Investigadores de desapariciones a manos de la Marina sufrieron 2 atentados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Investigadores de las desapariciones forzosas de Marina sufrieron dos atentados en Nuevo Laredo en 2018

Un soldado que protegía la comitiva murió tras un ataque armado. Documentos a los que tuvo acceso Animal Político revelan cómo se registraron las agresiones, pero no ofrecen hipótesis sobre quién fue responsable.
Cuartoscuro
3 de diciembre, 2021
Comparte

El equipo de investigadores de la antigua Procuraduría General del Estado (actual Fiscalía General de la República) que investigaban las desapariciones de 47 personas a manos de elementos de la secretaría de Marina (Semar) en Nuevo Laredo, Tamaulipas, sufrieron dos atentados cuando realizaban diligencias en el municipio fronterizo a mediados de 2018.

En concreto, fueron atacados por sujetos armados en los meses de junio y julio, justo cuando comenzaban las pesquisas sobre las desapariciones y poco después de que se anunciase la retirada de 267 marinos por las crecientes denuncias sobre violaciones a los derechos humanos perpetradas por el personal naval. En el segundo de los ataques murió un soldado que formaba parte de la comitiva, mientras que en el primero no hubo que lamentar heridos. Ambos atentados aparecen en sendos registros incluidos en varias de las carpetas de investigación sobre las desapariciones a las que Animal Político tuvo acceso a través de solicitud de transparencia. En los informes no se indica ninguna hipótesis sobre los posibles responsables.

Te puede interesar: Detienen a 3 hombres presuntamente relacionados con secuestro de marinos en Jalisco

El primero de los atentados tuvo lugar pasadas las 14:00 horas del 12 de junio de 2018. Según el registro de los hechos, la comitiva, formada por coches de la PGR custodiados por jeeps militares, se encontraba realizando diligencias sobre la desaparición del joven Brandon Eduardo Nevárez García, de 18 años, visto por última vez tres meses antes y cuya familia señaló a la Marina como responsable.

Tras salir de un Oxxo, los agentes observaron movimientos sospechosos de una persona que portaba “una radio o un arma”. Al subir en los vehículos se dieron cuenta de que les seguía una camioneta de color rojo, a la que se unen otros dos autos: un Ford color dorado y un jeep blanco. Luego de constatar que estaban siendo perseguidos y que les apuntaban con un arma, los investigadores aceleraron su marcha. Sin embargo, fueron interceptados por personas que lanzaron las denominadas “poncha llantas” al piso, lo que provocó que una de las camionetas terminase en un lote de camiones, mientras que el resto logró ponerse a salvo.

Los agentes trataron de huir a través de un camino de terracería, pero fueron interceptados por al menos 12 civiles armados que les interrogaron por el motivo de su presencia en el lugar. Los atacantes sustrajeron las armas reglamentarias que portaban tres policías ministeriales y, al escuchar las sirenas de policía que se acercaban, abandonaron el lugar.

Encerrados en un centro comercial

El segundo ataque se registró apenas un mes después, el 9 de julio. Aquel día la comitiva se dirigió desde las instalaciones del 16 Regimiento de Caballería Motorizado, ubicado en Nuevo Laredo, hacia la base de operaciones Nueva Colombia, ubicada en Anáhuac, Nuevo León. Este se ubicaba en el kilómetro 27 de la carretera Nuevo Laredo-Piedras Negras y es uno de los tres centros de operaciones con los que contaba la Armada de México en las inmediaciones de la zona.

Pasadas las 15.00 horas y tras realizar diversas diligencias en la base de Marina, el grupo, formado por tres vehículos del Ejército custodiando a los agentes de la extinta PGR, vio cómo el conductor de una pick up color negro apuntaba con su arma al segundo carro militar. De ahí el convoy se dirigió a la base Nuevo Laredo Sur tras recoger a varios peritos por las instalaciones de la PGR. Allí, nuevamente, realizaron inspecciones de las armas, vehículos y equipos de radio.

Tras abandonar el lugar se registró un nuevo ataque. “Al encontrarnos circulando en el carril central a la mitad de una curva pronunciada, en el carril izquierdo (alta velocidad) se detuvo un vehículo stratus color blanco, cuatro puertas, sin poder ver las placas, escuchando detonaciones de arma de fuego, procediendo a detener la marcha tratando de protegernos con el ángulo trasero de una de las unidades de Sedena, y al mismo tiempo una camioneta pick up doble cabina, línea Lobo, color negra, se incorpora al boulevard Constituyentes y continúan las detonaciones de arma de fuego, procediendo a resguardarnos al piso del vehículo”, relata el documento.

Según el informe, el convoy logró escapar del lugar, pero al circular sobre la carretera Monterrey Nuevo Laredo fueron alcanzados nuevamente por la camioneta negra y otros vehículos (un jeep rojo y una pick up blanca) que continuaron con la agresión armada. “Una de las unidades de Sedena toma la punta y coloca su unidad atravesándola en los carriles de circulación para proteger el convoy, al encontranos en fuego expuestos decidimos realizar maniobra de protección y nos incorporamos al estacionamiento del centro comercial Paseo Reforma, donde detuvimos el vehículo e ingresamos a la plaza (…) puesto que las detonaciones se escuchaban cada vez más cerca”, prosigue el relato.

Los oficiales se encerraron en el Walmart que bajó sus puertas de seguridad hasta que media hora después la zona fue acordonada por la policía. En registro señala que uno de los soldados resultó herido, pero dos fuentes diferentes que hablaron extraoficialmente confirmaron a Animal Político que no pudo recuperarse y que falleció.

Lee más: Corredor Interoceánico del Istmo será operado por empresa a cargo de la Marina

Sin datos sobre detenidos

Animal Político pidió un comentario a la FGR pero al cierre de la edición no había recibido respuesta. El informe no hace referencia a quién podría ser el responsable. Nuevo Laredo es un municipio con fuerte presencia del crimen organizado y donde opera especialmente el cartel del Noreste, una escisión de Los Zetas, antiguo brazo armado del cartel del Golfo y que operó de forma independiente desde principios de este siglo. No hay datos sobre detenciones o señalamientos por estos ataques.

La Fiscalía tiene abiertas 34 carpetas de investigación por la desaparición forzada de 47 personas en Nuevo Laredo entre los meses de febrero y mayo de 2018. En abril de este año 30 marinos fueron vinculados a proceso por las desapariciones de tres víctimas: Julio César Viramontes Arredondo, José Luis Bautista Carrillo, Jorge Antonio Hernández Domínguez y Juan Carlos Zaragoza González.

El 13 de julio, la Semar ofreció un acto de disculpa en Nuevo Laredo y se comprometió a compensar a las familias, aunque hasta el momento sus elementos no han ofrecido información sobre el paradero de las personas que faltan. Seis meses después de las detenciones de los elementos navales, un juez de Tamaulipas aceptó un amparo presentado por 12 de ellos y los puso en libertad, dando orden de que se repita el proceso y se dicte un nuevo auto. Entre los excarcelados se encuentra Alfredo Reyes Mondragón, considerado el principal mando de la Unidad de Operaciones Especiales de la Marina en Nuevo Laredo. Tanto las familias como la FGR anunciaron su intención de recurrir la sentencia.

Los atentados sufridos por los investigadores, desconocidos hasta ahora, son un nuevo capítulo de uno de los casos más importantes de violaciones a los derechos humanos en México en los últimos años y que todavía mantiene las principales interrogantes: dónde están los desaparecidos, quiénes fueron los responsables y quién dio las órdenes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Detectan señales del que podría ser el primer planeta descubierto fuera de la Vía Láctea

Astrónomos han encontrado indicios de lo que podría ser el primer planeta descubierto fuera de nuestra galaxia. Su proceso de identificación es tan complejo como fascinante.
26 de octubre, 2021
Comparte

Si los astrónomos aciertan, este sería el primer planeta descubierto fuera de nuestra galaxia.

Hasta ahora habían sido identificados cerca de 5.000 “exoplanetas” -definidos como mundos que orbitan alrededor de estrellas distintas a nuestro Sol- pero todos ellos han sido localizados dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

La posible señal del planeta descubierta por el telescopio de rayos X Chandra de la NASA se encuentra en la galaxia Messier 51, a unos 28 millones de años luz de la Vía Láctea.

Este hallazgo se basa en los llamados tránsitos, en los que el paso de un planeta frente a una estrella bloquea parte de la luz de la estrella y produce una disminución particular en su brillo que es detectable por telescopios.

Esta técnica general ya se ha utilizado para encontrar miles de exoplanetas.

La astrofísica Rosanne Di Stefano y sus colegas buscaron la disminución en el brillo de los rayos X recibidos de un tipo de objeto al que llaman binaria de rayos-X brillante.

Estos objetos suelen contener una estrella de neutrones o un agujero negro que extrae gas de una estrella compañera que orbita cerca. El material cercano a la estrella de neutrones o al agujero negro se sobrecalienta y brilla en longitudes de onda de rayos X.

Debido a que la región que produce rayos X brillantes es pequeña, un planeta que pase frente a ella podría bloquear la mayoría o la totalidad de los rayos X, haciendo que el tránsito sea más fácil de detectar.

Los miembros del equipo utilizaron esta técnica para detectar el candidato a exoplaneta en un sistema binario llamado M51-ULS-1.

“El método que desarrollamos y empleamos es el único método actualmente implementable para descubrir sistemas planetarios en otras galaxias”, le dijo a la BBC Di Stefano, quien hace parte del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, un instituto educativo y de investigación astronómica de la Universidad de Harvard, en EE.UU.

“Es un método único, especialmente diseñado para encontrar planetas alrededor de binarias de rayos x a cualquier distancia desde la que podamos medir una curva de luz”.

Futuro caza de planetas

Este binario contiene un agujero negro o una estrella de neutrones que orbita una estrella compañera con una masa aproximadamente 20 veces mayor que la del Sol. Una estrella de neutrones es el núcleo colapsado de lo que solía ser una estrella masiva.

El tránsito duró unas tres horas, durante las cuales la emisión de rayos X disminuyó a cero. En base en esta y otra información, los astrónomos estiman que el candidato a planeta tendría aproximadamente el tamaño de Saturno y orbitaría la estrella de neutrones o el agujero negro a aproximadamente el doble de la distancia que Saturno se encuentra del Sol.

Di Stefano asegura que las técnicas que han tenido tanto éxito para encontrar exoplanetas en la Vía Láctea se descomponen al observar otras galaxias. Esto se debe en parte a que las grandes distancias involucradas reducen la cantidad de luz que llega al telescopio y hacen que muchos objetos se amontonen en un espacio pequeño (si es visto desde la Tierra), lo que dificulta la resolución de estrellas individuales.

Messier 51

NASA / ESA / S. Beckwith / HHT
Messier 51 también se llama Whirlpool Galaxy (Galaxia Torbellino, en español) debido a su distintiva forma en espiral.

Con los rayos X, explicó, “puede haber tan solo varias docenas de fuentes repartidas por toda la galaxia, por lo que podemos definirlas. Además, una parte de ellas se ven tan brillantes en los rayos X que podemos medir sus curvas de luz.

“Finalmente, la enorme emisión de rayos X proviene de una pequeña región que puede estar sustancialmente o (como en nuestro caso) totalmente bloqueada por un planeta que pasa”.

Los investigadores admiten con tranquilidad que se necesitan más datos para verificar esta interpretación.

Uno de los mayores desafíos es que la gran órbita del candidato a planeta no volverá a cruzar frente a su compañera binaria durante unos 70 años, evitando cualquier intento de hacer una observación de seguimiento a corto plazo.

Otra posible explicación que consideraron los astrónomos es que la atenuación fuera causada por una nube de gas y polvo que pasaba frente a la fuente de rayos X.

Sin embargo, creen que esto es poco probable, porque las características del evento no coinciden con las propiedades de una nube de gas.

“Sabemos que estamos haciendo una afirmación emocionante y audaz, por lo que esperamos que otros astrónomos la examinen con mucho cuidado”, dijo la coautora del estudio Julia Berndtsson, de la Universidad de Princeton, en EE.UU.

“Creemos que tenemos un argumento sólido y este proceso es en sí cómo funciona la ciencia”.

Di Stefano dijo que la nueva generación de telescopios ópticos e infrarrojos no puede balancear los problemas de aglomeración y oscuridad, por lo que las observaciones en el espectro de rayos X seguirán siendo el método principal para detectar planetas en otras galaxias.

Sin embargo, afirmó que un método conocido como microlente también podría ser prometedor para detectar planetas fuera de nuestra galaxia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/dMEho2ZcVtE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.