Pacientes con esclerosis, en riesgo de quedarse sin apoyos por reforma fiscal
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Apoyo Integral Gila AC

Organizaciones que ayudan a pacientes con esclerosis, en riesgo de quedarse sin apoyos por reforma fiscal

Apoyo Integral Gila AC, que lleva atendidas a más de 700 familias y pacientes de Esclerosis Lateral Amiotrófica, lamentó el avance de la reforma fiscal.
Apoyo Integral Gila AC
22 de octubre, 2021
Comparte

Tras 12 años de lucha, la activista Laura Padilla cuenta que su madre falleció en 2009 víctima de una dolencia rara, poco conocida, y que aún no tiene cura: la Esclerosis Lateral Amiotrófica, también llamada ELA; una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta con problemas para caminar, coordinar y mover las articulaciones, y que en sus últimas etapas desencadena dificultades para hablar, deglutir, y respirar.  

Después del fallecimiento, Padilla explica que ella y otros tres hermanos se reunieron un día y charlando se percataron de que, en realidad, ya llevaban muchos años apoyando de manera informal a otras familias con pacientes que, como su madre, también padecían ELA. 

Entonces, se dijeron que por qué no daban otro paso y hacían formal esa labor altruista en homenaje a su madre. Invirtieron todo 2010 a capacitarse, entender cómo funciona una organización de la sociedad civil, reunir la documentación para darla de alta, y a hacer números para los costos.  

Como resultado, surgió Apoyo Integral Gila AC, que acaba de cumplir 10 años de operación en los que lleva atendidas a más de 700 familias y pacientes de ELA, a los que brinda acompañamiento y apoyo emocional para que tengan “la mejor calidad de vida posible”. Además, ofrece terapias psicológicas, tanto para pacientes como cuidadores, orientación médica y canalización a especialistas, y suministra insumos y equipo médico. 

En entrevista, Laura Padilla dice que el camino para mantener la ayuda ha sido muy complicado: “Si de por sí no abundan los apoyos gubernamentales para combatir enfermedades mucho más conocidas, como el cáncer, ahora imagínate una enfermedad rara y desconocida como la ELA”.

Por ello, decidieron convertirse en una donataria autorizada, para poder recibir donativos de personas físicas y morales con los que poder afrontar buena parte de los costos que implica su operación diaria.  

Hasta el 2018, dice Padilla, la situación para mantenerse a flote era complicada —encontrar donadores siempre es complicado—, pero no tan grave. Formaban parte de un programa de coinversión en Indesol, en el que esta instancia gubernamental les aportaba una parte de dinero, que alivianaba el presupuesto disponible para el año, y ellos ponían otra para los gastos de operación.

“Con eso podíamos ayudar a las familias para que tuvieran un cuidador al menos una vez a la semana. Era un programa que nos funcionó maravillosamente bien, hasta que llegó el nuevo gobierno y decidió quitarlo”, lamenta la activista, que hace referencia a la nueva política de Andrés Manuel López Obrador de eliminar apoyos a las organizaciones de la sociedad civil para entregar el dinero directo a las personas vulnerables. 

En 2020, con la llegada de la pandemia, todo se complicó aún más. Las donaciones cayeron en picada por la crisis, y Laura Padilla explica que tuvo que hacer malabares para no pasar a la lista de las organizaciones civiles que cerraron sus puertas durante los meses más rudos de la contingencia. 

“Los donativos se redujeron hasta en un 40% —asegura—. Y en 2020, por si fuera poco, recibimos cero apoyo de las empresas, que se volcaron de lleno en atender la crisis del COVID. Así que tuvimos que reducir costos de todas partes para subsistir”. 

Y ahora que comenzaban a ver un poco la luz al final del túnel de la pandemia, la activista lamenta que la nueva reforma fiscal que propone el gobierno de López Obrador supondría de aprobarse un nuevo golpe directo a sus finanzas, que dependen en buena medida de los donativos. 

“La realidad es que las organizaciones de la sociedad civil hacemos el trabajo que el gobierno no hace para atender a muchas personas con ELA. Sin nuestro trabajo y el de otras organizaciones hermanas, esas personas estarían prácticamente perdidas. Y es muy triste que el Gobierno no las atiende, y que además esté viendo la forma de cómo nos mete el pie a los que sí apoyamos”. 

“Si el gobierno sigue apretando así…”

La propuesta de reforma fiscal ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y ahora pasará a ser discutida en el Senado. Básicamente, lo que busca es limitar la cantidad de dinero que las personas físicas pueden deducir de sus gastos, incluyendo también a los donativos.

Hasta ahora, las personas físicas en México pueden deducir gastos ante Hacienda, como gastos médicos, educativos, funerarios, intereses de hipotecas, entre otros. Y al margen de esos gastos, como un incentivo fiscal, también pueden deducir los donativos que hagan a organizaciones sin fines de lucro hasta el 7% de su ingreso anual. En total, la bolsa de gastos que se pueden deducir equivale al 32% de sus ingresos anuales. 

Con la reforma, en cambio, se propone que para el 2022 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reduzca el tamaño de esa bolsa y que las personas físicas solo puedan deducir hasta el 15% del total de sus ingresos, y que los deducibles por donativos ya no estén en otra bolsa aparte, sino dentro de ésta única. 

Es decir, que las personas físicas tendrán menos margen para deducir impuestos, y por tanto, deberán decidir si deducen gastos fijos, como gastos médicos, hipoteca, seguros, etcétera, o deducen sus donativos a obras sociales. 

Ante esta propuesta para limitar las deducciones personales en materia de donativos, el pasado 15 de octubre más de 200 organizaciones de la sociedad civil publicaron un comunicado en el que rechazaron la medida, advirtiendo que afectaría negativamente a más de 5 mil 100 donatarias autorizadas que atienden principalmente a personas vulnerables, puesto que consideran que “desincentiva” a las personas físicas a hacer donaciones. 

“Si el gobierno sigue apretando así, muchas organizaciones van a dejar de existir, porque al quitar ese incentivo fiscal van a perder a muchos de sus patrocinadores”, plantea Laura Padilla. 

“Y si dijeras, el gobierno nos quiere quitar de en medio porque va a ayudar a la gente con ELA, por ejemplo. Pues okey, no hay problema. Pero la situación es que nos quieren quitar, pero tampoco quieren hacer nada por ayudarlos”. 

Por el momento, y ante la pregunta de cómo podrían seguir operando si comienzan a perder donativos, la directora de Apoyo Integral Gila dice que, como muchas otras donatarias autorizadas, se mantiene a la expectativa; preocupada sí, pero consciente de que a su favor ya tiene algo muy importante: la experiencia de haber sobrevivido muchas veces. Así que asegura que se mantiene optimista: “Pese al gobierno, encontraremos la forma de subsistir y seguir apoyando a las personas con ELA”. 

“Es un mito que se inhiban las grandes donaciones”: Buenrostro

Ante las críticas de múltiples organizaciones de la sociedad civil, la titular del SAT, Raquel Buenrostro, matizó en declaraciones a Radio Fórmula que la reforma “no va en contra de las donatarias”. 

“No tienen ninguna restricción, pueden seguir recibiendo donativos —hizo hincapié—. Cuando una persona quiere ayudar, puede hacerlo con independencia de que se le dé una deducibilidad de impuestos (…). Es mentira que la gente quiera dejar de donar, o que se ponga en riesgo las donaciones”. 

Buenrostro también matizó que la reforma solo se aplicaría a personas físicas, y no a personas morales, a las empresas. “Es un mito que se inhiban las grandes donaciones, porque las más importantes son de las personas morales, y ahí no tienen límite, siguen deduciendo de manera igual”. 

En cuanto a las personas físicas, la funcionaria detalló que el 96% de las que dan un donativo y piden su comprobante fiscal para hacerlo deducible abonan cantidades por debajo de los 30 mil pesos. En cambio, el 4% restante buscarían por medio de la donación deducir cientos de millones de pesos de manera fraudulenta. “Hay gente que deduce entre 300 y 500 millones de pesos”, apuntó Buenrostro, que recalcó que el objetivo es ir en contra de esos contribuyentes fraudulentos. 

Abril Rocabert, directora de comunicación de la asociación Alternativas y Capacidades, dijo en entrevista con Animal Político que más allá de los datos que apunta el SAT, lo cierto es que la propuesta de reforma reduce la cantidad de dinero que se puede deducir y que esto puede desincentivar las donaciones. 

“La bolsa es más pequeña y la gente va a tener que elegir entre deducir colegiaturas, gastos médicos, etcétera, o sus donativos. Y seguramente, elegirá lo que necesita pagar, que no son los donativos”, apuntó Rocabert.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 consejos para 'burlar' los algoritmos que te seleccionan cuando buscas trabajo

Aunque los algoritmos pueden jugar en tu contra cuando postulas a un empleo, existen maneras de aumentar tus posibilidades de quedar seleccionado.
25 de octubre, 2021
Comparte

A veces no son tus habilidades o tu experiencia las que pueden llevarte a conseguir un empleo cuando te postulas a un puesto de trabajo por el que están compitiendo cientos de candidatos.

Al menos no en la primera etapa de selección.

Las firmas que tienen que lidiar con complejos procesos de selección han delegado esa labor a sistemas de inteligencia artificial que escanean tu currículum y deciden si quedas eliminado o sigues en el proceso.

Son software de contratación predictiva que aplican ciertos criterios predeterminados de manera automática, según las características del puesto de trabajo.

Estas herramientas conocidas como ATS (Applicant Tracking System) funcionan sobre la base de palabras clave que define cada compañía de acuerdo al perfil del candidato que buscan y otros mecanismos de descarte.

Aunque hay diferentes tipos de ATS, en general operan de manera bastante similar.

“Buscan una mayor eficiencia en el procesamiento de datos”, le dice a BBC Mundo Hong Qu, director de investigación y académico de la Universidad de Stanford.

Estos sistemas les permiten a las firmas ahorrar tiempo y dinero.

Pero también les pueden jugar en contra cuando el algoritmo, por sus limitaciones, decide eliminar a buenos candidatos o cuando desarrolla sesgos basados en la repetición de patrones, agrega Qu.

Estos son algunos consejos para ganar a los algoritmos.

1-Usar palabras clave

Los algoritmos buscan palabras clave relacionadas con categorías como habilidades, experiencia, resultados o educación, y las ponderan de acuerdo con los requisitos del empleo.

Pero, según los parámetros que le haya entregado la empresa, puede incluir otros filtros más específicos.

Mujer ocn computador
Getty Images

Para utilizar las palabras clave, el primer paso es comparar tu currículum con la descripción de la oferta laboral.

De hecho, puedes repetir términos y expresiones contenidas en dicha oferta, adaptándolas a tu perfil.

A fin de cuentas, el algoritmo va a escanear en busca de aquellos atributos.

“Cuando incluyas palabras clave en tu currículum, trata de usar siempre el mismo lenguaje que se menciona en la descripción del trabajo”, escribió Liz Guarneros, asesora laboral en LinkedIn.

También aconseja utilizar estas palabras en el contexto adecuado y no rellenar espacios con ellas solo para que las identifique la máquina.

“Si bien esto puede ayudarte a superar el filtro inicial y sus algoritmos, no funcionará a tu favor cuando llegues a un reclutador”, apunta.

2-Incluir logros con resultados cuantificables

“Es muy importante ser específico”, dice el profesor Ku.

Por ejemplo, nombrar los programas computacionales que manejas, en vez de escribir que tienes “experiencia en análisis de datos”, sin dar detalles.

Los expertos aconsejan enfocarse en logros a través de ejemplos concretos, evitando una simple enumeración de responsabilidades.

En vez de decir: “Responsable de la supervisión de la estrategia de ventas. Las ventas aumentaron significativamente”, es mejor decir: “Dirigí un equipo de 10 personas encargado de supervisar la estrategia de ventas. Las ventas aumentaron un 20% en seis meses”.

Mujer con escaner en la cara

Getty Images

Para que tu currículum tenga un mayor impacto frente a los algoritmos, es preciso indagar qué está buscando la compañía y cómo habitualmente mide los resultados.

“Investiga cómo esa empresa mide el éxito. Averigua cuáles son las métricas de éxito“, señala Ku.

No todas las firmas evalúan de la misma manera el desempeño laboral.

En ese sentido, la investigación previa es clave. Tienes que decirle al algoritmo lo que “quiere escuchar”.

Otro elemento importante, agrega, es que incluyas en el currículum algo que te distinga del resto.

Imagina qué cosas tendrán en común quienes están postulando al empleo y luego piensa qué elemento diferenciador puedes ofrecer.

3-Utiliza un formato simple

Muchas personas fallan en el reclutamiento por algo muy simple: la legibilidad de su currículum.

Para que el algoritmo no te elimine, es esencial que el formato de tu currículum sea simple y “descifrable” por el sistema.

Fotos de varias personas

Getty Images
¿Es justo que una computadora rechace o apruebe tu solicitud de empleo?

En algunos sistemas ATS los currículums en formato PDF no funcionan.

Evita usar cualquier formato complicado. Cuanto más simple, mejor. Es decir, suele ser recomendable utilizar el formato Word.

Evita escribir tu currículum en dos columnas. Usa el formato estándar para que la máquina lea todo de corrido.

No incluyas fotos, gráficos o tablas. Deja de lado cualquier estilo creativo o muy sofisticado. Aunque te parezca aburrido, opta por un formato minimalista, sin distracciones, fácil de leer.

Utiliza títulos convencionales para dividir la información. Elige la manera tradicional, como por ejemplo, “Experiencia Laboral” o “Educación”.

Y siempre escribe la experiencia laboral en orden cronológico inverso.

Talento perdido

El estudio de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard “Trabajadores ocultos: talento sin utilizar”, publicado en septiembre, señala que los algoritmos dejan fuera del proceso de reclutamiento a millones de trabajadores, algunos de los cuales podrían ser adecuados.

Por ejemplo, hay casos de hospitales en EE.UU. donde un algoritmo buscó que el postulante tuviese la habilidad de hacer “programación computacional”, cuando en realidad, la descripción del trabajo requería que el profesional ingresara los datos de un paciente en el computador.

Hombre con algoritmos

Getty Images

O también está el caso de un software que buscaba experiencia en “atención al cliente”, cuando la empresa requería reparadores de líneas de transmisión eléctrica.

Otros inconvenientes detectados por la investigación apuntan a que los algoritmos rechazan o dan una baja puntuación a las personas que tienen espacios en blanco o lagunas en su experiencia laboral.

El problema es que a veces se debe a un embarazo o al cambio de casa de una ciudad a otra. Son circunstancias extraordinarias que la máquina solo interpretará como un “vacío”.

Debido a problemas como éstos, hay desarrolladores de software que han estado buscando maneras de mejorar los algoritmos.

Incluso algunas empresas del sector tecnológico han eliminado el requisito de tener un título profesional para algunos puestos si el candidato cumple con el perfil que se busca.

El sesgo de los algoritmos

Desde otra perspectiva, los softwares pueden estar menos sesgados que los evaluadores humanos porque pueden programarse para ignorar características como la edad, el sexo y la raza.

Pero también puede ocurrir al revés.

Robot

Getty Images

“La inteligencia artificial también funciona con sesgos porque los algoritmos están entrenados para trabajar según patrones de éxito que se repiten en el tiempo”, explica Hong Qu.

“Los algoritmos amplifican los patrones del pasado y en ese proceso pueden discriminar por raza, género o edad“, explica el creador de AI Blindspot, un sistema que ayuda a los desarrolladores de software a reconocer sesgos que pueden afectar la toma de decisiones.

Por ejemplo, si en el pasado el 90% de los seleccionados para un empleo fueron de raza blanca, agrega, el algoritmo repetirá ese patrón por la manera en que funciona el aprendizaje de las máquinas.

O el algoritmo puede aprender por sí mismo a dar prioridad a candidatos que asistieron a las mismas universidades.

Pese a esas dificultades, los sistemas de inteligencia artificial siguen desarrollándose velozmente para ajustarse cada vez más a lo que buscan las empresas.

Lo que aconsejan los expertos es que, aunque los procesos sean largos y extenuantes, no hay que rendirse.

Y hay que tener en cuenta que si no has logrado pasar el primer filtro de selección, eso no implica que no seas un buen candidato.

Quizás con unos buenos ajustes a tu currículum, se abran nuevas posibilidades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RSJrBEhdZxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.