Proveedor del IMSS despide a empleados tras dar positivo a COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Proveedor del IMSS despide a empleados tras dar positivo a COVID

Animal Político documentó al menos cinco casos de empleados que fueron removidos de sus puestos de trabajo por haberse enfermado en lo que ya es considerada la cuarta ola de contagios.
Archivo Cuartoscuro
15 de enero, 2022
Comparte

Empleados de un grupo empresarial que es proveedor del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denunciaron que fueron despedidos injustificadamente tras haber dado positivo a pruebas de COVID-19 o por haber estado en contacto con trabajadores enfermos.

Los denunciantes trabajaban para Medi Care Group, encabezado por el empresario Yurlov Alexei Pichardo Luna y sus hermanos Héctor y Carlos Norberto. Al grupo pertenecen las razones sociales Medica D S.A. de C.V. y Minaric S.A. de C.V., que han obtenido contratos millonarios con el IMSS mediante prácticas ilegales para proveer al Instituto de equipo COVID a lo largo de los casi dos años que lleva la pandemia en México.

Animal Político documentó al menos cinco casos de empleados que fueron removidos de sus puestos de trabajo por haberse enfermado en lo que ya es considerada la cuarta ola de contagios de coronavirus. Los trabajadores, que hablaron a condición de anonimato, señalaron que un total de 12 compañeros han sido despedidos. 

Los afectados señalaron que laboraron para Medi Care Group desde el año pasado sin haber firmado contrato, sin seguro social y sin equipo sanitario de protección, aun cuando su trabajo consistía en instalar equipos en hospitales que atendían a pacientes con COVID. Explicaron que primero se les dejó de pagar desde el 15 de diciembre y luego se les notificó su baja.

Desde el comienzo de la pandemia, el gobierno federal estableció que nadie puede ser despedido de su trabajo con motivo de su “estatus COVID-19”; hacerlo es considerado discriminación y una violación a los derechos laborales de los trabajadores.

Este medio envió un correo electrónico a las cuentas del proveedor del IMSS para solicitarle un posicionamiento frente a las acusaciones de sus empleados, pero, hasta el cierre de esta edición, los mensajes no fueron respondidos.

“El 11 de diciembre empezaron algunos de mis compañeros con algunos síntomas, y como éramos un grupo que estábamos regularmente juntos, empezamos a pensar que obviamente varios íbamos a salir contagiados; aún así, con todo y los síntomas que tenían mis compañeros, los hicieron que se presentaran a laborar, hasta que nos realizamos las pruebas, y ahí la mayoría de los casos salieron positivos; algunos no tuvieron ni siquiera la posibilidad de hacerse la prueba porque, como retuvieron salarios y no había apoyo en absoluto para que nos realizáramos las pruebas, hubo compañeros que se sabía que tenían COVID porque tenían los síntomas muy severos”, comenta Luis, nombre elegido por él para cuidar su identidad.

“Esta semana el contador nos hizo saber que ya estábamos dados de baja de la empresa, pero nadie firmó una renuncia, una baja, nada; por llamada telefónica nos dijeron que el despido fue por los contagios y para no poner en riesgo a las demás personas de la empresa”.

Este trabajador se desempeñaba como ingeniero de servicio en Minaric. Su labor consistía en instalar y dar mantenimiento a concentradores de oxígeno y monitores de signos vitales en las áreas COVID de los hospitales del IMSS y el ISSSTE. También debía dar capacitación al personal médico para el uso de los aparatos.

En seis meses visitó hospitales en Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Aguascalientes, Chiapas y Yucatán, sin que su empresa le proveyera de equipo de protección y sin la certeza de tener seguro social.

“ sin firmar contrato, porque se suponía que urgía que entrara la gente para trabajar; supuestamente nos dieron de alta en el IMSS, pero es algo que nosotros no tenemos la certeza de que haya sido así, porque uno de mis compañeros checó su vigencia y resultó que no está dado de alta, no sabemos si estuvimos trabajando sin seguro”, dice. “Nunca nos proporcionaron equipo de protección, era con la ropa que llevabas y nada más; el equipo de protección uno mismo lo tenía que pagar”.

Luis señala que Minaric no le depositó su sueldo desde la quincena del 15 de diciembre y que se le adeuda el pago de 140 horas extra.

Otra trabajadora que se hizo llamar Liz relató que su despido también ocurrió tras haber contraído COVID.

“Yo estuve contactándome con la persona de Recursos Humanos, que me dijo que hasta que no le mandáramos las pruebas (de COVID) no nos iban a depositar, y ya cuando se le mandaron las pruebas de los que dimos positivo, la de Recursos Humanos dijo que, de todas maneras, no importaba, porque estábamos a prueba y no teníamos un contrato, y que no nos lo iban a renovar”, expuso.

Liz, que también es ingeniera de servicio, dijo que los contagios en su área de trabajo estuvieron relacionados con el desempeño de sus funciones.

“Nos contagiamos trabajando, y como a todos los ingenieros de servicio nos tenían físicamente en las oficinas de Minaric, todos llegaban ahí a entregar su documentación, a reportarse, a alimentar su red con evidencia fotográfica; llegaban los trabajadores después de una o dos semanas de haber estado laborando en sitio, teníamos contacto con la gente de servicio que venía llegando de hacer instalaciones y de arreglárselas como podían”, agregó.

Un tercer despedido, quien se dedicaba a la instalación y soporte de monitores de signos vitales, ventiladores volumétricos, cunas de fototerapias y aspiradores gástricos, cuenta que se contagió dando una capacitación a médicos al interior de un área COVID.

“Me metieron al área COVID, porque los doctores no podían dejar a los pacientes, pero en la empresa no me dieron el equipo adecuado, los del hospital me prestaron unos trajes y así fue como entré”, indicó.

Proveedor cuestionado

Animal Político ha publicado que las empresas de los hermanos Pichardo Luna han incurrido en prácticas ilegales de contratación con el IMSS.

En abril de 2020, al comienzo de la pandemia, Medica D y Minaric simularon competencia en una licitación del IMSS y ganaron un contrato de 39 millones de pesos para surtir ventiladores respiratorios a seis hospitales de Sinaloa. Encima de ello, tras la maniobra en la contratación, la empresa adjudicada, Medica D, finalmente incumplió la entrega de los equipos.

Medica D fue sancionada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) el 20 de octubre de 2020 con una multa de 1.9 millones de pesos y una inhabilitación de 3 años y 9 meses para celebrar contratos con el gobierno. El motivo del castigo fue haber incumplido un contrato con el ISSSTE para la entrega de 60 ventiladores COVID.

Pese a esa inhabilitación, otra empresa del grupo, Minaric, participó este año en una nueva licitación del IMSS y ganó, en julio de 2021, un contrato de 96.4 millones de pesos por la venta de monitores de signos vitales para pacientes con coronavirus.

El administrador único de Minaric S.A. de C.V. es Alexei Pichardo Luna, quien a su vez es director de Tecnología de Medica D, empresa en la que su hermano Carlos Norberto es socio y representante legal.

Ambas compañías pertenecen a Medi Care Group, del que Alexei Pichardo Luna es director general, y han compartido domicilio fiscal en Lago Peypus 231, alcaldía Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido tras la victoria republicana en la Cámara de Representantes

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido en el que un partido tendrá la Presidencia y el otro, el control de una cámara del Congreso. ¿Cuáles son las repercusiones?
16 de noviembre, 2022
Comparte

Los demócratas, que controlan la presidencia y el Congreso desde enero de 2021, acaban de perder su mayoría en la Cámara de Representantes.

Estados Unidos tendrá “un gobierno dividido” a partir de enero.

El término se refiere a una situación en la que una o las dos cámaras del Congreso están bajo control de un partido distinto al del presidente en ejercicio, actualmente el demócrata Joe Biden.

El control que el Partido Republicano logró de la Cámara de Representantes en las elecciones de medio término, según proyecciones divulgadas este miércoles de noche, significa que Estados Unidos tendrá un gobierno de este tipo cuando los nuevos representantes asuman su cargo.

Gobiernos divididos han sido bastante comunes desde los años 70, el más reciente se dio durante los dos últimos años de la presidencia de Donald Trump, cuando los demócratas controlaban la cámara baja del Congreso.

Que los republicanos recuperen la mayoría de la Cámara de Representantes que habían perdido en 2018 puede significar dos años de confrontación política con pocos logros legislativos, anticipan expertos.

“Creo que un acuerdo bipartidista sería muy difícil, dada la enorme división entre los dos partidos en casi todas las cuestiones importantes a las que se enfrenta el país”, dijo Alan Abramowitz, un politólogo de la Universidad Emory que ha escrito varios libros sobre elecciones estadounidenses a BBC Mundo.

El camino que sigue una ley

En Estados Unidos cada cámara puede iniciar un proceso legislativo. El proyecto de ley tiene que ser aprobado por las dos, antes de ser enviado al presidente para que lo firme y lo convierta en ley.

Nancy Pelosi, Mitch McConnell y Kevin McCarthy

 

Una ley puede morir en cualquier fase si una de las cámaras vota en contra, o si el presidente la veta.

Algunas personas apoyan un gobierno dividido porque significa que cada partido político puede vigilar al otro, por ejemplo, controlando medidas de gasto no deseadas o bloqueando ciertos proyectos para que no se conviertan en ley.

Recientemente, el empresario y actual dueño de Twitter Elon Musk aconsejó a sus millones de seguidores en la red social que votaran a los republicanos en las elecciones de mitad de período, dado que el presidente Biden es demócrata.

Su razonamiento, dijo, es que “el poder compartido contiene los peores excesos de ambos partidos”.

Ventajas e inconvenientes

Los gobiernos divididos pueden forzar a los legisladores a presentar leyes que tengan una base de apoyo más amplia, lo que hace que sean más difíciles de revocar cuando el poder cambie de manos.

En ese caso, la cooperación aporta estabilidad política.

El Capitolio en un atardecer

Getty Images

Pero cuando los partidos están polarizados en sus posiciones, un gobierno dividido puede hacer que a un partido le resulte imposible aprobar leyes, lo que conduce a un punto muerto en el que es difícil avanzar en políticas para todo el país.

Grandes cambios legislativos a menudo han ocurrido bajo gobiernos de un solo partido, como el New Deal del presidente Franklin Roosevelt y la ley de Cuidado de Salud Asequible de Barack Obama, coloquialmente conocida como Obamacare.

Gobiernos divididos también pueden llevar a más cierres de gobierno, que se produce cuando los partidos no se ponen de acuerdo en un presupuesto para continuar con la financiación pública.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.