Tabacaleras mantienen publicidad encubierta para dirigida a jóvenes: ONG
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tabacaleras mantienen en México publicidad encubierta para atraer a los jóvenes a sus nuevos productos, denuncia organización

En el Día Mundial sin Tabaco, la organización Salud Justa advierte que las tabacaleras tienen en redes sociales y buscadores anuncios que promocionan sus nuevos productos incluso entre menores de edad.
Cuartoscuro
Por Sergio Rincón
31 de mayo, 2022
Comparte

A pesar que México cuenta con una ley reformada para la regulación del tabaco, así como con decretos presidenciales para la prohibición a la importación y exportación de vaporizadores y dispositivos de tabaco calentado, la industria tabacalera ya no solo tiene en mente vender tabaco tradicional, sino que ahora entre sus objetivos está posicionar sus nuevos productos libres de humo. En el país, lo está haciendo con campañas de publicidad encubierta, según lo advierte la organización civil Salud Justa. 

Las dos grandes tabacaleras que comercializan estos productos en México son British American Tobacco (BAT) y Philip Morris International (PMI), que tienen planes para dejar de producir o limitar su comercio con cigarrillos tradicionales. Por ejemplo, BAT tiene el objetivo de tener 50 millones de consumidores de productos no combustibles a nivel mundial para 2030 y, actualmente, ya tiene 18.3 millones.

Salud Justa ha informado que ambas compañías publicitan sus productos de forma indirecta y operan en zonas grises de la regulación, aunque finalmente sus estrategias de marketing violan el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco y los artículos 16 y 23 de la Ley General para el Control del Tabaco.

Para esta nota, Animal Político pidió postura tanto a BAT como a PMI. La primera no dio respuesta y la segunda dijo que “se reserva su derecho de dar una postura referente al tema”.

Este medio detectó que en 2021 PMI lanzó una campaña de mil 100 anuncios en Facebook en la página Futuro sin humo México, de acuerdo con la biblioteca de anuncios de Meta. En sus mensajes, sin mencionar nada concreto, se habla de “alternativas libres de humo”, un mensaje que no es contrario a los cigarrillos tradicionales, sino que va a tono con la publicidad de iQOS, sus nuevos dispositivos de tabaco calentado que tienen como eslogan “Una alternativa al cigarro”. 

Para Erick Ochoa, director de la organización Salud Justa, esta publicidad es ilegal, pues llega por correo electrónico, redes sociales, publicidad de Google o vía telefónica, donde se invita a probar estos productos. 

“Desafortunadamente no hay una reacción fuerte por parte de la autoridad para frenar esta publicidad engañosa. Han iniciado estas campañas sin discriminar si eres mayor o menor de edad. Ellos te contactan de forma directa, y a veces sí tienen el cuidado de preguntar si eres mayor de edad, pero lo que está en redes sociales lo puede consumir cualquiera. Los hacen con colores llamativos, utilizan jóvenes para su promoción, usan diseños elegantes, novedosos”, dijo Ochoa en entrevista. 

‘Influencers’ de la nicotina

En junio de 2020, la organización Ethos Laboratorio de Políticas Públicas publicó un reportaje que detalló cómo las tabacaleras contratan agencias de marketing digital para que ‘influencers’ utilicen estos nuevos dispositivos de nicotina y publiquen esas imágenes en redes sociales. El reportaje comprobó que, aunque parecía contenido orgánico, en realidad se trató de actos coordinados con los mismos hashtags, retos y hasta horarios. 

La publicación agregó que participaron personalidades como Belinda, El Capi Pérez, AlexXxStrecci, Jiots y Ryan Hoffman, entre otros, cuyas cuentas son seguidas por adolescentes. A ellos se les pagaron hasta 450 mil pesos por campaña, de acuerdo con una fuente que participó en la operación.

Te puede interesar: Mujer denuncia tabacaleras por exhibir en cajetillas foto de ella enferma

Los jóvenes quedan expuestos

Tanto BAT como PMI informaron en sus reportes anuales de 2021 que han invertido en campañas de marketing para dar a conocer sus nuevas alternativas al tabaco, pero también informaron que alrededor del mundo existen restricciones —incluídas prohibiciones— para realizar este tipo de acciones. Ambas empresas agregan que buscan estar dentro de la ley y desplegar publicidad ética; sin embargo, esto no ocurre en los hechos, según Salud Justa. 

Por ejemplo, Vuse, marca de BAT, lanzó en Facebook su campaña “Vapea a tu manera” a mediados de mayo; en ella, menciona tres niveles de nicotina de sus productos. “Nuestros tres niveles de nicotina se ajustan a ti para llevar tu experiencia de vapeo al siguiente nivel”. 

Erick Ochoa, de Salud Justa, explicó que este tipo de publicidad está prohibida en el artículo 16 fracción VI de la ley en la materia, pues si bien no anuncia un producto de tabaco, sí promociona un elemento o la marca de una tabacalera. 

“(Se prohíbe) comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco”, dice dicho artículo. 

Vuse también ha compartido publicaciones respecto del Gran Prix de Mónaco, a jóvenes tomándose selfies con sus artículos o publicaciones con frases como “Define tu estilo”.

Muchos de estos contenidos llegan a redes sociales, a las cuales menores de edad tienen acceso, como es el caso de Facebook. En el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), ya se ha comenzado a estudiar cómo estas narrativas juegan en contra de los jóvenes. 

De 2015 a 2016, el conocimiento de los adolescentes mexicanos de entre 12 y 13 años respecto de los cigarrillos electrónicos pasó de 52% a 92%, de acuerdo con el estudio Nuevos productos de tabaco, una amenaza para el control de tabaco y la salud pública de México, publicado por el INSP.

En este estudio se advirtió que aquellos jóvenes que habían probado estos nuevos productos de las tabacaleras tenían 43% más de posibilidades de probar posteriormente los cigarros combustibles.

En México, existen 10 millones de fumadores hombres y 4.1 millones de mujeres; el 6% de los adolescentes son fumadores activos, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT 2016-2017).

Entre 2018 y 2019, BAT y PMI comenzaron a comercializar sus nuevos productos a México, y a la par comenzó a crecer su publicidad, a pesar de las restricciones o prohibiciones. Sus publicaciones hablan de las alternativas y de que sus artículos son menos riesgosos, pero el doctor Inti Barrientos, del INSP, ha dado a conocer en varias ocasiones que la metodología para esos estudios que citan las tabacaleras no fue la adecuada, pues incluía nueve criterios “sociales” (de 14), y no médicos, tales como crimen, pérdida de relaciones y adversidades familiares, entre otros, para llegar a la conclusión de que los nuevos productos sin humo eran menos dañinos. Además, tres de los 12 científicos que participaron habían trabajado para la industria del tabaco, lo cual apunta a un conflicto de interés. 

Erick Ochoa, de Salud Justa, agregó que las tabacaleras han estado detrás de regulaciones laxas y amparos y siguen buscando comercializar e importar sus productos. En México cada vez se avanza más para atender las regulaciones, pero Ochoa consideró que aún faltan esfuerzos por parte de Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para vigilar y castigar la publicidad de los nuevos productos de las tabacaleras. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es un "bear market" como el que vive ahora la bolsa y por qué es un indicio de una crisis económica

Los mercados están a punto de entrar en "bear market", según analistas, lo que podría suponer el inicio de una nueva crisis económica.
14 de junio, 2022
Comparte

Los índices estadounidenses Dow Jones y S&P500, referentes de las tendencias en los mercados globales, han caído un 15% y casi un 20% respectivamente desde sus máximos históricos en diciembre.

A veces ocurre que las bolsas tienden a la baja por períodos limitados de tiempo: es lo que llamamos “correcciones” del mercado.

Pero ahora muchos analistas pronostican la llegada de un “bear market”, literalmente “mercado oso”, aunque en español se conoce como mercado bajista.

Se considera que hay “bear market” cuando las acciones en conjunto pierden más del 20% de valor en bolsa respecto a su cota más alta más reciente.

Es decir, en ese período de tiempo los inversores han vendido muchos más títulos de los que han comprado, reduciendo la capitalización de las compañías que conforman el mercado.

¿Qué nos dice de la economía?

Para interpretar la señal que nos da un “bear market” es importante saber que la bolsa es un indicador adelantado: anticipa situaciones futuras según la -acertada o equivocada- perspectiva de los inversores.

Estos observan al detalle los datos que revelan la salud de la economía (desde empleo y salarios hasta inflación y tipos de interés) para decidir qué hacen con su dinero.

Si creen que nos aproximamos a una fase de contracción económica, en la que caen los beneficios de las empresas, tenderán a desprenderse de las acciones de estas compañías antes de que pierdan aún más valor.

Así, un “bear market” suele advertir la llegada de tiempos difíciles con reducciones de la demanda de productos, de la actividad empresarial, del comercio y, en último término, del empleo.

Hombre e índices bursátiles

Getty Images

También es más fácil que se produzca un mercado bajista después de un período de crecimiento fuerte en el que se han tocado máximos muy altos.

Es el caso actual: tras los primeros meses de la pandemia, los precios de la mayoría de las acciones se dispararon, especialmente las de las tecnológicas, alcanzando niveles muy superiores a las anteriores alzas de finales de 2019.

De hecho, pese a haber perdido parte de su valor en los últimos meses y estar al borde de un “bear market”, tanto el Dow Jones como el S&P500 superan con creces sus niveles máximos anteriores a la pandemia.

¿Cuánto suele durar?

El S&P500 ha caído en “bear market” un total de 26 veces desde 1929, si bien 14 de ellas sucedieron antes de 1950, principalmente por la volatilidad propiciada por el crash del 29.

En tiempos más recientes los mercados bajistas han sido menos frecuentes y por lo general han sucedido inmediatamente antes o al inicio de épocas de crisis económica o recesión.

Fueron especialmente duros los registrados durante la crisis del petróleo, cuando el índice se desplomó un 48,2% en solo tres meses (noviembre de 1973 a marzo de 1974), y el de la crisis financiera de finales de los 2000, con una caída del 51,93% entre octubre de 2007 y noviembre de 2008.

Entre febrero y marzo de 2020 hubo un “bear market” poco habitual, muy corto y pronunciado (-33% en poco más de un mes) por el miedo de muchos inversores que retiraron en masa sus acciones al creer que la pandemia iba a provocar una debacle económica.

La duración media de los “bear markets” en el S&P500 ha sido de 289 días, con un nivel de descenso promedio del 36%, según datos de la consultora Ned Davis Research.

¿Y un “bull market”?

El término opuesto es “bull market”, literalmente “mercado toro” y en español mercado alcista.

La duración de los mercados alcistas en el S&P500 ha sido de 991 días y los beneficios del 114%, en promedio.

Bull and bear markets

Getty Images

Es habitual que los “bull markets” sean más frecuentes, prolongados y con mayores porcentajes de ganancias, en comparación con las pérdidas en los mercados bajistas.

Esto sucede porque a largo plazo la economía tiende a expandirse mientras el dinero pierde valor, lo que resulta en una trayectoria ascendente con etapas de crecimiento especialmente fuertes (“bull markets”), contracciones temporales y fases de fuertes descensos (“bear markets”) que a la larga se corrigen.

El “bull market” más largo de la historia se prolongó desde 2009 hasta 2020, con ganancias acumuladas de más del 300%.

Comprar acciones en el momento más bajo de un “bear market” y venderlas en el más alto de un “bull market” es el negocio perfecto.

El problema es que es imposible saber cuándo nos encontramos en uno de esos dos extremos.

¿Por qué un toro y un oso?

Existen varias teorías sobre por qué el toro (bull) y el oso (bear) representan los mercados alcista y bajista, respectivamente.

Una de ellas atribuye su origen a los espectáculos de peleas de animales populares en Inglaterra entre los siglos XVI y XIX.

Dos de las variantes de esa tradición (abolida por el Parlamento en 1835) consistían en enfrentar a un toro o a un oso contra jaurías de perros en un recinto cerrado.

Pelea de osos y perros o "bear baiting" en Londres en 1820

Getty Images
Pelea de osos y perros o “bear baiting” en Londres en 1820.

Los toros embestían a los perros con movimientos de cabeza de abajo hacia arriba, mientras los osos lanzaban sus zarpazos de arriba hacia abajo, por lo que los pioneros de la Bolsa de Londres (fundada en 1801) habrían incorporado estos términos a su jerga.

Otra teoría alude a la -hoy todavía usada- expresión “vender la piel del oso”, referida a intermediarios que adjudicaban pieles a clientes sin tenerlas aún en su poder.

A los “vendedores de piel de oso” se les comenzó a llamar simplemente “osos” y el término pasó a denominar un negocio con pérdidas o una tendencia bajista, mientras su opuesto sería el toro, la antítesis del oso en el ya citado espectáculo de peleas.

Otros se decantan por una explicación más sencilla: el toro es un animal que representa el vigor, la agresividad y la fuerza.

El oso, por el contrario, es tímido, parsimonioso y, sobre todo, conocido por sus largos periodos de hibernación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xzJmRZ2Sw4Y&t=92s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.