Reforma de AMLO centraliza en el DIF acciones para la niñez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Gobierno de AMLO propone reforma que centraliza en el DIF acciones para la niñez; es regresiva, dicen activistas

Aunque el presidente López Obrador ha sugerido su desaparición como una cuestión de ahorro o duplicidad de funciones, en realidad el Sipinna tiene una responsabilidad muy específica de coordinación de las instituciones, leyes y reglamentos.
Cuartoscuro
23 de noviembre, 2021
Comparte

A más de un año de la primera vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió la desaparición del Sistema Nacional de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (Sipinna), comenzó el proceso que podría concretarlo. 

El 11 de noviembre, el DIF, dirigido por Rocío García, publicó en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) la propuesta de reforma de ley con la que absorbería las funciones del Sipinna, que –según especialistas– significaría debilitar a un órgano enfocado en la construcción de derechos de esa población y regresar a una política ‘asistencialista’. 

Te puede interesar | El DIF y SIPINNA (que AMLO quiere desaparecer) no hacen lo mismo. Te explicamos sus funciones

Esto porque el Sipinna es un órgano de coordinación de la política dirigida a 40 millones de menores de edad y que logró –por ejemplo– la Estrategia nacional de la primera infancia que estableció la ruta integral de derechos que los gobiernos de todos niveles deben hacer cumplir, desde revisiones médicas durante el embarazo, hasta la educación en los primeros años de vida, advierte Aranza Alonso, vocera de Pacto por la Primera Infancia. 

“El riesgo de concretarse esta reforma es que volvamos a ver las políticas como asistencia social, como ‘ayuda’, como un ‘soporte’ para una persona que esté en situación de necesidad y eso es distinto a un enfoque de derechos. La asistencia asistencial piensa en los ‘mínimos indispensables’, mientras que los derechos, en los ‘máximos posibles’”, explica Alonso en entrevista con Animal Político

El Sipinna nació en 2015 por mandato de la Ley General de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, como un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, como parte de la armonización con la Convención de los Derechos del Niño, en las que son reconocidos como sujetos de derechos. Se trata de un mecanismo indispensable porque “no hay manera de que se pueda hacer esta incorporación como parte del Estado mexicano sin que haya articulación intergubernamental”, afirma Ricardo Bucio, exsecretario ejecutivo del Sipinna. 

Dicho organismo está presidido por el presidente de la República, representantes de los estados, dependencias, la FGR, la CNDH y cuyo único ‘personal’ son los integrantes de su Secretaría Ejecutiva.

Aunque el presidente López Obrador ha sugerido su desaparición como una cuestión de ahorro o duplicidad de funciones, en realidad el Sipinna tiene una responsabilidad muy específica de coordinación de las instituciones, leyes y reglamentos y contó con un presupuesto de poco más de 67 millones de pesos, de acuerdo con el presupuesto de egresos de 2020. 

En tanto, el DIF tuvo un presupuesto de 2 mil 377 millones de pesos, pero tiene en su responsabilidad el diseño de políticas públicas, la ejecución de programas y acciones de asistencia social, la coordinación del Sistema Nacional de Asistencia Social Pública y Privada, “en favor de las familias y personas que, en sus diversas etapas de vida, enfrenten alguna condición de vulnerabilidad”.

Sin embargo, de acuerdo a la propuesta de modificación, tanto el presupuesto como la estructura del Sipinna pasaría al DIF, por lo que ni siquiera habría ahorro, y sí “una pérdida de especialización. De facto está matando la ley”, asegura Bucio. Debido a que el Sipinna hace una labor para que el Estado cumpla con sus obligaciones hacia 100% de las personas menores de 18 años y no solo “asistencia a los más vulnerables”, como lo hace el DIF. 

Pasar las funciones del Sipinna al DIF significaría además darle más responsabilidades que a la larga sería ‘debilitar’ la coordinación y desaparecerla, pues sería poco probable que el DIF pudiera cumplir, pues ni siquiera está resolviendo sus propias obligaciones, advierte Juan Martín,  coordinador de Tejiendo Redes Infancia en América Latina y el Caribe.

“Desde que empezó la pandemia empezamos a alertar sobre niños y niñas en orfandad, y en febrero del año pasado, aún con el acuerdo con la directora, seguían sin tener padrón ni registro al respecto. También está pendiente el padrón de niños y niñas hijos de víctimas de feminicidio, pese a que es su obligación. Además tenemos una crisis humanitaria de niños y niñas migrantes, (a los que debería proteger) con violaciones masivas violatorias de todas las leyes, con aval del DIF”, asegura Martín. 

“El DIF no tiene capacidad, ni le toca sustituir al Sipinna. Solo acumularía incumplimientos”, expone el activista. 

Animal Político solicitó postura al respecto al DIF, pero no hubo respuesta. 

En la propuesta de decreto que reforma la Ley General de los Niños, Niñas y Adolescentes, en el portal de Conamer, advierte que con ello “se pondrá fin a derroches operacionales innecesarios mediante la realización de funciones semejantes y en la misma materia, por parte de un solo ente público, siempre atendiendo la modernización de la gestión pública”.

Dicha propuesta recibirá comentarios de la Conamer hasta el 11 de diciembre y después, el Ejecutivo definirá si presenta la iniciativa de reforma en la Cámara de Senadores o Diputados para seguir el proceso legislativo. 

Juan Martín asegura que esta decisión del presidente representa una “visión vieja” y denota que “no es un hombre de Estado”, ni respeta sus promesas, pues cuando estaba en campaña firmó 9 compromisos a favor de la niñez el 20 de abril de 2018 en presencia de él y otros activistas, y el primero de ellos era fortalecer el Sipinna. Esto demuestra que está actuando “en contra de la niñez”, lamenta. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Por qué esta vez la OPEP no baja los precios del petróleo si están en su nivel más alto en 8 años?

Los precios del petróleo están en un máximo de 8 años. ¿Por qué los países exportadores de petróleo no los bajan?
5 de mayo, 2022
Comparte

No se espera que esta vez atiendan los reclamos de abrir los grifos del petróleo para bajar los precios.

Los principales exportadores de petróleo del mundo se reúnen este 5 de mayo ante los reclamos globales para reducir el costo del crudo.

Los precios se han disparado a los niveles más altos en 8 años y las naciones importadoras están pidiendo a los miembros del grupo de productores de petróleo, OPEP+, que aumenten sus suministros.

Sin embargo, los países líderes en la OPEP+ no están muy apurados en ayudar en esta ocasión.

¿Qué es la OPEP+?

OPEP+ es un grupo de 23 países exportadores de petróleo que se reúne todos los meses en Viena para decidir cuántos barriles de crudo inyectan en el mercado mundial.

En el centro de este grupo se encuentran los 13 miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), que son principalmente naciones de Oriente Medio y África, además de Venezuela.

Se formó en 1960 como un cartel, con el objetivo de fijar el suministro mundial de petróleo y así controlar su precio.

En la actualidad, los países de la OPEP producen alrededor del 30% del petróleo crudo del mundo, unos 28 millones de barriles por día.

Una plataforma petrolera rusa en el Ártico

Getty Images
Rusia produce más de 10 millones de barriles de petróleo al día y ayuda a la OPEP a mantener altos los precios.

El mayor productor individual de petróleo dentro de la OPEP es Arabia Saudita, que produce más de 10 millones de barriles de crudo al día.

En 2016, cuando los precios del petróleo eran particularmente bajos, la OPEP unió fuerzas con 10 productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP para crear OPEP+.

El mayor productor individual de este segundo grupo es Rusia, que bombea un poco más que Arabia Saudita.

Juntas, estas naciones producen alrededor del 40% de todo el petróleo crudo del mundo.

“La OPEP+ adapta la oferta y la demanda para equilibrar el mercado”, dice Kate Dourian, miembro del Instituto de Energía, una organización global de ingenieros y otros profesionales en campos relacionados con la energía.

“Mantiene los precios altos al reducir los suministros cuando la demanda de petróleo se desploma”, añade.

Por el contrario, OPEP+ también tiene el poder de bajar los precios poniendo más petróleo en el mercado, que es lo que los principales importadores, como Estados Unidos y Reino Unido, le han pedido que haga.

Gigantes del petróleo. Mayores productores de la OPEP+. Gráfico que muestra la producción diaria de crudo de los principales productores de la OPEP+ .


¿Cómo los precios del petróleo llegaron a estar tan altos?

En la primavera de 2020, cuando la covid se extendió por todo el mundo y los países implementaron cuarentenas cerrando sus economías, el precio del petróleo crudo se desplomó debido a la falta de compradores.

“Los productores pagaban a la gente para que les quitara el crudo de las manos, porque no tenían suficiente espacio para almacenarlo todo”, describe Dourian.

Después de esto, los países de la Opep+ acordaron colectivamente recortar la producción en 10 millones de barriles por día, para hacer que el precio volviera a subir.

En junio de 2021, cuando la demanda de crudo comenzó a recuperarse, OPEP+ comenzó a aumentar gradualmente la oferta mes a mes, poniendo 400.000 barriles adicionales por día en los mercados mundiales.

Ahora está suministrando unos dos millones y medio de barriles de petróleo al día, menos que en la primavera de 2020.

Sin embargo, cuando Rusia invadió Ucrania, el precio del crudo se disparó a más de US$100 el barril.

Esto ha provocado subidas importantes en el precio de la gasolina.

Gasolinera en Maryland.

EPA

“Cuando la OPEP+ recortó los suministros en 10 millones de barriles por día en mayo de 2020, redujeron demasiado”, opina David Fyfe, economista jefe de Argus Media.

“Ahora están aumentando la oferta a un ritmo lento que no tiene en cuenta los efectos de la crisis entre Rusia y Ucrania”, agrega.

Existe el temor entre los compradores de petróleo de que la Unión Europea siga a EE.UU. e imponga un embargo a las importaciones de petróleo de Rusia, dice Fyfe.

Europa importa actualmente más de dos millones y medio de barriles de crudo al día desde Rusia.

“La amenaza de un embargo sobre el petróleo ruso ha asustado a los mercados”, afirma, “porque podría conducir a una fuerte reducción de la oferta”.

¿Por qué la OPEP+ no aumentará la producción de petróleo?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió repetidamente a Arabia Saudita que aumente su producción de petróleo, pero fue en vano.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, también solicitó a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos que aumenten la producción, como parte de una visita a ambos países. También fue rechazado.

El primer ministro británico, Boris Johnston, pronuncia un discurso en Arabia Saudí, con representantes saudíes de fondo.

Gertty Images
Boris Johnston no pudo persuadir a Arabia Saudita y otros para que aumentaran su producción de petróleo.

“Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos tienen capacidad de sobra, pero se niegan a aumentar la producción”, dice Kate Dourian. “No quieren que Occidente les dicte lo que deben hacer”.

“Están diciendo que la brecha entre la oferta y la demanda se está reduciendo y que los altos precios de hoy simplemente reflejan el pánico por parte de los compradores de petróleo”, añade.

A otras naciones de la OPEP+ les resulta difícil aumentar su producción de petróleo.

“Países como Nigeria y Angola han estado rebasando sus cuotas de producción en un millón de barriles diarios colectivamente durante el año pasado”, informa David Fyfe.

“La inversión cayó durante la pandemia y las instalaciones petroleras, en algunos casos, no recibieron mantenimiento. Ahora se están dando cuenta de que en realidad no pueden aumentar la producción”.

Vladimir Putin y el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo.

Getty Images
Vladimir Putin y el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo.

¿Cuál es la postura de Rusia?

OPEP+ también tiene que respetar los deseos de Rusia, ya que es uno de los dos mayores socios de la alianza.

“Los rusos están contentos con los precios a este nivel”, asegura Carole Nakhle, directora ejecutiva de Crystol Energy. “No tienen nada que ganar al verlos bajar más”.

“La OPEP quiere mantener buenas relaciones con Rusia, por lo que es muy probable que continúen con el acuerdo que todos hicieron el año pasado. Eso significa aumentar los suministros de crudo muy gradualmente desde ahora hasta septiembre”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.