Trabajadores acusan al FOVISSSTE de fraude con el crédito de sus casas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Trabajadores acusan al FOVISSSTE de fraude con el crédito de sus casas; 68 mdp están 'desaparecidos'

En todos los casos, además de la transferencia del dinero del FOVISSSTE a terceros, está la operación de una empresa intermediaria llamada Soluciones Emprendedoras del Norte S. A. de C. V. (SENSA).
Cuartoscuro
13 de diciembre, 2021
Comparte

Trabajadores de gobierno que entre octubre y noviembre utilizaron su crédito del Fondo de la Vivienda del ISSSTE (FOVISSSTE) para comprar casa, denuncian haber sido estafados: el organismo federal depositó el dinero en cuentas ajenas al trato de compra venta, y ellos se quedaron con las manos vacías, pues no son dueños del inmueble que pretendían adquirir, pero sí de la deuda, pues ya comenzaron los descuentos en su nómina.

Te puede interesar: FGR acusa a abogado del ISSSTE y 7 funcionarios de ‘regalar’ 800 mdp a emporio farmacéutico

El FOVISSSTE –dirigido por Agustín Rodríguez expresidente del Colegio de Arquitectos Tabasqueños– reconoció que se trata de 84 casos con este presunto fraude que suman al menos 68 millones de pesos. Y si bien informó que interpuso una denuncia penal –acusando a un tercero como responsable– hasta el momento no ha tenido contacto con las víctimas, ni les ha ofrecido solución, confirman nueve afectados entrevistados por Animal Político.

Uno de los casos es Alan González que le compraría una vivienda en Tecamachalco, Estado de México a Susana Martínez, por 553 mil pesos. Ambos hicieron los trámites requeridos, él a través del FOVISSSTE, el organismo encargado de otorgar crédito para los trabajadores del Estado, y ella en la firma de escrituras.

“En dos semanas caerá el pago del crédito”, decía una de las asesoras en el trámite en octubre pasado, pero vencido el plazo, Susana, la vendedora no recibió el pago, y Alan, el comprador, ya tenía los descuentos en su recibo de nómina. Algo estaba mal, y lo descubrieron días después: el FOVISSSTE le había depositado el dinero a una empresa llamada Compen S. A. de C. V., y para entonces, Susana ya había firmado ante notario la compra venta y las escrituras a nombre de Alan.

Cuando ambos reclamaron ante el Fondo, el funcionario Raúl Bulmaro Gómez Díaz, le dijo que se trataba de un fraude que había hecho alguien “que ya murió”, y no había nada qué hacer, pues Susana ya había firmado ante notario que recibió el pago de la venta. “Pero no lo recibí, ustedes saben que no lo recibí”, insistía ella. “Pero ahí dice que sí, usted lo firmó”, respondía el funcionario. En las escrituras, ella ya no es dueña de su inmueble, pero no tuvo el dinero, y Alan tiene la deuda, pero no puede tomar posesión de la casa.

En el mismo caso está Israel Santos, investigador en la UNAM, que compraría una vivienda por 1.2 millones de pesos con el crédito del FOVISSSTE, pero el dinero no fue depositado en la cuenta de la vendedora, sino en la empresa Compen, la misma que en el caso anterior y en Desarrollos y Construcciones del Centro S. A. de C. V.

Aunque Israel interpuso una queja ante el FOVISSSTE desde el 19 de noviembre por su caso, no ha tenido ninguna comunicación, ni respuesta hasta el momento por parte del organismo, igual que los ocho afectados entrevistados por este medio.

En todos los casos, además de la transferencia del dinero del crédito a terceros, está la operación de una empresa intermediaria llamada Soluciones Emprendedoras del Norte S. A. de C. V. (SENSA).

Se trata de una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofomes), una figura a la que los derechohabientes forzosamente deben acudir si quieren hacer efectivo su crédito. Dado que sirve como “mandataria”, es decir, representante del FOVISSSTE, éste publica la lista de sus Sofomes avaladas.

En este caso, SENSA aparecía en la lista de Sofomes reconocidas por el FOVISSSTE, con el número 690090 en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRÉS) de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Por eso es que los trabajadores no dudaron al elegir a SENSA, que los acompañó a los en el proceso de compra y cuyo último paso era la transferencia del dinero del crédito por parte del FOVISSSTE, pero al haberlo hecho a terceros y sin encontrar respuesta de su parte se sienten desesperados y en absoluta indefensión.

FOVISSSTE debe responder: afectados

El FOVISSSTE informó que el pasado 6 de diciembre presentó ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México una denuncia por fraude contra esa SINSA, que quedó asentada en la carpeta de investigación CI-FIAO/UAT-AO-4/UI-1 S/D01938/12-2021.

Según informó en un comunicado de prensa del 9 de diciembre “SENSA ‘cargó’ datos de oferentes incorrectos lo que derivó que el pago del crédito tuviera un destino diferente al que debería tener, acción que incluso esa entidad financiera reconoció mediante un escrito dirigido al FOVISSSTE”.

Y es que en el procedimiento de compra, la empresa intermediaria SENSA es quien envía los datos al FOVISSSTE y éste hace las transferencias del crédito. Pero antes de hacerlo, el Fondo pide como requisito los documentos notariales de la compra venta, donde quedan asentado el nombre del vendedor y los datos bancarios para hacerle el pago.

Por lo tanto, quien debe responder es FOVISSSTE, pues la deuda y la firma del trato es con el Fondo de vivienda, no con SENSA, insisten los afectados, quienes consideran que con ese comunicado de prensa, el Fondo pretende evadir su responsabilidad.

De hecho, Israel Santos, en respuesta al comunicado, envió un oficio al subdirector de asuntos jurídicos del FOVISSSTE, Miguel Valdiezo, el 10 de diciembre en el que explica que “mi relación como acreditado y trabajador al servicio del Estado es con FOVISSSTE, no con SENSA. La relación jurídico-económica que se deriva del contrato de mutuo con garantía hipotecaria es con FOVISSSTE, no con SENSA. Quien llama a los acreditados a actuar por intermedio de un mandatario autorizado es FOVISSSTE, no SENSA y quien debe respetar y hacer cumplir el contrato celebrado ante notario público es FOVISSSTE, no SENSA”.

En entrevista, Santos pone un símil para explicar su situación: “si usted, lector, contratara a la empresa ‘X’ para construirle su casa en un terreno, y al plazo transcurrido, cuando quiere habitarla, no hay tal, la empresa le explica que contrató a un tercero que incumplió en la construcción, pero ‘no se preocupe, ya lo demandé por fraude’. Esa no puede ser respuesta porque si alguien le hizo fraude a la empresa ‘X’ es su problema, y no de quien le pagó por la casa. Lo mismo pasa en este caso con el FOVISSSTE”.

Ana Julia, empleada de una empresa desarrolladora que prefiere no publicar el nombre con 45 años de operación, asegura que nunca antes habían enfrentado una situación como esta. Por el momento, cuatro de sus clientes cuyos créditos perdidos suman 2 millones 300 mil pesos, están en el limbo.

De hecho, al principio pensó que se resolvería pronto, pues entre mayo y junio de este año, habían ocurrido transferencias a terceros en otros casos, pero SENSA le respondió que había sido “un error” y en dos semanas los pagos cayeron en las cuentas correctas. Pero con los créditos de octubre, no fue así.

En el comunicado del FOVISSSTE también informó que           “inició el procedimiento para la reparación de daño patrimonial al FOVISSSTE por medio de la reclamación de la fianza exigida a las entidades financieras en favor de la Comisión Ejecutiva del Fondo de la Vivienda del ISSSTE”. Sin embargo, los afectados aseguran que esa fianza no sería equiparable con los 68 millones de pesos que suman los créditos hasta el momento.

Además, aunque en el comunicado público el Fondo aseguró que “suspenderá los descuentos vía nómina a los acreditados afectados, y los asesorará e informará respecto al proceso en el que se encuentren sus financiamientos hipotecarios mediante una atención personalizada”, esto no ha ocurrido. Ninguno de los nueve afectados entrevistados ha recibido noticias ni ayuda del Fondo.

Animal Político solicitó postura al FOVISSSTE desde el jueves9 de diciembre y ese día respondió con la difusión del boletín, pero en los días siguientes se ha insistido en la posibilidad de la entrevista, pero no hubo respuesta.

Lee más: FGR indaga fraude por casi 600 millones en ISSSTE con mecanismo de La Estafa Maestra

Afectados ignorados

Los afectados en este fraude son trabajadores de gobierno que no tienen salarios exorbitantes, ni son altos funcionarios, pues sus créditos oscilan entre los 400 mil pesos y hasta poco más de un millón de pesos para comprar viviendas en Baja California, Chiapas, Coahuila, Sonora, Hidalgo, Estado de México y Ciudad de México.

Natalie Rosales, quien firmó escrituras en octubre por un casa en Hidalgo, ahora teme incluso que vendedores la demanden porque no han recibido el dinero del pago y “creen que yo soy quien los quiere defraudar, pero no, a mí también me están haciendo fraude”.

María –afectada que pidió que su nombre real no fuera publicado– se enteró del fraude cuando el notario con quien firmó los documentos le avisó que las oficinas de SENSA en la Viga, habían sido desmanteladas a inicio de octubre, lo que le impidió completar el trámite.

Al buscar explicaciones, Alejandro Álvarez, director comercial de SENSA, reconoció que al parecer, la irregularidad había ocurrido “en la sede de la Viga, que son los únicos que manejan recursos”, pero sin darle solución.

Wendy Morales, trabajadora en Coahuila, ni siquiera consiguió una explicación pese a varios intentos y llamadas a los representantes de FOVISSSTE y de SINSA en el estado y en las oficinas centrales de la Ciudad de México que ha obtenido en los últimos tres meses. Incluso, el director jurídico de SENSA, Jacob Israel Jacinto Morales, la bloqueó en su número celular, igual que al resto de afectados que lo han buscado.

Animal Político también lo buscó, pero no respondió; mientras que Mario Francisco Rubio Vega, quien aparece como responsable de SENSA, solo respondió uno de los mensajes para preguntar “quién había proporcionado” su teléfono particular.

En la página de internet de SENSA, que había estado caída la semana pasada, aparece un único mensaje: “SENSA Comunica que se ha enterado por ese medio que la han involucrado en un supuesto fraude, es por eso que nos daremos a la tarea de estudiar a detalle el asunto y emprender las acciones legales a que haya lugar”.

Mario Alberto Godínez, maestro de Tijuana, Baja California, tuvo acercamiento con Raúl Bulmaro Gómez, quien se presenta como ‘Anticorrupción del FOVISSSTE’, pero sin que le resuelva nada tampoco.

Los afectados preparan otro documento dirigido al área jurídica del Fondo para insistir que “el es FOVISSSTE el único y directo responsable de su incumplimiento y de los daños y perjuicios que por su negligencia se deriven”. Por lo que exigen que “cumpla con sus obligaciones contractuales, las cuales constan en sendos contratos de mutuo celebrados ante notario público. Que mientras no se produzca la materialización del crédito, FOVISSSTE suspenda inmediatamente el descuento en nómina de los créditos hipotecarios y se responsabilice y repare los gastos, daños y perjuicios derivados su negligencia y flagrante incumplimiento”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Mutar hasta extinguirse': el extraño curso de la variante delta de COVID que desconcierta a científicos en Japón

Tras vivir la peor ola de coronavirus en verano, los casos en Japón se han desplomado de forma desconcertante. Genetistas nipones manejan la teoría de que la variante delta podría estar autoextinguiéndose en este país.
25 de noviembre, 2021
Comparte

El pasado mes de agosto Japón se encontraba en medio de la quinta y mayor ola de coronavirus desde que comenzó la pandemia. Llegó a registrar más de 20 mil casos diarios.

Aquel rebrote estaba impulsado en gran medida por la variante delta que arrasó por el mundo entero y que por su alta transmisibilidad acabó reemplazando a otras mutaciones del patógeno.

Pero aquel mes fue también un punto de inflexión para el país asiático.

Desde entonces los casos se han desplomado a un ritmo vertiginoso y hoy, mientras varios países con porcentaje de vacunación similar combaten una nueva ola de contagios, Japón respira tranquilo y este martes 23 de noviembre registró poco más de 100 nuevas infecciones.

Y según un grupo de científicos, una explicación que toma fuerza en esta desconcertante caída de casos es que la variante delta podría estar, literalmente, “autodestruyéndose”.

¿Es esto posible? ¿Podría repetirse en otros lugares del mundo?

Múltiples causas

Varias hipótesis pueden estar detrás de esta repentina caída de casos e incidencia de la variante delta.

Más del 75% de residentes ya fueron vacunados en Japón y las medidas de distanciamiento social y el uso extendido de mascarillas son seguidos a rajatabla por la población, reportan medios nacionales.

Vacunación en Japón.

Getty Images

Pero otros países reúnen condiciones similares y registran muchos más casos diarios.

En España, por un ejemplo, un 80% de residentes ya recibió la vacunación completa y las mascarillas siguen utilizándose en espacios cerrados.

Y este martes, pese a tener una tercera parte de la población de Japón, registró casi 7.000 casos diarios.

Es este tipo de comparaciones la que ha llevado a que científicos japoneses, basándose en observaciones genéticas, manejen la hipótesis de la “autoextinción” de la variante delta.

“La variante delta en Japón era muy contagiosa y desplazó a otras variantes. Pero al acumularse las mutaciones, creemos que se volvió un virus defectuoso incapaz de replicarse“, dijo el genetista Ituro Inoue, del Instituto Nacional de Genética en Japón, al periódico The Japan Times.

“Considerando que los casos no han aumentado, creemos que en algún momento durante esas mutaciones el virus se dirigió directamente hacia su extinción natural“, agregó Inoue.

La teoría de Inoue arroja algo de luz sobre la desaparición tan repentina de la variante delta en Japón que sorprende a muchos.

Sobre todo teniendo en cuenta que recientemente muchos países occidentales, con vacunaciones avanzadas, han tenido que retomar estrictas medidas de confinamiento.

Restaurante lleno en Japón.

Getty Images

Pero Japón parece ser un caso peculiar en que los casos de coronavirus se desploman en caída libre a pesar de que trenes y restaurantes están llenos desde que acabó el último estado de emergencia el pasado octubre.

Proceso habitual

Que distintas variantes de un virus desaparezcan es algo que lleva sucediendo desde el comienzo de la pandemia.

“Sucede todo el tiempo en virus de animales y humanos. Recordemos que las variantes alfa, beta y gamma han sido mayoritariamente reemplazadas por las variantes delta”, contextualiza para BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

“Esto es realmente una cuestión de aptitud viral en cualquier anfitrión. Quizás hay algo en la inmunidad de la población japonesa que ha cambiado la forma en que el virus se comporta allí. El tiempo dirá si pasará también en otro país“, agrega Tang.

Estudios previos han probado que en Asia hay más personas que tienen una enzima de defensa llamada APOBEC3A y que ataca a distintos virus, incluido el coronavirus que causa la covid-19, en comparación con los habitantes de otras regiones como África y Europa.

De este modo, investigadores del Instituto Nacional de Genética y la Universidad Niigata estudiaron si esa enzima podía inhibir la actividad del coronavirus.

El equipo comparó datos de diversidad genética de las variantes delta y alfa en muestras clínicas infectadas en Japón entre junio y octubre.

Durante el estudio, observaron que las mutaciones del virus parecieron detenerse repentinamente en medio de su desarrollo evolutivo, se volvieron defectuosas e impidieron la replicación del virus.

Evolución de casos en Japón.

BBC

“Encontraron mutaciones en la proteína nsp14, que tiene que ver con la reparación de defectos de replicación. Si hay más mutaciones de lo normal en esta proteína, estas pueden inactivarla o hacerla ineficiente, lo que puede originar una debacle en el patógeno”, explica el profesor José Manuel Bautista, catedrático de bioquímica y biología molecular de la Universidad Complutense de Madrid en España.

A pesar de que Bautista cree que la caída abrupta de casos se debe también a factores como la vacunación masiva y las medidas de distanciamiento, le llama la atención el pronunciamiento de la curva de contagios.

“Lo normal es que baje poco a poco si la gente se aísla, porque los ya infectados siguen notificándose días más tarde. Es bastante dramática y exagerada la caída de casos y apunta a que la teoría de la autodestrucción es posible”, añade el académico.

A pesar de la sorprendente caída de casos en Japón, los científicos guardan cautela y evitan hacer diagnósticos sobre lo que pueda pasar en el futuro.

La pandemia está en constante evolución y ha demostrado que, a pesar de vacunaciones y medidas de contención, el mundo todavía no está a salvo de nuevos rebrotes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.