SEP elimina programas para los más pobres y concentra dinero en becas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
SEP Puebla

SEP elimina 5 programas educativos para los más pobres y concentra presupuesto en becas

Si bien el prepuesto en educación creció en 1.9%, está concentrado sobre todo en subsidios a través de los programas de becas, una de las prioridades de este gobierno como parte de la entrega directas de recursos.
SEP Puebla
18 de noviembre, 2021
Comparte

La Secretaría de Educación (SEP) desapareció cinco programas que proveían alimentos y actividades extracurriculares en los planteles, atención enfocada a migrantes, indígenas, y aprendizajes en nivel básico que funcionaban en 37 mil 570 escuelas, ubicadas sobre todo en zonas rurales y de alta marginación. 

De acuerdo a un análisis del presupuesto realizado por la organización Mexicanos Primero, esos programas sumaban 21 mil 982 millones de pesos y beneficiaba a 4.3 millones de estudiantes de todo el país, pero no operarán para 2022 pues no tuvieron presupuesto.

Se trata de los programas de Escuelas de Tiempo Completo, Atención a la Diversidad de la Educación Indígena; Atención Educativa de la Población Escolar Migrante; Programa Nacional de Convivencia Escolar; y Desarrollo de Aprendizajes Significativos de Educación Básica, antes Programa de Fortalecimiento de la Calidad Educativa. 

Si bien el prepuesto en Educación creció en 1.9%, está concentrado sobre todo en subsidios a través de los programas de becas, una de las prioridades de este gobierno como parte de la entrega directas de recursos.

De acuerdo con el análisis del presupuesto para educación básica en 2022, 49% estará destinado a las becas; 21% para infraestructura y 14% en gastos de operación. Mientras que solo se destina 5% para formación docente, 5.5% para libros y materiales, y 4.6% en servicios personales. 

“El aumento en el monto destinado a becas masivas sigue siendo insuficiente para compensar las principales carencias, pero además distorsiona la inversión para el desarrollo. Como no tiene focalización adecuada, la generalización produce el efecto de consolidar las brechas, en lugar de cerrarlas”, advirtió David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero.

Sobre todo porque las becas aplican por igual en todas las regiones, en cambio, los programas desaparecidos atendían situaciones específicas para los más desfavorecidos, pues los cinco programas desaparecidos operaban en más de 27 mil escuelas de zonas indígenas, rurales y de alta marginación, donde estudian 2 millones 502 mil alumnos. 

El programa de Escuelas de Tiempo Completo, por ejemplo, iniciado en 2008, ofrecía oportunidades de aprendizaje a través de la ampliación del tiempo dedicado al horario escolar y alimentación para los alumnos, pero a partir de la administración del presidente López Obrador comenzó el recorte presupuestal, de hasta 50% en 2020. Entonces la SEP explicó que el presupuesto y el objetivo se había trasladado al programa La Escuela es Nuestra, que entrega dinero directamente a las comunidades escolares y ellos deciden en qué invertirlo, como en alimentos, clases extracurriculares o infraestructura. 

Leer más | Dejan a niños sin clases extra y alimentos: SEP recorta 100% presupuesto a Escuelas de Tiempo Completo

El Programa para la Atención a la Diversidad de la Educación Indígena buscaba implantar una nueva dinámica docente para que cada escuela fomentara procesos de aprendizaje acorde a sus contextos y necesidades, con el desarrollo de materiales educativos en lengua materna y programas de capacitación específicos para los maestros.

El objetivo del Programa Atención Educativa de la Población Escolar Migrante era favorecer el acceso de la población migrante y el fortalecimiento y contextualización de la educación que se le brindaba. Con el Programa de Desarrollo de Aprendizajes Significativos de Educación Básica se buscaba fortalecer las estrategias académicas en cuatro líneas: Estrategia Nacional de Lectura, Estrategia Nacional de Pensamiento Matemático y Científico, Estrategia Nacional de Seguridad Escolar y Estrategia Nacional de Educación Financiera.

Mientras que el Programa Nacional de Convivencia Escolar tiene como objetivo favorecer el establecimiento de ambientes de convivencia escolar sana y pacífica que coadyuven a prevenir situaciones de acoso escolar. 

Dichos programas se suman a otros tres desaparecidos en 2019: Programa de Inclusión Digital, Programa de la Reforma Educativa y el Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa, eliminado en 2020. 

Aunque parte de los recursos de esos programas han sido destinados La Escuela es Nuestra y a la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez que se encarga de ejecutar y evaluar los programas de becas educativas, el presupuesto tendría que estar enfocado en mejorar los aprendizajes, sobre todo tras la pandemia, consideró la organización Mexicanos Primero.

“Aunque habrá un monto mayor para los edificios, en lo que hace a la escuela como comunidad de aprendizaje que debe reactivarse y compensar los devastadores efectos de un cierre excesivamente prolongado, el presupuesto de egresos de la Federación aprobado para 2022 significa un retroceso”, dijo David Calderón. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿En México hay más terremotos en septiembre? Esto dice la ciencia

Las coincidencias en las fechas de sismos intensos han llevado a muchos en México a afirmar que septiembre es el mes de los terremotos. Pero los científicos y los números muestran que no es así.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Se trata de un mito que se ha visto reforzado por recientes coincidencias: septiembre es un mes de grandes sismos en México.

El pasado 7 de septiembre, un sismo de magnitud 7.1 sacudió la Ciudad de México y el sur del país, al igual que ocurrió en la misma fecha de 2017, cuando otro terremoto de magnitud 8.2 remeció la región.

Y el 19 de septiembre es otro día grabado en la mente de muchos.

En 1985 ocurrió un terremoto de magnitud 8.1, el más devastador de los últimos tiempos para el país. Y exactamente 32 años después, otro sismo de 7.1 también dejó cientos de muertos y edificios destruidos.

Esto ha llevado a muchos mexicanos a cuestionarse si hay algún fenómeno que haga que septiembre -o “septiemble”, como algunos lo llaman en broma- sea un mes de grandes terremotos.

Para los científicos hay una respuesta clara: son solo coincidencias. ¿Por qué?

¿Es septiembre cuando más ha temblado? No

Desde que hay registros sísmicos en México, a partir del año 1900, ocurrieron 86 sismos considerados “grandes” por ser de magnitud mayor a 7.0, según las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional (SSN) mexicano.

El mes que más eventos acumuló en los últimos 121 años es diciembre, con 12 terremotos. Un paso atrás está septiembre, con 11, y le sigue junio con 10.

Eso muestra que en realidad esos tres meses acumulan la mayor actividad sísmica, pero por una diferencia marginal. El resto de los meses tienen registros variados.

Sismos en México desde 1900*. Magnitud mayor a 7,0. *Hasta el 15/09/2021.

¿Por qué la gente “siente” que tiembla más en septiembre?

Los científicos reconocen que la duda de la población es entendible dado que una persona acostumbra a relacionar los eventos que le han tocado vivir.

Cualquier habitante de Ciudad de México que tenga más de 40 años vivió dos temblores, el de 1985 y el de 2017, en la misma fecha: un 19 de septiembre.

“Esto es una percepción. Percepción válida, percepción lógica de la gente, porque estamos acostumbrados a medir los fenómenos naturales a escala de la vida humana, lo cual no siempre es el punto de vista más adecuado”, dijo el sismólogo Luis Quintanar en una rueda de prensa el pasado 13 de septiembre.

“Para medir su frecuencia, su intensidad, debe de ser a escala geológica, no a escala de la vida humana, que son 60, 70 años, sino a escala un poco mayor de los 100, 200 o más años”, añadió.

Un vendedor de periódicos

Getty Images
“De nuevo” titulaba el diario Metro luego del terremoto del 19 de septiembre de 2017, 32 años después del de 1985.

¿Se pueden predecir los sismos?

Los científicos del SSN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron cuestionados sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro sismo este 19 de septiembre.

Pero la respuesta es enfática: no es posible saberlo.

“Los sismos no pueden predecirse. Y esto hay que tomarse muy claramente desde ambos puntos de vista: no podemos decir cuándo va a ocurrir un sismo, pero tampoco vamos a poder asegurar que no van a ocurrir sismos”, dijo Jorge Aguirre, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“Sabemos que existe una cierta actividad sísmica debido a la dinámica de la Tierra y que eventualmente vamos a seguir teniendo sismos en México, pero no sabemos ni cuándo, ni a qué horas. Y no podemos ni asegurar que no vaya a haber sismos, ni asegurar que vaya a haber sismos en algún lugar o en alguna fecha”, añadió.

Las poblaciones del centro, sur y sureste de México, incluida la capital del país, están expuestas a la sismicidad por las diversas fallas geológicas que hay en sus alrededores, así que es probable que los eventos sísmicos sigan presentándose.

¿La época de lluvias genera sismos?

Al proliferar la creencia de que septiembre es un mes de sismos grandes también se ha difundido entre la gente que esto podría deberse a que es la época de lluvias puede tener algún efecto en el subsuelo.

Pero no es así: “Desde el punto de vista científico (…) ni las lluvias, ni mucho menos otras cosas tiene que ver con que tiemble más en septiembre. No sólo en México, en todo el mundo no hay ninguna evidencia de esto”, dijo Arturo Iglesias, jefe del SSN.

“Quizá la excepción sea la sismicidad que a veces se induce por la recarga de presas. Ahí sí, a veces, cuando una presa se recarga de manera típica, por ejemplo, después de un huracán o algo así, suele ocurrir sismicidad local pequeña que tiene que ver con el propio peso del agua que altera el estado de esfuerzos alrededor de una presa”, explicó.

Edificios destruidos tras el terremoto de 1985 en México

Getty Images
El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el más devastador del último siglo.

¿Y hay una relación de los sismos con el cambio climático?

Relacionado a las lluvias más intensas, huracanes, inundaciones o sequías de los últimos años con el cambio climático, también han surgido dudas de si puede haber una relación con los sismos.

Pero los expertos nuevamente indican que no hay ninguna evidencia de eso.

“No hay una correlación”, explicó Rosa María Ramírez, directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El cambio climático causa desastres, al igual que los sismos. Pero no hay una correlación”, enfatizó.

Los científicos dicen que la tecnología ha evolucionado en las últimas décadas para mejorar la detección, medición y pronóstico de afectación de un sismo, lo cual permite salvar vidas a través de las alertas tempranas y el mejoramiento de los códigos de construcción.

Pero piden a la población evitar la difusión de rumores como el de que septiembre es un mes de “temblores grandes”.

Madre

Getty Images
Una madre llora en la ceremonia en recuerdo de los niños fallecidos en una escuela en el terremoto de 2017.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.