Gobierno descarta hacer encuesta sobre drogas que realizaba cada 5 años
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Gobierno federal descarta hacer encuesta sobre uso de drogas que se realizaba cada cinco años

Conadic alega razones presupuestales para no hacer encuesta. Expertos cuestionan esta decisión y destacan la importancia de los datos para desarrollar políticas públicas.
Cuartoscuro
Comparte

El miércoles 19 de enero el vocero presidencial, Jesús Ramírez, anunció el relanzamiento de la campaña para “prevenir las adicciones” que se centraría en advertir sobre los efectos del consumo de drogas y, también, de videojuegos.

Ante la enumeración de acciones realizadas en los últimos años una reportera le preguntó por la “reducción de la demanda” lograda con estas iniciativas. Y Ramírez no fue capaz de contestar. Habló sobre la red de apoyo establecida por la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) y sobre revisiones en anexos, los centros de rehabilitación irregulares, pero eludió dar cifras sobre demanda o consumo. No pudo ofrecerlas porque no existen.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha renunciado a reeditar la encuesta sobre uso de drogas y tampoco tiene previsto elaborarlos en un futuro próximo, a pesar de que este año debía haberse realizado la Encuesta Nacional de Adicciones (Encodat). Este estudio se realiza cada cinco años aproximadamente desde 1998, aunque depende de la voluntad del gobierno.

Te puede interesar: 62% de los jóvenes padece algún tipo de ansiedad y 70 tiene síntomas de depresión, revela encuesta

El último Encodat se publicó en 2017 con datos de un año antes. Se trata de un cuestionario que sirve para conocer las tendencias de la población en uso de alcohol, tabaco y estupefacientes. La Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), confirmó a Animal Político que no tiene previsto reeditar este informe “en un futuro próximo” y argumentó razones presupuestales: una encuesta de estas características cuesta aproximadamente 150 mdp, por lo que no es compatible con las políticas de austeridad promovidas por el presidente López Obrador.

Es decir, que los últimos datos sobre uso de alcohol, tabaco, mariguana, cocaína u otro tipo de sustancias fueron recabados hace seis años. En este tiempo han ocurrido hechos importantes. Por ejemplo, las iniciativas para la regulación del cannabis, todavía en trámite legislativo. Además, existen fenómenos que se han desarrollado como la proliferación del fentanilo, que en EU ya mata a más de 100 mil personas al año, o la expansión del uso de la metanfetamina, especialmente en estados con presencia del crimen organizado como Baja California, Michoacán o Guanajuato.

“Conocer los datos es importante”

En opinión de expertos que trabajan en el ámbito de la reducción de riesgos, renunciar a disponer de datos actualizados dificulta la posibilidad de poner en marcha políticas que aborden la problemática con base en los hechos. “Conocer los datos y la prevalencia del consumo de sustancias es sumamente importante. Son datos que no solo requerimos para diseñar políticas públicas sino que tenemos que estar emitiendo a las instancias internacionales para que ellos puedan hacer sus estimaciones a nivel global”, dijo Zara Snapp, fundadora del Instituto RIA, una ONG que promueve políticas sobre drogas basadas en la justicia social.

En opinión de Angélica Ospina, catedrática del Conacyt adscrita al programa de Política de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), ante la falta de datos objetivos con los que trabajar políticas públicas se deja espacio al “prejuicio y la ideología”. “Me parece grave que se desestime un instrumento como este, con todas sus limitaciones”, dijo Ospina.

“La utilidad tiene que ver con dinámicas de uso de droga. En Colombia se hace y se diferencia el consumo problemático del no problemático. En México es muy importante por el debate sobre la regularización del cannabis”, explicó Adriana Muro, de la ONG Elementa.

“Las dinámicas están cambiando. En el norte, por la presencia del fentanilo. El cristal se está posicionando en el centro del país y tiene que ver con la presencia del crimen organizado. No es lo mismo tratar el cristal que la cocaína o el cannabis”, dijo.

Para Conadic, aunque no se vaya a elaborar la encuesta, hay herramientas que sirven para medir la prevalencia del uso de drogas, como los estudios estatales, la información que proporcionan la secretaría de Seguridad Pública o la Fiscalía General de la República (FGR), la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ESANUT). A “mediano plazo”, sin embargo, podría realizarse la Encodat nuevamente.

“Discurso estigmatizante”

La política sobre drogas del gobierno de López Obrador arrancó con la promesa de abandonar la perspectiva de seguridad y sustituirla por una de salud pública. Para ello, puso al frente de Conadic al doctor Gady Zadicky, un reconocido psiquiatra con amplia trayectoria en programas de reducción de riesgos. Sin embargo, el mensaje que mantiene el gobierno es, a juicio de los expertos, “estigmatizante”. “Se dijo que se iba a cambiar la narrativa pero se mantiene la misma. Parece que quieran seguir vendiendo la militarización y el control”, dijo Angélica Ospina.

Lee más: ONU reconoce valor medicinal de la mariguana, pero la mantiene en lista de sustancias de riesgo

Durante este sexenio se está desarrollando el debate sobre la legalización del cannabis. En opinión de Ospina, la encuesta serviría para poner a prueba los discursos que dicen que la regularización de la planta provoca un incremento en su consumo.

“El gobierno empieza a decir cosas sin poder saber si lo que dice es correcto. Sobre el fentanilo solo tenemos los datos de laboratorios o incautaciones, pero no tenemos información acerca del consumo. ¿El uso del cristal ha aumentado? ¿Cuánto? ¿En qué estados?” se pregunta Zara Snapp. En opinión de la activista, la administración no ha camibado de línea de actuación y no ofrece “servicios de reducción de daños” para quien desarrolla un consumo no problemático, mientras que la oferta es “muy pobre” en los casos con uso problemático.

Animal Político recorrió diversos anexos de Guanajuato para la realización de un especial que dejó patente el abandono de estos centros, que subsisten bajo amenaza de los grupos del narcotráfico. Jesús Ramírez aseguró que se estaban revisando los locales. El medio consultó a su oficina sobre cuáles eran estos trabajos y dónde se habían realizado pero no recibió respuesta.

“Sin conocer datos vamos a seguir perpetuando los estereotipos y reportando que el consumo es el mismo cada año”, dijo Snapp, quien señaló que, como alternativa al Encodat, se está realizando la encuesta del Global Drug Survey, a la que puede sumarse cualquier persona que en el último año haya tomado alcohol, mariguana o cualquier otra droga y que puede consultarse aquí.

Según los datos de 2016, el 10.2% de los mexicanos había consumido alguna droga en su vida. Esta cifra se reduce hasta el 2,9% si se pregunta por el último año y 1.5% en el último mes. Sin embargo, apenas el 0.6% presentaba dependencia de alguna sustancia ilegal. El 8.5% de los encuestados fumó mariguana en alguna ocasión en su vida y el 3.5% probó la cocaína.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Conflicto en Ucrania eleva el precio del petróleo al punto más alto en 7 años

El precio del crudo Brent y del West Texas Intermediate, dos de las referencias mundiales, aumentó más de 10% en medio de los temores de los inversores del crudo.
1 de marzo, 2022
Comparte

El conflicto en Ucrania llevó a los precios del petróleo a su precio más alto de los últimos siete años.

Este martes, el crudo Brent, que es la referencia internacional de precios, subió un 10% hasta alcanzar en un momento de la jornada los US$107 por barril.

Es un aumento que se da pese a que se han implementado nuevas medidas para calmar los mercados preocupados por la invasión de Ucrania.

Los miembros de la Agencia Internacional de Energía acordaron liberar 60 millones de barriles de petróleo de reservas de emergencia para aliviar la situación.

Pero al ser Rusia uno de los mayores productores de energía del mundo, y como consecuencia de las preocupaciones sobre la invasión a Ucrania, los inversores han mostrado sus dudas de que los suministros de energéticos no se vean afectados.

Los aumentos de precios fueron más pronunciados aun en Estados Unidos, donde el precio del barril de West Texas Intermediate aumentó un 11% hasta alcanzar los US$106 por barril.

“Estamos preparados para usar todas las herramientas disponibles para limitar la interrupción del suministro mundial de energía como resultado de las acciones del presidente Vladimir Putin”, dijo el martes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Agregó que Washington seguiría buscando cómo acelerar el traslado de los suministros energéticos lejos de Rusia.

Bombas de gasolina

EPA
El precio de las gasolinas se fija teniendo como referencia el precio del crudo.

Otra declaración de la AIE señaló que la invasión de Ucrania se produjo en un “telón de fondo de mercados petroleros mundiales ya ajustados, mayor volatilidad de los precios e inventarios comerciales que se encuentran en su nivel más bajo desde 2014”.

Los movimientos del precio de la gasolina en muchos países están determinados principalmente por el precio del crudo, que es la materia prima de los combustible, así como por el tipo de cambio de las divisas, ya que el petróleo se negocia en dólares.

Un mercado volátil

Los países occidentales han impuesto sanciones económicas y políticas contra Moscú.

Varias firmas trasnacionales, como British Petroleum y Shell, han cancelado sus inversiones en Rusia.

El rublo, la moneda de Rusia, se mantuvo estable este martes luego de que el día anterior colapsó un 30%, alcanzando mínimos históricos frente a las principales monedas del mundo.

Un rublo valía menos de un centavo estadounidense este martes.

La caída del rublo reduce su poder adquisitivo y afecta los ahorros de los rusos comunes.

Una pizarra de Wall Street

EPA

Análisis de Rob Young, de BBC World Service Business

La invasión rusa de Ucrania tiene nerviosos a los inversores.

Existe una enorme incertidumbre sobre lo que es probable que suceda en el conflicto y eso se puede ver en la volatilidad de los mercados.

Las sanciones occidentales a Rusia han causado turbulencias en el sector bancario mundial, con empresas que se esfuerzan por asegurarse de no hacer negocios con ninguna persona o empresa sancionada.

Pero los castigos pueden perjudicar a ambos lados, no solo al sancionado. Aun así, muchos jefes de empresas son claros: se toman decisiones, no solo sobre el dinero, sino también por motivos morales.

Mientras tanto, la guerra continúa perturbando los mercados energéticos, con el precio del petróleo ahora muy por encima de los US$100 el barril.

Un anuncio de que se liberarán grandes reservas de crudo normalmente haría bajar los precios.

Las noticias de hoy, sin embargo, no han hecho nada para aliviar las preocupaciones del mercado sobre la posible escasez de petróleo de Rusia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JXn5f4aGego

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.