Sin cumplir perfil, amigos de Gonzalo López Beltrán trabajan en gobierno
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Sin cumplir con el perfil, amigos de Gonzalo López Beltrán ocupan puestos clave en el gobierno de AMLO

Ocho excompañeros del hijo del presidente tienen cargos en dependencias como la SEP, la Segob, el INDEP o Presidencia. En la mayoría de los casos, no cubren los perfiles profesionales para estar en los puestos donde se encuentran.
Cuartoscuro
4 de abril, 2022
Comparte

Al menos ocho excompañeros de escuela de Gonzalo López Beltrán, uno de los cuatro hijos del presidente Andrés Manuel López Obrador —el menor de su primer matrimonio—, consiguieron su primer empleo en gobierno pese a no cumplir con el perfil requerido para los puestos. En algunos casos, no están titulados o no tienen experiencia laboral en las áreas que dirigen y que son claves en la actual administración, como la implementación de programas educativos, la política frente al desplazamiento forzado, reubicaciones por el Tren Maya o la administración de presupuestos millonarios. 

Se trata de plazas de directores, subdirectores y jefaturas con salarios que van de los 50 mil hasta los 141 mil pesos mensuales brutos, en la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Secretaría de Gobernación (Segob), Fonatur Infraestructura, el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP) y Presidencia.

El punto en común entre ellos y el hijo del presidente es que todos estudiaron en la Secundaria y Preparatoria Logos —en la colonia Del Valle de la Ciudad de México— y han mantenido una cercana amistad por más de una década, como consta en sus publicaciones en redes sociales, con fotografías de sus reuniones grupales. La más reciente es de diciembre pasado. 

De acuerdo con sus currículums y declaraciones patrimoniales, ocho de los jóvenes solo habían tenido dos empleos antes de incorporarse a un puesto directivo en el gobierno. Todos iniciaron su vida laboral entre 2012 y 2015, en trabajos como atención a clientes, auxiliares administrativos, docentes o trabajo por su cuenta. Dos dirigieron la defensa y promoción del voto para Morena durante la campaña de López Obrador en 2018. 

Por ejemplo, Hernando Peniche Montfort es licenciado en Historia y ocupa una de las 19 direcciones más importantes en la SEP. Como coordinador general de Enlace Educativo, tiene la responsabilidad de ser el vínculo entre la Federación y las entidades federativas para operar las estrategias educativas, que van desde trámites hasta la implementación de programas prioritarios como La Escuela es Nuestra, Universidades Benito Juárez y Becas del Bienestar

Se trata de incidir en un sistema educativo de 36 millones de estudiantes y 1.6 millones de profesores de todo el país. De ahí que Peniche Montfort mantiene encuentros con los secretarios de Educación o rectores de universidades estatales, en representación de la titular, Delfina Gómez, como lo registran notas periodísticas locales.   

De acuerdo con el perfil del puesto, debía cumplir con ocho años de experiencia en áreas como pedagogía, geografía, sociología o ciencia política. Sin embargo, solo trabajó como maestro en la escuela Logos durante cinco años y como redactor de contenidos en la UNAM durante cinco meses. 

Lee: “No hay ningún problema, todos debemos comparecer”, dice AMLO sobre la indagatoria de la FGR abierta a su hijo

Peniche Montfort también fue coordinador nacional de defensa del voto de Morena en 2018 y su primera oportunidad en gobierno fue como parte de la Ayudantía, el área que apoya en la logística de los eventos del presidente. Ahí estuvo de septiembre de 2019 a abril de 2021. 

Desde mayo de 2021, ocupa la coordinación en la SEP, en la cual, según el estatuto orgánico de la dependencia, debe “coadyuvar al cumplimiento de los programas, proyectos y trámites a cargo de la SEP mediante la coordinación de actividades que realizan las delegaciones federales de la SEP” y “coordinar las tareas de las delegaciones en los estados”. 

Otro caso es Claudio Frausto Lara, director de Evaluación de Políticas para el Control de la Movilidad Humana, es decir, desplazamiento forzado, fenómeno del que existe poca información estadística en el país, según refieren informes al respecto. 

Por ello, esta área debe “planear la metodología de monitoreo y evaluación de las políticas públicas en la materia y generar información estadística que apoye en la toma de decisiones”. Sin embargo, los informes y estudios sobre desplazamiento forzado publicados en la actual administración han estado a cargo del Consejo Nacional de Población, en el que no se refiere la colaboración de esa área de la Segob.

De acuerdo con información del Censo 2020, que incluyó una pregunta sobre el desplazamiento forzado por inseguridad delictiva o violencia, más de 262 mil personas dijeron haber abandonado sus hogares por esa razón. Ellos serían la población que la Dirección de Evaluación de la Segob tendría que atender, pues su responsabilidad es implementar las normas y los procedimientos de operación para la “atención, prevención y reparación integral de las víctimas de desplazamiento forzado”, de acuerdo con el perfil del puesto. 

Quien ocupara esta dirección debía cumplir con cinco años de experiencia laboral en áreas como matemáticas, ciencias económicas, ciencias jurídicas y derecho, ciencia política y sociología. Frausto Lara, en cambio, solo trabajó por tres años en la organización no gubernamental Elige Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos, AC, como coordinador de la campaña de alfabetización para adultos, y en el área de “incidencia política”. 

Pablo Dalí García Martínez es director de área en la Coordinación General de Política y Gobierno de la Presidencia desde septiembre de 2020, puesto cuyo salario mensual es de 81 mil 174 pesos brutos. 

Sin embargo, no se puede saber exactamente qué hace. De acuerdo con el perfil del puesto donde se deben explicar las responsabilidades y los requisitos, se indica que “referente al personal adscrito a la Oficina de la Presidencia de la República (OPR), no le aplica la norma de descripción, perfil y valuación de puestos, toda vez que la OPR está conformada por una estructura ocupacional”.

Aunque estudió Ciencias de la Comunicación en la UNAM, no está titulado, y su experiencia laboral incluye haber sido auxiliar administrativo en la escuela Logos y enlace administrativo en Morena Tlaxcala, además de coordinador nacional de la estructura de defensa del voto de Morena. Para trabajar en esa área de Presidencia, se pide solo ser pasante o titulado y un año de experiencia en administración pública. 

Daniel Ahumada Durán, ingeniero en Sistemas Automotrices, es subdirector de área en la Unidad de Administración y Finanzas en la SEP, la dependencia que tiene el mayor presupuesto, con 364 mil millones de pesos para 2022. 

Su responsabilidad es crear la estrategia de “simplificación de procesos y manuales de operación” en el área encargada de administrar los recursos de la dependencia. Sin embargo, su experiencia antes de entrar a este cargo en septiembre de 2021 fue como “asesor bilingüe” en atención a clientes de la empresa Telat Carvana. Antes de eso, fue becario Conacyt y becario en Kimeca y en Chrysler, para el desarrollo de producto.

Al respecto: Ataques no son solo contra AMLO y sus hijos, sino con el proyecto de transformación: Sheinbaum

Nuevos proyectos, nuevos puestos 

Tres de los excompañeros de Gonzalo López Beltrán consiguieron empleo en los nuevos proyectos o programas creados en la actual administración, como el Tren Maya, el programa de la SEP que impulsa el beisbol —el deporte favorito del presidente— y el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. 

Fernando Jesús Piña Uribe es director ejecutivo de Comercialización del INDEP, con un salario mensual de 141 mil pesos brutos (98 mil pesos netos), y ocupa el puesto desde enero de 2021 pese a que no cumple con los requisitos del perfil. 

Quien ocupara esa plaza debía estar titulado en alguna carrera del área de ciencias sociales y administrativas, pero él estudió Actuaría en la UNAM y no tiene título. Solo presentó una constancia de estudios en su declaración patrimonial y no aparece ninguna cédula profesional con su nombre en el registro de profesiones de la SEP. 

Su responsabilidad es coordinar e instrumentar los procedimientos de comercialización de los bienes o inmuebles del INDEP.

Según el presidente López Obrador, “vender” se convirtió en una de las principales misiones del organismo, al que incluso le cambió el nombre, puesto que lo recaudado por la venta de productos o bienes incautados en hechos de corrupción serviría “para beneficio de la gente, para educación, becas, vacunas, atención médica, lo que realmente es urgente, básico, necesario y nada de gastos superfluos”. 

El puesto requería una experiencia mínima de seis años en la administración pública. Sin embargo, la experiencia laboral de Piña Uribe antes de entrar a gobierno fue por cinco años en otra área, como director de operaciones en las empresas Excursiones Sociales, SA de CV (2016 a 2018), y en Let TM Logistics, SA de CV (2013 a 2016). 

En diciembre de 2018, al iniciar la administración de López Obrador, Piña Uribe saltó a gobierno, con la dirección de Marcas Deportivas en Pronósticos para la Asistencia Pública, y se mantuvo en el cargo hasta enero de 2021. Su preparación académica extra tampoco está relacionada con estas áreas, pues los cursos que ha tomado fueron para “Resiliencia y desarrollo de habilidades para la docencia” y “Planeación de la enseñanza”, en la UNAM. 

En el Tren Maya, uno de los proyectos prioritarios del presidente con un presupuesto multimillonario, trabaja María Guadalupe Morales Garza. Estudió Arquitectura en la UNAM, pero no ha conseguido el título. Pese a ello, es analista especializada en la Coordinación Técnica de Vivienda de Fonatur Infraestructura. 

Su responsabilidad ha sido negociar las reubicaciones en la ruta del Tren Maya en el sureste. De acuerdo con informes de comisión, acudió a Campeche para “la compra de terrenos en Escárcega y Candelaria. Apoyo en la ruta de estrategia de comunicación en Campeche y revisión de propuesta de lotificación para Pénjamo y revisión de las propuestas de vivienda para dicha localidad”.

Su empleo previo fue en la Sedatu en la oficina del secretario Román Meyer en 2019, para el seguimiento de proyectos prioritarios, cuando apenas tenía cuatro años de haber empezado a trabajar. Su primer puesto fue como arquitecta junior en 2015 en la empresa Metro Arquitectos, donde se encargó del “desarrollo de proyecto nuevo, dibujo de planos arquitectónicos y cruce con instalaciones para proyectos de Dunkin Donuts en México”.

Te puede interesar: ‘En este gobierno no tienen influencia mis hijos’, dice AMLO por residencia de José Ramón en Houston

En MMas Xpresiones, también fue arquitecta junior, encargada de dibujo de planos, cruce de ingenierías e instalaciones para remodelaciones y obras nuevas del área de retail para Santander, Chili’s, El Portón, Vips y Walmart.

Javier Reséndiz García trabaja como director de área en la Unidad de Administración y Finanzas de la SEP, para vigilar un programa creado por este gobierno. Se trata del programa de subsidio E068 Educación Física de Excelencia, que busca promover la práctica de beisbol, boxeo y caminata entre niños y jóvenes a través de la entrega de recursos a los gobiernos estatales.

Su responsabilidad es revisar los informes trimestrales físico-financieros sobre la aplicación de los recursos que los estados deben entregar para justificar el correcto uso del presupuesto, que en 2022, por ejemplo, cuenta con 441 millones de pesos. 

Reséndiz García comenzó a trabajar en 2011 en el staff del área de auditoría de PricewaterhouseCoopers, SA, y un año después en Solís Cámara y Compañía. En Mancera, SC, fue gerente en el área de impuestos poco menos de un año hasta que en agosto de 2020 entró a gobierno. 

Primero consiguió el empleo en la SEP y después obtuvo su título en Contaduría, como consta en el registro de 2021 de su cédula profesional en el registro de profesiones. 

Aura Regina Moreno Vargas estudió Ciencias de la Comunicación en la UNAM y, aunque no está titulada, trabajó en Presidencia por dos años en la Coordinación General de Política y Gobierno, concretamente en la Ayudantía, el área que coordina la logística para las giras del presidente. 

Su experiencia laboral fue como reportera de espectáculos en Grupo Expansión y en Total Running, en el área de atención a clientes en 2018, justo antes de entrar a gobierno, donde tuvo un salario de 45 mil 960 pesos mensuales brutos. 

Animal Político buscó a todos los involucrados para conocer sus posicionamientos sobre la información consignada en esta nota, pero no obtuvo respuesta antes del cierre de edición.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué busca Putin en Ucrania y otras 6 preguntas sobre la crisis con Rusia

Desde hace semanas el mundo se pregunta, entre otras cosas, si Rusia va a invadir Ucrania y cómo reaccionará Europa. Te explicamos qué busca Putin en su país vecino.
21 de febrero, 2022
Comparte

El presidente ruso Vladimir Putin ha negado en repetidas ocasiones que tenga intención de atacar a Ucrania, pero basándose en información de sus servicios de inteligencia, el presidente de Estados Unidos cree que el mandatario ruso está decidido a invadir a su vecino.

Se estima que 150.000 soldados rusos están posicionados cerca de las fronteras de Ucrania.

Lo que suceda en los próximos días podría poner en peligro toda la estructura de seguridad de Europa.

¿Qué tan seria es la amenaza de invasión?

Durante meses, EE.UU. afirmó que no creía que Rusia hubiera tomado una decisión final, pero el 18 de febrero, todo cambió y el presidente Joe Biden dijo en una rueda de pensa que ahora sí creía que Putin había decidido atacar “en los próximos días”.

Rusia insiste en que no tiene planes de invadir la vecina Ucrania, un país de 44 millones de habitantes.

Pero ya lo hizo en el pasado, en 2014, cuando se apoderó de Crimea.

Y también al respaldar un conflicto en la región este de Ucrania, Donbas, que incluye los territorios separatistas de Donetsk y Lugansk.

Mapa de Ucrania y la frontera con Rusia que muestra, al este del país, las regiones de Donetsk y Lugansk, y al sur, Crimea.

BBC
Mapa de Ucrania y la frontera con Rusia que muestra, al este del país, las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk.

¿Qué fuerzas ha reunido Rusia en la frontera?

Según EE.UU., Rusia ha trasladado a más de 150.000 soldados cerca de las fronteras que Ucrania tiene tanto en Rusia como en Bielorrusia.

Un oficial de defensa estadounidense dijo que entre el “40% y el 50% están en una posición de ataque”.

Rusia justifica la presencia de tropas afirmando que están allí llevando a cabo ejercicios militares.

Y dice que ha retirado algunas unidades conforme se han ido terminando las maniobras.

Miles de soldados rusos han estado participando en ejercicios militares conjuntos en Bielorrusia, un tradicional aliado ruso que limita con Ucrania.

Miles de soldados rusos han estado participando en ejercicios militares conjuntos en Bielorrusia, que limita con Ucrania.

EPA/Russian Defence Ministry
Miles de soldados rusos han estado participando en ejercicios militares conjuntos en Bielorrusia, que limita con Ucrania.

Pero la OTAN no ve señales de una desescalada rusa, sino más bien una “fuerza de invasión masiva” lista para atacar desde Crimea a Bielorrusia.

El presidente Putin ha insistido en que Rusia no quiere la guerra y está lista para negociar.

Pero también ha amenazado con “medidas técnico-militares de represalia apropiadas” si no se cumplen sus demandas de “garantías de seguridad”.

Mientras Rusia ha intensificado su retórica, Occidente cree que está creando un pretexto para el ataque.

Avance de tropas hacia Ucrania.

BBC

¿Por qué Rusia amenaza a Ucrania?

Rusia se ha resistido durante mucho tiempo al acercamiento de Ucrania a las instituciones europeas, y a la OTAN en particular.

Su principal demanda ahora es que Occidente garantice que Ucrania no se unirá a la OTAN, una alianza defensiva de 30 países.

Ucrania comparte fronteras tanto con la Unión Europea como con Rusia, pero como antigua república soviética tiene profundos lazos sociales y culturales con Rusia, y allí se habla mucho ruso.

Cuando los ucranianos depusieron a su presidente prorruso a principios de 2014, Rusia se anexó la península de Crimea, en el sur de Ucrania, y respaldó a los separatistas que capturaron grandes extensiones del este de Ucrania.

Desde entonces, los rebeldes prorrusos han luchado contra el ejército ucraniano en un conflicto que se ha cobrado más de 14.000 vidas.

Soldado ucraniano usando prismáticos

EPA
Un militar ucraniano en primera línea cerca de la ciudad de Donetsk el mes pasado. Unos 14.000 soldados ucranianos han muerto desde 2014.

Rusia se ha quejado de que los Acuerdo de Paz de Minsk, firmados en 2015, están lejos de cumplirse.

Este fue un paquete de acuerdos negociados en 2014 y 2015 en la capital de Bielorrusia, Minsk, que fue diseñado para poner fin a la guerra en el este de Ucrania entre las fuerzas gubernamentales ucranianas y los rebeldes respaldados por Rusia.

Obviamente fracasó porque la lucha continúa.

Pero al menos abrió un camino hacia un alto el fuego.

Los políticos occidentales han sugerido que revivir los acuerdos de Minsk ahora podría ser una solución a esta crisis.

¿Cómo podría atacar Rusia?

Gran parte de la atención está en el este de Ucrania, pero el presidente Biden advirtió: “Creemos que atacarán la capital de Ucrania, Kiev, una ciudad de 2,8 millones de habitantes“.

Ruta desde el norte

BBC
Esta es la posible ruta desde el norte.

Moscú ha insistido en que “no se va a producir ninguna invasión rusa”, pero si la hubiera, Rusia puede movilizar las tropas que tiene en Crimea, Bielorrusia y alrededor de las fronteras orientales de Ucrania.

Es en el este controlado por los rebeldes donde ya está en marcha una guerra de información, con Occidente destacando una serie de acciones rusas que podrían usarse como pretexto para la guerra.

Los líderes separatistas ordenaron este fin de semana la evacuación de unos 700.000 civiles en una zona al sur de Rusia y ordenaron una movilización militar completa.

Los hombres en edad de luchar en las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk están en estado de alerta.

Rusia ha entregado unos 700.000 pasaportes en áreas controladas por rebeldes.

Por lo que podría argumentar que cualquier acción tiene como objetivo proteger a sus propios ciudadanos.

Moscú ha hecho acusaciones infundadas de que Ucrania ha cometido un “genocidio” en el este y está planeando una ofensiva allí.

Ha habido un aumento en las violaciones del alto el fuego en ambos lados, pero el jefe de las fuerzas armadas de Ucrania, Valeriy Zaluzhny, dice que sus tropas solo responden cuando la vida de los civiles está amenazada.

Mapa del ataque desde el este

BBC
Esta es la posible ruta desde el este

Hay indicios de las llamadas operaciones encubiertas, incluidas afirmaciones sin fundamento de ataques ucranianos planeados.

Ucrania también advirtió que las fuerzas especiales rusas han colocado explosivos en objetivos clave en áreas separatistas y cree que la intención es la de desestabilizar la situación.

Rusia también tiene otras opciones, incluidos los ataques cibernéticos.

Hasta 70 páginas de internet del gobierno ucraniano se cayeron en enero y luego dos de los bancos más grandes de Ucrania fueron atacados a mediados de febrero.

Rusia hasta ahora solo ha amenazado con medidas “técnico-militares” si no se cumplen sus demandas.

Pero no está claro lo que eso significa.

Podría implicar la imposición de restricciones a Ucrania, como una zona de exclusión, el bloqueo de sus puertos, o el traslado de armas nucleares a la vecina Bielorrusia.

Pro-Russian separatist tanks in Donetsk region, Sep 2015 file pic

AFP

¿Qué quiere Putin?

Rusia ha dicho que es el “momento de la verdad” para reformular su relación con la OTAN y ha destacado tres demandas.

Primero, quiere una promesa legalmente vinculante de que la OTAN no se expanda más.

“Para nosotros es absolutamente obligatorio asegurarnos de que Ucrania nunca, nunca, se convierta en miembro de la OTAN”, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov.

Putin se ha quejado de que Rusia “no tiene ningún otro lugar al que retirarse. ¿Piensan que nos quedaremos de brazos cruzados?”.

Mapa de cambios geopolíticos

BBC

El año pasado, el presidente Putin escribió un artículo extenso en el que describía a los rusos y los ucranianos como “una nación”.

Ha descrito el colapso de la Unión Soviética en diciembre de 1991 como la “desintegración de la Rusia histórica” y considera que los líderes actuales de Ucrania están ejecutando un “proyecto antirruso”.

El presidente Putin también ha argumentado que si Ucrania se une a la OTAN, la alianza podría intentar recuperar Crimea.

“Imaginemos que Ucrania es miembro de la OTAN y comienza estas operaciones militares. ¿Se supone que debemos ir a la guerra con el bloque de la OTAN? ¿Alguien ha pensado en eso? Aparentemente no”, dijo Putin.

Vladimir Putin

Reuters
Putin habló sobre la situación en Ucrania tras una reunión con el canciller alemán Olaf Scholz en Moscú.

Sus otras demandas principales son que la OTAN no despliegue “armas de ataque cerca de las fronteras de Rusia” y que elimine las fuerzas y la infraestructura militar de los estados miembros que se unieron a la alianza desde 1997.

Eso significa Europa Central, Europa del Este y los países bálticos.

En realidad, Rusia quiere que la OTAN regrese a sus fronteras anteriores a 1997.

Lo que dice la OTAN

La OTAN es una alianza defensiva con una política de puertas abiertas a nuevos miembros, y sus 30 estados miembros están convencidos de que no cederán.

Incluso aunque Ucrania quisiera unirse a la OTAN, no hay perspectivas de que esto suceda a corto plazo, como ha dejado claro el canciller de Alemania.

Sin embargo, a los ojos del presidente Putin, Occidente prometió en 1990 que la OTAN no se expandiría “ni una pulgada hacia el este”, pero lo hizo de todos modos.

Soldado ucraniano usando prismáticos este 16 de febrero.

Getty Images

Sin embargo, eso fue antes del colapso de la Unión Soviética, por lo que la promesa hecha al entonces presidente soviético Mikhail Gorbachev solo se refería a Alemania Oriental en el contexto de una Alemania reunificada.

Gorbachov dijo más tarde que “el tema de la expansión de la OTAN nunca se discutió” en ese momento.

Estados Unidos y otros aliados de la OTAN han dejado en claro que no tienen planes de enviar tropas de combate a la propia Ucrania, sino que ofrecen apoyo en forma de asesores, armas y hospitales de campaña.

El Pentágono ha puesto en alerta a 8.500 soldados listos para el combate y está desplegando 3.000 soldados adicionales en Alemania, Rumania y Polonia.

Otros aliados de la OTAN han reforzado su apoyo en el flanco oriental de la alianza.

Presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la línea de combate este 6 de diciembre.

EPA
Fotos oficiales divulgadas a la prensa que muestran al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la línea de combate el 6 de diciembre.

La otra herramienta en el arsenal de Occidente son las sanciones, que EE.UU., la UE y Reino Unido han preparado en caso de invasión, aunque no se saben los detalles.

Una amenaza clave es impedir la apertura del gasoducto Nord Stream 2 que va de Rusia a Alemania.

Está completo pero aún no ha sido aprobado por el regulador alemán.

El presidente Biden ha amenazado con sanciones personales a Vladimir Putin y Reino Unido ha advertido que “aquellos dentro y alrededor del Kremlin no tendrán dónde esconderse”.

El último golpe económico sería desconectar el sistema bancario de Rusia del sistema internacional de pagos Swift.

Pero eso también podría tener un impacto negativo en las economías de Estados Unidos y Europa.

Russian President Vladimir Putin holds talks with U.S. President Joe Biden via a video link in Sochi, Russia December 7, 2021

Reuters
The Russian and US have spoken several times via video link and over the phone

¿Hay una solución diplomática?

Cualquier acuerdo tendría que incluir tanto la guerra en el este de Ucrania como el tema de seguridad en general.

Se han estado llevando a cabo conversaciones sobre el conflicto que involucran a Rusia, Ucrania, Francia y Alemania sobre la reactivación de los acuerdos de paz de Minsk de 2014 y 2015.

Pero hasta ahora no se han logrado grandes avances.

Ucrania cree que los acuerdos fueron muy favorables a Rusia y a los separatistas.

Rusia y Estados Unidos han hablado varias veces a través de video y por teléfono.

Rusia quiere un tratado con Estados Unidos que prohíba el despliegue de armas nucleares más allá de sus territorios nacionales.

Estados Unidos se ha ofrecido a iniciar conversaciones sobre la limitación de misiles de corto y mediano alcance, así como sobre un nuevo tratado sobre misiles intercontinentales.

Aunque Rusia no quedó impresionada con la respuesta occidental a sus demandas principales, ha sido positiva hacia un “mecanismo de transparencia” de controles mutuos en las bases de misiles: dos en Rusia y dos en Rumania y Polonia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IMfPjrdMnf4&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.