Ana busca a su hijo, migrante hondureño desaparecido hace 12 años en Jalisco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

'Para las autoridades somos un estorbo'; Ana busca a su hijo Óscar, migrante hondureño desaparecido hace 12 años en Jalisco

Familiares de migrantes desaparecidos denuncian inacción de la FGR. Autoridades apenas tienen 43 personas migrantes sin localizar en sus registros.

El 19 de enero de 2010, la hondureña Ana Enamorado recibió la última llamada de su hijo, Óscar Antonio López Enamorado. El joven, que entonces tenía 19 años, había dejado San Pedro Sula tiempo atrás con destino a EU.

Una vez en el norte, alguien le convenció de que, en México, en Jalisco, haría más dinero. Así que allá se fue. En aquella última llamada le dijo a su madre que estaba en un lugar que parecía una isla. No tuvo tiempo de decirle más porque la comunicación se cortó.

Hasta ahora. Han transcurrido doce años y Óscar sigue desaparecido. Su madre lleva una década en México, buscando, y se ha convertido en un símbolo de todas las personas que siguen tras la pista de algún ser querido.

“Son 12 años sin ver a mi hijo, sin saber de él, sin poderlo abrazar. Doce años que esa ausencia mata”, denuncia Enamorado. El miércoles se cumplieron doce años desde aquella última llamada y la mujer celebró un acto de denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Lee: Gobierno de AMLO detiene a más migrantes que nunca, pero no los deporta como en sexenios pasados

Ante su mesa, diversas sillas vacías con los nombres de las instituciones a las que había invitado: fiscales, subsecretaría de Derechos Humanos, representantes consulares.

“Lamento mucho la ausencia de las autoridades. Así como nos duele la ausencia de nuestros familiares, también nos duele la ausencia de las autoridades. Este es un claro ejemplo de lo poco que les interesa la desaparición de nuestros familiares. Las autoridades están ausentes como lo han venido estando estos doce años. Que les quede claro que nosotros no nos vamos a cansar de buscar y seguir evidenciando las omisiones y la falta de voluntad para encontrar a mi hijo y las que están desaparecidas. Son miles las que están desaparecidas”, dice la mujer.

Según datos de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), hay 96 mil 952 personas desaparecidas o no localizadas en México. De ellas, el registro únicamente contabiliza a 43 migrantes, lo que evidencia el grado de subregistro que existe hacia las personas en tránsito. Es como si no existiesen. Como muestra de que son muchas, junto a Enamorado compareció Silvia De la Cruz, madre de Jeancarlo, un joven peruano al que se perdió la pista en Ciudad Acuña, Coahuila, a principios de 2021.

Sin investigación efectiva

El caso de Óscar es simbólico. Según explica el abogado Sandino Rivera, existen dos investigaciones abiertas por su desaparición. Una en la FGR y la otra en la Fiscalía General del Estado de Jalisco. Además, hay un expediente en la subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación. “Ninguna ha logrado investigaciones efectivas”, denuncia.

Ana Enamorado tuvo que dejar San Pedro Sula y se instaló en México para dar con el paradero de su hijo. No fue hasta septiembre de 2020 que las instituciones se vieron obligadas a realizar diversas acciones de búsqueda en Puerto Vallarta, Jalisco. Durante todos estos años, la ausencia de las autoridades ha sido evidente. “Los procedimientos no han sido accesibles, han presentado obstáculos y demoras injustificables, han omitido su deber de investigar, ya que se ha dejado en manos de Ana. No existe una investigación seria, imparcial, para saber la verdad y la persecución y el enjuiciamiento de los culpables”, dice Rivera.

Lee: Asfixiados y ‘como animales’: migrantes narran el horror de viajar en tráileres por México

La mujer presentó también amparos contra las acciones de FGR, FGJE y Segob, pero a pesar de que un juez le dio la razón, esta última institución sigue ignorando su mandato. “Existe una falta de voluntad”, explica el abogado, quien señala que están a la espera de sendas recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y otra de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco.

Para Enamorado, los últimos doce años son de “omisiones del estado” y “no querer hacer nada para investigar”. Por eso considera que “para las autoridades somos un estorbo, les incomodamos”.

En su acto ante la FGR colocó la fotografía de su hijo en la fachada, quizás pensando en que así quien debe investigar no olvide que Óscar sigue desaparecido. ¿Por qué no investigan? ¿Por qué no castigan? ¿Por qué no cuidan a las personas que pasan por este país?”, se sigue preguntando.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El inicio del “paro armado” del Clan del Golfo en Colombia deja decenas de actos violentos

La organización criminal tomó represalias luego de la extradición de Otoniel quien fue su principal líder.
7 de mayo, 2022
Comparte

El primer día de “paro armado” del Clan del Golfo en Colombia dejo decenas de actos violentos.

Después de la extradición esta semana a Estados Unidos de alias Otoniel, la organización criminal que el líder narco dirigió, el Clan del Golfo, tomó represalias e inició un “paro armado” que durará cuatro días.

En el primer día ya se reportaron en diferentes carreteras del norte del país, alrededor de 100 vehículos incinerados entre camiones, buses, automóviles y motocicletas, según informó el gobierno.

La prensa local, por su parte, compartió imágenes de municipios que amanecieron con grafitis alusivos a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como también se conoce a la organización criminal.

Durante los ataques conocidos como “paros armados”, los grupos criminales bloquean vías, restringen la libre movilidad y envían mensajes amenazantes que obligan el cierre de establecimientos comerciales y la suspensión de clases en colegios y universidades.

En respuesta a los hechos, el ministro del interior, Diego Molano, asistió a consejos de seguridad regionales en las zonas más afectadas.

Molano reveló que Wilver Giraldo, alias ‘Sipoas’, y Jesús Ávila Villadiego, alias ‘Chiquito Malo”, asumieron el liderazgo del grupo criminal después de la captura de Otoniel en 2021.

Molano anunció, también, que han aumentado la recompensa por cada uno de los cabecillas

El Clan del Golfo -también llamado Autodefensas Gaitanistas, Los urabeños o Clan Úsuga- es una de las principales organizaciones criminales de Colombia. De acuerdo con un reporte de la Policía Nacional y la Fundación Paz y Reconciliación, tiene presencia en 211 de los 1.103 municipios que hay en el país.

Su principal líder ha sido Otoniel, quien luego de ser extraditado a EE.UU. esta semana se declaró no culpable ante un fiscal federal en Nueva York, renunció a solicitar libertad bajo fianza y espera enfrentar un juicio con jurado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VAA9SgC0w9Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.