Una semana de mañaneras: AMLO sube el tono en sus ataques a la prensa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Una semana de mañaneras: AMLO sube el tono en sus ataques a la prensa

En los últimos cinco días de conferencias matutinas, señaló que los medios de comunicación y periodistas están al servicio de la “mafia del poder” o del antiguó régimen.
Cuartoscuro
5 de febrero, 2022
Comparte

El discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de los medios de comunicación y periodistas subió de tono durante la última semana, agregó más calificativos contra el gremio, e incluso le dedicó más tiempo a sus ataques, a pesar del incremento de violencia hacia este sector durante el primer mes del año.

A los ataques de esta semana sumó los calificativos de: paladina de la libertad, prensa vendida, periodistas al servicio de la mafia del poder, golpeador, corrupto, mercenario, tendencioso, sin ideales y sin principios.

Los constantes ataques de esta semana se suman a calificativos que ha empleado desde que inició su administración como: hampa del periodismo, prensa fifí, conservadores, chayoteros, maiceados, de señalar a periodistas en tono sarcástico como paladines de la transparencia y la honestidad o acusarlos de que “le muerden la mano a quien les quitó el bozal”.

La organización Artículo 19 ha advertido que las expresiones del presidente en contra de la prensa pueden incentivar ataques contra periodistas e incrementar el nivel de vulnerabilidad y riesgo al que se enfrentan.

La investigación sobre la casa donde vive el hijo del mandatario, José Ramón López Beltrán, en Houston, Texas, publicada por Latinus y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad fueron el detonante de varias críticas.

En los últimos cinco días de conferencias matutinas, señaló que los medios de comunicación y periodistas están al servicio de la “mafia del poder” o del antiguó régimen; usó los calificativos de “prensa conservadora” y “prensa vendida” como mensajes constantes.

Tan solo este viernes, el presidente arremetió contra la periodista Carmen Aristegui; señaló que a pesar de que se le veía como modelo de comunicación a seguir y “paladina de la libertad”, engañó durante mucho tiempo.

Aseguró que la comunicadora está a favor del bloque conservador, con sus “reportajes calumniosos” y sus expertos, como Denise Dresser, Sergio Aguayo y el titular del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

“Dresser, sí, y el señor Aguayo, y ese es su equipo, todos en contra (…) Sí, enseñando el cobre, lo que son, pero una gran hipocresía.

Ante las declaraciones del mandatario, Aristegui reaccionó y señaló que el presidente dice cosas que tienen un solo propósito: “dañar lo que es más importante para una periodista, dañar la reputación, dañar la trayectoria periodística, dañar la credibilidad y eso es un asunto que tenemos que tomar conciencia de lo que significa”.

Desde su espacio informativo, señaló que López Obrador hace uso del de los recursos públicos, como el Palacio Nacional y su tiempo, para agredir.

Advirtió que la labor de los periodistas juega un papel importante en la democracia, aunque resulte incómodo, odioso y antipático; afirmó que la crítica es un ingrediente básico.

El presidente también ha intensificado el discurso en contra de los periódicos Reforma y El Universal, principalmente, asegurando que “están al servicio del poder” y de “ser simuladores”.

Durante esta semana y en varias ocasiones, criticó al periodista Carlos Loret de Mola, a quien calificó como “golpeador, corrupto, mercenario, sin ideales y sin principios”; afirmó que cuando estaba en Televisa “tenían casi de rodillas a todos los servidores públicos”.

Aseguró que Loret quiere hacer un “escándalo” con la información de que su hijo José Ramón vivía en casas lujosas en Houston, Texas.

También criticó a Víctor Trujillo, de quien dijo no era así y que lo consideraba “inteligente, con sentido del humor”, pero que ahora, es un “Brozo que no conocía”.

Como respuesta, Brozo coincidió con el mandatario al asegurar que tampoco reconoce al Andrés Manuel inteligente y con sentido del humor.

“Yo conocí al Andrés que prometió construir la paz y buscar la hermandad de todos los mexicanos; al Andrés que aseguró que nadie iba a violar la Constitución; al Andrés que aseguraba que iba a acabar con la corrupción; al Andrés que garantizaba que todos los mexicanos tendrían medicamentos y acceso a servicios médicos; al Andrés que impulsaría las energías limpias; al Andrés que juraba que habría transparencia; al Andrés que pregonaba que jamás iba a linchar a ningún periodista; al Andrés que ofrecía justicia, que quería transformar a México para bien. Conocí al Andrés, al eterno candidato. Al que no conocía, era al presidente. ¿Cuál de los dos habrá cambiado?, el payaso que critica, exhibe y maldice, o el político que se tuvo que arrodillar ante la verdadera mafia del poder para cumplir su capricho de vivir en Palacio Nacional?”, finalizó.

Este viernes, el mandatario hizo un llamado a Loret de Mola, a Brozo y a Aristegui para salir a votar, durante la consulta de revocación de mandato, y dejar la “guerra sucia”.

“No a la guerra sucia, estar haciendo lo que se hacía de tiempo atrás, lo que hacía el hampa del periodismo, la máxima de que la calumnia, cuando no mancha, tizna”, dijo.

Además, ante las acusaciones de acoso sexual contra Pedro Salmerón, a quien el gobierno de Panamá rechazó como embajador de México en ese país, el presidente lo defendió con el argumento de que “no existe una denuncia formal” y solo un “linchamiento” encabezado por la politóloga Denise Dresser.

“Imagínense, si no existe una denuncia formal, nada más por la campaña de linchamiento encabezada por Denise Dresser (…) y sin duda hay un componente conservador en todo esto, sin duda”, declaró López Obrador

Dresser respondió a la declaración del mandatario: “Pedro Salmerón no será embajador por la renuencia de Panamá a aceptarlo, dado un patrón de acoso sexual lamentablemente no reconocido por López Obrador. Este es un triunfo de muchas mujeres valientes que denunciaron/documentaron/exhibieron a un acosador protegido por el poder”, escribió en tuit.

En tanto, en su sección “Quién es quién en las mentiras” del pasado miércoles 2 de febrero, en la que el gobierno busca exhibir “las mentiras que se difunden en medios de información”, Ana Elizabeth García Vilchis acusó a medios de mentir para “golpear”.

“Así el periodismo que dice ser profesional y objetivo de ese medio y de otros más”, dijo la encargada de la sección al cuestionar lo publicado por el diario El Universal respecto a que al Conacyt le retiraría su beca a los estudiantes que participen en manifestaciones políticas, estén embarazadas o hayan parido.

Habló de otros medios y concluyó: “Y bueno, hasta aquí el ejemplo de este periodismo que truquea la realidad para engañar a sus lectores”.

El gobierno de López Obrador estrenó en 2021 ‘Quién es quién en las mentiras’, una sección que supuestamente busca aclarar la desinformación que difunde la prensa. Sin embargo, esa sección ha usado frases falsas, engañosas y no solo eso, también ha usado calificativos negativos contra medios y periodistas.

López Obrador asegura que no se le falta al respeto a los medios de comunicación, no se coarta la libertad de expresión y solos se ejerce el derecho de réplica, además, minimiza los calificativos que emplea.

Apenas la semana pasada dijo que son muy pocos los periodistas que están cumpliendo con el “noble oficio de informar” y como si hubiera una lucha o competencia entre medios y su gobierno, aseguró que “hay que ganarles en el debate”.

“La mayoría está buscando como caemos (…) entonces tenemos que estar al pendiente de Reforma y El Universal y de etcétera, etcétera, y además de eso respetar la libertad de manifestación y el derecho a disentir, pero ganarles en el debate y si se puede exhibirlos cada vez más como tendenciosos, prensa vendida, alquilada al servicio de minorías rapases”.

Enero de 2022 ha estado marcado por los asesinatos de periodistas: el primero de ellos, José Luis Gamboa Arenas; después el fotoperiodista Margarito Martínez Esquivel, y Lourdes Maldonado; estos dos últimos, comunicadores de Tijuana, Baja California, que fueron asesinados con tan solo días de diferencia.

Mientras que el 31 de enero, el portal Monitor Michoacán denunció el asesinato de Roberto Toledo, uno de sus miembros, en respuesta al trabajo periodístico que realiza el sitio, de acuerdo con su director, Armando Linares.

Además, se contabilizan dos agresiones, el 26 de enero el periodista José Ignacio Santiago Martínez, fundador y director de Pluma Digital Noticias, fue víctima de un ataque armado, en la carretera Yosonicaje-Tlaxiaco, cuando se dirigía a la ciudad de Juchitlán, Oaxaca;

Mientras que el primero de febrero, intentaron asesinar al periodista y director del portal CG Noticias, Nezahualcóyotl Cordero, en Isla Mujeres, Quintana Roo.

Al ser cuestionado sobre los asesinatos a periodistas, López Obrador acusó a sus adversarios de utilizar dichas muertes para atacar su administración y “sacar provecho hasta del dolor humano, siempre y cuando sea para afectarnos”.

Sobre mejorar los mecanismos de protección para periodistas, proteger la vida a los comunicadores y garantizar el bueno manejo de las condiciones laborales de este sector, señaló que no habrá impunidad ante los asesinatos de los comunicadores, que se protege a los periodistas amenazados y que se trabaja en mejorar el mecanismo de protección.

Sin embargo, señaló que es difícil “hacer periodismo en los pueblos, en los municipios, en las regiones”, al ras del piso, pero que en la Ciudad de México es distinto, y más si se trata de un periodista de la “mafia del poder”, porque esos van a los restaurantes más especiales, extravagantes y traen protección; aunque, dijo, que también “a ellos hay que cuidarlos”.

Por violencia, propone suspender el “Quién es quién de las mentiras”

Esta semana, el relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), Pedro Vaca Villarreal, consideró que, ante la escalada de violencia contra los periodistas, es necesario suspender la sección “Quién es quién de las mentiras”, que se presenta en la conferencia matutina del mandatario federal.

Consideró, en entrevista con Proceso, que este espacio envía mensajes confusos sobre la intención gubernamental de garantizar la libertad de prensa y que enrarece los mensajes que se deben escuchar de respaldo a la labor periodística.

“Hoy, ante la escalada de violencia me corresponde pedir la suspensión de este espacio, porque enrarece los mensajes firmes que se deben escuchar de respaldo a la labor periodística y de rechazo a la violencia contra periodistas”, dijo el relator al medio.

Sin embargo, el miércoles 2 de febrero, en la conferencia, el presidente señaló que Ana Elizabeth García Vilchis, quien conduce la sección, es una persona a la que se le tiene “toda la confianza” y se apoya.

Desde 2010, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) en México inició 3 mil 419 investigaciones por agresiones a periodistas y comunicadores, y de ellas, en solo 28 se habían logrado sentencias contra los responsables. Menos del 1% respecto al total de casos.

En México, la violencia contra los periodistas persiste y en 11 años, la FEADLE registró 94 asesinatos de periodistas, y hasta diciembre de 2021 solo tenía el registro de 6 sentencias por el delito de homicidio en contra de informadores, descartando en el 70% de los casos investigados que existiera vínculo con el trabajo periodístico.

El pasado 25 de enero, ciudadanos y periodistas en 47 ciudades de 27 estados del país protestaron por los asesinatos de periodistas y para hacer un llamado de auxilio ante las agresiones sistemáticas que sufre la prensa en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es "tan ping", el movimiento social nacido en pandemia en China y por qué preocupa al presidente Xi Jinping

Los trabajadores jóvenes en China están desafiando las presiones sociales que los impulsan a trabajar hasta que se agoten.
19 de marzo, 2022
Comparte

“Sigo deshaciéndome de la energía negativa en mi vida. Creo que en 2022 habrá una mejora con respecto a 2021, pero todavía no quiero hacer nada. Seguiré ‘acostado’. Disfruto este estado”.

Cuando Jeff (no es su nombre real), dejó su ciudad natal de Hangzhou por un trabajo muy bien remunerado como desarrollador de aplicaciones en Pekín hace varios años, igual que muchos jóvenes profesionales chinos, el trabajo se convirtió en su vida.

El poco tiempo libre que tenía fuera del trabajo lo pasaba jugando a lo que él describe como juegos de computadora “sin sentido”.

No desarrolló un círculo social en su nueva ciudad y finalmente dejó de intentarlo.

Pero cuando llegó la pandemia, la vida tal como la conocía se detuvo abruptamente. Como a muchos otros trabajadores, la covid lo hizo reevaluar sus prioridades en la vida.

Cuando hablaba con sus amigos artistas en su ciudad natal, se dio cuenta de que, aunque ellos tenían poco dinero, siempre tenían algo interesante que decir sobre su día y lo que estaban haciendo, mientras que él todo lo que tenía era trabajo.

estudiantes chinos

Getty Images

Cuando su empresa comenzó a despedir personal debido a la pandemia, se vio obligado a trabajar entre 60 y 70 horas a la semana.

Finalmente no pudo más y se tomó un tiempo libre para viajar.

Durante su estancia en la ciudad de Ho Chi Minh en Vietnam, tuvo una epifanía después de ver grupos de ancianos reunidos en un bar cercano simplemente relajándose, charlando y viendo fútbol durante horas.

Su mente seguía volviendo a ellos. ¿Por qué no podía ser como ellos, simplemente relajarse y acostarse?

Y entonces hizo exactamente eso. Regresó a casa y renunció a su trabajo.

Es uno de los muchos ciudadanos chinos que renunciaron o redujeron su compromiso laboral en los últimos dos años.

La idea de “acostarse boca arriba”, o tang ping” en chino, significa tomarse un descanso del trabajo implacable.

El movimiento tang ping despegó durante 2021, ya que muchos sintieron que estaban bajo una presión cada vez mayor para trabajar siempre más y superar a sus compañeros.

joven leyendo acostado

Getty Images
Tang ping es un movimiento de protesta y un estilo de vida.

Cansado de trabajar de lleno

El trasfondo de esta tendencia es un mercado laboral cada vez más reducido en China, lo que significa que los jóvenes ahora están bajo presión para trabajar muchas más horas y están agotados.

La gente “se siente muy apática ahora que tiene que lidiar con el coronavirus y está exhausta. Literalmente, solo quiere acostarse con un libro, o sentarse y mirar televisión, en lugar de mantener el impulso trabajando duro”, dice Kerry Allen, analista de medios de China de la BBC.

Esto significa que si bien la pandemia de covid podría estar disminuyendo, el movimiento tang ping no lo está.

En los sitios de redes sociales chinos, los usuarios publican mensajes que dicen que no quieren volver a ser como eran antes de la pandemia y que ahora tienen la confianza para llevar una vida con un ritmo más lento.

La anterior política china de un solo hijo ha significado que muchos jóvenes profesionales crecieron sin hermanos o hermanas, y esto ha aumentado la sensación de tensión de muchas personas.

Jack Ma

Getty Images
El fundador de Alibaba, Jack Ma, fue criticado por apoyar una cultura de trabajar largas horas.

Los valores tradicionales de poder ser propietario de una casa y tener hijos siguen siendo muy importantes en China.

Sin embargo, muchas personas de entre 20 y 30 años se preocupan de que nunca podrán lograr estas cosas.

Aquellos que son hijos únicos argumentan, por ejemplo, que también tendrán que cuidar a sus padres ancianos y que para muchas personas los precios de las propiedades están cada vez más fuera de su alcance.

En 2019, el magnate tecnológico y fundador del grupo Alibaba, Jack Ma, fue criticado por respaldar la llamada cultura laboral 996 de China, donde la gente trabaja de 9:00 a. m. a 9:00 p.m., seis días a la semana.

El año pasado, el máximo tribunal y el Ministerio del Trabajo del país dictaminaron que estas prácticas eran ilegales.

Sin embargo, si trabajar 996 sigue siendo lo que se necesita para tener éxito profesionalmente, tal vez no sorprenda que algunos jóvenes opten totalmente por no hacerlo.

Las tendencias demográficas significan que es probable que se intensifiquen las presiones sociales sobre los jóvenes.

Para 2035, la OCDE pronostica que el 20% de la población de China tendrá más de 65 años, lo que ejercerá una mayor presión sobre los jóvenes para apoyar a las generaciones mayores.

Jeff, que no quiso ser identificado por temor a una respuesta negativa, describe su propia decisión de abandonar su trabajo y su vida en Pekín como “una protesta silenciosa las reglas actuales. No aceptar cuando la gente te dice que debes aprender más y trabajar más duro”.

Xi Jinping

Getty Images
El presidente de China, Xi Jinping, advirtió recientemente en contra de “acostarse”.

Esto puede sonar casi subversivo en China. El sentimiento que expresa está tan generalizado que incluso justificó una advertencia explícita del presidente Xi Jinping, en un artículo en el diario del Comité Central del Partido Comunista publicado el pasado octubre.

“Es necesario evitar la solidificación de los estratos sociales, suavizar los canales de flujo ascendente, crear oportunidades para que más personas se enriquezcan, formar un entorno de desarrollo donde todos participen y evitar la ‘involución’ y el ‘aislamiento'”, escribió.

Ninguna de estas tensiones entre generaciones es exclusiva de China.

Tanto en EE.UU. como en Europa, los economistas hablan de una ‘Gran Renuncia’, con millones de trabajadores que se jubilan, renuncian o se niegan a aceptar trabajos que consideran inútiles o poco gratificantes.

Entonces, ¿puede ser el “acostarse boca arriba” la versión china de estas tendencias?

La doctora Lauren Johnston, investigadora asociada del Instituto de China de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, dice que la situación en China tiene diferentes causas.

En primer lugar, hay jóvenes migrantes rurales en Pekín o Shanghái, que ahora se dan cuenta de “cuán atrasados están, en términos de poder ganar suficiente dinero para comprar una casa, o competir con los jóvenes de la ciudad que crecieron hablando inglés y vistiendo ropa sofisticada”.

Johnston explica que parte de este grupo ahora puede estar pensando en regresar a sus ciudades de origen y aceptar trabajos peor pagados para poder estar con sus familias.

Por otro lado, están los hijos de padres más ricos y exitosos que no tienen “tanta hambre como los niños super triunfadores de familias más pobres”.

La experta cree que la llamada “cultura del tigre” de China es una barrera adicional, donde los padres se sienten bajo una intensa presión para ayudar a sus hijos a tener logros, algo que la escuela por sí sola no puede hacer.

Sienten que tienen que pagar lecciones adicionales de matemáticas, chino, inglés y música, o prepararse para exámenes de ingreso competitivos.

Estudiantes chinos

Getty Images

Queda por ver cómo se desarrollará todo esto en un momento en que China se enfrenta a un panorama económico difícil: una desaceleración del crecimiento, aumento de la deuda y una posible retracción total del sector inmobiliario del país.

En cuanto a Jeff, después de la presión de sus padres, finalmente consiguió otro trabajo, pero dice que es un empleo mucho menos exigente.

Gana la mitad de lo que solía ganar, pero asegura que tiene mucha más flexibilidad y por ahora planea quedarse.

“Podré seguir haciendo todos mis pasatiempos que descubrí durante mi tiempo de ‘acostado’, como esquiar y escalar rocas. Tengo tiempo para hacer lo que amo, estoy muy satisfecho”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-Vto6Gt3SeI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.