El 20% de mujeres en prisión ha tenido un aborto: ENPOL 2021
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El 20% de mujeres en prisión ha tenido un aborto: ENPOL 2021

Tres de cada 10 mujeres de entre 40 y 49 años en prisión reportó haber tenido un aborto en el último año. Se desconoce si fueron espontáneos o voluntarios, y si tuvieron atención médica.
Cuartoscuro
Por Georgina Jiménez, Ytzel Maya y Dalila Sarabia
8 de diciembre, 2021
Comparte

La población penitenciaria de mujeres en México representa el 5.7% del total -unas 12 mil 494- sin embargo, son ellas quienes más padecen su estadía tras las rejas porque no cuentan con acceso mínimo a servicios de salud, porque no pueden ejercer en plenitud sus derechos sexuales y reproductivos, e incluso, porque no pueden gestionar correctamente su menstruación.

En el último año, el 19.9% de las mujeres que han estado embarazadas en prisión han tenido un aborto. Si se identifica por grupos de edad, son las mujeres de entre 40 y 49 años quienes ocupan la primera posición, pues tres de cada 10 reportan haber abortado dentro de prisión, reveló la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL 2021).

Aunque se trata de un dato revelador, pues es la primera ocasión que dentro del cuestionario de la ENPOL se contempla preguntar a las mujeres esta información, se advierten pendientes porque no es posible conocer si los abortos fueron espontáneos o voluntarios. Tampoco es posible saber si durante el proceso contaron con el apoyo y cuidado de personal de salud de los centros penitenciarios.

Te puede interesar: Hoy en la cárcel son más las mujeres inocentes que las condenadas, un efecto de la prisión preventiva

En números absolutos se trata de 261 abortos en el último año siendo el Estado de México la entidad que más abortos reporta en prisión con 44. Le siguen la CDMX con 42 y Puebla con 25. Basta recordar que en el Estado de México y Puebla el aborto aún es penalizado, sin embargo, la falta de información deja la interrogante sobre las condiciones en que estos se dieron. Es decir, si en aquellas entidades en donde el aborto no está despenalizado estos se dieron porque las mujeres se apegaron a la Norma Oficial 046 -que contempla el aborto a causa de una agresión sexual-, o bien, si estos se realizaron en la clandestinidad y sin reportarlos oficialmente a las autoridades penitenciarias.

En este contexto es importante resaltar que hay otra realidad sobre este tema: aquellas mujeres que han sido criminalizadas por abortar y a quienes se les han abierto carpetas o se les siguen procesos en las que las acusan de homicidio.

De acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) solo entre enero y julio de este 2021 se han abierto 432 carpetas de investigación en 27 entidades federativas por casos como estos.

Más hallazgos

Otros de los datos que da a conocer la ENPOL 2021 tiene que ver con las visitas íntimas que reciben las mujeres. El 12% de ellas informaron haber tenido al menos una de estas visitas en el último año contra el 17% de los hombres.

Llama la atención que, según refirieron las mujeres encuestadas, al 33% de ellas las autoridades del centro penitenciario donde se encuentran les exigen que utilicen algún método anticonceptivo (contra el 19% de los hombres), sin embargo, son las mismas autoridades quienes les niegan en acceso a estos o se los cobran.

De acuerdo con los datos presentados en la encuesta, solo al 37.7% de las mujeres que han solicitado condones las autoridades penitenciarias se los han entregado de forma gratuita. Cuando quienes los solicitan son hombres, al 45.2% les regalan los anticonceptivos.

Ahora bien, con lo que respecta a la gestión menstrual dentro de prisión, la ENPOL 2021 da a conocer que al 73% de las mujeres que solicitaron a las autoridades penitenciarias toallas sanitarias se fueron negadas.

De forma reiterada las autoridades han sido omisas en garantizar el acceso gratuito y expedito de estos productos para las mujeres y personas menstruantes, incluso en septiembre pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 35/2021 en la que llamaba a todos los gobiernos a que para el próximo año destinen un presupuesto específico para la gestión menstrual dentro de los centros penitenciarios del país.

En la Ciudad de México, la colectiva Mujeres Unidas X la Libertad y el Consejo para Eliminar y Erradicar la Discriminación en la CDMX (Copred) realizaron un diagnóstico en los dos centros penitenciarios femeniles en donde advirtieron que, ante la falta de políticas públicas para atender la gestión menstrual y el casi nulo acceso a toallas sanitarias, las mujeres en prisión deben hacer uso de calcetines, trozos de tela, papel de baño y más recientemente cubrebocas.

Lee más: Principales víctimas de la prisión preventiva: indígenas, mujeres, personas con discapacidad y migrantes

Salud mental tras las rejas

Otro de los datos reveladores que muestra la ENPOL 2021 tiene que ver con la salud mental de las personas privadas de su libertad. Un tema que también por primera ocasión se contempla en esta encuesta.

Teniendo presente que el levantamiento de información de este ejercicio se llevó a cabo entre julio 2020 y julio 2021 -en plena pandemia de Covid19-, llama la atención que son las mujeres (el 18%) quienes más ideación suicida han tenido dentro de prisión con respecto a los hombres (11%).

Ahora bien, si se desagregan los datos por orientación sexual, los porcentajes entre las personas LGBT+ son aún más reveladores porque el 24% de las mujeres homosexuales y el 27% de las mujeres bisexuales han pensado en atentar contra su vida dentro de prisión.

En el caso de los hombres, el 19% de los hombres homosexuales y el 18% de los hombres bisexuales lo han pensado.

Ahora bien, ¿quiénes han pasado de la ideación al intento suicida?

De acuerdo con la información proporcionada, el 47% de mujeres bisexuales, el 46% de mujeres homosexuales y el 36% de mujeres heterosexuales intentaron quitarse la vida dentro de prisión.

En el caso de los hombres lo intentaron el 45% de hombres bisexuales, el 44% de hombres homosexuales y el 33% de hombres heterosexuales.

De acuerdo con datos del Cuadernillo Mensual de Información Estadística Penitenciaria Nacional, hasta octubre pasado en las cárceles del país se habían registrado 7 suicidios.

Fuera de prisión, durante 2020, el INEGI tiene registrados 7 mil 818 fallecimientos por lesiones autoinflingidas en el país, una tasa de 6.2 por cada 100 mil habitantes.

Si se analiza por sexo, son los hombres quienes más han atentado contra su vida. Una tasa de 10.4 fallecimientos por cada 100 mil habitantes. Es decir, 6 mil 383 de los 7 mil 818 suicidios registrados durante el 2020.

 

Los datos de esta nota son de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad, ENPOL 2021, que el INEGI presentó este 7 de diciembre. 

Data Cívica, Intersecta, CEA Justicia y Animal Político realizaron el ejercicio #DatosParaLaLibertad para revisar sus resultados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿A qué se han comprometido los países de América Latina en la cumbre sobre cambio climático?

Acabar con la deforestación y depender menos del metano y del carbón fueron algunas de las propuestas de la COP26 en Escocia, pero ¿qué países de la región firmaron los acuerdos al respecto?
10 de noviembre, 2021
Comparte

El cambio climático se está intensificando y ahora amenaza todos los aspectos de la vida humana.

De no controlarse, la humanidad se enfrenta a sequías cada vez más graves y un mayor aumento del nivel del mar, lo que conllevaría a la extinción masiva de especies: sería una catástrofe.

También aumentaría la frecuencia de inundaciones, olas de calor, huracanes e incendios forestales.

Para controlarlo, líderes de todo el mundo se encuentran reunidos desde el 1 de noviembre en la ciudad de Glasgow, en Reino Unido, donde se lleva a cabo la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP 26.

La cumbre ya ha rendido frutos y generado varios acuerdos, pero no todos los países asistentes los respaldan.

Aquí te ofrecemos un resumen de los compromisos más importantes que se han logrado y de los países que se adhirieron, con un foco en América Latina.

Acabar con la deforestación para 2030

Más de 130 líderes mundiales prometieron la semana pasada ponerle fin y revertir la deforestación para 2030. Fue el primer gran acuerdo logrado en la cumbre climática COP26.

Brasil, donde grandes partes de la selva amazónica ya han sido taladas, fue uno de los signatarios. Canadá, China, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia también respaldaron la iniciativa.

Los árboles a veces son talados para crear tierras de pastoreo y alimentar al ganado.

Getty Images
Los árboles a veces son talados para crear tierras de pastoreo y alimentar al ganado.

Dentro de los países latinoamericanos que firmaron este acuerdo se encuentran Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú República Dominicana y Uruguay.

Para lograr la meta se utilizarán alrededor de US$19.200 millones de fondos públicos y privados.

Simon Lewis, experto en clima y bosques de la University College London, le dijo a la BBC que es una buena noticia que tantos países se comprometan a ponerle fin a la deforestación y que se cuente con una “financiación significativa para seguir adelante en ese viaje”.

Pero recordó que el mundo “ha estado aquí antes”, haciendo alusión a una declaración voluntaria similar que fue firmada por 40 países en 2014 en Nueva York y que “no logró frenar la deforestación en absoluto”.

Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido y anfitrión de cumbre mundial en Glasgow, calificó de “histórico” este nuevo compromiso firmado por más de 130 países.

La tala de árboles contribuye al cambio climático porque agota los bosques que absorben grandes cantidades de CO2.

Menos metano

El metano es uno de los gases de efecto invernadero que más contribuye al cambio climático y es responsable de un tercio del calentamiento actual de la Tierra.

Metano.

Getty Images
Argentina, Chile y México son tres de los más de diez países latinoamericanos que se comprometieron a reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030.

Decenas de países se han sumado a una iniciativa liderada por EE.UU. y la Unión Europea (UE) que busca reducir las emisiones de este gas en al menos un 30% para 2030, en comparación con los niveles de 2020.

En el marco de la COP26 casi 100 países suplementarios se sumaron al compromiso.

La lista ahora incluye a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay.

China, Rusia e India, tres de los principales emisores de metano en el mundo, se abstuvieron de adherirse al plan.

Alrededor del 40% de las emisiones de metano provienen de fuentes naturales como los humedales, pero la mayor parte ahora proviene de una variedad de actividades humanas, que van desde la agricultura, como la producción de ganado y arroz, hasta el uso de gas natural y los vertederos de basura.

Desde 2008 ha habido un gran aumento en las emisiones de metano, que algunos investigadores vinculan al auge de la fracturación hidráulica en algunas partes de EE.UU.

Carbón

Más de 40 países se comprometieron a acelerar la transición energética y reducir el uso del carbón, el mayor contribuyente al cambio climático.

El compromiso incluye poner fin a todas las inversiones que consideren abrir nuevas centrales eléctricas que utilicen carbón, además de impulsar el desarrollo de “energías limpias“.

Planta de carbón en China.

Getty Images
Alrededor del 37% de la electricidad mundial se produjo con carbón en 2019.

Los firmantes estipulan eliminar gradualmente el uso de este contaminante hacia la década de 2030 para las principales economías y la década de 2040 para las naciones más pobres.

“El fin del carbón está a la vista”, aseguró el ministro británico de Energía y Negocios, Kwasi Kwarteng.

“El mundo se está moviendo en la dirección correcta, está listo para sellar el destino del carbón y abrazar los beneficios ambientales y económicos de construir un futuro impulsado por la energía limpia”, añadió.

Grandes consumidores de carbón como Alemania, Canadá, Chile, Corea del Sur, Polonia, Ucrania y Vietnam respaldaron el acuerdo.

Docenas de organizaciones también lo hicieron y varios de los bancos más importantes del mundo acordaron dejar de financiar la industria del carbón.

No obstante, Australia, India, China y EE.UU., cuatro de los más dependientes del carbón en el mundo, no lo firmaron.

Además de Chile, Ecuador ha sido el único país de América Latina que se ha adherido.

Para Juan Pablo Osornio, jefe de la delegación de Greenpeace en la COP26, esta declaración “aún está muy por debajo” de lo que el mundo necesita.

“A pesar del titular brillante, da a los países un enorme margen de maniobra para elegir su propia fecha de eliminación”, precisó.

Zona ecológica libre de pesca

Colombia, Ecuador, Panamá y Costa Rica acordaron el segundo día de la cumbre un convenio para crear una zona ecológica libre de pesca en sus aguas en el océano Pacífico.

El llamado Corredor Marino del Pacífico Tropical Oriental (CMAR) tendrá una extensión de 500.000 kilómetros cuadrados y conectará a las islas Galápagos en Ecuador, la isla Malpelo en Colombia y las de Cocos y Coiba, situadas en aguas territoriales de Costa Rica y Panamá.

Corredor Marino

CMAR
El Corredor Marino del Pacífico Tropical Oriental es una de las áreas de conservación de vida marina más grande del planeta.

“Vamos a proteger ecosistemas como Galápagos y las islas Cocos, que se encuentran entre los más valiosos del mundo”, dijo el presidente de Costa Rica, Álvaro Quesada, durante la firma del acuerdo.

La iniciativa tiene como principal objetivo resguardar las especies migratorias que transitan anualmente por la zona y que no se vean afectadas por la pesca comercial.

Con 500.000 kilómetros cuadrados, el corredor será “la reserva marina más grande en Occidente”, de acuerdo con el gobierno colombiano.

Al darse a conocer el pacto, el primer ministro británico, Boris Johnson, describió el esfuerzo como una “iniciativa audaz, ambiciosa y crucial para los esfuerzos de conservación en esta hermosa región”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2zHpbpjUUY4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.