Trabajadores no asalariados recibirán Año Nuevo endeudados y sin recuperarse
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Trabajadores no asalariados recibirán Año Nuevo endeudados y sin recuperar sus ingresos

Para los trabajadores no asalariados, la situación económica aún está lejos de mejorar tras enfrentar tres fuertes olas de contagios de COVID-19.
Cuartoscuro Archivo
31 de diciembre, 2021
Comparte

Tras enfrentar tres fuertes olas de contagios de COVID-19, los restaurantes, cines, plazas comerciales, parques de diversión y demás han abierto las puertas a sus clientes como parte de la reactivación económica de la CDMX, sin embargo, aunque la Ciudad recibirá el 2022 en semáforo verde, para los trabajadores no asalariados la situación económica aún está lejos de mejorar.

Luego de un 2020 de alarma en el que la población enfrentó al COVID-19, el 2021 -con la llegada de las vacunas- apuntaba a ser un año de recuperación, pero para los organilleros, aseadores de zapatos, trabajadores del servicio de limpia y fotógrafos de eventos religiosos nada ha cambiado: el 24% de ellos recibirán el Año Nuevo pasando hambre -exactamente igual que el año pasado-.

“Las personas más afectadas son las no asalariadas que antes de la pandemia ganaban una mediana de 208 pesos al día y ahora ganan una mediana de 135 pesos, lo que traído inseguridad alimentaria”, explica Tania Espinosa, coordinadora para la CDMX de la organización Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando (WIEGO, por sus siglas en inglés).

“En 2021 el 24% de las personas entrevistadas había reportado que alguna persona adulta en el hogar había pasado hambre porque no había suficiente comida y ahora en el 2021 se repitió exactamente el mismo porcentaje”.

Entérate: Los más pobres no han recuperado salario para comprar canasta básica tras la pandemia

Durante la pandemia, esta organización se dedicó a dar seguimiento a trabajadores no asalariados en 12 ciudades del mundo -incluida la CDMX- a fin de evaluar los efectos por la crisis de COVID-19. En la segunda entrega del estudio “La crisis del COVID-19 y la economía informal en Ciudad de México: Impactos persistentes y una agenda para la recuperación”, se advierte la precaria situación en la que permanece este sector de la población que representa alrededor del 50% de la población económicamente activa de la capital del país.

Es el caso de Ramiro, aseador de zapatos desde hace 30 años.

El hombre, que trabaja en las inmediaciones de la Glorieta de Insurgentes, cuenta que aunque la ciudad ha regresado a la “normalidad” él sigue sumando días y semanas sin trabajo. Antes del COVID-19, explica, aseaba los zapatos de más de 10 clientes, ahora, dos o tres servicios son un verdadero logro.

“Ni para llevar un taco a la casa”, lamenta.

Hay días en los que él y su esposa solo hacen dos comidas porque el dinero no les alcanza y aunque han recibido el apoyo de sus dos hijos ya no quieren pedirles más porque “ellos tienen sus compromisos”.

Ramiro y su esposa también forman parte del 67% de entrevistados para este estudio quienes reportaron haber reducido su consumo alimentario en el último año, así como del 71% que ha tenido que saltarse alguna comida porque no cuentan con el dinero suficiente para comprar alimentos.

Comprarse ropa o calzado ha pasado a un segundo plano. Aunque lo necesitaran, no cuentan con los recursos para adquirir estos productos.

Otros de los hallazgos que se encontraron es que los trabajadores no asalariados tampoco han recuperado el número de días que laboraban antes de la pandemia.

Actualmente en promedio trabajan 4.3 días a la semana, lo que significa casi día y medio menos que los 5.7 que laboraban antes del COVID-19. El no tener recursos para desplazarse siquiera al lugar donde laboran o el aumento en las responsabilidades del hogar (36% de las mujeres y 19% hombres) abonan a que estas personas deban trabajar menos.

Te puede interesar: Impiden a comerciantes instalarse frente al Tec de Monterrey CDMX; llevaban más de 15 años trabajando

“Pago puros intereses”

Fueron los pocos ahorros que tenían los trabajadores no asalariados los que les ayudaron a enfrentar el quedarse sin empleo a causa del confinamiento, sin embargo, éstos rápidamente se agotaron y se vieron en la necesidad de pedir dinero prestado, aún más cuando ellos o alguien de sus familias se contagió de COVID-19.

De acuerdo con el estudio realizado por WIEGO, el 63% de los trabajadores no asalariados utilizaron sus ahorros para enfrentar la crisis por el COVID-19 y año y medio después, el 95% han sido incapaces de reponerlos.

“El 68% dijeron que para lidiar con esta crisis habían pedido un préstamo, es decir, se endeudaron”, subraya Tania Espinosa de WIEGO.

Es el caso de Román Richi, organillero desde hace 33 años, quien no ve el momento en el que podrá pagar sus deudas.

“Todos -o la gran mayoría- nos vimos y seguimos en esta situación de endeudarnos para solventar el día a día y en mi caso pues ora sí que fue para solventar los gastos de esta enfermedad que nos pegó aquí en casa… tuvimos que comprar medicamentos, rentar concentradores de oxigeno”, explica.

Hace un año exactamente, en diciembre de 2020, Román y su esposa se contagiaron de COVID-19, y aunque él pasó la enfermedad con síntomas leves y sin mayor complicación, tuvo que enfocar sus esfuerzos en cuidar a su esposa -previamente diagnosticada con diabetes- quien tuvo un cuadro más complicado.

Entérate: Enfrentar la pandemia con 50 pesos en la bolsa: así afectó el COVID a trabajadores informales

Ante la falta de trabajo, las opciones de Román se redujeron a vender algunas de las herramientas del taller donde repara organillos o a endeudarse con sus tarjetas de crédito. Sus herramientas nadie las compró, así que no tuvo otra opción más que hacer uso de los créditos. ¿Cómo los pagaría? fue una pregunta que en ese momento no se hizo pues la prioridad era enfrentar la enfermedad.

“He hecho pagos parciales de 300, 400 o 500 pesos según pueda… ora sí que estoy pagando puro interés o luego ni completo el interés pero ahí ven (los del banco) que uno le está metiendo dinero”, comparte.

Roman Richi es el secretario general de la Unión de Organilleros de México que congrega a 372 personas que se dedican a este oficio. Cuenta que luego de que el confinamiento comenzó a prolongarse, buscaron opciones para sus agremiados, por ejemplo, hablar con algunos dueños de los organillos para que les redujeran la renta de los instrumentos y las cuales van de los 80 a los 200 pesos diarios.

“Hubo quienes bajaron su renta el 50% y algunos que no cobraron rentas por 3 meses”, apunta. Y aunque eso les ayudó, los meses pasaban y no recibían ningún apoyo.

“Empezamos a buscar opciones para seguir trabajando porque con confinamiento y todo nadie aguanta sin comer, entonces optamos por ir a las colonias a tocar las puertas y aventar piedritas a las ventanas para que se asomara la gente y pedirles el apoyo para poder ir subsistiendo”, agrega.

Ante la incertidumbre de qué pasaría y sin poder llevar dinero para comer a sus casas, los organilleros se organizaron y marcharon en exigencia de un apoyo. Luego de hacer un censo entre los organilleros presentes, el Gobierno de la CDMX -a través de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo- liberó 107 apoyos de 3 mil pesos los cuales se entregaron en dos ministraciones de mil 500 pesos.

“Los apoyos fueron insuficientes porque 3 mil pesos para un año de pandemia no alcanzan para nada. Nosotros estamos pidiendo que se otorgue un mínimo vital para todos los no asalariados, así como un seguro de desempleo que vaya enfocado a nosotros. Que tomen en cuenta que nosotros somos el 52% de la población económicamente activa, o sea, nuestro trabajo también genera, somos parte de la economía de la ciudad”, urgió el organillero.

Tania Espinosa de WIEGO explicó que la organización realizará una nueva entrega de este estudio durante 2022, en tanto, como ruta de recuperación piden a las autoridades que entreguen un apoyo económico inmediato y se amplíe la protección social.

“Hay que incluir a las personas trabajadoras en empleo informal en las medidas de recuperación económica de la ciudad porque hay un plan de recuperación económica pero solamente enfocado en recuperar empleos formales y sin haberse enfocado en absoluto en el empleo informal”, reprocha Espinosa.

Lee más: Si no se combate informalidad, para 2050 México tendrá una población adulta en pobreza

El Ingreso Mínimo Vital: un pendiente

“Todas las personas tienen derecho a un mínimo vital para asegurar una vida digna”, se lee en el artículo 9 de la Constitución de la Ciudad de México, pero a prácticamente cinco años de haber sido promulgada, esta ayuda continúa siendo un pendiente porque no se ha legislado en la materia.

“El 50 por ciento de las personas que trabajan en la ciudad trabajan en la informalidad, lo que equivale a alrededor de 2 millones de personas. Entonces, en la parte de apoyo económico, lo que decimos es que debe de haber transferencias de recursos”, explica Tania Espinosa de WIEGO.

“Les hicieron un par de transferencias de recursos por mil 500 pesos, que aunque la cantidad era menor, pues les servía de algo, pero en este año no ha habido en absoluto alguna transferencia de recursos y en realidad ningún tipo de apoyo económico”.

De acuerdo con Espinosa, si bien el ingreso mínimo vital debería ser un apoyo universal, dadas las condiciones que ha traído la pandemia se debería priorizar como un apoyo emergente para las personas que se encuentran en una condición económica vulnerable.

“Nos parece indispensable que se regule, o sea, que se legisle, que se desarrolle lo que dice la Constitución, porque de esa manera ya habría una bolsa -dentro del gobierno- con dinero disponible para casos de emergencia como estos trabajadores que viven al día y que han dejado de trabajar. Si me preguntas cuál es la razón por la que no ha avanzado es por falta de voluntad política”, sostuvo.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Pasará o empeorará? Los escenarios de la pandemia de COVID en 2022

Proyecciones de expertos consultados por la BBC muestran un cauteloso optimismo e indican que el fin de la crisis sanitaria mundial está cerca, siempre que se corrijan los errores cometidos en los últimos meses.
5 de enero, 2022
Comparte

Dos años después del descubrimiento del coronavirus causante de la covid-19 en Wuhan, China, el mundo parece estar más cerca del fin que del comienzo de la pandemia.

Sin embargo, para que este final se convierta en realidad en 2022, es necesario reducir la desigualdad en la distribución de vacunas y asegurar que al menos el 70% de la población mundial reciba dosis de este inmunizante durante los próximos meses.

Esa es la evaluación que realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una serie de comunicados recientes.

En una conferencia de prensa el 22 de diciembre, el director general de la organización, el biólogo etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, proyectó que “2022 tiene todo lo necesario para ser el año en que termine la pandemia de covid-19”.

En su opinión, tras dos años de intensa crisis sanitaria y más de 5,4 millones de muertos, el mundo “ya conoce muy bien el virus y tiene las herramientas para combatirlo“.

Al mencionar estas herramientas, el representante de la OMS se refirió a vacunas, métodos preventivos (uso de mascarillas, distanciamiento social, desincentivos a las multitudes), sistemas de vigilancia epidemiológica y genómica del virus y conocimiento acumulado sobre el tratamiento de la enfermedad.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

Reuters
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que el mundo “ya conoce muy bien el virus y tiene las herramientas para combatirlo”.

Los especialistas entrevistados por BBC News Brasil coinciden con estas proyecciones y transmiten un cauto optimismo para los próximos meses.

La tendencia es que 2022 sea mejor que 2021 y se distinga como el año en el que la pandemia terminará. Pero está claro que, hasta entonces, hay que seguir con todas las precauciones”, señaló el epidemiólogo Pedro Hallal, profesor de la Universidad Federal de Pelotas.

“Vale aclarar que 2022 puede marcar el fin de la situación pandémica, pero esto no es sinónimo de erradicar el coronavirus. Todo indica que seguiremos teniendo casos y muertes, pero ya no seguiremos en esa situación de falta de control y colapso de hospitales “, reflexionó la microbióloga Natalia Pasternak, presidenta del Instituto Questão de Ciência.

A continuación te contamos cómo algunos aspectos relacionados con la pandemia, como la vacunación, la disponibilidad de nuevos tratamientos y la aparición de variantes, pueden evolucionar a lo largo de 2022.

Gráfico de vacunación

BBC

Vacunación: más equidad global, tercera dosis, campañas periódicas y protección a la niñez

Desde un punto de vista global, el mayor obstáculo a superar en relación a la vacunación contra la covid-19 es la desigualdad en la distribución y acceso a estos productos.

Si bien algunos países, como Israel, ya están estudiando la aplicación de una cuarta dosis a su población, otros ni siquiera han logrado proteger a los grupos más vulnerables, como las personas mayores y los profesionales de la salud.

La situación es particularmente preocupante en los países más pobres: Haití, Chad, Burundi y el Congo aún no han vacunado ni siquiera al 1% de su población.

Y no basta donar lotes de vacunas. Es necesario que los organismos internacionales ayuden a estos países a crear una estructura de distribución y comunicación, para que las campañas lleguen efectivamente a las personas”, alertó la infectóloga Nancy Bellei, profesora e investigadora de enfermedades respiratorias en la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp).

Un hombre siendo vacunado

Getty Images
La desigualdad en la distribución de las dosis de vacuna en el mundo ha provocado que muchos países, especialmente en África, ni siquiera hayan iniciado la campaña de inmunización.

En esta área, la buena noticia es que no debería haber escasez de dosis en 2022. Según cálculos de la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Farmacéuticos, en junio se deberían fabricar alrededor de 24.000 millones de unidades de inmunizantes contra la covid. En comparación, en 2021 se entregaron 12.500 millones.

La cantidad proyectada para 2022 sería suficiente para proteger a toda la población mundial.

Buscar una mayor equidad en la vacunación no es solo una cuestión de solidaridad entre los pueblos. Como sugiere el nombre, la pandemia es un problema global y, mientras haya personas desprotegidas, toda la humanidad seguirá en peligro.

“La variante ómicron vino precisamente para darnos una ‘bofetada’ y mostrar lo que pasa cuando no hay igualdad en el acceso a vacunas. Mientras no haya una protección homogénea estaremos sujetos a la aparición de nuevas versiones del coronavirus “, advirtió Pasternak, quien fue seleccionada por la BBC como una de las 100 mujeres más inspiradoras e influyentes de 2021.

La microbióloga destacó que la llegada de ómicron también confirmó la necesidad de administrar tres dosis de vacuna para asegurar un buen nivel de protección frente a las formas más graves de covid-19.

“Esto cambió nuestra perspectiva: antes pensábamos en dos dosis, ahora sabemos que son necesarias tres“, agregó.

El año 2022 también debería proporcionar más respuestas sobre la necesidad de dosis de refuerzo de inmunizantes contra la covid, como sucede con la vacunación contra la influenza.

“Aún no estamos seguros de cómo será la frecuencia de vacunación contra la covid, ya que necesitamos observar por un período más largo la dinámica de circulación del virus, la intensidad de nuevas variantes y el comportamiento del sistema inmunológico”, afirmó el infectólogo Julio Croda, de la Fundación Oswaldo Cruz (FioCruz).

“Pero es probable que parte de la población más vulnerable necesite refuerzos, como las personas mayores, los inmunosuprimidos y los trabajadores de la salud”, agregó el médico, quien también es profesor de la Universidad Federal de Mato Grosso do Sul.

“En las últimas semanas, hemos visto un aumento significativo en la proporción de niños hospitalizados con covid-19 en muchas partes del mundo“, señaló Croda.

“Es fundamental que la vacunación también avance en este grupo de edad”, agregó el médico.

Variantes: optimismo creciente sobre ómicron y temor a posibles nuevas versiones del virus

La detección de la variante ómicron en Sudáfrica a finales de noviembre representó un verdadero balde de agua fría.

Rápidamente clasificada como una variante de preocupación por la OMS, esta nueva versión del coronavirus llamó la atención por la cantidad y variedad de mutaciones. Muchas de ellas indicaron una mayor capacidad de infección y un potencial para eludir la inmunidad obtenida con un cuadro previo de covid-19 y mediante vacunación.

Niña siendo vacunada

Getty Images
Las agencias reguladoras y los expertos señalan que los beneficios de la vacunación infantil contra la covid superan cualquier riesgo.

Un mes y algunos días después del descubrimiento, algunas de estas proyecciones más pesimistas resultaron ser ciertas: ómicron se ha extendido rápidamente a muchas partes del planeta, se ha vuelto dominante en muchos países y está detrás de los registros recientes de nuevos casos: el 28 de diciembre, por ejemplo, se registraron por primera vez más de un millón de infecciones por coronavirus a nivel global en 24 horas.

Por otro lado, estudios publicados en los últimos días traen la esperanza de que la covid-19 provocada por esta variante pueda ser más leve y provocar menos hospitalizaciones y muertes.

Ya podemos decir, con bastante certeza, que ómicron es mucho más infecciosa que el virus original, pero parece ser menos agresiva, sobre todo entre las personas que ya han sido vacunadas”, señaló Hallal, quien también es profesor invitado en la Universidad de California en San Diego.

“Pero hay que considerar que esta información aún es preliminar y necesita ser confirmada por otras investigaciones”, agregó el epidemiólogo.

Ilustración del virus Sars-CoV-2

Getty Images
Aún es pronto para comprender completamente el impacto de ómicron, pero datos publicados recientemente generan esperanzas de que la infección causada por esta variante pueda ser más leve.

“Lo que necesitamos entender mejor ahora es si esta variante tiene alguna desventaja y no puede replicarse muy bien en los pulmones, lo que conduciría a enfermedades menos severas, o si la menor agresividad observada en este momento es el resultado de un factor estadístico, como el hecho de que las personas vacunadas estén más protegidas de la hospitalización y la muerte”, explicó Pasternak.

Y que esta variante sea potencialmente menos agresiva tampoco significa que causará menos estragos en el sistema de salud. Con millones de personas infectadas, la demanda de acceso a hospitales y salas de emergencia tiende a aumentar, aunque con una frecuencia menor en comparación con oleadas anteriores. Esto, a su vez, puede provocar falta de suministros, de camas y de profesionales de la salud.

Aún mientras esas previsiones no se confirman, el mismo hecho de que haya surgido una nueva variante tan infecciosa sirve como una advertencia para todo el mundo, señalan los expertos.

Nada impide que aparezcan otras versiones virales aún más temibles en 2022, especialmente si la vacunación sigue avanzando lentamente en los países más pobres del mundo, y en naciones más ricas donde hay muchos ciudadanos que se niegan a inocularse.

Medicamentos: finalmente, un verdadero tratamiento precoz (que debe ser más accesible)

En 2020 y 2021, los médicos que trabajaban en la primera línea debieron aprender en el día a día a tratar a los pacientes hospitalizados con covid.

En la experiencia de la vida real, los profesionales de la salud entendieron la importancia de la oxigenación y ciertos medicamentos antiinflamatorios, mientras que otras investigaciones demostraron la ineficacia de algunos medicamentos contra la covid, como la hidroxicloroquina, la ivermectina y la nitazoxanida.

También han salido al mercado nuevas alternativas terapéuticas, como representantes de las clases de anticuerpos monoclonales y bloqueadores del receptor de interleucina-6. Pero solo están indicados para los casos más graves y tienen un precio muy elevado, lo que dificulta el acceso.

El escenario comenzó a cambiar recientemente, con la llegada de los primeros antivirales contra la covid-19. Algunos de estos medicamentos, producidos por Pfizer y Merck ya han sido autorizados por agencias reguladoras en Estados Unidos y Europa.

Cápsulas de medicamento antiviral

Getty Images
Molnupiravir será administrado dos veces al día a los pacientes recién diagnosticados con covid.

“Estos antivirales son buenos y pueden jugar un papel importante, pero las propias compañías farmacéuticas se cuidaron de dejar claro que no son milagrosos”, apuntó Pasternak.

Bellei, quien también trabaja como consultora de la Sociedad Brasileña de Infectología, el Ministerio de Salud de Brasil y la OMS, señala que, para obtener un resultado satisfactorio, estos nuevos medicamentos deben ofrecerse al inicio de la infección por coronavirus.

“Hay que administrarlos temprano para conseguir un buen resultado”, señaló.

La infectóloga enfatizó que es fundamental que los antivirales lleguen al mercado a un precio accesible para que realmente sean utilizados a gran escala.

Mascarilla y distanciamiento: las medidas no farmacológicas (y los nuevos hábitos) se adaptarán a la realidad de cada momento

Hallal también lamentó que las medidas para prevenir la covid-19, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y la prevención de aglomeraciones, hayan sido vistas en algunos países como si fueran cuestiones político-ideológicas.

“Esto se debe abordar desde un punto de vista técnico y científico. Estas medidas serán más o menos necesarias según el estadio de la pandemia“, aclaró el epidemiólogo.

“Hace un mes, en California, la cantidad de casos y muertes por covid era muy baja, por lo que tenía sentido decir que los vacunados no necesitaban usar mascarilla. Ahora, con el avance de ómicron, volver al uso de mascarillas es una medida adecuada “, ejemplificó.

En otras palabras: la tendencia es que, a lo largo de 2022, las restricciones y relajaciones de medidas dependerán cada vez más del escenario epidemiológico, y es importante que las políticas públicas se actualicen rápidamente, de acuerdo con la situación del momento.

Hombre con mascarilla

Getty Images
El uso de mascarillas de buena calidad como FFP2 o N95 es una de las medidas más efectivas para prevenir la covid-19.

Croda, de FioCruz, está de acuerdo: “El retorno de cualquier medida restrictiva debe estar relacionado con un aumento en la tasa de hospitalizaciones y muertes”.

Los expertos aconsejan estar atentos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y realizar una evaluación de riesgos de cada situación y contexto.

Mientras persista la pandemia, vale la pena evitar las multitudes siempre que sea posible, usar mascarillas de buena calidad al salir de casa y priorizar las reuniones al aire libre, además de, por supuesto, recibir las dos o tres dosis de vacuna dentro de los plazos estipulados.

Bellei, de Unifesp, espera por su parte que la experiencia con covid-19 haya enseñado a la gente un hábito fundamental: el aislamiento solidario cuando tenemos síntomas de infección respiratoria.

“Quienes tienen síntomas de gripe, resfriado o covid necesitan quedarse en casa para no transmitir el virus a otras personas”, pidió.

La médica también cree que la exigencia de un pasaporte de vacunación para entrar en algunos establecimientos puede convertirse en una práctica cada vez más habitual a partir de ahora.

“Las enfermedades respiratorias virales son enfermedades sociales. Si estoy infectado, puedo afectar la vida de muchas personas a mi alrededor“, afirmó la especialista en enfermedades infecciosas.

“Estoy a favor de la educación, pero estamos hablando de una enfermedad para la que existe una vacuna”.

“Si una persona elige no vacunarse, tiene mayor riesgo de infectarse, incubar el virus en su cuerpo y poner a otros en peligro por el simple hecho de cantar o hablar “.

Hombre mostrando a una funcionaria su pasaporte de vacunación

Getty Images
Los pasaportes de vacunación ya se han adoptado, en mayor o menor medida, en varias partes del mundo

“La covid no desaparecerá del mapa”

En general, los expertos entienden que el año 2022 comenzará mucho mejor que el 2021.

“El inicio de 2021 fue terrible, quizás el peor de nuestra historia. No teníamos vacunas disponibles y estábamos con la variante gamma extendiéndose por todo el país”, recordó Hallal.

“El año 2022 comienza con la propagación de ómicron, pero ahora tenemos a los inmunizantes como grandes aliados“, agregó el epidemiólogo.

Croda reforzó el mensaje de que el eventual fin de la situación pandémica en 2022 no significa que el coronavirus ya no será un problema.

“Incluso si la pandemia llega a su fin, la covid no desaparecerá del mapa. Seguirá siendo una enfermedad endémica, con un gran impacto en los servicios de salud, pero nada comparado con lo ocurrido en 2020 y 2021″.

Bellei, por su parte, enfatizó que la experiencia actual servirá como curva de aprendizaje para otras enfermedades infecciosas con alto potencial de propagación. “Necesitamos entender que vendrán otras pandemias. Y necesitaremos más agilidad en las acciones y evaluaciones de las políticas públicas”, previó.

“Todo lo que hemos aprendido en los dos últimos años nos servirá para afrontar esta y las futuras crisis de salud que veremos en adelante”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ua0Aeej9Cnk&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.