%, solo queremos estabilidad laboral”, asegura Carolina Robledo, vocera del Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Investigación de Cátedras Conacyt  (SIINTRACATEDRAS), en entrevista con Animal Político

“Solo pedimos que el estímulo se garantice dentro del salario base, pero no es algo adicional a lo que estamos recibiendo. Ese estímulo ya está garantizado en Hacienda cada año, pero el problema a largo plazo es que no son tomados en cuenta al momento de jubilarse. Se trata de nuestro futuro laboral”, explica Robledo. 

El SIINTRACATEDRAS, que consiguió el reconocimiento oficial tres años después de solicitarlo, propuso al Conacty la negociación de un Contrato Colectivo de Trabajo para darles certeza laboral desde abril, pero el Consejo no solo ha ignorado el llamado, sino que respondió con nuevos lineamientos que precarizan aún más su situación. 

Además, para justificar la negativa a negociar, el Conacyt emitió una nota informativa este 29 de septiembre en la que advierte que los investigadores habían exigido “el reconocimiento de prerrogativas y beneficios como son el aumento del 100% en los ingresos mensuales, al considerar un estímulo por proyecto como parte integral del salario; prestaciones superiores a la ley y de privilegio en el sector”. 

Sin embargo, los investigadores advierten que no quieren privilegios, sino condiciones de estabilidad laboral como las que tienen sus pares en otras instituciones dedicadas también a la investigación científica. Cátedras Conacyt, un programa de política “sí de corte neoliberal”, afirma Robledo, pero que este gobierno está empeorando. 

Aunque nació en 2014 como paliativo ante el ‘problema’ de tener personal altamente calificado con maestría y doctorado en el extranjero, pero que no podía encontrar empleo ante la carencia de plazas para la investigación, los colocó en desventaja desde un inicio.

Los jóvenes científicos fueron contratados por el Conacyt y luego los comisionaba a centros e institutos de investigación para desarrollar proyectos, pero los consideraba como trabajadores de confianza, es decir, temporales, pese a que sus contratos abarcan hasta 10 años de vigencia, dado que la investigación científica, generalmente, es de largo plazo. 

Sin embargo, esto significaba incertidumbre laboral, pues prácticamente era un outsourcing. Mientras el ‘patrón’ era Conacyt, su centro de trabajo eran las instituciones que se dedican a hacer investigación en todo el país, y que tampoco tenían plazas disponibles ni presupuesto para sumarlos a su plantilla laboral. 

A partir de 2017, un grupo de investigadores comenzó a organizarse para conformar un sindicato en busca de mejores condiciones de empleo. El año siguiente concretaron la propuesta de estatutos y solicitaron el registro del Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Investigación de Cátedras Conacyt  (SIINTRACATEDRAS), pero la Secretaría del Trabajo les otorgó la toma de nota, es decir, el reconocimiento oficial hasta febrero de 2021. 

El siguiente paso fue la propuesta del Contrato Colectivo de Trabajo, cuya propuesta fue enviada al Conacyt en mayo pasado para comenzar la negociación, pero el Consejo los ignoró. Por eso, los investigadores utilizaron el recurso previsto en la ley para forzar a su patrón a la negociación, que es el emplazamiento a huelga, y la Junta de Conciliación y Arbitraje no les reconoció el derecho. 

De acuerdo con el SIIINCATEDRAS, con el Contrato Colectivo de Trabajo buscan la “continuidad del Programa de Cátedras más allá de la administración actual, como una política pública que favorezca el desarrollo científico del país y amplíe las oportunidades dignas de empleo para las nuevas generaciones de jóvenes investigadores”. 

Sin embargo, el Conacyt respondió con nuevos lineamientos para los investigadores adscritos al programa de Cátedras el 9 de junio en voz de la directora, Elena Álvarez Buylla, pero contrario al discurso oficial de mejorar sus condiciones, en realidad significan mayores retrocesos, afirma Carolina Robledo. 

Uno de ellos fue condicionar su permanencia al programa a “procurar su inserción laboral en la Institución Receptora o en cualquier otra”, es decir, conseguir trabajo, pese a qué las Cátedras es un programa laboral nacido justamente por la falta de plazas en las instituciones de investigación científica.

Esto provocó una manifestación en redes sociales con la etiqueta #BuscoTrabajo, en la que exponían la contradicción de esta petición, además de sus perfiles profesionales, pues la mayoría, miembros del Sistema Nacional de Investigadores, el mecanismo de reconocimiento a los investigadores más prolíficos y con altos estándares de evaluación. 

Además, tras la negativa del Conacyt para negociar el Contrato Colectivo de Trabajo, los integrantes del sindicato se manifestaron este jueves afuera de las instalaciones del Conacyt en la Ciudad de México, Yucatán, Chihuahua, Michoacán, Sonora, Jalisco, Aguascalientes y Veracruz, en demanda de sus derechos laborales.

Entre consignas como “Sin ciencia no hay futuro” y “Somos pueblo haciendo ciencia”, los investigadores, criticaron que la titular de Conacyt, María Elena Álvarez Buylla, se haya negado a reunirse, a pesar de que ellos mostraron disposición y apertura y lamentaron que el gobierno no quiera invertir en asegurar que los trabajadores de la ciencia tengan las condiciones mínimas para realizar su trabajo. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo queda la línea de sucesión tras la muerte de la reina Isabel II

La reina, sus hijos, nietos y bisnietos: cuatro generaciones en la monarquía de Reino Unido.
9 de septiembre, 2022
Comparte

Isabel II pasará a la historia como la monarca británica con el reinado más largo.

Tuvo cuatro hijos, ocho nietos y doce bisnietos.

Murió este 8 de septiembre después de 70 años en el trono, que pasa a su hijo mayor, Carlos III.

A continuación, la línea de sucesión de la familia real británica.

Gráfico familia real Reino Unido

BBC
Short presentational grey line

La línea de sucesión:

Carlos III

Nacido en 1948

Carlos III

Getty Images

Carlos, el hijo mayor de Isabel II, se ha convertido en rey.

El hasta ahora príncipe de Gales se casó con Lady Diana Spencer, quien se convirtió en princesa de Gales el 29 de julio de 1981.

La pareja tuvo dos hijos: William y Harry. Después se separaron y su matrimonio se disolvió en 1996. El 31 de agosto de 1997 la princesa murió en un accidente de automóvil en París.

El príncipe Carlos se casó con Camilla Parker Bowles el 9 de abril de 2005.

1. El príncipe William, duque de Cambridge

Nacido en 1982

Príncipe Guillermo

Getty Images

El príncipe William, hijo mayor del príncipe de Gales y Diana, ocupa ahora el primer lugar en la línea de sucesión al trono.

El duque tenía 15 años cuando murió su madre. Estudió en la Universidad de Saint Andrews, donde conoció a la que después sería su esposa, Kate Middleton. Se casaron en 2011.

En su 21 cumpleaños fue nombrado Consejero de Estado, reemplazando a la reina en eventos oficiales.

Él y su esposa tuvieron su primer hijo, George, en julio de 2013; la segunda, Carlota, en 2015; y el tercero, Louis, en 2018.

El príncipe se formó en el Ejército, la Marina Real y la Real Fuerza Aérea, y pasó tres años como piloto de búsqueda y rescate en el norte de Gales. También fue copiloto dos años en la organización caritativa East Anglian Air Ambulance, labor que compaginó con sus deberes reales. Lo dejó en julio de 2017 para asumir más funciones de la monarquía en nombre de la reina y el duque de Edimburgo.

Como heredero al trono, su principal deber es apoyar al monarca en sus compromisos reales.

2. El príncipe George de Cornualles y Cambridge

Nacido en 2013

El príncipe Jorge de Cambridge

Getty Images

El príncipe George de Cambridge nació el 22 de julio de 2013 en el hospital de St Mary’s de Londres. El príncipe William estuvo presente en el nacimiento de su hijo, que pesó 8 libras y 6 onzas (3,8 kg).

El príncipe George es el segundo en la línea de sucesión al trono después de su padre.

3. La princesa Carlota de Cornwall y Cambridge

Nacida en 2015

La princesa Carlota de Cornwall y Cambridge

Getty Images

La duquesa de Cambridge dio a luz a una niña el 2 de mayo de 2015, también en el Hospital St Mary’s. El duque de Cambridge estuvo presente en el nacimiento de la bebé de 8 libras y 6 onzas (3,7 kg) a la que llamaron Carlota Isabel Diana.

Es la tercera en la línea de sucesión al trono después de su padre y su hermano mayor, y es conocida como Su Alteza Real la Princesa Carlota de Cambridge.

4. El príncipe Louis de Cornwall y Cambridge

Nacido en 2018

El príncipe Luis de Cornwall y Cambridge

Getty Images

La duquesa de Cambridge dio a luz a su tercer hijo, un niño que pesó 8 libras y 7 onzas (3,8 kg), el 23 de abril de 2018, en el Hospital St Mary’s.

El duque de Cambridge estuvo presente en el nacimiento de Luis Arturo Carlos, que es el cuarto en la línea de sucesión al trono.

5. El príncipe Harry, duque de Sussex

Nacido en 1984

El príncipe Harry, duque de Sussex

Getty Images

El príncipe Harry se formó en la Real Academia Militar de Sandhurst y más tarde ascendió a teniente del ejército, sirviendo como piloto de helicóptero.

Durante sus 10 años en las fuerzas armadas, prestó servicio activo dos veces en Afganistán, en 2012 y 2013, como copiloto y artillero de un helicóptero Apache.

Dejó el ejército en 2015 y ahora se dedica a labores caritativas, como la conservación en África y la organización de los juegos deportivos Invictus para veteranos de las fuerzas armadas enfermos y heridos.

Ha sido consejero de Estado desde que cumplió 21 años y sustituyó a la Reina en tareas oficiales.

Se casó con la actriz estadounidense Meghan Markle el 19 de mayo del 2018 en el Castillo de Windsor. En enero de 2020 comunicaron su renuncia como representantes de la realeza y su plan de vivir entre el Reino Unido y América del Norte. Aseguraron tener intención de “trabajar para ser financieramente independientes”.

Poco más de un año después, el Palacio de Buckingham confirmó que la pareja no regresaría a sus deberes monárquicos y renunciaría a sus títulos militares, honorarios y patrocinios reales.

6. Archie Harrison Mountbatten-Windsor

Nacido en 2019

Archie Harrison Mountbatten-Windsor

Getty Images

El primer hijo de los duques de Sussex, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, nació el 6 de mayo de 2019. Al llamarlo así, la pareja optó por no usar un título para su primogénito.

Cuando se anunció el nombre, el corresponsal de la Casa de Windsor de la BBC, Jonny Dymond, indicó que la decisión era un fuerte indicio de que la pareja no quería referirse a él como un miembro formal de la realeza.

7. Lilibet Diana Mountbatten-Windsor

Nacida en 2021

La duquesa de Sussex dio a luz por segunda vez en Santa Bárbara, California, el 4 de junio de 2021.

Lilibet Diana Mountbatten-Windsor es conocida como Lili, el apodo de la familia para la reina Isabel II, y es su undécima bisnieta.

Recibió el segundo nombre, Diana, en honor a la madre del príncipe Harry, fallecida en 1997 cuando él tenía 12 años.

8. El duque de York

Nacido en 1960

El duque de York

Getty Images

El príncipe Andrés, octavo en la línea de sucesión al trono, es el tercer hijo de la reina y el duque de Edimburgo, y el primero en nacer de un monarca en el trono en 103 años.

Fue nombrado duque de York tras su matrimonio con Sarah Ferguson, que se convirtió en duquesa de York en 1986. Tuvieron dos hijas: Beatriz, en 1988, y Eugenia, en 1990. En marzo de 1992 se anunció que el duque y la duquesa se separaban. Se divorciaron en 1996.

El duque sirvió durante 22 años en la Marina Real y prestó servicio activo en la Guerra de las Malvinas en 1982. Además de los compromisos reales, ejerció como representante comercial especial del gobierno hasta 2011.

El príncipe Andrés se desvinculó de los deberes reales en 2019 después de una entrevista con la BBC sobre su relación con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein, quien se suicidó a la espera de un juicio por cargos de tráfico sexual y conspiración.

En febrero acordó pagar una suma no revelada para resolver un caso civil de agresión sexual en su contra presentado por una de las víctimas de Epstein en EE.UU., aunque no admitió responsabilidades y negó repetidamente las acusaciones.

9. La princesa Beatriz

Nacida en 1988

La princesa Beatriz

Getty Images

La princesa Beatriz es la hija mayor del príncipe Andrés y Sarah, duquesa de York. Su título completo es Su Alteza Real la Princesa Beatriz de York. No tiene apellido oficial, pero usa el nombre de York.

Se casó en julio de 2020 con el magnate inmobiliario Edoardo Mapelli Mozzi en la Capilla Real de Todos los Santos de la mansión Royal Lodge de Windsor.

10. Sienna Elizabeth Mapelli Mozzi

Nacida en 2021

La princesa Beatriz tuvo una niña, Sienna Elizabeth, en septiembre de 2021, que pasa a ser la número 10 en la línea de sucesión al trono y es la duodécima bisnieta de la reina Isabel II. La princesa Beatrice también es madrastra del hijo de Mapelli Mozzi y su exesposa Dara Huanh: Christopher Woolf, conocido como Wolfie.

11. La princesa Eugenia

Nacida en 1990

La princesa Eugenia

Getty Images

La princesa Eugenia es la hija menor del príncipe Andrés y Sarah, duquesa de York. Su título completo es Su Alteza Real la Princesa Eugenia de York y ocupa el puesto 11 en la línea de sucesión al trono.

Al igual que su hermana, la princesa Beatriz, carece de apellido oficial pero usa York. Se casó tras años de noviazgo con Jack Brooksbank en el Castillo de Windsor el 12 de octubre de 2018.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=56aMhD0Mi28&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.