'Firma tu baja y recibe el dinero': se amparan ante ola de despidos en FGR
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

“Firma tu baja voluntaria y recibe el dinero”: promueven amparos ante ola de despidos en FGR

Entre los despedidos hay policías ministeriales, peritos y agentes del Ministerio Público, la mayoría forma parte de la Agencia de Investigación Criminal.
Cuartoscuro
Por Alberto Pradilla y Arturo Ángel
30 de diciembre, 2021
Comparte

“Me presenté por oficio a la sede de la Coordinación Regional de la Agencia de Investigación Criminal, donde el jefe regional de la unidad administrativa de esta dependencia me informó que a partir del 1 de enero del 2022 se terminaría la relación jurídico administrativa que me une con la fiscalía, debido a un nuevo modelo institucional. También me dijo que tendría que firmar mi renuncia voluntaria y recibir el dinero que me estaban ofreciendo porque no habría forma de evitar mi separación del cargo”. Este es el relato de un agente de la policía ministerial al que fue anunciado su cese el pasado 28 de diciembre. 

Como él, agentes del Ministerio Público, peritos y policías de diversas delegaciones estatales de la Fiscalía General de la República (FGR) recibieron en los últimos días citatorios para presentarse en las oficinas de la institución y allí fueron notificados de su inminente despido, que se hará efectivo el próximo 1 de enero. 

Según los oficios recibidos por algunos de los afectados, la razón de los ceses es que las plazas serán “suprimidas” por “razones presupuestales” y ante el nuevo modelo al que se transita y para conformar la nueva estructura de la FGR. Es decir, que a partir del sábado la plaza que ocupan dejará de existir, por lo que se quedarán sin empleo. 

“Ante este escenario, pregunté si se me daría la oportunidad de ser oído y vencido en un procedimiento administrativo, pero me indicó que la baja sería inmediata e irrevocable a partir del primer día del siguiente año”, prosigue su relato, incluido en uno de los cinco amparos de los que Animal Político ha tenido conocimiento. 

En los próximos días un juzgado de distrito deberá pronunciarse sobre si mantienen su empleo hasta el momento en el que la justicia aborde el fondo del asunto.

“Es una decisión totalmente ilegal. La única forma de concluir el servicio es la muerte, separación de cargo o renuncia. No hay ninguno de estos supuestos”, dijo Reyna Velasco, abogada que representa a algunos de los agentes afectados. 

Oficialmente no se ha hecho público el número de funcionarios que la institución que dirige Alejandro Gertz Manero tiene intención de destituir. Este medio tuvo conocimiento de despidos en las oficinas del Estado de México, Puebla, Tlaxcala y Michoacán, aunque podrían haberse registrado por toda la República. Según pudieron saber algunos afectados, se trataría de un plan progresivo que, en un primer momento, afectaría a unos 250 elementos, pero que llegaría hasta cerca del millar. 

Los oficiales despedidos serían, en su mayoría, policías ministeriales adscritos a la Agencia de Investigación Criminal (AIC), aunque también habría peritos y agentes del Ministerio Público, según explicó Iván Chávez, abogado de la asociación civil Ciudadanos Uniformados AC y que representa a varios de los funcionarios despedidos. La AIC tiene aproximadamente 1 mil 500 elementos, por lo que los despidos, si se completan, supondría desmantelar casi por completo la dependencia. 

“Hay un plan para militarizar la seguridad pública”, dijo Chávez. Él, directamente, tuvo conocimiento de cerca de 80 despidos aunque asegura que existe un listado con más de 900 nombres. 

Lee: No militarizamos al país, soldados son pueblo uniformado: AMLO defiende a Fuerzas Armadas

Animal Político contactó a la FGR para conocer el alcance de los despidos y cuáles eran los planes de reestructuración de la institución, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta. 

Sin alternativas

Los despidos comenzaron el pasado 28 de diciembre, cuando los oficiales fueron citados en sus oficinas. Algunos denunciaron que les dieron diversos motivos falsos para la reunión: un operativo o un cambio de destino. Cuando llegaron al lugar, sus superiores les notificaron que estaban despedidos y les ofrecieron una indemnización que debían aceptar en el momento. 

La cantidad ofertada es variable y oscila desde el medio millón para un agente con más de 20 años de servicio hasta los 250 mil pesos que recibiría un funcionario con diez años de antigüedad. Es decir, que la FGR alega que no tiene fondos, pero está dispuesta a abonar fuertes indemnizaciones para hacer efectivos los despidos. 

Tanto Velasco como Chávez, abogados que están representando a los afectados, coincidieron en describir el modus operandi: “Te citan y te dicen: los tomas o los dejas. Si los tomas, es una renuncia voluntaria y no tienes problemas. La opción B es que te vamos a dar de baja, si quieres ir a juicio y, cuando ganes, pues ya te pagaremos”, explica Chávez.

Leer: Crece letalidad con AMLO: Ejército mata en enfrentamientos a más de 500 civiles y lesiona a 89

Es decir, que se trata de servidores públicos que habían obtenido su plaza y a quienes, legalmente, no se debería de expulsar del cuerpo de funcionarios. 

Hasta el momento no se ha conocido el criterio que la FGR está aplicando para los despidos, lo que ha provocado nerviosismo al interior de la institución. Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que, al 30 de noviembre, el 95% de los más de 12 mil agentes de la FGR tenía aprobada su prueba de control de confianza. 

Otra duda que se abre es qué ocurrirá con las plazas que queden libres. “Hablamos de elementos que realizan labores de mandamientos judiciales, órdenes de aprehensión, investigación en campo, periciales, MP… esto merma la capacidad de la fiscalía”, dijo Velasco. 

Por el momento, muchos de los afectados aceptaron el cheque y abandonarán la institución. Otros, sin embargo, están promoviendo amparos. Ya hay cuatro presentados ante los juzgados de distrito primero, segundo, séptimo y octavo de la Ciudad de México y es previsible que lleguen más en los próximos días. Hay agentes que no acudieron a la cita y ahora, sabiendo que el llamado era para ser despedido, pueden no presentarse y buscar un amparo. 

Nadie sabe qué ocurrirá con las plazas que ahora quedan desiertas ni en qué se basará la reestructuración, aunque los afectados temen que se esté abriendo el camino para una mayor militarización.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: las amenazas de los antivacunas a un paciente al que acusan de ser un actor que fingió la enfermedad

Henry Dyne no podía imaginar las consecuencias de su aparición en un reportaje de la BBC donde habló de su experiencia con la COVID.
22 de enero, 2022
Comparte

Henry Dyne recibió cientos de mensajes ofensivos después de aparecer en un reportaje de fin de año de la BBC. ¿La fuente? Activistas antivacunas que creían falsamente que se trataba de un “actor de crisis” que fingió estar enfermo de covid-19.


Pocos días después de Navidad, Henry Dyne miró su teléfono despreocupadamente mientras pedía unas copas en un bar. Al desbloquear el dispositivo, se encontró con más de 600 notificaciones.

Empezó a desesperarse -era algo que ya había experimentado antes- pero, cuenta el joven de 29 años de Surrey, Inglaterra, esta vez era “cien veces peor”.

Los mensajes eran desagradables, abusivos, incluso amenazantes.

“La próxima vez que estés en la cama de un hospital”, decía uno, “no será con coronavirus”.

Sin suerte y en el hospital

El infortunio de Dyne empezó cuando contrajo la enfermedad en el verano de 2021.

No se había vacunado, explica, porque pensaba que su relativa juventud haría que cualquier contagio fuera suave.

Pero el consultor tecnológico, que también disfruta compartiendo bromas en su cuenta de Instagram, no tuvo suerte.

“Cada vez que me iba a la cama, no dormía, daba vueltas por todos lados. Y un día simplemente me desperté a las 6:00 de la mañana y dije: ‘voy a llamar una ambulancia'”, cuenta.

“Lo más aterrador fueron la fiebre y las alucinaciones”.

Un hombre y una mujer en una protesta contra la obligatoriedad de las vacunas

EPA
Grupos antivacunas han surgido en distintos países.

En julio, Dyne terminó en el hospital, conectado a una bomba de oxígeno, y habló con periodistas de la BBC que realizaban un reportaje sobre la subida de casos de covid entre los jóvenes.

“Solo pensé que sería bueno dar la cara y decir: ‘esta es mi experiencia, es mucho peor de lo que pensaba, así que vacúnense'”, dice.

No pensó que en poco tiempo se convertiría en el objetivo de un grupo de activistas antivacunas.

La primera de las acusaciones era que Dyne era un “actor de crisis”.

¿Qué es un actor de crisis?

La idea de “actores de crisis”, personas que fingen o son contratadas para interpretar alguna tragedia o desastre, es parte de muchas de las teorías de la conspiración contemporáneas.

El concepto se usó para inventar que los padres de los niños muertos en el tiroteo de la escuela Sandy Hook (diciembre de 2012) estaban fingiendo sus tragedias personales.

Por supuesto que la BBC no usa “actores de crisis” ni paga a los entrevistados. Dyne no recibió ningún pago por su contribución.

Pero eso no impidió que los activistas antivacunas se inventaran información falsa y pasaran al ataque.

“¿Cuánto te pagó la BBC para que fingieras tener covid-19?”, decía un mensaje. Otro: “Eres una basura, colega. El karma es real, amigo”.

Hubo comentarios mucho peores, demasiado explícitos para compartirlos aquí.

Las teorías más salvajes se salieron de control a medida que los activistas rastrearon las cuentas online de Dyne.

Algunos descubrieron su perfil de LinkedIn, donde aparecía uno de sus antiguos empleadores, una empresa que obtuvo contratos del gobierno para suministrar computadoras a escuelas durante la pandemia.

El detalle era verdad, pero Dyne ya no era empleado de la empresa, la conexión era endeble, una coincidencia.

Segunda parte

Después de que se suavizara la ola inicial de ataques, de camino a una recuperación total, Dyne intentó bromear sobre el tema en su biografía de Instagram, donde se describió, sarcásticamente, como “Actor de Crisis ganador de un premio de la Academia”.

Henry Dyne con una bebida

Henry Dyne

“El humor es mi forma de lidiar con las cosas, solo puedes reírte”, explica. “No podía imaginar que esa broma me metería en problemas”.

La segunda parte de los ataques llegó después de la emisión de un especial de la BBC el 27 de diciembre titulado “Repaso de 2021: la pandemia de coronavirus”.

Incluía un clip de la entrevista original a Dyne.

Alguien se grabó en video mientras miraba el especial, buscaba el nombre de Henry Dyne en Google, encontraba su bio de Instagram y leía la frase “actor de crisis”.

Y lo compartió en internet.

No está claro quién hizo el video original, pero rápidamente se compartió en círculos antivacunas en YouTube y Facebook antes de despegar en Twitter.

Uno de los principales impulsores de la tormenta de Twitter fue un político galés en ciernes, Richard Taylor. Compartió el video en Facebook y generó miles de reacciones con un tuit.

Taylor recibió el 20% de los votos en la localidad de Blaenau Gwent como candidato del Partido del Brexit en las elecciones de 2019. Recientemente montó una campaña con la que recaudó más de US$80.000 para un cine que fue cerrado por violar las normas de la pandemia.

Las publicaciones del político decían “Te vemos” junto al video, pero cuando la BBC lo contactó, respondió por email: “En mi publicación original no quise insinuar nada… Son mis seguidores de redes sociales quienes sacan conclusiones de lo que ven o leen”.

“Es desafortunado que Dyne decidiera referirse a sí mismo de forma sarcástica en sus cuentas de redes sociales”.

“Toda mi vida he creído que cuando alguien te dice quién o qué es, debes creerle, así que tomé a Dyne en serio cuando se refirió a sí mismo como actor de crisis”, escribió Taylor.

El político también condenó los abusos y amenazas.

“Nunca contribuiría intencionadamente al abuso o amenaza a otro individuo, tras haber pasado una gran parte de mi vida dedicado a ayudar y servir a otros”, precisó.

Imagen del tuit de Richard Taylor

Twitter
El tuit de Richard Taylor tuvo miles de retuits.

Otra oleada

Pero el video viral se tradujo en otros cientos de mensajes abusivos y amenazantes contra Dyne.

Calcula que fueron el triple de los que recibió en julio, incluidas varias amenazas de muerte y cuentas falsas creadas con su nombre.

Pantallazo de una cuenta falsa a nombre de Henry Dyne

Instagram
Una de las cuentas falsas creadas a nombre de Henry Dyne.

La publicación de Taylor en Facebook fue etiquetada como falsa por quienes comprueban datos. Un video sigue activo en YouTube, así como varios tuits que muestran el citado video en Twitter.

La empresa Meta, propietaria de Instagram y Facebook, ha eliminado las cuentas falsas.

“Nos disculpamos ante Henry por la angustia que esto debe haberle creado”, dijo Meta en un comunicado.

“Cuentas que se hacen pasar por otra persona no están permitidas en Instagram y hemos eliminado las cuentas denunciadas”.

Por su parte, Twitter dijo en un comunicado: “Seguimos adoptando acciones firmes contra el contenido y las cuentas que promueven información demostrablemente falsa sobre la covid-19 y que constituye un peligro”.

YouTube está investigando el video en cuestión.

Las tres compañías condenaron el acoso online y señalaron que tienen reglas y herramientas para proteger a los usuarios.

Si bien lamenta las distintas rondas de abuso, Henry Dyne continúa provocando a quienes lo acusan, y dice, por ejemplo, que está “disponible para fingir otros desastres”.

“Eso es literalmente todo lo que puedes hacer”, indica. “Hay que hacer algo con las redes sociales. Es demasiado evidente que se han salido de control”.

Sin descartar una carrera en los monólogos cómicos, Dyne dice que su episodio con la covid-19 no fue para nada gracioso, sino demasiado real.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e4xWoH-aijs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.