El pequeño comercio: uno de los sectores que más mujeres emplea
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Contenido patrocinado
Especial
El pequeño comercio: uno de los sectores que más mujeres emplea
Durante la pandemia, las mujeres no se han dado por vecinas y han hecho todo a su alcance para mantener sus empresas o su trabajo.
Especial
8 de noviembre, 2021
Comparte

En México, una de cada cuatro mujeres trabajadoras tiene su fuente de empleo o ingresos en el comercio. Ya sea administrando o atendiendo pequeñas tienditas, o cocinando y brindando servicio en pequeños restaurantes; entre otras labores, las mujeres encuentran en este sector de la economía una forma de salir adelante.

De acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad, en marzo de 2021, en México las emprendedoras representaban el 26% de las mujeres ocupadas en el país y aunque la mayoría se ubica en el sector informal, el documento advierte que incorporarse al sector formal les abre las puertas a beneficios como el financiamiento y la capacitación para consolidar sus emprendimientos y autonomía económica.

El estudio indica que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) los ingresos promedio de las emprendedoras formales son 2.5 veces que aquellas que se encuentran en la informalidad.

“Una emprendedora mexicana promedio tiene entre 25 y 44 años, está casada, tiene uno o dos hijos, su nivel de escolaridad es de secundaria, y opera en la informalidad debido a tres principales razones: el alto costo de trámites administrativos (en tiempo y dinero), la falta de acceso al financiamiento y la falta de capacitación sobre finanzas, contabilidad o desarrollo de negocios”, se lee en el estudio.

De acuerdo con cifras del INEGI, las mujeres han sido el sector más afectado en cuanto a pérdida de empleo durante la pandemia por COVID pues en el primer trimestre de 2021, 1.6 millones de personas salieron de la fuerza laboral, de las cuales, el 84% son mujeres.

Entre marzo de 2020 y marzo de 2021 el INEGI reportó que México pasó de 57 millones de personas en la Población Económicamente Activa (PEA), en el mismo periodo de 2020, a 55.4 millones de personas, lo que significa que un millón 629 mil personas perdieron su empleo y de ese total, un millón 363,287 son mujeres, mientras que 266 mil 547 son hombres.

No obstante, ya comienza a vislumbrarse signos de recuperación pues en octubre de este año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que los empleos asociados a las mujeres ya recuperaron los niveles registrados previo a la pandemia, debido a que al 30 de septiembre se tuvo un registro ante el IMSS de 7 millones 896,757 trabajadoras, lo que significa 114 mil 866 empleos más que los comparados en febrero de 2020.

El Seguro Social reportó que 8 de las 9 actividades económicas han recuperado completamente el número de puestos vinculados a las mujeres: agricultura, comercio, construcción, transportes y comunicaciones, electricidad, transformación, servicios sociales y extractivas.

En conjunto, estos sectores representan el 76% del empleo de trabajadoras a nivel nacional. Solo el sector de servicios para empresas no ha recuperado el empleo registrado en el IMSS asociado a mujeres, y actualmente registra un 8% menos del nivel observado en febrero de 2020.

Lo que sí ha quedado claro es que antes y durante la pandemia, las mujeres no se han dado por vecinas y han hecho todo a su alcance para mantener sus empresas o su trabajo.

EMPODERAMIENTO

Mantener una tiendita o una fondita abierta durante la pandemia del COVID-19 no fue una tarea sencilla. Más para las mujeres que actualmente son ellas quienes atienden 6 de cada 10 establecimientos de este tipo.

Incluso así hay historias de éxito que contar, como el caso de Valentina Teresa Estrada Montenegro, quien hace cinco años puso su primera tiendita en Cuautla, Morelos, con un inventario de una caja de refrescos; ahora tiene 10 tienditas en las que emplea a 40 personas, y este crecimiento se logró gracias a la capacitación y apoyos recibidos para arrancar sus negocios.

“Para mí el empuje más grande ha sido Coca-Cola porque me ha enseñado a manejar la administración de mis negocios con capacitaciones de cursos, y así es como he abierto 10 tienditas. Para tener éxito en la vida tienes que enamorarte de las cosas que haces, toda mi familia depende de este negocio, así que les puedo asegurar a todas las mujeres que quieren emprender algo que se avienten, es importante luchar por esos sueños y por esas metas que nosotros tenemos”, señaló Valentina.

En más de año y medio de pandemia, los pequeños comercios como tienditas y fonditas han requerido apoyos de varias vías, uno de ellos es la capacitación para administrar mejor sus negocios, otro el financiamiento para hacer frente a las bajas ventas o bien para “financiar” a sus clientes, y también en materiales de protección para poder operar y reducir los riesgos de contagio.

En este tiempo, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) apoyó de manera integral a las mujeres capacitándolas, pero también dotándolas de herramientas y equipos para sus negocios, así como créditos para que vendan más.

A través de la Fundación Coca-Cola México y en colaboración con sus embotelladores, la Industria Mexicana de Coca-Cola capacitó a más de 180,000 mujeres mexicanas con el programa de Empoderamiento de Mujeres y Pequeños Negocios, entre las que se encuentran mujeres dueñas de tienditas y pequeños negocios en el ámbito urbano y rural, y artesanas, además de que se espera que al cierre del año se sumen 25,000 mujeres más.

“Hemos encontrado que las mujeres son grandes tenderas, tienden a ser muy disciplinadas, a ser absolutamente profesionales en sus manejos y la verdad terminan siendo jefas no sólo de manera directa sino empleando a familiares indirectos (…) hemos encontrado que invertir en las mujeres resulta muy redituable”, explicó Patricio Caso, director de Asuntos Públicos de Coca-Cola México.

Además de la capacitación, a lo largo de la pandemia la IMCC realizó una inversión de 5,000 millones de pesos para el mantenimiento y mejora de las tienditas y otorgó más de 190,000 créditos a dueños de estos lugares para reactivar su economía.

En materia de protección para evitar contagios, entregó casi medio millón de materiales entre mamparas, gel antibacterial y cubrebocas, por mencionar algunos.

Cabe destacar que este tipo de acciones se llevaban a cabo de manera cotidiana antes de la pandemia, aunque no en la dimensión de los últimos meses pues desde hace una década Coca-Cola puso en marcha su iniciativa global 5by20, la cual tenía como propósito fundamental empoderar a cinco millones de mujeres emprendedoras de la cadena de valor del Sistema Coca-Cola para 2020. Ésa meta se alcanzó y superó los seis millones de mujeres alrededor del mundo.

En México, desde 2012, IMCC y Fundación Coca-Cola trabajan de la mano con diversas organizaciones y universidades para promover iniciativas que impulsen el empoderamiento económico de las mujeres en la cadena de valor, reconociendo el rol que juegan en el desarrollo integral de sus comunidades.

Foto: Especial

VISIBILIZACIÓN

En nuestro país existen alrededor de 1.2 millones de pequeños comercios, de acuerdo con la Asociación Nacional de Pequeños Comercios. Las tienditas generan el 1% de nuestro PIB, que equivale a más de 300,000 millones de pesos anuales, y abastecen el 52% de la demanda nacional, además de generar dos millones de autoempleos.

IMCC busca acompañar e impulsar a todas las tienditas y pequeños comercios en México desde hace 95 años para que fortalezcan sus operaciones y la calidad de vida de miles de familias, por lo que este esfuerzo se redobló durante la pandemia.

Y aunque Patricio Caso estimó que desde el inicio de la crisis del COVID-19 cerraron entre 15 y 20% de estos lugares, la participación de todos es fundamental para apoyar a los que han sobrevivido.

“Aquí se vuelve claro, las mujeres son fundamentales para el funcionamiento del comercio; los restaurantes (tanto grandes como pequeños) no funcionan sin las mujeres que trabajan ahí”, agregó Ana Bertha Gutiérrez, coordinadora de Comercio Exterior y Mercado Laboral en el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.