12 años en prisión: decreto que prometió libertad a Ana no tiene reglas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

Ana lleva 12 años en prisión sin sentencia: decreto que le prometió libertad no tiene reglas de operación

El caso de Ana Georgina podrá ser revisado hasta que se publiquen las reglas de operación de las preliberaciones, tarea que sigue sin resolver la Secretaría de Gobernación. Mientras, ella permanecerá en la cárcel.
Pixabay
Comparte

Cuando Ana Georgina se enteró que el presidente Andrés Manuel López Obrador había anunciado un beneficio para hombres y mujeres privados de su libertad, que hayan sido víctimas de tortura o que permanecen en prisión sin una sentencia, no pudo contener su felicidad: había una esperanza de salir de prisión y reunirse con sus hijos.

Sin embargo, a la fecha no se han publicado las reglas de operación del beneficio, lo cual prolonga su estancia en prisión, que ya suma 12 años.

La mujer solicitó al Centro Prodh que le ayudara a adherirse a este beneficio, así que tras la publicación del acuerdo presidencial y posteriormente los lineamientos, se ingresó la solicitud el 15 de octubre.

El pasado 4 de enero recibieron la primera respuesta a través de un correo electrónico, en esta se les informó que el análisis jurídico del caso solo podría realizarse hasta que las reglas de operación de las preliberaciones fueran publicadas, una tarea que tiene pendiente de cumplir la Secretaría de Gobernación.

En la conferencia matutina del 29 de julio de 2021, el presidente anunció que se liberaría a las personas privadas de su libertad que se encuentran internas en Centros Federales de Readaptación Social por delitos no graves y que no hayan sido sentenciadas en diez años.

Un poco de contexto: Segob publica acuerdo sobre preliberación de internos adultos mayores, en prisión preventiva y torturados

Este beneficio también aplicaría para personas que fueron torturadas, comprobado mediante el Protocolo de Estambul; adultos con más de 65 años que padezcan enfermedades crónicas, y mayores de 75 años que se encuentren en penales del fuero federal y no cometieron delitos graves.

“El supuesto que tiene que ver con las víctimas de tortura es muy limitado, es una disposición que va a favorecer a muy pocas personas que han sido sobrevivientes de tortura porque se limita a poner como requisito que cuenten con un protocolo de Estambul (…) Ana Georgina lleva 12 años privada de su libertad y en ningún momento se le practicó un dictamen. A la fecha ella se desistió porque justo fueron años de retraso (en su proceso) y prefirió ya no tener esta prueba con tal de que se pudiera resolver su caso”, explicó Melissa Zamora, abogada del Centro Prodh.

El 15 de octubre, la organización presentó la solicitud ante Secretaría de Gobernación (Segob) y el Órgano Desconcentrado de Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para solicitar la preliberación de Ana Georgina, bajo el argumento de que ha permanecido privada de su libertad por más tiempo del máximo que prevé la Constitución, que son dos años.

“Es una disposición que, si bien es aplicable para el nuevo sistema penal, en realidad es una garantía que se debería respetar para todas las personas que están en un proceso”, subrayó la abogada.

En entrevista, la litigante detalló que en la solicitud que hicieron piden “un cambio de medida cautelar, lo que no significa que por llevar 12 años (privada de su libertad) se tenga que ordenar su inmediata libertad o que se le absuelva de los cargos, sino que, si va a continuar el proceso, que sea con una medida menos lesiva”, explicó Zamora.

Una de las opciones podría ser el uso de algún dispositivo electrónico o el arresto domiciliario.

El pasado 4 de enero el Centro Prodh recibió una primera respuesta a la solicitud, lo que parecía ser un buen indicio; no obstante, al leerla advirtieron que no estaba firmada y anticipaba que el caso de Ana Georgina podría ser revisado hasta que se publiquen las reglas de operación del comité que debe conformarse para dar cumplimiento al acuerdo emitido por el presidente López Obrador.

“Se le informa que la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia tiene por presentada la petición para revisar el caso de la C. Ana Georgina Dominguez Macías (…) se le informa que una vez que se emitan las reglas de operación el caso será turnado para su análisis jurídico”, se lee en el correo electrónico recibido.

Según el acuerdo emitido por López Obrador – publicado en el Diario Oficial de la Federación el 25 de agosto de 2021– , la Segob contaba con un plazo no mayor de tres días hábiles, a partir de su emisión, para instalar el Comité encargado de dar seguimiento a la implementación de las disposiciones del acuerdo, 

También determinó un plazo no mayor a 15 días hábiles para emitir las reglas de operación, según se expone en el segundo artículo transitorio del documento. Sin embargo, hasta la fecha eso no se ha cumplido.

También lee: Movimiento Ciudadano busca reformar artículo sobre prisión preventiva como medida cautelar

“Es una injusticia”

El 13 de septiembre de 2009, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) emitió el comunicado 1118/09 en el que informó que el fiscal de la SEIDO había obtenido la medida cautelar de arraigo por 40 días contra tres presuntos colaboradores de la organización Cárdenas Guillén. Uno de esos presuntos colaboradores era Ana Georgina Domínguez Macías.

En el comunicado oficial se detalla que a la mujer se le detuvo en Coatzacoalcos, Veracruz, cuando salía de una casa de seguridad y en posesión de más de 3 millones de pesos, “un vehículo, aparatos de comunicación, documentación contable de la organización donde se reflejan pagos de servicios, facturas en original de vehículos, escrituras de propiedades, cuentas bancarias, depósitos bancarios, chequeras…”

Han pasado 12 años desde aquel día, pero a pesar de las supuestas evidencias encontradas durante la detención, así como del testimonio de una testigo protegida –que más tarde se retractó y desapareció–, Ana Georgina continúa privada de su libertad sin una sentencia, es decir, es legalmente inocente.

Desde el Centro de Prevención y Readaptación Social Santiaguito, en Almoloya de Juárez, la mujer de 39 años recrimina la indiferencia de las autoridades para atender y resolver casos de mujeres a quienes se les han fabricado delitos para sumar personas en las cárceles como señal de buenos resultados.

“Yo estoy alzando la voz no nada más por mí, sino por muchas (mujeres) porque somos muchas que tenemos la prueba de que somos inocentes y que todo fue fabricado y no puede ser posible que las autoridades no hagan nada”, dice a Animal Político en una llamada telefónica desde la prisión.

“No podemos estar más tiempo solo en proceso, ni siquiera con una sentencia. Es una terrible injusticia para mí, para todos los que estamos en la misma situación”.

“Necesitaban una tercera persona para que fuera delincuencia organizada”

La entonces PGR informó oficialmente que la mujer había sido detenida a bordo de un vehículo mientras salía de una casa de seguridad. Pero no fue así, sostiene Ana Georgina.

Hacia las 04:00 horas del 10 de septiembre de 2009, narra la mujer, un grupo de militares irrumpieron en su departamento. Ella, su entonces esposo y sus dos hijos, de 11 y 6 años, dormían.

Sin una orden de aprehensión ni de cateo, la detuvieron y llevaron a una base militar y a distintas casas de seguridad antes de presentarla, después de 13 horas, en la Subprocuraduría Especializada de Delincuencia Organizada (SEIDO), en la Ciudad de México.

Durante todo este tiempo, dice, nadie le explicó por qué la habían detenido, además de que fue víctima de violencia sexual y psicológica.

“Yo preguntaba y pues su respuesta era ‘cállate, hija de tu tal por cual, aquí las preguntas no las haces tu, las hacemos nosotros’ y cosas así. En ningún momento me dijeron ‘estás detenida por esto’ o ‘te vamos a llevar ante el Ministerio Público por esto’, nunca, en ningún momento”.

En la SEIDO había dos hombres a quienes detuvieron en Puebla dos días antes. Se trataba –de acuerdo con el comunicado divulgado por la Procuraduría– de Sergio Enrique Ruiz Tlapanco o Rubén Lara Hernández (a) “Tlapa” o “Z-44”, y Raúl Gutiérrez Jiménez. Según se le informó a la mujer, estos dos hombres pertenecían a un cártel “pero necesitaban una tercera persona para que fuera delincuencia organizada”, recuerda que le dijeron.

Según relata Ana Georgina, el propio personal de la SEIDO aceptó que había una confusión, que ella no era a quien buscaban, pero no la podían liberar.

Te puede interesar: Principales víctimas de la prisión preventiva: indígenas, mujeres, personas con discapacidad y migrantes

“Me dijeron que no me preocupara, que yo podía conseguir un abogado y me iban a sacar muy fácilmente. Solamente que firmara los documentos que me decían para que eso pudiera terminar”, detalló. 

Durante tres días fue torturada psicológicamente. Le presentaron grabaciones y fotos de sus hijos y le decían que si no firmaba los documentos los iban a matar. Al final los firmó. Después fue arraigada.

“Estuve tres meses en el arraigo solamente para investigación y (me dijeron) que si en tres meses no salía nada, me iban a liberar. Casualmente uno o dos días antes de que se cumpliera el tiempo del arraigo aparece un testigo y por el dicho de este testigo es que me dan auto de formal prisión”.

La mujer fue enviada a la cárcel por dos causas penales: delincuencia organizada y lavado de dinero.

El testigo protegido, quien se identificó con el nombre de Romeo, refirió que había visto a la mujer el 15 de abril de 2009 cuando entregaba dinero a militares, marinos y otras autoridades. Según explica Ana Georgina, el dicho del testigo era falso porque el 14 de abril ella había sido sometida a una cirugía en Villahermosa, Tabasco. 

Se solicitó el expediente al hospital y ahí se confirmó que ella no pudo haber estado en Veracruz pagando sobornos a las autoridades porque estaba convaleciente; sin embargo, esta evidencia no fue tomada en cuenta.

“Al año y medio la Fiscalía me mandó una notificación y me dicen que la testigo con nombre tal -porque ya me dan el nombre, y supe que era una mujer, que era una expolicía- había dejado de ser testigo protegido por cuestiones de conflicto de intereses”.

Desde ese entonces ha estado privada de su libertad en penales del Estado de México, Nayarit y Morelos. Hace 10 meses, luego de ampararse ya que las notificaciones de su caso tardaban en llegar, fue trasladada de nueva cuenta al Centro de Prevención y Readaptación Social Santiaguito, en Almoloya de Juárez.

“¿Esperar 12 años más?”

Durante años, Ana Georgina ha intentado recuperar su libertad presentando las pruebas que demuestran su inocencia, pero los años pasan sin que logre conseguirlo. El abogado de oficio que se le asignó –reclama– no hace nada por ella y solo le pide esperar.

“Tristemente el defensor no hace mucho, solamente me dice que él se apega a los protocolos, que no puede hacer mucho, que al final de cuentas lo que diga el MP o el juez, y yo siento que podría ser más, pero pues realmente no le interesa mucho. 

“Lo que me ha dicho el MP, en alguna ocasión, es que soy un delito del expresidente (Felipe) Calderón y que por ser mujer merezco estar en prisión sin siquiera hacer una investigación. ¡Cómo es posible que ella pueda ver o juzgar o señalar si no sabe realmente lo que sucedió!”, reprocha.

Los primeros años su familia pagó una defensa privada, pero lo único que hicieron fue sacarles dinero bajo las promesas de que en algunos meses lograrían ponerla en libertad.

“(Mi abogado) dice que no se puede hacer nada, solamente esperar. Y la verdad yo sí le he contestado (…) ‘¿esperar 12 años más, esperar 12 años más?’, y él dice que solamente se apega a los protocolos, que no puede hacer más”.

Antes de terminar: Hoy en la cárcel son más las mujeres inocentes que las condenadas, un efecto de la prisión preventiva

Luego de pasar años sin apoyo, más que con el abogado de oficio que le asignaron, desde hace tres meses Ana Georgina cuenta con el acompañamiento del Colectivo Mujeres Unidas X la Libertad que le ha ofrecido apoyo jurídico.

Desde el centro de readaptación, también conocido como Almoloyita, Ana Georgina confía en que las autoridades puedan revisar su caso y dejarla en libertad porque a pesar de las comunicaciones oficiales en las que se le vinculó con un cártel en Veracruz, en 12 años no han demostrado que eso sea cierto y ella sea culpable.

“A veces se me quebranta la fe, los ánimos, pero me vuelvo a levantar por mi familia. Pienso en ellos y digo que tengo que seguir adelante”, dice.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Rusia invade Ucrania: búnkeres, sirenas y vecinos armados en la noche más tensa en Kiev

Se decretó toque de queda hasta el lunes y las sirenas de ataque aéreo suenan por toda la ciudad, complementadas con advertencias en los vecindarios para que los residentes permanezcan en los refugios.
Getty Images
27 de febrero, 2022
Comparte

La explosión de un tanque de petróleo por el impacto de un cohete ruso en Vasylkiv, a las afueras de Kiev, provocó un gran incendio en la madrugada del sábado, informaron autoridades ucranianas.

Vídeos en redes sociales muestran enormes llamas en el lugar. BBC no ha podido verificar las imágenes.

Las autoridades decretaron toque de queda hasta el lunes en la capital, donde se cree inminente una nueva ofensiva militar rusa a gran escala.

Las sirenas de ataque aéreo suenan por toda la ciudad, complementadas con advertencias en los vecindarios para que los residentes permanezcan en los refugios.

En los últimos días gran parte de la vida en la ciudad es bajo tierra, en sótanos, refugios antiaéreos y estaciones de metro convertidas en búnkeres.

Los asaltos rusos a la capital ucraniana han encontrado, hasta el momento, una gran resistencia.

Las fuerzas armadas ucranianas informaron a través de una publicación de Facebook este sábado que una unidad del ejército logró repeler a las fuerzas rusas cerca de su base en una calle importante de la ciudad.

Muchos civiles ucranianos han recibido armas de fuego para defenderse en caso necesario y se organizan en los barrios para fabricar cócteles molotov con los que recibir a las tropas rusas.

Civiles voluntarios fabrican cócteles molotov en la capital ucraniana

Getty Images
Civiles voluntarios fabrican cócteles molotov en la capital ucraniana

El ejército también afirmó que logró evitar un intento de aterrizar tropas rusas aerotransportadas en un aeropuerto al sur de Kiev, informando incluso de que un gran avión que transportaba tropas había sido derribado. La BBC no pudo verificar esta información.

“Los invasores querían bloquear el centro de nuestro Estado… Quebramos su plan”, agregó el presidente, Volodymyr Zelensky.

Mientras tanto, los combates continúan cerca de otras ciudades ucranianas.

El presidente reconoció que las fuerzas rusas habían infligido bajas y sostuvo que “el enemigo también ha sufrido bajas muy graves”. La BBC no ha podido verificar esta afirmación.

Según el ministro de Salud de Ucrania, Viktor Lyashko, un total de 198 ucranianos, incluidos tres niños, han muerto en medio de la invasión rusa.

Momento en que un misil alcanza un edificio en Kiev este 26 de febrero.

Reuters
Momento en que un misil alcanza un edificio en Kiev este 26 de febrero.

Otras 1.115 personas resultaron heridas, entre ellas 33 niños, escribió en su página de Facebook.

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OCHCR, por sus siglas en inglés) contabilizó el sábado 64 civiles muertos y 176 heridos en todo el país, así como más de 160.000 desplazados.Indicó que los daños en viviendas e infraestructuras han dejado a cientos de personas sin acceso a agua y electricidad.

Explosiones y misiles en Kiev

La capital de Ucrania está bajo un toque de queda impuesto por el alcalde Vitali Klitschko desde las 17:00 horas (15:00 GMT).

Vista de la ciudad de Kiev, al anochecer del 26 de febrero de 2022.

Getty Images

Kiev vivió este sábado su peor amanecer desde que Rusia comenzó la invasión del territorio vecino el pasado 24 de febrero.

Zelensky había pronosticado en las últimas horas del viernes que anticipaba “una noche dura”. Y los residentes de Kiev pasaron otra larga y ansiosa noche en refugios antiaéreos y sótanos.

Durante las primeras horas del sábado se empezaron a escuchar explosiones en la capital a medida que las fuerzas rusas se acercaban a la ciudad.

Un misil alcanzó un bloque de viviendas en la ciudad, dejando al menos cuatro apartamentos destruidas.

Un edificio de apartamentos en Kiev dañado según reportes por un misil este sábado.

Reuters
Un edificio de apartamentos en Kiev dañado, según reportes, por un misil este sábado.

Yuri Shevchuk -que tiene 49 años y vive en la zona desde hace más de 20 años- examinaba los daños con aire de incomprensión. “No sé cómo explicar lo que siento”, le dijo a la BBC. “Es la primera vez en mi vida que veo tal nivel de daño, en mi ciudad y en tiempos de paz”.

Y suplicó ayuda militar de Occidente: “Tenemos una necesidad urgente de misiles antiaéreos, misiles antitanque y necesitamos municiones”.

Las autoridades que dos personas murieron debido al impacto del misil. El Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania dijo que seis personas también resultaron gravemente heridas.

Más temprano, el alcalde había informado que 35 personas resultaron heridas en los combates nocturnos en la ciudad, entre las que se incluyen dos niños. Todavía no está claro si se refería solo a civiles.

“No hay tropas rusas en la ciudad”, afirmó, y agregó que la gente debería permanecer en los refugios ya que se esperan más ataques aéreos.

Funcionarios de Defensa de Reino Unido dijeron que las tropas rusas han avanzado y se sitúan a 30 km de la ciudad.

Humo y llamas en el horizonte de Kiev.

Reuters
Humo y llamas se ven en el horizonte en un bombardeo cerca de Kiev, mientras Rusia continúa su invasión en Ucrania.

Más temprano este sábado, Zelensky advirtió a los ucranianos que “no pueden permitirse perder” Kiev.

El presidente difundió un video desde las calles de la ciudad.

“Hay mucha información falsa en redes que dice que le pedí al ejército que deponga las armas y que estamos evacuando”, dice.

“Estoy aquí. No depondremos las armas. Defenderemos nuestro Estado“.

Mapa de lugares clave de Kiev, capital de Ucrania

BBC

En otros lugares, las tropas y los blindados rusos continúan su lento avance a lo largo de una serie de rutas.

El Ministerio de Defensa de Rusia confirmó este sábado que han capturado la ciudad de Melitopol, una ciudad de tamaño medio, con 150.000 habitantes, ubicada cerca del clave puerto ucraniano de Mariupol, al sur del país.


Una “guerra por necesidad” para Putin

Paul Adams, corresponsal de Asuntos Diplomáticos de la BBC

Funcionarios occidentales aseguran que el ejército de Ucrania ha sido eficaz hasta ahora a la hora de frenar el avance ruso en la capital, Kiev.

Pero les preocupa que los rusos, impacientes por imponer una victoria rápida, puedan recurrir a medidas más drásticas.

“Mi temor es que si no cumplen con sus plazos y objetivos… usarán la violencia indiscriminadamente”, dijo uno de estos funcionarios.

“El problema es que se haya comprometido de la manera en que lo ha hecho. Para él, esto ya no es una guerra por elección propia, sino una guerra por necesidad”.


Temor más allá de la capital

El miedo y las precauciones no son exclusivos de Kiev.

“Escribo estas líneas desde un refugio antibombas varios pisos bajo tierra junto a una multitud de personas, cuatro perros y un conejo como mascota”, cuenta desde la ciudad ucraniana de Dnipro, la cuarta más grande del país, Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Europa del Este.

“El personal del hotel pasó corriendo y golpeando las puertas poco después de la medianoche antes de llevarnos escaleras abajo a gran velocidad.

“Antes, habíamos visitado a Hanna Syva y su familia en un bloque de apartamentos gigante al otro lado de la calle”, detalla.

Una mesa con varios objetos, un peluche y armamento.

Sarah Rainsford
El esposo de Hanna sacó su arma y la depositó junto a un gran peluche en el alféizar de la ventana.

“Hanna es madre de dos niños y parece optimista, pero reconoce que está sonriendo para no preocupar a sus hijos”, explica Rainsford..

“Ayer lloraron, están muy nerviosos, así que no puedo darme el lujo de tener miedo”, le dice Hanna a la periodista.


“Es nuestro deber apoyar a Ucrania”

Alemania enviará 1.000 armas antitanque y 500 misiles tierra-aire “Stinger” a Ucrania, confirmó este sábado el gobierno de Berlín.

Soldados en Kiev.

Reuters

La medida marca un cambio importante de su política de larga data de prohibir las exportaciones de armas a las zonas de conflicto.

“En esta situación, es nuestro deber apoyar a Ucrania lo mejor que podamos en su defensa contra el ejército invasor de Vladimir Putin”, dijo el canciller Olof Scholz.

Alemania también levantó su bloqueo a la entrega de armas letales de fabricación alemana a Ucrania a través de terceros países, lo que podría permitir un aumento de la asistencia militar europea a Ucrania, ya que muchas armas en Europa son, al menos en parte, de fabricación, lo que significa que Berlín tiene algo que decir sobre su uso y exportación.

Mientras, la OTAN envía tropas a Europa del Este para tranquilizar a los aliados y disuadir a Rusia, pero dijo que no mandará soldados a Ucrania.


Click here to see the BBC interactive


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qw8KDIJ652Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.