Nombran a director del CIDE sin votación e ignorando a estudiantes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Conacyt nombró a director del CIDE sin votación e ignorando a académicos y estudiantes

Durante el proceso se ignoró la participación de 158 académicos y trabajadores del centro de investigación que dieron su opinión, así como las manifestaciones y pliegos petitorios de la comunidad estudiantil.
Cuartoscuro
30 de noviembre, 2021
Comparte

María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), afirmó que la designación de José Antonio Romero Tellaeche como director general del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) se había dado por unanimidad; sin embargo, estas voces solo fueron las de siete académicos externos al centro de investigación.

Durante el proceso se ignoró la participación de 158 académicos y trabajadores del CIDE que dieron su opinión, así como las manifestaciones y pliegos petitorios de la comunidad estudiantil.

Además, en la sesión extraordinaria del Consejo Directivo del centro de investigación, al menos dos secretarías de estado y el Instituto Nacional Electoral (INE) rechazaron el nombramiento del economista y ante la negativa someter a votación la decisión pidieron que en el acta constara que no estaban de acuerdo.

Te puede interesar | ‘Rebeldes nos querían, rebeldes nos tendrán’: frente al Conacyt, estudiantes del CIDE exigen destitución de director

La convocatoria

El viernes 19 de noviembre, los 14 miembros del Consejo Directivo del CIDE recibieron la invitación para asistir este lunes 29 a una sesión extraordinaria y virtual, a fin de participar en la designación del nuevo director de este centro de investigación. La convocatoria era a las 10 de la mañana.

El jueves 25 el plan cambió: la participación podía ser virtual o presencial. Quienes quisieran participar de forma presencial debían acudir a las instalaciones del CIDE en Santa Fe.

Este lunes, una hora antes de la cita —y luego de que un grupo de estudiantes se manifestara fuera del centro de investigación— la sede volvió a cambiar y a los consejeros se les convocó a que acudieran a las instalaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En punto de las 10 horas, y luego de una convocatoria atropellada y confusa, el Consejo Directivo logró reunirse. Algunos participaron presencialmente y otros en forma virtual.

En la sesión extraordinaria no se permitió que los miembros del Consejo Directivo votaran para validar la decisión tomada por la directora del Conacyt.

Hay quorum

El primer punto en el orden del día era declarar quorum para dar inicio formal a la sesión extraordinaria, así que Alejandro Díaz, director de los centros Conacyt, tomó la palabra. Al arranque de la sesión había 10 consejeros presentes, así que era posible cumplir con el orden del día

El segundo punto a tratar era la designación del director general del CIDE para el periodo 2021-2026. María Elena Álvarez-Buylla tomó brevemente la palabra para instruir a Díaz que explicara a los consejeros cuál había sido el proceso por el que pasaron los dos candidatos aspirantes: Vidal Llerenas y José Antonio Romero Tellaeche. 

“Dijo que hubo auscultación interna, pero nunca mencionó la votación y eso estuvo chistoso, porque cuando habló de la auscultación externa dijo que todos habían escogido a Romero”, relataron a Animal Político consejeros presentes en la sesión.

Hay que recordar que en la auscultación interna en la que participaron 158 profesores y trabajadores administrativos del CIDE, Vidal Llerenas obtuvo una puntuación de 8.98, mientras que Romero Tellaeche sumó 7.29 puntos.

Alejandro Díaz continuó y explicó que el doctor José Antonio Caballero había sido elegido observador y que había asistido a ambas auscultaciones. 

Tras su intervención, María Elena Álvarez-Buylla tomó la palabra.

“Dijo que en la auscultación externa se había elegido por unanimidad al doctor Romero y que dado estos resultados ella designaba al doctor Romero como director general de la fecha actual hasta el 2026”, compartieron los académicos.

Los integrantes del Grupo de Auscultación Externa, que según afirmó la directora del Conacyt se pronunciaron unánimemente por Romero Tellaeche, son: el Dr. José Alejandro Díaz Méndez, la Dra. María Teresa Aguirre Covarrubias, el Dr. Edmundo Antonio Gutiérrez Domínguez, el Dr. Lorenzo Meyer, el Dr. José Cruz Pineda Castillo, la Dra. Alicia Puyana Mutis y el Dr. Samuel Schmidt Nevdvedovich. 

Según compartieron, en ese momento la directora del Conacyt quiso dar por terminada la reunión, sin embrago Alejandro Díaz le interrumpió e informó que había consejeros que querían hablar.

Los argumentos

La primera en tomar la palabra fue la directora de El Colegio de México, Silvia Giorguli.

Según relataron las fuentes consultadas, la académica mencionó que la comunidad estaba preocupada por lo que estaba pasando en el CIDE por lo que era necesario se tendieran puentes entre las autoridades académicas y los estudiantes.

El representante del Fondo de Cultura Económica (FCE) —también miembro del Consejo— fue el segundo en pronunciarse.

 “Dijo que recibió los miles de peticiones por parte de los estudiantes y que quería contribuir y defender el pliego petitorio de los estudiantes”, compartieron los académicos consultados.

Y es que, como parte de las acciones de protesta de la comunidad estudiantil del CIDE, se convocó a alumnos y profesores a enviar masivamente correos electrónicos a los miembros del Consejo Directivo para que conocieran su pliego petitorio.

Presente de forma virtual, el siguiente en tomar la palabra fue el investigador Lorenzo Meyer.

Según narraron las fuentes consultadas, el académico expresó que sentía una pequeña preocupación por los correos que había recibido en los que se manifestaba el rechazo a Romero Tellaeche.

“(Comentó) que en el proceso de auscultación no vio ninguna ilegalidad… dijo que claramente había una división de grupos de interés, pero que para tener éxito hay que tener un intento serio de hacerle caso a los voceros de esta oposición”, subrayaron.

También comentó que le había sorprendió la intensidad con la cual se expresó la comunidad estudiantil del CIDE.

¿Y la votación?

Después vino el turno de los representantes de la Secretaría de Economía (SE), de la Secretaría de Energía (Sener) y del Instituto Nacional Electoral (INE).

Jesús Cantú, representante de la SE, se vio en una posición claramente crítica del proceso, expusieron los consejeros.

“Dijo que la decisión del Consejo Directivo para designar es una decisión muy importante y que por eso quería agregar preocupaciones en el proceso: la primera, que no entendía por qué no había un candidato interno. La segunda, que los dos candidatos habían recibido puntuaciones totalmente distintas en auscultación interna y externa; que tenía dudas sobre el cumplimiento de requisitos y que le preocupaba que en el grupo de auscultación externa hubiera una persona que había coautorado con él (con Romero Tellaeche) y que claramente era cercana y que podría considerar como conflicto de interés”, compartieron.

También expresó que, para el futuro, el Consejo Directivo pudiera tener oportunidad de escuchar y tener entrevista con los postulantes, además de tener voto para formalizar las designaciones.

En ese momento, los abogados del Conacyt —que acompañaban a Álvarez Buylla— tomaron la palabra.

“Los abogados dijeron que el licenciado Jesús Cantú estaba equivocado porque la reglamentación del estatuto general establecía que la designación la hacía la directora y no necesariamente tenía que pasar a votación la formalización como tal”.

La directora del Conacyt complementó la respuesta.

“Dijo que también les había sorprendido que no hubiera un candidato interno y que ella se había acercado a los integrantes del CIDE para que se presentaran candidato”, narraron.

En su oportunidad el representante de la Secretaría de Energía, Pedro Rosaldo, señaló que coincidía con lo expuesto por su colega de la Secretaría de Economía, por lo que insistió en que como Consejo Directivo tenían la facultad innegable de votar por la formalización —o no— del doctor Romero Tellaeche como director general del CIDE.

“Hubo un montón de ires y venires entre Secretaría de Economía, Sener y el INE, porque les parecía que sí tenían que votar por la formalización”, detallaron.

Antes de terminar, y ante la negativa a que hubiera una votación, los representantes de Economía, Energía y del INE pidieron que se asentara en actas que ellos no estaban conformes con el acuerdo. La directora de El Colegio de México, explicaron, se abstuvo.

“Sí hubo varias voces dentro del Consejo Directivo que hicieron notar que no estaban de acuerdo que se mandara a votación para formalizar (la designación)”.

Reportes públicos del Consejo Directivo dan cuenta que en otras sesiones se ha votado para formalizar la designación que hacen los titulares del Conacyt.

Por ejemplo, el 6 de marzo de 2018, cuando se ratificó a Sergio López Ayllón para su segundo periodo como director general del CIDE, queda muy claro el proceso.

“Una vez que se presentaron los resultados, el Dr. Cabrero (entonces director del Conacyt) explicó por qué el Dr. López Ayllón fue considerado el candidato más calificado. Siguió una discusión entre los miembros del Consejo, tras la cual se tomó una votación final en apoyo de la decisión. El voto a favor fue unánime”, se lee en el reporte del observador del CIDE.

La designación

Para las 11:35, cuando la sesión extraordinaria concluyó, se invitó a José Antonio Romero Tellaeche —que estaba presente en el Conacyt— a que se uniera a la sesión para designarlo como director general.

Según confirmaron fuentes dentro del Conacyt, Vidal Llerenas —el otro candidato a dirigir el CIDE— no se presentó en las instalaciones.

En una transmisión en Youtube (que inició interrumpida), María Elena Álvarez-Buylla informó sobre la designación de Romero Tellaeche. Ahí reiteró que había tomado esa decisión porque en la auscultación externa el pronunciamiento había sido unánime por Romero Tellaeche. No mencionó la auscultación interna.

“El grupo de auscultación externo sesionó el pasado 19 de noviembre y entrevistó a los aspirantes, además de realizar un análisis detallado de sus trayectorias y evaluar sus programas de trabajo. Al final llegó a una conclusión que me permito compartir con todos ustedes: revisados los antecedentes, escuchada la presentación de los aspirantes y después de una amplía deliberación nos permitimos recomendar respetuosamente por unanimidad al doctor José Antonio Romero Tellaeche para ocupar la dirección general de Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) AC. Lo anterior en función de su trayectoria académica, de su visión de la institución, su plan de trabajo y compromiso para fortalecerlo”, expuso la funcionaria.

“Con base en estas consideraciones, me reuní con la Junta de Gobierno y tomé la decisión de nombrar al doctor Romero Tellaeche como director general del CIDE después de haber entrevistado a los dos candidatos”, dijo. 

Profesores exigen conocer acta de nombramiento

La Asamblea Académica permanente del CIDE  —que sesionó este lunes y en la que participaron 150 profesores— rechazó el nombramiento de José Antonio Romero Tellaeche como director general de este centro de investigación y acusaron que durante el proceso hubo irregularidades como el que se desestimara la auscultación interna, que consistió en una encuesta respondida por 158 profesores y trabajadores administrativos con resultados favorables para Vidal Llerenas —el otro candidato a dirigir el CIDE— quien obtuvo una evaluación de 8.98 puntos frente a 7.29 puntos de Romero Tellaeche.

Asimismo, acusaron que este lunes se le negó la entrada al profesor José Antonio Caballero, quien fue designado por el Consejo Académico del CIDE para participar como observador en la reunión del Consejo Directivo en donde se elegiría al director del centro de investigación.

En un comunicado, el profesorado del CIDE también se solidarizó con el movimiento estudiantil y exigió que en todo momento se respeten sus derechos e integridad física. 

Esto, luego de que un grupo de alumnos tomara pacíficamente las instalaciones e informaran que “los estudiantes permanecerán en resguardo de las instalaciones ante la imposición de un director general que no conoce ni respeta a su comunidad”. 

“No se permitirá el acceso a nadie ajeno a la comunidad. Nuestra vocación es la de total respeto a nuestra institución y buscamos garantizar la integridad de las instalaciones y de los estudiantes”, indicó la comunidad estudiantil. 

Será en los próximos días que decidan e informen las acciones a seguir en defensa del CIDE y de su comunidad. 

Transparencia

“Nos consternan las omisiones a la legalidad y al respeto de los cuerpos colegiados en la designación del Dr. José Antonio Romero”, subrayó la Asamblea Académica. 

También manifestaron preocupación por el conflicto de interés por parte del Grupo de Auscultación Externa en el que participaron amigos y coautores del Romero Tellaeche, como Lorenzo Meyer y Alicia Puyana Mutis, pues ese comité fue la única instancia en el proceso que apoyó la candidatura del Romero Tellaeche.

Tras la designación, el profesorado exigió el apego puntual a la normatividad interna vigente y garantizar el respeto a las instancias colegiadas, pues contrario a lo difundido en el comunicado de Conacyt del 28 de noviembre, nunca se consultó la opinión de los estudiantes durante este proceso de auscultación.

“Nos preocupa que no se haya hecho pública la deliberación del Consejo Directivo del CIDE que formaliza la designación del Director General. Por lo tanto, pedimos hacer pública el acta de la sesión en la cual el Consejo Directivo debió haber dado su consentimiento y que se nos dé a conocer el resultado de la votación ahí realizada”, exigió el cuerpo docente del CIDE.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: qué ha pasado con la inmunidad de rebaño a 2 años del inicio de la pandemia

La evolución de la pandemia ha mostrado que la inmunidad de rebaño es una meta que parece inalcanzable. ¿Cómo es la realidad que enfrenta el mundo ante la aparición de nuevas variantes y otros factores que complican la lucha contra el virus?
16 de diciembre, 2021
Comparte

En 2020, durante los primeros meses de la pandemia, se popularizó un concepto que sonaba esperanzador: la inmunidad de rebaño.

El término se refiere a que cuando una gran parte de la población se vuelve inmune a una enfermedad, en este caso la covid-19, es poco probable que esa enfermedad se siga transmitiendo.

De esa manera, toda la población queda protegida, incluso los que no son inmunes a la enfermedad.

La inmunidad de rebaño se puede lograr luego de que suficiente cantidad de personas hayan tenido la enfermedad y desarrollen anticuerpos, o que gran porcentaje de la población se haya vacunado.

Tras dos años de pandemia, sin embargo, la complejidad del SARS-CoV-2 ha impedido que ocurra alguno de esos dos escenarios.

Según expertos consultados por BBC Mundo, hay varios factores que hacen que sea poco probable que se logre una inmunidad de rebaño contra la covid-19, y que por eso, los esfuerzos deben encaminarse hacia mantener la pandemia bajo control, no necesariamente eliminarla.

El comportamiento de las vacunas y su distribución desigual, y la aparición de nuevas variantes, son algunas de las principales razones que hacen ver la inmunidad de rebaño como una meta poco realista.

Existe, sin embargo, la posibilidad de lograr una “inmunidad de rebaño en la práctica”, que podría ofrecer ciertos niveles de normalidad en la vida diaria.

Más allá de cual sea el escenario futuro, los expertos insisten en que la vacunación y las medidas de cuidado siguen siendo herramientas poderosas para avanzar en la lucha contra la covid-19.

La evolución del virus

En los dos años de pandemia el SARS-CoV-2 ha evolucionado en variantes que, en algunos casos, le han permitido ser más contagioso y ser un poco más resistente al efecto de las vacunas.

El ejemplo más claro es la variante delta, que ha mostrado ser al menos dos veces más transmisible que el virus original.

Y en cuanto a ómicron, los primeros estudios sugieren que parece tener mayor capacidad de escapar la inmunización.

No obstante, las vacunas contra la covid-19 han demostrado ser efectivas para reducir significativamente el riesgo de desarrollar una enfermedad grave o morir.

Las personas vacunadas, sin embargo, pueden contagiarse y contagiar a otros, aunque en menor medida que los no vacunados.

Eso es un primer factor de complicación.

“Con las vacunas que tenemos, aunque reduzcan la transmisión, el concepto de inmunidad de rebaño no tiene sentido“, le dice a BBC Mundo Salvador Peiró, médico especialista en salud pública e investigador en farmacoepidemiología de FISABIO, una fundación de investigación biomédica dependiente de la Generalitat Valenciana, en España.

Y añade que con las tasas de transmisión que se están viendo con ómicron probablemente tenga aún menos sentido.

Entonces, aunque las vacunas salven vidas, no pueden evitar que el virus siga avanzando.

Personas

Getty

Y el hecho de que el virus siga circulando genera una segunda complicación, y es que mientras el virus se siga transmitiendo, existe la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes que sean más contagiosas, produzcan síntomas más severos o evadan el efecto de las vacunas.

“Cualquier parte con grandes números de infecciones, ya sea en vacunados o no vacunados, es una potencial fuente de nuevas variantes“, le dice a BBC Mundo Caroline Colijn, investigadora en epidemiología y evolución de patógenos en la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Canadá.

Y Colijn añade otro elemento, y es que el SARS-CoV-2 también contagia a los animales, con lo cual otras especies pueden actuar como una “reserva” del virus desde la cual puede volver a introducirse en los humanos.

Gente

Getty

Protección menguante

Un tercer factor es que la inmunidad que logra una persona luego de vacunarse o tras recuperarse de la covid-19 puede disminuir con el tiempo, como lo indican los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos.

Según Shabir A. Madhi, decano de la facultad de Ciencias de la Salud y profesor de vacunación en la Universidad de Witwatersrand, Sudáfrica, la respuesta inmunitaria tras la infección o la vacuna dura aproximadamente entre seis a nueve meses.

Pero eso puede cambiar frente a la aparición de nuevas variantes, por lo que ya se están aplicando dosis de refuerzo que aumentan y fortalecen los anticuerpos tras varios meses de haber recibido la vacuna o haber padecido la enfermedad.

Vacunación desigual

Un cuarto factor es la distribución inequitativa de las vacunas.

En países como Estados Unidos y Reino Unido, cerca del 70% de la población ya está vacunada con dos dosis.

Pero a nivel mundial, poco más de la mitad de la población ha recibido al menos una dosis.

Y en los países de más bajos ingresos solo el 6,3% ha recibido una dosis, según datos de Our World in Data.

Eso hace que en muchas partes del mundo aumente el riesgo de que el virus se siga propagando y que surjan nuevas variantes potencialmente peligrosas.

“No vamos a ganar esto vacunando a los países ricos cada 6 meses”, dice Colijn.

“Es de extrema importancia tener una mirada global y asegurarse de que las vacunas estén disponibles y se usen en todas partes del mundo”.

En esencia, de nada sirve que un país esté completamente protegido mientras otras regiones del mundo sigan siendo vulnerables, porque el virus no conoce fronteras.

Utopía

“La inmunidad de rebaño para covid-19 es una utopía”, le dice a BBC Mundo el doctor Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y vocero de la comisión de dicho centro para temas relacionados con el coronavirus.

mujer

Getty

Según Rodríguez, la inmunidad de rebaño aplica muy bien para grupos pequeños o delimitados.

“El problema con el covid es que tiene presencia en todos los grupos de edad, en todas las poblaciones, en todos lados, todo el tiempo”, dice el experto.

“Es prácticamente imposible lograr la inmunidad de rebaño con el covid”.

Rodríguez indica que quizás a lo que se puede aspirar es lograr la inmunidad en ciertos grupos, como las personas mayores de 60 años o que tengan alguna condición que las haga más vulnerables ante el virus.

¿Cuál es la salida?

Según los expertos consultados por BBC Mundo, en vez de aspirar a suprimir el virus por completo, los esfuerzos deben encaminarse a acostumbrarnos a vivir con el virus, pero sin que represente una grave amenaza para la humanidad.

La meta es que se vuelva un virus endémico, es decir, que sigue circulando entre la población pero a un nivel manejable.

Llegar a ese punto es a lo que Peiró llama “tener un control funcional de la pandemia”.

“No se trata de eliminar todos los casos, lo que esperamos es tener una situación inmunitaria con muy pocos casos graves“, dice el experto.

“No es que la gente no se infecte, es que no se nos llenen los hospitales de casos graves”.

Peiró sostiene que la idea es que la covid se parezca cada vez más a un resfriado.

“El éxito de la pandemia es ver a los hospitales vacíos de casos de covid”, dice.

Inmunidad en la práctica

Colijn sostiene que es poco probable lograr una inmunidad de rebaño, pero que sí es posible lograr una “inmunidad de rebaño en la práctica”.

oficina

Getty

Eso significa que si se aplican las vacunas de manera masiva y equitativa se pueden lograr niveles casi normales de actividad, sin necesidad de medidas más radicales como los confinamientos.

“Tenemos que pensar en qué medidas estamos dispuestos a mantener por siempre, quizás algunas de esas medidas son el uso de mascarillas, o los tests rápidos”; dice la experta.

“Dejar de ver a nuestros amigos o familiares probablemente no sea una de esas medidas, no podemos hacer eso por siempre”.

Para lograr esa “inmunidad de rebaño en la práctica” y el “control funcional de la pandemia”, los expertos coinciden en que es importante priorizar a los grupos más vulnerables en las campañas de vacunación.

test de covid

Getty

La idea es lograr que la mayor cantidad de gente esté protegida contra la enfermedad grave.

“Las vacunas han logrado que podamos combatir la pandemia casi sin restricciones“, dice Peiró.

“En otras circunstancias estaríamos todos encerrados, con más muertos y más hospitalizados, pero hemos tratado a delta con todo abierto, esto es gracias a las vacunas”.

Ese escenario, en el que la combinación de la vacunación masiva e igualitaria, junto con medidas de cuidado se parece más a la etapa en la que estamos entrando.

“Estamos en una etapa de transición, pasando de una etapa de emergencia para luego estar en una etapa de endemia, que es cuando ya el virus va a estar circulando de forma más regular”, dice Rodríguez.

“No hay que asustarse, tenemos que aprender a vivir con el virus”, concluye el experto.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XT3T-3-D7MI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.