Líderes de izquierda buscan plan latino para enfrentar crisis por COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Líderes de izquierda buscan plan latinoamericano para enfrentar crisis por COVID

En total asistirán más de 150 líderes progresistas, desde académicos, juristas y congresistas de varios países hasta excancilleres y expresidentes.
AFP
30 de noviembre, 2021
Comparte

Políticos y líderes de izquierda de América Latina y el Caribe que forman parte del Grupo de Puebla se reúnen en la Ciudad de México esta semana con la finalidad de elaborar un “modelo solidario de desarrollo” que permita a los países de la región colaborar para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia de Covid.

El encuentro, que se extenderá hasta el miércoles 1 de diciembre, también servirá para discutir sobre los retos de los gobiernos progresistas y el riesgo de que los países viren hacia opciones políticas de extrema derecha, de acuerdo con Marco Enríquez-Ominami, exdiputado y excandidato presidencial chileno, y también fundador y coordinador del Grupo de Puebla.

“América Latina y el Caribe fuimos arrasados por la pandemia: somos el 8% (de la población) del mundo y el 32% de los muertos por Covid son nuestros; eso demuestra que el debilitamiento de la coordinación del sur, mezclado con el intento de la derecha continental de debilitar a la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), prueba que (en el contexto del) Covid se requería exactamente lo contrario a lo que propusieron Duque, Macri o Piñera, que es debilitar los foros multilaterales, porque la coordinación sanitaria es lo mínimo en tiempos de pandemia”, sostiene Enríquez-Ominami en entrevista.

“Hay que tener una mirada postpandemia, una respuesta durante la pandemia pero también el día después de la pandemia, (de lo contrario) América Latina va a quedar como el continente más retrasado del mundo, con mayor rezago, somos el continente más afectado del mundo detrás de Asia y de África, tenemos serios desafíos como continente”.

A la cumbre en la Ciudad de México asistirán los expresidentes Dilma Rousseff, de Brasil; Rafael Correa, de Ecuador; Ernesto Samper, de Colombia, y José Luis Rodríguez Zapatero, de España, mientras que los actuales mandatarios de Argentina y Bolivia, Alberto Fernández y Luis Arce, participarán de manera remota.

De México fueron invitados Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD y exjefe de Gobierno de la Ciudad de México; Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; Mario Delgado, presidente de Morena, y Zoé Robledo, director del IMSS.

En total asistirán más de 150 líderes progresistas, desde académicos, juristas y congresistas de varios países hasta excancilleres y expresidentes.

El Grupo de Puebla, nacido en 2019 en esa ciudad mexicana, se define a sí mismo como una alianza progresista y un espacio político de reflexión sobre los retos y necesidades urgentes de los países latinoamericanos y del Caribe.

La organización —en cuya fundación también participaron el brasileño Luis Inácio Lula da Silva, el boliviano Evo Morales y el uruguayo José Mujica— se ha pronunciado a favor de la autodeterminación de los pueblos, la no persecución política y la consolidación de las democracias en la región, razón por la cual no cuenta entre sus integrantes con políticos vinculados al gobierno de Nicolás Maduro.

Enríquez-Ominami explica que el “modelo solidario de desarrollo” del Grupo de Puebla, que es resultado de dos años y medio de trabajos e intercambios con pensadores, Nobeles en Economía y líderes políticos de América Latina y Europa, contiene una propuesta de acciones inmediatas ante la pandemia y acciones de largo aliento para fomentar el desarrollo regional.

“(Responde a) la necesidad de mayor integración, la necesidad de una renta básica universal en el corto plazo, la necesidad de una moratoria de la deuda, una coordinación sanitaria, avanzar en el conocimiento de ciencia y tecnología, la superación de la desigualdad, el valor agregado y la revisión del impacto de la inteligencia artificial, una nueva política económica contracíclica, la transición ecológica —porque la crisis ambiental es la segunda gran crisis coyuntural dramática de este siglo—, una nueva institucionalidad democrática en el continente, y, dado que se perdieron millones de empleos durante la pandemia, la creación de empleo será otro tema”, detalla el político chileno.

El Grupo de Puebla ha manifestado su simpatía y respaldo al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Por ejemplo, la organización expresó su beneplácito con la propuesta que hizo el mandatario mexicano ante la ONU de crear el Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar para ayudar a los pobres de todo el mundo. 

“La pandemia ha dejado efectos difícilmente reversibles en los Estados más pobres y en los segmentos poblaciones más vulnerables. La iniciativa Covax solo ha cubierto un 6% de la vacunación, dejando en evidencia que la superación de la crisis sanitaria y la posterior recuperación económica es relativa al nivel de riqueza de los Estados. Lo anterior deja al descubierto las disparidades estructurales que conspiran contra un relanzamiento igualitario y justo durante y en la postpandemia”, publicó el Grupo entonces.

Que la cumbre se realice en México no es casual. Aunque no se prevé la participación de López Obrador, Enríquez-Ominami considera que su administración ha retomado relaciones políticas con la región latinoamericana, a diferencia de administraciones pasadas que prefirieron fortalecer los lazos con Estados Unidos 

“Nosotros sostenemos que el gobierno de López Obrador ha vuelto a mirar al sur, y eso quedó factualmente demostrado en el manejo de la crisis democrática del golpe de Estado a Evo Morales en Bolivia; la coordinación con Argentina en distintos foros multilaterales; en el fortalecimiento de la CELAC, en la cumbre que ocurrió en México; en no aceptar la propuesta injerencista del Grupo de Lima en Venezuela. México ha vuelto a mirar al sur y eso para nosotros, como Grupo de Puebla, es muy importante, porque el Grupo promueve exactamente eso: la integración, la colaboración entre países de América Latina y el Caribe”, detalla.

Advertencia ante la opción derechista

El excandidato presidencial chileno sostiene que las opciones políticas de derecha deben ser respondidas y combatidas desde la izquierda con la misma severidad con que aquéllas promueven la confusión, el miedo y el odio, y pone de ejemplo los gobiernos de Jair Bolsonaro en Brasil y las pasadas administraciones de Mauricio Macri en Argentina y Donald Trump en Estados Unidos.

“La extrema derecha se ha abierto un camino a partir del debilitamiento de las respuestas de los Estados ante las crisis y del debilitamiento del mercado ante las crisis; la extrema derecha además se ha abierto camino con una narrativa muy eficaz, muy percutante, que es la teoría de la confrontación, es el miedo, alimentar la paranoia, inventar que existe una coordinación marxista continental y que se requiere la máxima unidad, crear fantasmas; eso es muy eficiente, y mezclado con el uso de las redes sociales, la extrema derecha ha logrado cambiar la agenda, ha cooptado el espacio, y es una verdadera amenaza a la democracia”, explica.

“Los progresistas estamos también llamados a confrontar y a responder, (…) la amenaza de la extrema derecha hay que responderla con mucha severidad y no sólo con propuestas; aquí hablo a título personal y como líder político chileno, no como coordinador del Grupo de Puebla: hay que confrontar a la extrema derecha”.

Cuestionado sobre si los gobiernos de izquierda han tenido responsabilidad en el desencanto de la ciudadanía que ve en las agendas de derecha una opción, Enríquez-Ominami señala que las administraciones progresistas han tenido que dedicar muchos recursos y esfuerzos a reparar o revertir decisiones de antecesores derechistas.

“Creo que la década pasada, cuando habíamos logrado reducir en términos promedio la pobreza, con la llegada, por ejemplo, de Macri a Argentina hubo un enorme retroceso, y los gobiernos progresistas han tenido no sólo que intentar transformar, sino reparar el enorme daño que han cometido los gobiernos de derecha; buena parte de la tarea del presidente Lula en Brasil, o en Chile, en Argentina, es que gobernar no solamente es transformar, sino que gobernar es reparar la imagen internacional de esos países, la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI); creemos que los gobiernos de derecha han demostrado una total incompetencia”, plantea.

En el caso de Chile, el coordinador del Grupo de Puebla reconoce la contradicción de que, en el marco de la elección presidencial, el candidato de extrema derecha, José Antonio Kast, haya ganado en la primera vuelta electoral, en un país que meses atrás votó por derogar la Constitución elaborada en el pinochetismo.

“Chile es un barco sobreviviente que enfrenta la marea de la crisis social, la marea del cambio y la marea del orden también, y ese barco tiene que llegar a puerto y el país tiene que decidir quién controla el timón; el año pasado, con un 80% de la población, se eligió una nueva Constitución, y encabeza la segunda vuelta electoral alguien que odia la nueva Constitución”, contrasta Enríquez-Ominami.

“Y, en esa contradicción, creo que ése es el talento de la extrema derecha: logró reformar una elección que siempre es un plebiscito sobre el cambio en una elección sobre el orden, trasladar el referéndum sobre el cambio o la continuidad a un referéndum sobre el orden o el desorden. Y nosotros, como oposición donde está gobernando hoy en día la derecha, tenemos que rechazar la idea de que existe un dilema entre justicia social y orden, son sinónimos, el orden y la justicia social son lo mismo, no hay orden sin dignidad ni hay dignidad sin orden”.

El exdiputado chileno explica que el programa de gobierno de Kast es tan “delirante” que propone retirar a Chile de la ONU, indultar a militares juzgados por tortura y crear una coordinación intergubernamental continental para frenar el crecimiento de la izquierda radical.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Ómicron: qué dicen los primeros estudios sobre la eficacia de las vacunas contra la nueva variante

Los estudios indican que la nueva variante del coronavirus tiene el poder de escapar de los anticuerpos producidos por la vacunación, pero que persiste la protección contra formas más graves de la enfermedad.
Reuters
9 de diciembre, 2021
Comparte

Si las vacunas que tenemos funcionan o no -y hasta qué punto- contra ómicron es algo que iremos conociendo con más detalle con el paso de los días. Así funciona la ciencia. Evoluciona según ocurren los hechos y se acumulan evidencias.

Pero los primeros estudios, rápidos, no definitivos y sin ser revisados por pares, traen buenas y malas noticias.

Esta nueva variante de coronavirus parece tener mayor capacidad de escapar la inmunización, pero las investigaciones disponibles indican que nuestras vacunas seguirán protegiendo contra los cuadros más graves de la enfermedad.

Claro que esto seguirá dependiendo de muchos factores. No reacciona igual una persona joven y sana que una persona anciana o con algún otro factor de riesgo, por ejemplo.

El grado de protección varía según cada individuo y no es una ciencia exacta.

Aquellos que ya cuentan con una dosis de refuerzo parecen estar mejor protegidos contra el virus y esto también incluye a la nueva variante.

Ómicron preocupa porque es la variante más mutada hasta la fecha.

¿Cómo protege la vacuna de Pfizer?

Este miércoles, Pfizer y BioNTech, creadores de una de las vacunas más administradas en el mundo, presentaron los primeros informes preliminares sobre la protección contra ómicron.

Una vez más, son datos que hay que interpretar como los primeros indicios disponibles. Ni sus hallazgos son definitivos ni tenemos suficiente información de otros fabricantes como AstraZeneca, Moderna, Sinopharm, Sinovac o Sputnik V, por citar otras vacunas que se están administrando en América Latina, por ejemplo.

Gráfico de la variante Ómicron

BBC

Los análisis de Pfizer indicaron que el efecto protector cae drásticamente contra la nueva variante. Sin embargo, agregaron que una dosis de refuerzo aumenta considerablemente la defensa del sistema inmunológico contra ómicron.

Varios países, especialmente los de más recursos, han comenzado a administrar una tercera dosis a su población, lo cual ha generado debates éticos sobre si es más prioritario reforzar aún más la protección de ciudadanos de países ricos o asegurar que los países más rezagados cuenten con más vacunas.

Según un comunicado de Pfizer, el plasma de las personas que recibieron dos dosis de la vacuna actual contra la covid tuvo una reducción media de 25 veces la neutralización contra ómicron en comparación con las versiones anteriores del virus.

Esto, agregaron, indica que dos dosis de Pfizer podrían no ser suficientes para proteger contra la infección de ómicron.

Sin embargo, “las personas vacunas todavía parecen estar protegidas contra las formas más graves de la enfermedad“.

La buena noticia es que la dosis de refuerzo de Pfizer parece ofrecer dicha protección.

Gráfico virus.

Getty Images
La OMS sostiene que las vacunas conservan su poder de protección contra formas graves de la enfermedad.

“De acuerdo a datos preliminares, una tercera dosis provee un nivel parecido de anticuerpos neutralizantes contra ómicron que dos dosis contra otras versiones del virus”, dice el comunicado.

De igual forma, Pfizer/BioNTech agregó que se encuentra desarrollando una vacuna específica contra ómicron, que esperan podría estar lista en un período de 100 días, en marzo, siempre pendiente de aprobación regulatoria.

Estudios en Sudáfrica

Desde Sudáfrica, país donde se detectó por primera vez ómicron, los primeros estudios -sin ser revisados por pares- apuntan en la misma dirección que las investigaciones de Pfizer.

Al analizar los anticuerpos de 12 personas que recibieron la vacuna de Pfizer (la mitad de las cuales también habían sido infectadas previamente con el coronavirus y la otra mitad no), los investigadores notaron que los anticuerpos producidos eran mucho menos efectivos para prevenir la infección contra ómicron.

Sin embargo, la percepción de Alex Sigal, virólogo del Instituto de Investigación en Salud de África en Durban y autor del estudio, es que aunque cree “que habrá mucha infección”, no está seguro si eso evolucionará hacia una situación de colapso sanitario, dijo al periódico The New York Times.

Gráfico de cómo aparecen las variantes

BBC

La buena noticia aquí es que el virólogo inicialmente temió que, frente a un virus tan mutado, las vacunas resultarían totalmente ineficaces, pero no es el caso.

Sigal agregó que aún será necesario estudiar más a fondo los efectos de las dosis de refuerzo de las vacunas, pero sospecha que “cuantos más anticuerpos tenga, mejor le irá” contra la nueva variante.

Vale la pena recordar que las vacunas desencadenan una reacción inmunitaria que va mucho más allá de la producción de anticuerpos, una reacción que no se mide en los estudios enumerados aquí.

“Todavía es muy probable que las vacunas protejan a la mayoría de las personas contra las formas graves de la enfermedad porque entrenan al sistema inmunológico mucho más que para producir anticuerpos neutralizantes”, explica el experto en salud y ciencia de la BBC, James Gallagher.

“Las células T, que actúan sobre una infección, son mejores para lidiar con las variantes, ya que atacan diferentes partes del virus”.

En resumen, que los primeros estudios preliminares apuntan a que, si bien parece perderse protección contra casos de reinfección, se espera que sigamos protegidos contra cuadros graves de la enfermedad y que, además, aún teniendo en cuenta que merme la capacidad de nuestros anticuerpos, la respuesta de las células T siga siendo un arma fiable para luchar contra el virus.

Dosis de refuerzo

Otro estudio preliminar, no revisado por pares y patrocinado por los fabricantes de vacunas, evaluó específicamente la efectividad de las dosis de refuerzo (en este caso, las de Pfizer y Janssen) en 65 individuos.

Aunque no es específico sobre ómicron, el estudio sugiere que la dosis adicional de la vacuna “aumenta las respuestas de anticuerpos en personas que habían sido vacunadas al menos seis meses antes” con la vacuna de Pfizer.

Miembro del personal sanitario sosteniendo una dosis de Pfizer.

Getty Images
Las pruebas de laboratorio de Sudáfrica sugieren que ómicron podría evadir la protección que ofrece Pfizer contra la reinfección, que no contra las evoluciones más graves de la enfermedad.

Sin embargo, los investigadores señalan que aún se desconoce cuánto durará este refuerzo de la protección.

Por ahora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que la expectativa es que las vacunas continúen siendo efectivas contra ómicron.

“Tenemos vacunas altamente eficientes, que han demostrado ser efectivas contra todas las variantes hasta ahora, en términos de prevenir formas severas de covid-19 y hospitalizaciones. No hay razón para creer que será diferente” con ómicron, dijo a la agencia AFP Mike Ryan, director de emergencias de la OMS.

De cualquier modo, gobiernos y científicos permanecen alertas y monitorean a ómicron a medida que avanza.

“Una onda grande y repentina del ómicron todavía puede causar problemas, incluso si solo causa síntomas leves para la mayoría de las personas”, explica el reportero James Gallagher.

“Si los pocos que tienen casos graves de covid-19 se infectan con ómicron al mismo tiempo, eso podría volver a presionar los sistemas de salud”, agrega Gallagher.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aeyYanC_2NQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.