Familias migrantes priorizan búsqueda de desaparecidos en reclusorios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Familias centroamericanas priorizan búsqueda de personas desaparecidas en reclusorios

La búsqueda en penales será la arista de este año, y de todo el trabajo para 2023, asegura Talia Vázquez Alatorre, del Movimiento Migrante Mesoamericano, que organiza la Caravana.
Cuartoscuro
Por Marcela Nochebuena
7 de mayo, 2022
Comparte

Hace 19 años que Javier Alexis desapareció durante su tránsito por México, seis meses después de haber salido de Honduras con la esperanza de llegar a Estados Unidos. El 12 de marzo de 2003 fue la última vez que su familia tuvo comunicación con él.

“Estoy en México porque mi hermano desapareció en México”, remarca ahora su hermana, Jessica Carolina Soto Colindres, mientras avanza por el país, de sureste a centro, junto con otras 46 personas de Centroamérica que cruzaron el domingo 1 de mayo el puente fronterizo de Suchiate, en Ciudad Hidalgo, y llegarán a la Ciudad de México el 7 de mayo en la XVI Caravana de Madres de Migrantes desaparecidos.

Leer más | Migrar y desaparecer: mecanismos inoperantes, falta de coordinación y olvido

Hasta hoy, solo tiene una pista: a finales de 2021, recibió una comunicación donde se le notificó que su hermano estaba privado de la libertad: “En noviembre tuve una reunión, pero no me pudieron dar ninguna información, ahora no tengo ningún indicio; el oficio decía que estaba privado de la libertad, pero no en qué cereso”. Jessica Carolina cree que sería en Ciudad de México, porque fue donde estaba la última vez que se comunicó.

Las cárceles y los hospitales psiquiátricos siempre son una posibilidad latente, explica, porque los migrantes pueden terminar ahí tras las golpizas que reciben de las autoridades: “Tenemos un problema también con las cárceles, porque en la caravana de 2019 algunos estaban presos y han sido movidos”.

Su tránsito por el país la motiva la búsqueda de los centenares de migrantes centroamericanos que desaparecen en tierras mexicanas. También la esperanza de encontrar a su hermano como algunas madres de la caravana han podido encontrar a sus hijos después de años.

Es el caso de María Herlinda, que en la ruta se encontrará por segunda vez –espera que para ser liberado– con su hijo, al que localizó en un reclusorio de Coatzacoalcos, Veracruxz, tras cuatro años de haber desaparecido igualmente en su tránsito por México cuando decidió migrar a Estados Unidos.

“Me trajeron en la caravana del 2019 y pude reunirme con mi hijo; ahora ya cumplió su sentencia el 15 de abril. Tengo la fe que me lo entreguen, lo acusaron de un delito que no cometió”, relata en entrevista. Asegura que cumplió seis años y medio en un reclusorio, sin haber sido debidamente procesado.

Fue el 2 de junio de 2014 la última vez que lo vio, cuando partió en busca del “sueño americano” desde Guatemala. Aunque originario de Honduras, su madre lo había mandado a vivir a ese país con una de sus tías, después de que fuera amenazado por las Maras cuando tenía tan solo 13 años. En octubre de 2014 tuvo la última comunicación con él, y fue hasta 2018 cuando lo localizó en Coatzacoalcos gracias a la mamá de otro interno.

La búsqueda en penales será la arista de este año, y de todo el trabajo para 2023, asegura Talia Vázquez Alatorre, del Movimiento Migrante Mesoamericano, que organiza la caravana: “En realidad lo que sirve es la búsqueda en los penales, federales y estatales; hay muchos presos y presas centroamericanos que están ahí, que nadie sabe de ellos. A veces se cambian el nombre cuando los agarran, y casi siempre van con un pollero hacia el norte, y cuando los detienen, resulta que los polleros son ellos y los acusan de secuestro”.

Cuando, finalmente, los encuentran en reclusorios, añade, son notorias las injusticias en los expedientes porque están en un centro penitenciario sin que nadie sepa y con un defensor de oficio que no hace el trabajo de defenderlos. No es el caso de las mujeres jóvenes, que en su mayoría son llevadas por grupos que se dedican a la trata de personas, aclara.

Algunas veces los han encontrado porque viajaban acompañados y quien iba con ellos señala dónde estaban la última vez que los vieron: “Hay que buscar tantito, a veces vamos buscando a uno, y hay otros cuatro o cinco centroamericanos. Nos dan los datos y vamos a Centroamérica a decirle a la mamá: ‘su hijo está vivo y preso en tal lado’, y que la próxima Caravana venga con nosotros”.

La ruta para encontrarles

Talia Vázquez asegura que a las madres centroamericanas les da mucha esperanza la Caravana, porque en 15 años han localizado a 370 personas vivas: “Las mamás, dentro de su tristeza y su desesperación, tienen mucho entusiasmo y mucha esperanza”.

Además, dice, están pasando cosas que no habían pasado nunca, pues para encontrar a un migrante desaparecido, se tenían que hacer denuncias en todos los estados por donde había transitado: “Tenías que ir a las 32 entidades a ver si alguien te sabía decir algo, y si le preguntabas a un gobernador si tenía a un centroamericano preso, tampoco sabían y nadie te sabía informar”.

Ahora, la expectativa está puesta en la Mesa de Búsqueda de Personas Migrantes Desaparecidas, que la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) está organizando para invitar a las organizaciones y gobiernos de los estados, y así concentrar la información.

“Es muy importante, porque pones ahí la denuncia de que desapareció tal persona, y es como si la pusieras en todos los estados al mismo tiempo. Esto nos interesa mucho que las mamás lo tengan claro porque a veces nosotros marchamos en las plazas y ponemos fotos, y hemos encontrado gente así, nos han dado pistas, pero en realidad lo que sirve es la búsqueda de las autoridades”, asegura.

Después de pasar por Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y por Villahermosa, Tabasco, el 4 de mayo se reunieron con la CNB para recibir un taller; después pasaron por Coatzacoalcos para el encuentro de María Herlinda con su hijo; continuaron hacia Córdoba para ver a Las Patronas un grupo de mujeres que apoya a migrantes, y luego al Puerto de Veracruz. Finalmente, este sábado 7 llegan al Zócalo de la Ciudad de México, donde velarán con fotos y veladoras dedicadas a sus desaparecidos.

El 9 de mayo tendrán diversas actividades en el Senado de República, entre ellas la presentación de una exposición fotográfica que mostrará la construcción de la memoria colectiva de los 15 años de la Caravana y un homenaje a Martha Sánchez Soler, fundadora del Movimiento Migrante Mesoamericano. El 10 de mayo se unirán a las mamás mexicanas para la XI Marcha de la dignidad nacional de madres buscando a sus hijos e hijas.

Jessica Carolina señala que el Movimiento ha permitido hacer las búsquedas donde debe ser, en campo, a diferencia de las autoridades mexicanas, de las que, dice, no han tenido ningún respaldo.

Recuerda que hace 19 años, cuando su hermano migró, fue sobretodo la pobreza la que lo orilló a salir de su casa y de su país: “Decía que venía para poder trabajar y poder hacerle la casita a mi mamá; lastimosamente, como muchos migrantes compatriotas, ese sueño se ha convertido en una pesadilla”.

Por eso, afirma, está en México para exigirle al Estado su derecho a conocer la verdad, a que se busque a las personas migrantes desaparecidas, a que exista justicia y a que los hechos que vulneraron los derechos de migrantes y de sus familias, no se repitan.

“A los estados de origen, les exigimos condiciones de vida dignas, libres de todas las formas de violencia, para que migrar no sea la única opción de vida, y a los estados de tránsito que paren la criminalización de migrantes y el cierre de fronteras, que la seguridad humana sea un principio frente a la seguridad nacional”, concluye.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que otorgó para esta caravana, tras su ingreso por el cruce fronterizo Tecún Umán-Ciudad Hidalgo, 49 formas migratorias múltiples que permitirán a las familias de migrantes desaparecidos permanecer en el país por 180 días para la búsqueda.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: enfrentamientos y desesperación en Shanghái por el estricto confinamiento y la falta de comida

La tolerancia cero contra el coronavirus en China está poniendo a prueba la capacidad de resistencia de los residentes de Shanghái cuando la mayor parte del mundo aprende a convivir con el patógeno.
15 de abril, 2022
Comparte

Bloques de apartamentos convertidos en centros de cuarentena. Civiles enfrentados a la policía. Interrupciones en el suministro de alimentos y productos.

Así es el panorama que vive Shanghái, la mayor urbe de China, en su tercera semana de estricto confinamiento por el brote de coronavirus que amenaza a la controvertida estrategia de “covid cero” del gigante asiático.

A causa de la propagación de la variante ómicron, la ciudad, con 25 millones de habitantes y un peso vital para la economía del país, sufre la peor ola desde la originada en Wuhan hace más de dos años.

Millones están confinados. Todo aquel que dé positivo es puesto en cuarentena. La ciudad registra más de 20.000 casos al día, un número relativamente menor comparado al de muchos países que ya intentan aprender a convivir con el patógeno.

Pero las estrictas medidas de China implican que las infecciones comiencen a salirse de control para las autoridades, que ahora tienen dificultades para encontrar espacio suficiente para los positivos.

Videos aparecidos este jueves en redes sociales muestran choques entre la policía y personas forzadas a dejar sus casas para que sus hogares sirvan como lugares de aislamiento para los infectados.

Shanghái en confinamiento.

EPA
Shanghái tiene 25 millones de habitantes y es considerada la capital financiera de China.

Centros de exhibición y escuelas también han sido convertidos en instalaciones de cuarentena. También se han montado hospitales improvisados.

En un mundo que aprende a vivir con el virus, y con la mayoría de casos detectados siendo leves, las estrictas restricciones de China parecen estar causando ahora una visible desesperación en algunos de sus habitantes.


Análisis de Robin Brant – Corresponsal en Shanghái

Tres semanas de confinamiento y algunos aquí en Shanghái están enojados.

Escenas como estas (los videos de enfrentamientos entre la policía y habitantes) son inusuales, pero también lo es confinar a casi 25 millones de personas.

Vestidos de la cabeza a los pies con trajes protectores en un distrito al este de la ciudad, funcionarios forzaron personas fuera de sus apartamentos de alquiler para convertirlos en instalaciones temporales para la cuarentena, en nombre de la guerra contra el resurgimiento del covid.

Pero que secuestraran sus hogares fue demasiado para algunos, y para todos fue fácil escuchar su desesperación.

A unas pocos kilómetros de distancia hubo una protesta organizada, una postura audaz mientras se afianza el confinamiento en un país donde te pueden arrestar por buscar peleas.

Están enojados porque una escuela local se convirtió en otra instalación de cuarentena. Al final, la policía con escudos antidisturbios los obligó a salir de las calles.

Esto fue a pequeña escala, pero es una señal de ira y frustración a medida que avanza este bloqueo.


Residentes haciendo cola para hacerse tests en Shanghái.

Reuters
No hay fecha establecida para el fin del confinamiento en Shanghái.

Enojo en redes sociales y la calle

En semanas recientes, muchos han recurrido a las redes sociales para quejarse sobre las restricciones y la falta de alimento y suministros.

Normalmente, este tipo de quejas y comentarios no pasan los filtros de censura oficiales, pero el número de quejas está siendo tan alto que está dificultando la labor de los moderadores.

Muchos otros están usando aplicaciones de mensajería internas para mostrar su descontento.

Lo que ocurre en redes sociales se replica con lo que se ha visto en videos sobre lo que sucede en las calles.

Imágenes han mostrado a residentes gritando a funcionarios y policías pidiendo alimentos y suministros. Y otros videos evidenciaron los choques entre la policía y los residentes que fueron forzados a dejar sus casas para que los casos positivos sean puestos en cuarentena.

Falta de suministros

El bajo número de casos graves en Shanghái ha hecho que muchos se pregunten si el confinamiento es necesario.

Las personas deben ordenar comida y agua y deben esperar por los envíos del gobierno de vegetales, carne y huevos, pero algunos analistas dicen que muchos se están quedando sin suministros.

Trabajadores distribuyendo comida a comienzos de este mes.

Reuters
Los servicios de distribución de alimentos en Shanghái están saturados.

El alcance del confinamiento ha saturado los servicios de entrega, los sitios web de las tiendas de comestibles y hasta la distribución de los suministros del gobierno.

Mientras, en otras partes de China algunos sectores manufactureros puede que se vean obligados a cerrar, al menos temporalmente, porque las compañías no están obteniendo componentes esenciales desde Shanghái.

He Xiaopeng, presidente del fabricante de vehículos eléctricos Xiao Peng, dijo que si las operaciones no reiniciaban otra vez en Shanghái en mayo, potencialmente todas las fábricas de automóviles tendrían que dejar de operar.

“Persistir es vencer”

La vasta mayoría de casos detectados cada día son personas sin síntomas y no ha habido muertes reportadas de forma oficial en la ciudad durante este brote.

Según funcionarios de salud, este jueves solo hubo nueve casos graves, especialmente en pacientes mayores con otras dolencias previas.

Sin embargo, las autoridades han prometido que la ciudad “no se relajará en lo más mínimo”, preparando alrededor de 100 instalaciones de cuarentena para recibir a todos los casos.

La presión sobre la ciudad para poner el brote bajo control viene desde arriba, con el presidente Xi Jinping advirtiendo este miércoles que las estrictas medidas “no deben relajarse” y proclamando que “persistir es vencer” en un discurso publicado por medios estatales.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=x8FioTCY5gA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.