Damnificados de Tula acusan falta de apoyo del gobierno tras inundación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

A tres meses de inundación, damnificados de Tula acusan falta de apoyo del gobierno

A decir de las familias, el gobierno federal se comprometió a entregar apoyos por 35 mil pesos, pero hasta ahora solo han recibido menos de una tercera parte y no tienen la certeza de que se les entregue el resto.
Cuartoscuro
1 de diciembre, 2021
Comparte

La distribución de los apoyos gubernamentales a familias de damnificados de Tula ha sido desigual e insuficiente, de acuerdo con víctimas de la inundación que fue provocada el pasado 6 de septiembre.

A casi tres meses de la tragedia, que dejó alrededor de 3 mil viviendas dañadas, los damnificados señalan que, por parte del gobierno federal —a través de la Secretaría del Bienestar—, han recibido un apoyo económico único de 10 mil pesos, que no les ha alcanzado para recuperar prácticamente nada del patrimonio que perdieron.

Algunos han tenido más “suerte” y han obtenido una base para cama, aunque sin colchón; otros recibieron un colchón, pero sin la base. Otras familias obtuvieron un bote de pintura, algunas toallas y vasos. Y las despensas, esas sí que fueron abundantes.

Pero las autoridades han sido contradictorias en las promesas de apoyo, de acuerdo con varios testimonios recogidos por este medio.

Por ejemplo, el gobierno municipal, que encabeza el perredista Manuel Hernández Badillo, les prometió condonarles durante tres años el pago de impuestos del predial, agua potable y permiso de uso de suelo (para las personas con negocios); luego, tras una rectificación, se les aclaró que la condonación sería por tres meses.

A decir de las familias, el gobierno federal se comprometió a entregar apoyos por 35 mil pesos, pero hasta ahora solo han recibido menos de una tercera parte –10 mil pesos— y no tienen la certeza de que se les entregue el resto.

Además, ese apoyo económico es para resarcir daños en las viviendas; es decir, las personas que, a su vez, sufrieron pérdidas en establecimientos comerciales, no reciben ninguna ayuda adicional.

De parte del gobierno estatal, al que los damnificados califican de ausente, se les informó que no podrían acceder a apoyos las familias que tuvieran una vivienda de más de 90 metros cuadrados, con el argumento de que tienen mejores posibilidades económicas para salir de la crisis.

Por otro lado, también acusan que se están negando las ayudas a los afectados que tienen sus casas en los márgenes del Río Tula, donde edificaron con el consentimiento de gobiernos municipales, algo que está prohibido, por tratarse de una zona federal.

“Hoy muchos ya no voltean a ver a Tula, nos damos cuenta porque ya no llega ayuda, las despensas llegaron en gran cantidad los primeros días, y hoy piensan que Tula ya resarció los daños; ‘habemos’ muchas familias que aún no regresamos a nuestras casas porque son un foco de infección terrible, tú entras a un hogar de los que fueron damnificados y te lloran los ojos, te duele la cabeza, te da vómito, náuseas, derivado del foco de infección tan grande que recibimos”, expone Berenice Penchyna, vecina del Centro municipal.

“10 mil pesos no nos sirven para limpiar los pisos y las paredes, es una reverenda aberración que nos tomen como ciudadanos de cuarta cuando somos igual que todos los damnificados”, añade.

Georgina Melgarejo, que describe que la inundación de su casa alcanzó 1.80 metros, acusa que a lo largo de estos tres meses no ha recibido apoyo alguno debido a un error en la captura de sus datos en el censo que no se ha resuelto.

“El apoyo de 10 mil pesos a mí no me llegó porque hay muchos errores, me dicen que hubo un error en mi folio, que mi folio lo tiene otra vecina, y yo no he recibido nada, ni colchón, ni la base de la cama, ni los 10 mil pesos, nada. Hasta la fecha no tenemos ninguna respuesta. Nosotros estamos empezando de cero, porque ni el gobierno federal, estatal y municipal nos han apoyado. Despensas no nos llevaron, ni agua siquiera nos quisieron dar”, comenta.

Claudia Sánchez, quien perdió un inmueble que utiliza como escuela particular, relata que no pudo acceder a apoyos del gobierno estatal porque su propiedad mide más de 90 metros cuadrados.

“Ellos dicen que solamente van a ayudar a casas que tengan no más de 90 metros cuadrados, entonces ¿la gente que ha trabajado toda su vida, no te van a apoyar porque ‘no tienes necesidad’, porque tienes un patrimonio más grande? No fue por decisión propia perder todo, fue que nos causaron un daño en nuestro patrimonio y yo creo que esa diferencia en la que están ellos basándose es inhumana, porque se trata de todo el esfuerzo, el empeño y la dedicación que todos hemos puesto para tener nuestros hogares, nuestro negocio, y que sean tan insensibles a la pérdida que hemos tenido, no sé cómo nombrarlo”.

Rocío Terán, quien es enfermera geriatra, critica la falta de ayuda gubernamental y que las autoridades se desentiendan aun cuando, dice, el desastre no fue por causas naturales, sino consecuencia de decisiones y omisiones administrativas, como mostró esta investigación de Animal Político.

“Perdimos todo, yo no puedo regresar a trabajar porque no tengo el modo de adquirir nuevos uniformes y todo lo que requiero para poder ejercer, trato de salir adelante, pero me doy cuenta de que hemos sido abandonados totalmente. No se nos avisó, no fue desastre natural, nosotros tuvimos 8 minutos para que el agua rebasara el primer nivel y llegara al segundo, no tuvimos oportunidad de nada, tuvimos que correr por nuestra vida”, relata.

“Todos estamos siendo afectados en nuestra economía, tal vez algunos no fueron inundados, sin embargo, se quedaron sin trabajo y nos están limitando apoyos con ridículas listas, números, censos tras censos, y nosotros seguimos sin nada, lo único que nos dieron fueron despensas”.

Además del abandono institucional, los damnificados viven con la preocupación de que la inundación se repita, pues a la fecha no se han tomado medidas desde el gobierno para ampliar el cauce del Río Tula o cambiar la política de enviar aguas negras del Valle de México hacia Hidalgo.

“Queremos que esto no vuelva a pasar, porque si mañana vuelven a tener la disyuntiva nuestras autoridades entre inundar la zona conurbada del Valle de México e inundar el Valle del Mezquital, nos van a volver a inundar, nadie nos da la garantía de que esto no vuelva a pasar”, expone José Jaim, también damnificado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Sweeps Chimney Services

La carta a Santa Claus que quedó atascada en una chimenea y que encontraron 60 años después

La carta fue escrita por un padre a nombre de su hijo, quien ahora quiere tener la misiva navideña como recuerdo.
Sweeps Chimney Services
23 de diciembre, 2021
Comparte

Una carta escrita a Santa Claus pidiéndole regalos para un niño fue descubierta después de que estuviera atascada en un chimenea durante 60 años.

El mensaje navideño, escrito a mano y firmado, fue encontrado por una empresa deshollinadora de Worksop, una localidad en el norte de Inglaterra, a unos 240 km de Londres.

La empresa publicó el hallazgo en redes sociales para tratar de identificar a quién pertenecía. Resultó haber sido escrita por un padre a nombre de su hijo, quien ahora espera poder tenerla en sus manos.

Robert Crampton, un policía jubilado, confirmó que esperaba “un traje de vaquero con pistola, sombrero y todo lo demás”.

A pesar de los problemas con la carta, Crampton recibió sus regalos hace seis décadas.

Robert Crampton

Robert Crampton
Robert Crampton, fotografiado aquí en el jardín de su casa en Worksop, dijo que su deseo navideño se hizo realidad.

Crampton confirmó que la carta se escribió unos días antes de la Navidad de 1961, cuando tenía 5 años.

Nacido en la vecina Retford, pero ahora viviendo en Surrey (sur de Inglaterra), el jubilado de 65 años dijo que la carta fue escrita a nombre suyo por su padre ya fallecido, un sargento del Ejército Real.

Robert Crampton

Robert Crampton
Robert Alfred Crampton, el autor de la carta navideña, murió a la edad de 66 años.

Después de que supo de la carta, una de las claves reveladoras fue la clara letra en tinta azul que identificó a su padre como el autor.

“Hablé con mi mamá y me dijo: ‘Debió haber sido la letra de tu papá, porque si fuera tuya seguramente hubieras recibido una casa de muñecas”.

“ me recordó que, de hecho, recibí parte del atuendo -recibí una pistola como las de los vaqueros y una cartuchera, y recuerdo recibir una insignia de sheriff”.

Robert Crampton

Robert Crampton
Robert Crampton con su esposa Mary.

Crampton ahora espera poder recibir para que sus hijas tengan un recuerdo de su padre, quien murió en 1996.

Añadió que su deseo de Navidad se hizo realidad, tras completar 30 años de servicio con la policía de Surrey, antes de jubilarse en 2013.

“Siempre quise ser un sheriff, y creo que de alguna manera lo fui”, expresó.

La carta se encuentra con los actuales dueños de la casa. La familia ha vivido allí durante décadas y no conocían a los anteriores inquilinos.

Cheryl Thorne, administradora de la compañía deshollinadora Sweeps Chimney Services, manifestó estar emocionada de que hubieran rastreado al autor original de la misiva.

“Soy una persona sentimental y cuando monté este negocio le dije a mi esposo que siempre quise encontrar una carta de Navidad”, afirmó.

“Es un tesoro de chimenea. Es precioso cuando encuentras algo así”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Vb2BfBrB1MQ&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.